viernes, 23 de julio de 2010

La Nueva Bombonera, el sueño que no pudo ser

En 1970 salía publicado este aviso en la revista Así es Boca.
En 1965, Alberto José Armando, el mejor presidente de la historia de Boca Juniors, había iniciado un ambicioso proyecto: rellenando aguas del Río de la Plata, en la costanera sur, el club levantaba su "Ciudad Deportiva". Hasta donde se pudo avanzar, se construyeron 30 hectáreas sobre un total de 6 islas comunicadas por puentes, en la que se llegó a inaugurar un anfiteatro para 1.200 personas, confitería, restaurante, un popular autocine, canchas de fútbol, tenis y básquet, dos piletas de natación y un sector para la pesca y para otras actividades sociales y deportivas. Esta zona premiada desde diferentes sectores de la arquitectura y el urbanismo no solamente era para el disfrute de los socios xeneizes sino para todos los porteños.

Pero la joya de la Ciudad Deportiva iba a ser el nuevo estadio que remplazase a La Bombonera, que ya quedaba chica para la enorme cantidad de público que siempre siguió a Boca Juniors. Tendría un aspecto similar al Camp Nou de Barcelona y con entusiasmo se plantaron los pilotes, primera parte visible de la construcción. El plan de obras preveía inaugurar el nuevo escenario el 25 de mayo de 1975, tres años antes de la Copa del Mundo a disputarse en la Argentina. Iba a tener capacidad para 100 mil personas y ser el más moderno del Mundial '78.

Para financiar la construcción en 1970 se empezaron a vender abonos a palcos y plateas por 25 años. Había crédito y se podían pagar hasta en 60 cuotas. Pero...

La crisis económica de 1973, la suba incontenible de precios, la caída de los salarios, el agitado panorama político y finalmente la hiperinflación derivaron en medidas desesperadas para contener la economía, como el denominado Plan Gelbard. Pero la suba del dólar continuó con la devaluación del peso y la muerte del presidente Juan Domingo Perón, el 1º de julio de 1974, dejó todo en manos de su viuda María Estela Martínez, vicepresidenta incapaz de gobernar.

Cuando llegó la fecha señalada para la inauguración, la obra estaba apenas empezada, paralizada y abandonada. Varios sectores de la Ciudad Deportiva no eran más que un basural. Once días después, el 4 de junio de 1975, el entonces ministro de economía Celestino Rodrigo dispuso un brutal ajuste que duplicó los precios y provocó una crisis terminal en el gobierno de Isabel Perón. Se lo llamó el Rodrigazo y fue el ajuste más salvaje aplicado a la economía argentina. Fue, también, la antesala de los años más oscuros del país.

Esa Argentina paralizada y sumida en la violencia interna fue el contexto en el que naufragó el sueño del visionario Alberto J. Armando, el presidente que más tiempo comandó a Boca Juniors. En sus 21 años al frente del club (divididos en dos períodos) el equipo de fútbol ganó 4 campeonatos de Primera división (1954, 1962, 1964 y 1965), una Copa Argentina (1969), 3 veces el Campeonato Nacional (1969, 1970 y 1976), el Metropolitano 1976, dos Copas Libertadores de América (1977 y 1978) y la ansiada Copa Intercontinental, en 1978.

4 comentarios:

Rafael dijo...

lo vi hace mucho, una ciudad deportiva de pm, sabes lo que sería hoy en dia ese proyecto...ojala se de algun día

Gabo dijo...

Hoy ese proyecto sería imposible de realizarse por falta de lugar fisico. El estadio sería de puta madre, pero cuando el país está en una tremenda crisis poco se puede hacer.

http://elsubteciudadano.wordpress.com

Nicolás dijo...

Muchas veces me priva la ignorancia, otras la corta edad (?) pero como entender que una de las ligas mas exquisitas de fútbol -la argentina- tenga a sus partícipes (clubes) con semejantes problemas financieros, con una enorme falta de infraestructura. Y la sociedad..., desbordada sin encontrar reparos en un domingo de aliento al club de sus amores y sólo empeñada -los típicos insensatos- en romper esas instalaciones que también les pertenece (claro si son socios!).
Ojalá Boca, River, Racing, Independiente o cualquier otro club tenga una visión mas allá y logren desarrollar estas `ciudades deportivas´.

Tony dijo...

Impresionante!!!!! Hace una vida que estaba buscando una imagen de ese estadio. Recuerdo haber visto una maqueta del mismo en una nota de Telefe noticias alla por el 1991 que hablaba sobre la deuda interna.
Gracias al autor de este blog.