martes, 18 de junio de 2019

Matthias Sindelar, la dignidad primero

Elegido ‘Futbolista Austríaco del Siglo XX’, su legado va mucho más lejos de la maravillosa selección que comandó: fue un canto a la dignidad.


Austria quedaba más lejos de Uruguay en 1930 y, como otros países europeos, decidió no acudir al primer Campeonato Mundial. Sobran crónicas que lo señalan como el mejor fútbol de entonces. La Selección guiada por Hugo Meisl era llamada Wunderteam, el equipo maravilla. En su estilo fino y coordinado, comparado con una orquesta vienesa, se destacaba un largo y desgarbado violinista: Matthias Sindelar.

Era tan flaco y alto que parecía quebrarse, su imagen débil le valió el apodo de Papierene, el hombre de papel. Pero su fragilidad no importaba cuando paseaba la pelota junto a su pie derecho.

Había nacido el 8 de febrero de 1903 en Kozlov, una aldea morava que pertenecía al Imperio Austro-Húngaro. Único hijo varón entre tres hermanas, tuvo su mejor amigo en un balón que hacía correr por las calles de Favoriten, el 10º distrito de Viena, donde no pasó desapercibido… A los 15 años empezó a vestir la casaca del Hertha y a los 20 ya era la figura del gran FK Austria, con el que ganó tres copas nacionales en los primeros tres años. En el club, ligado a la comunidad judía de Viena, conoció a su mujer, Camila Castagnola, hija de judíos italianos.
Remate de Sindelar durante la goleada 6-0 en Berlín.

En 1926 debutó en la Selección, con la que empezó a deslumbrar a Europa. En 1931 fue el summum: Austria humilló a Escocia 5-0 en Glasgow y a Alemania 6-0 en Berlín. Para el Mundial de 1934, el Wunderteam era candidato al título mundial, pero tuvo un escollo mayor que la gran Selección Italiana en semifinales. Varios testigos aseguraron que el régimen fascista de Roma había amenazado a los árbitros, y el gol de Guaita fue el único que figuró en el score. Los dos de Sindelar no fueron cobrados por offsides. Mal sancionados, claro.

Los sueños del equipo austríaco debían esperar cuatro años, hasta el Mundial Francia ‘38. Pero no pudo ser. En marzo de ese año, el III Reich invadió Austria y en abril hubo un referéndum entre la población: el 99,73 % de los austríacos estuvo de acuerdo con la anexión. Claro, en la papeleta se debía poner una cruz en un gran casillero que decía o en uno más pequeño el NO… ¿Manipulación? Eso no era nada, se debía votar delante de los oficiales de la SS y entregarles la boleta en la mano. Austria se convirtió en la provincia de Ostmark. Ya no era un país, no podía jugar el Mundial.

Para Hitler, tal como pretendió hacerlo con los Juegos Olímpicos de Berlín en 1936, una victoria germana sería una gran propaganda para su delirio de la ‘raza superior’. Como los mejores futbolistas eran los austríacos, podía echar mano a ellos. Ahora, Alemania era la favorita para el Mundial a disputarse en Francia. Pero Sindelar, de 35 años, alegó una lesión para no ponerse la camiseta con la cruz swastika ni hacer el repugnante saludo nazi.

Antes de la copa, el Führer organizó un ‘amistoso’ en Viena para celebrar el Anschluß, la ‘unificación’: el 3 de abril de 1938, Alemania contra Ostmark. Hasta el árbitro fue alemán. Sindelar se curó de golpe para vestir la casaca de su tierra, aun en condiciones desiguales. Sabía que si Austria ganaba, estaría en problemas ante los ojos de Hitler. Pero a veces el hombre prefiere ser leal a su corazón: el viejo Matthias jugó el mejor partido de su vida y marcó el primer gol del 2-0 ante la escuadra nazi. Después de ese partido, los mejores jugadores austríacos pasarían a vestir la camiseta germana.

3 de abril de 1938: "Ostmark" vence a Alemania
2-0 en Viena ante 60 mil espectadores.
Lo ‘invitaron’ nuevamente a jugar el Mundial para Alemania, pero se negó. Los nazis abolieron el profesionalismo y ya no pudo vivir del fútbol. Aunque por esos días en Viena no se sabía, los judíos encarcelados eran llevados a campos de concentración; el futuro era negro. Su compañero y amigo Camilo Jerusalem, judío, se fue a jugar al Sochaux francés; Nausch, el capitán de Austria, logró huir a Suiza junto a su esposa judía, y se incorporó al Grasshopper.

Todo se hubiera 'resuelto' poniéndose la camiseta alemana, pero el deseo de ser digno fue más fuerte. El holocausto estaba por comenzar, pero él no lo iba a conocer. Era 23 de enero de 1939; cuando la policía nazi encontró los dos cuerpos en un ambiente asfixiante por el monóxido de carbono de una estufa en mal estado. ¿Accidente? ¿Suicidio?  ¿Asesinato? Unos 40 mil vieneses desafiaron al terror y acompañaron a Sindelar y a Camila hasta el cementerio. El correo colapsó ante los miles de telegramas de condolencia que llegaron desde toda Europa.

Como pudo, de un modo triste y sin retorno, el mejor jugador del mundo le hizo una gambeta al horror y a la locura de Hitler.

sábado, 15 de junio de 2019

Tabla histórica de la Copa América



1. ARGENTINA
398 puntos / 14 títulos
PJ: 189 G: 120 E: 38 P: 32 Goles: 455/175

2. URUGUAY
362 puntos / 15 títulos
PJ: 198 G: 109 E: 34 P: 55 Goles: 403/218

3. BRASIL
335 puntos / 8 títulos
PJ: 179 G: 100 E: 35 P: 44 Goles: 408/199

4. PARAGUAY
226 puntos / 2 títulos
PJ: 169 G: 62 E: 40 P: 67 Goles: 254/295

5. CHILE
225 puntos / 2 títulos
PJ: 178 G: 65 E: 30 P: 83 Goles: 285/304

6. PERÚ
198 puntos / 2 títulos
PJ: 149 G: 54 E: 36 P: 59 Goles: 213/232

7. COLOMBIA
153 puntos / 1 título
PJ: 114 G: 43 E: 24 P: 47 Goles: 133/184

8. BOLIVIA
86 puntos / 1 título
PJ: 113 G: 20 E: 26 P: 67 Goles: 104/280

9. MÉXICO
70 puntos
PJ: 48 G: 19 E: 13 P: 16 Goles: 66/62

10. ECUADOR
70 puntos
PJ: 119 G: 16 E: 22 P: 81 Goles: 127/315

11. VENEZUELA
35 puntos
PJ: 63 G: 7 E: 14 P: 42 Goles: 46/171

12. COSTA RICA
18 puntos
PJ: 17 G: 5 E: 3 P: 9 Goles: 17/31

13. ESTADOS UNIDOS
17 puntos
PJ: 18 G: 5 E: 2 P: 118 Goles: 17/29

14. HONDURAS
10 puntos
PJ: 6 G: 3 E: 1 P: 2 Goles: 7/5

15. PANAMÁ
3 puntos
PJ: 3 G: 1 E: 0 P: 2 Goles: 4/10

16. QATAR
1 punto
PJ: 1 G: 0 E: 1 P: 0 Goles: 2/2

17. JAPÓN
1 punto
PJ: 4 G: 0 E: 1 P: 3 Goles: 3/12

18. JAMAICA
0 punto
PJ: 6 G: 0 E: 0 P: 6 Goles: 0/9

19. HAITÍ
0 punto
PJ: 3 G: 0 E: 0 P: 3 Goles: 1/12

Nota: se computan tres puntos por partido ganado desde la edición de 1993, pero a los efectos de confeccionar esta tabla se sumaron tres puntos por victoria desde la primera, en 1916.
Tabla actualizada al 18 de junio de 2019.

martes, 11 de junio de 2019

Todas las mascotas de la Copa América

La Copa América 1987 se sumó a la costumbre que comenzó en el Mundial 1966, la de presentar una mascota en cada campeonato. La tradición no se interrumpió desde entonces. Un repaso a esta historia que ahora se escribe (o dibuja, mejor dicho) cada cuatro años y se transforma en una expresión cultural de cada país anfitrión.


Brasil 2019 - Zizito
Es un capiraba, el mayor roedor del mundo y considerado uno de los animales más sociables del continente americano. Su nombre viene de Zizinho, el ídolo de Pelé que sigue siendo el máximo goleador de la Copa América, con 17 tantos (junto al argentino Norberto "Tucho" Méndez).

Chile 2015 - Zincha
Se trata de un zorro culpeo, elegido porque está a lo largo de la cordillera de Los Andes, donde se lo puede encontrar en Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Chile y una parte de Argentina. Es decir en seis de los países que jugarán el torneo.


Argentina 2011 - Suri
Al igual que para el Mundial Sub 20 de 2001, los argentinos escogieron a un ñandú para acompañar al torneo. Es también conocido como ñandú de Darwin (Pterocnemia pennata), ñandú del norte, choique, ñandú petiso, ñandú cordillerano o suri, de donde proviene el nombre de la mascota. Es un ave no voladora que habita los matorrales abiertos en la estepa patagónica y la meseta andina, sobre los 3.500 metros de altitud. Para esta ocasión se puso la histórica camiseta celeste y blanca.


Venezuela 2007 - Guaki
Se trata de una guacamaya bandera, ave emblemática del trópico que está en peligro de extinción y debe su nombre a sus alas, cuyo plumaje muestra el amarillo, azul y rojo de la bandera venezolana. Fue diseñada por Jhoyling Zabaleta, una chica de 15 años que ganó un concurso en el que participaron casi cinco millones de estudiantes de todo el país.


Perú 2004 - Chasqui
Los chasquis eran los mensajeros del Imperio Inca, muchachos fuertes, atléticos, preparados para recorrer el Tawantinsuyu transportando mensajes y alimentos hasta el Cusco. La correa roja de su morral forma, sobre su vestimenta blanca, la camiseta de la Selección Peruana. En Lima decían con sarcasmo que en realidad era una caricatura del entonces presidente Alejandro Toledo.


Colombia 2001 - Ameriko
Extraña mélange de Astroboy, Pokémon y Teletubbie, este muñeco no tiene ninguna referencia nacional salvo los colores. Según sus creadores, es un extraterrestre del planeta Ko, que llegó a Colombia para disfrutar de la Copa América. Su presencia era habitual en los meses previos al certamen, pero fue tan repudiado que, misteriosamente, desapareció una vez que comenzó el torneo.


Paraguay 1999 - Taguá
Con rasgos algo toscos, se trata de un taguá, un mamífero también llamado pecarí del Chaco, jabalí, solitario, orejudo o Catagonus wagneri, tal su nombre científico, que es endémico en el Gran Chaco de Paraguay, Bolivia y del norte de Argentina. Para resaltar su origen guaraní, viste los colores de la bandera y toma el refrescante tereré, bebida mezcla de agua fría con yerba mate.


Bolivia 1997 - Tatú
Los bolivianos también recibieron a sus hermanos con su fauna autóctona: un tatú carreta que vestía bajo su caparazón el uniforme verde del seleccionado altiplánico. Según los países lo llaman armadillo, quirquincho, peludo, mulita, cachicamo, etc., son mamíferos y se extienden por Sur y Centroamérica. Pertenece a la familia de los Dasypodidae.


Uruguay 1995 - Torito
Tierra ganadera, el Uruguay dejó de lado al indiecito charrúa con el mate bajo el brazo que había dibujado para el Mundialito de 1980 y apostó a la masculina y fornida figura del toro. Simple, sin vueltas, como su nombre, Torito se puso la Celeste y terminó dando la vuelta olímpica en el Centenario. Un detalle: las pezuñas-botines son de una originalidad espectacular.


Ecuador 1993 - Choclito
¿Un choclo que juega a la pelota? Sí, en la imaginación mascoteril (?) todo es posible. Maíz, mazorca, milho, panocha, elote y tantas otras denominaciones recibe que es fácil intuir que ya estaba extendido por toda la América prehispánica. Eso sí, aun con decenas de variedades, éste con la bandera tricolor ecuatoriana es toda una novedad.


Chile 1991 - Guaso
Una rara mezcla de trazo moderno, garabateado a mano alzada, con tradición rural trasandina: el "huaso" que anda a caballo en la zona centro y sur de Chile. Hábiles jinetes en el rodeo chileno, son los equivalente al gaucho argentino. En este difuso diseño no se llega a precisar si juega al fútbol o baila la cueca.


Brasil 1989 - Tico
Un sabiá (Turdus rufiventris), típico pajarito paulista, fue adoptado por todo Brasil para la Copa América que terminaron ganando en el Maracaná. Tico desparramaba simpatía pero todos se preguntaban por qué no lo vistieron con la tradicional camiseta verdeamarela...


Argentina 1987 - Gardelito
La figura aniñada de Carlos Gardel, ícono del tango y símbolo mítico de la argentinidad, fue la que le dio la bienvenida a la nueva era de la Copa América. En 1987 se volvió a una sede única y comenzó la rotación que llevaría el torneo a los diez países miembro de la Conmebol.