sábado, 24 de septiembre de 2022

La maldición de la Copa América

La Copa América es el trofeo continental de selecciones más antiguo del fútbol mundial. Se entregó por primera vez en 1917, cuando Uruguay organizó la segunda edición del Campeonato Sudamericano.
En 1930, cuando se disputó por primera vez la Copa Mundial de la FIFA, comenzó una extraña "maldición" que se repitió inalterablemente durante los 21 Mundiales: ninguna Copa del Mundo pudo ser levantada por la selección que llegaba como poseedora de la Copa América.
Este es el repaso a las 21 ocasiones en las que el trofeo sudamericano cumplió su "maldición" en el Mundial siguiente:

Por PABLO ARO GERALDES

URUGUAY 1930
La selección de Argentina llegó a la primera cita mundialista como campeón sudamericano de 1929. Había conquistado el trofeo ganando los tres partidos que tuvo que disputar en el Gasómetro de Boedo, a Perú, Paraguay y Uruguay. En el campeonato Mundial perdió la final ante el anfitrión.
ITALIA 1934
En un período de tensión en el fútbol rioplatense (Argentina había cortado relaciones con Uruguay tras el Mundial del '30), no se disputaba el Sudamericano y la Copa América seguía en poder de Argentina. En el mundial, con una selección amateur, duró un partido, en el que fue eliminado por Suecia.
FRANCIA 1938
El Gasómetro fue de nuevo el escenario donde Argentina ganó la Copa América 1937, en una final desempate sobre Brasil que necesitó tiempo extra. Pero los argentinos desistieron de ir al Mundial por considerar que tenían derecho a organizarlo en virtud de la alternancia Sudamérica-Europa.
BRASIL 1950
Como local, Brasil se quedó cómodamente con la Copa América tras bailar a Paraguay 7-0 en la final del Sudamericano 1949. Marcó 46 goles en 8 partidos y se preparaba para la gran fiesta de 1950. Pero la maldición explotó en su máxima expresión y perdió 2-1 la definición mundialista ante Uruguay.
SUIZA 1954
Paraguay obtuvo la Copa América por primera vez en 1953, en el Sudamericano disputado en Lima, Perú. En la final dio el batacazo y superó a Brasil 3-2. Pero los brasileños se tomaron revancha meses después y en una breve eliminatoria dejaron a los guaraníes fuera del Mundial.
SUECIA 1958
Una de las mejores selecciones de Argentina de todos los tiempos brilló en el Sudamericano de Lima '57. Los Carasucias golearon a Colombia, Ecuador, Uruguay, Chile, y Brasil. En el Mundial la celeste y blanca fue humillada y el adiós en primera ronda pasó a la historia como "El desastre de Suecia".
CHILE 1962
Con el 1-1 con Brasil en la última fecha, Argentina ganó el Sudamericano '59 disputado íntegramente en cancha de River (Uruguay ganó un extra en diciembre en Guayaquil, pero no estaba en juego la Copa América). En el Mundial los argentinos volvieron a quedarse afuera en primera ronda.
INGLATERRA 1966
En 1963 Bolivia organizó la Copa América por primera vez... y la ganó de manera invicta, con la altura como aliada. Pero dos años después fracasó en las eliminatorias contra Argentina y Paraguay y no clasificó para la Copa del Mundo en casa de los inventores del fútbol.
MÉXICO 1970
La Copa América parecía estabilizada en su período cada cuatro año y Uruguay se quedó, invicto, con el trofeo en el certamen jugado en Montevideo en 1967. En el Mundial de México tuvo a un equipazo, pero en semifinales chocó contra el maravilloso Brasil de Pelé y compañía.
ALEMANIA FEDERAL 1974
Problemas económicos llevaron a que no se disputara la Copa América en 1971, por lo cual Uruguay seguía en posesión del trofeo al momento de ir a tierras germanas. En el Mundial fue goleado por Holanda y Suecia y apenas rescató un empate con Bulgaria. Despedida en primera ronda.
ARGENTINA 1978
Con el mejor equipo de toda su historia Perú ganó la Copa América 1975, que ya no se disputaba en una sede fija sino en grupo con partidos de ida y vuelta. En tres finales se impuso a Colombia. Pero tres años después, con otro gran once, perdió los tres partidos de la segunda ronda en el Mundial argentino.
ESPAÑA 1982
En otra definición que necesitó tercer partido, Paraguay superó a Chile en cancha de Vélez y se quedó con la Copa América 1979. Pero en la eliminatoria camino a España la Albirroja fue vencida por los propios chilenos y tuvieron que ver el Mundial por TV.
MÉXICO 1986
En 1983 la Copa América se jugó por última vez sin sede fija y con el poco popular sistema de partidos ida y vuelta. La ganó Uruguay en dos vibrantes finales contra Brasil. La Celeste reunía una buena generación pero en el Mundial sufrió de más y fue eliminado por Argentina en octavos de final.
ITALIA 1990
En 1987 la Conmebol adoptó el formato actual para la Copa América, rotando por todos los países con una periodicidad de dos años. Brasil la ganó en 1989, en el Maracaná, y al año siguiente fue eliminada del Mundial por Argentina en un infartante encuentro de octavos de final.
ESTADOS UNIDOS 1994
La selección de Argentina ganó la Copa América Chile '91 y repitió el triunfo en Ecuador '93. Esta chapa y la presencia de Maradona la convertían en candidata para el mundial estadounidense pero el dopping positivo de Diego contra Nigeria mató el alma del plantel, que cayó ante Rumania en octavos.
FRANCIA 1998
Una poderosa selección de Brasil levantó la Copa América en Bolivia '97 y viajaba al Mundial con el brillo de Ronaldo, Bebeto y Rivaldo como estandartes. Ese potencial volvió a destacarse en el Mundial pero en la final cayeron estrepitosamente con un 3-0 a manos de los franceses.
COREA DEL SUR - JAPÓN 2002
En un doble estreno, Colombia organizó por primera vez la Copa América y se quedó con el trofeo. Sin embargo, en la segunda eliminatoria mundialista sudamericana disputada con la fórmula de todos contra todos quedó relegada a la sexta posición y ni siquiera pudo llegar al repechaje con Australia.
ALEMANIA 2006
En la Copa América Perú 2004 se dio en la final el duelo de gigantes y Brasil superó a la Argentina por penales. El Scratch viajó a Alemania con un halo de candidato invencible, pero en cuartos de final se cruzó con una Francia inspiradísima que volvió a estropearle el camino al título.
SUDÁFRICA 2010
En 2007 la Copa América se celebró por primera vez en Venezuela. Y al igual que en la edición anterior, Brasil se impuso sobre Argentina en la final, esta vez con un contundente 3-0. Pero en el Mundial sudafricano la verdeamarela no pudo superar a Holanda en los cuartos de final.
BRASIL 2014
Tras una Copa América Argentina 2011 de pobre nivel, Uruguay se alzó con toda justicia con el trofeo continental. En el Mundial cayó ante Costa Rica y aunque se recuperó y despachó a Italia e Inglaterra, Colombia terminó con la aventura celeste en octavos de final.
RUSIA 2018
La selección de Chile conquistó por primera vez la Copa América en 2015 y al año siguiente completó el doblete con la Copa América Centenario. Pese a su poderoso equipo, cayó en la última fecha de las eliminatorias y tuvo que ver el Mundial de Rusia por televisión...

QATAR 2022
Después de 28 años sin títulos, Argentina cortó la racha y se llevó la Copa América batiendo a Brasil en el mismísimo Maracaná en una Copa América que pasó de 2020 a 2021 por la pandemia. Al equipo que conduce Lionel Scaloni le queda el desafío de romper de una vez por todas con la maldición.




martes, 20 de septiembre de 2022

Brasil, ni verde ni amarelo: azul y oro


Texto del libro Un siglo de Copa América

En 1937 la camiseta brasileña todavía era blanca con vivos azules. Recién en 1954 estrenó la mundialmente conocida verdeamarela. Sin embargo en la Copa América 1937 (que empezó el 27 de diciembre de 1936) disputada en Buenos Aires la Seleçao se vestiría con colores argentinos.

Aquel Sudamericano de disputó integramente de noche. Para el debut contra Perú en el Gasómetro de Boedo, a la hora del comienzo el árbitro chileno Alfredo Vargas se encontró con un imprevisto: ambas selecciones vestían de blanco (los peruanos con una franja roja). Así jugaron los primeros 45 minutos, ante el descontento del público y la confusión de los propios protagonistas En una solución de emergencia, los peruanos aceptaron un juego de casacas de San Lorenzo de Almagro para jugar el complemento. Brasil ganó 3-2.

Siete días después, el 3 de enero, debían enfrentar a Chile, que también usaba camiseta blanca. Sabedores de antemano de las dificultades visuales que un partido nocturno le sumaba a dos equipos con la misma casaca, y como era el único encuentro de esta edición pautado en la vieja cancha de Boca Juniors, para congraciarse con el público local aceptaron el ofrecimiento de lucir la histórica azul y oro. Les trajo suerte: aquella noche vencieron 6-4.

Brasil formó con Jurandir - Nariz, Jaú - Tunga, Brandão, Canalli (ST Afonsinho) - Roberto, Luizinho, Carvalho Leite (ST Niginho), Tim y Patesko.
Los goles "boquenses" los marcaron 1:0 Patesko (2' y 26'), Carvalho Leite (6'), Luizinho (30' y 35') y Roberto (68').

viernes, 16 de septiembre de 2022

Dos generaciones en la cancha

La noticia llegó desde el estadio Romildo Ferreira de Mogi Mirim (SP), Brasil y marcó un hito en la historia del fútbol: el 14 de julio de 2015, en el partido entre Mogi Mirim y Macaé, por la 13ª fecha de la Série B del Brasileirão, Rivaldo (de 43 años) marcó un gol luego de que anotara su hijo Rivaldo Jr., de 20.
A los 2' abrió el marcador Rivaldinho, a quien a los 16' le hicieron un penal: su padre fue el encargado de transformarlo en gol, el primero desde su retorno a su país. A los 41', el hijo aumentó la cuenta.
"Creo que entré en la historia. Había oído de padres que disputaron partidos oficiales junto a un hijo, pero nunca que ambos hayan marcado goles", declaró Rivaldo, quien además es el presidente del Mogi Mirim.

Pero el caso de los Rivaldo no es el primero. Aquí propongo un repaso a algunas parejas de padre e hijo que compartieron un partido oficial. Hay más, claro. Si tienes algún dato más escríbeme aquí.

El 25 de mayo de 2008, Juan Carlos Bazalar (40 años), jugó junto a su hijo Carlos Alonso (17), en un partido por la primera división peruana entre Cienciano y Juan Aurich. Ambos fueron titulares en la victoria 3-2 de los cusqueños.
Carlos y Juan Carlos Bazalar, con la camiseta de Cienciano.
La gran partida de futbolistas uruguayos hacia el exterior hace que el torneo local tenga un alto porcentaje de juveniles y de veteranos. En este marco, el delantero Carlos María Morales jugó el 24 de agosto de 2008 junto a su hijo Juan Manuel con la camiseta de Montevideo Wanderers, ante Peñarol por la primera división. A los 39 años el ex goleador fue titular, mientras que su hijo, volante de 19, entró a los 56'. El partido terminó con derrota 2-1.
Carlos Maria y Juan Manuel Morales, en Montevideo Wanderers.
Otro caso conocido en Uruguay es el de los Pandiani. A los 37 años Walter fue contratado por Miramar Misiones, equipo de  Montevideo que también ficho a su hijo Nicolás, de 17. Padre delantero e hijo lateral derecho compartieron la camiseta de las Cebritas.
Nicolás y Walter Pandiani.
En la Argentina se dio un caso en la Primera C, en marzo de 2009: a los 42 años, Alberto Federico Acosta se sumó a Fénix, el equipo de su hijo Mickael, de 18. Por la 28ª fecha perdieron 1-0 ante Berazategui. El ex goleador de San Lorenzo, Boca Juniors y Universidad Católica, entre otros, jugó desde el arranque mientras que Mickael ingresó en el segundo tiempo.
Mickael y el Beto Acosta.
Otro caso remarcaba es el del ruso Aleksei Eremenko, quien entre 2002 y 2003 compartió el fin de su carrera en el HJK de Helsinki, Finlandia, con sus hijos Aleksei (h) y Román (este ultimo estaba aún en el equipo juvenil). Sus dos hijos vistieron la camiseta de la selección de Finlandia.

En 1978, el Bolívar campeón de Bolivia tuvo en su alineación a los argentinos Luis Gregorio Gallo y su hijo Walter Gallo en varios partidos, entre ellos los clásicos ante The Strongest.
En la Argentina, Gallo padre es recordado por un episodio que lo marcó en 1968: jugando para Vélez Sarsfield en las finales ante River Plate, rechazó una pelota con una mano sobre la línea de gol (era la victoria y el título para River) y el árbitro Guillermo Nimo no sancionó el penal.
Abajo, tercero desde la izquierda, Luis Gregorio Gallo.

Entre selecciones hay un par de casos. El primero en Barbados: entre 1931 y 1933 Arthur Reynolds Foster compartió la titularidad con su hijo Arthur Colin Foster. Juntos jugaron 6 partidos, con una particularidad: en el último, el 26 de octubre de 1933 ante la Trinidad, también jugó otro hijo: Lindsay Reynolds Foster.
Parados. desde la izquierda: 2º Lindsay Reynolds Foster; 6º Arthur Colin Foster.
Sentado, con la pelota, Arthur Reynolds Foster, el padre.

En la selección de Islandia ocurrió algo emocionante con los Guðjohnsen, cuando visitaron a Estonia en Tallin, el 24 de abril de 1996. Estrictamente hablando, no jugaron juntos en la cancha, pero disputaron el mismo partido; Eiður (de 17 años) entró desde el banco de suplentes en reemplazo de su padre Arnór (de 35), a los 62 minutos.
Ambos quería jugar juntos, pero Eggert Magnússon, presidente de la federación islandesa prefirió que el histórico acontecimiento ocurriese en suelo propio y le pidió al DT Logi Ólafsson que no los alineara juntos contra Estonia. Islandia ganó 3-0 con tres goles de Bjarki Gunnlaugsson. Antes del siguiente partido el joven Eiður se lesionó un tobillo jugando para la selección Sub-18; cuando se recuperó, su padre ya se había retirado.
Los Guðjohnsen y el histórico momento en el que Eiður reemplazó su padre.