jueves, 30 de mayo de 2019

Historial de la UEFA Europa League


La UEFA Europa League es el segundo torneo europeo más importante a nivel de clubes organizado por la Unión de Asociaciones de Fútbol Europeas (UEFA). Fue creada en 1955 originalmente como una competencia para las ciudades, donde se llevaron a cabo ferias internacionales y la participación de los equipos no estaba relacionadas con la posición final en las ligas nacionales.

Las primeras ediciones tuvieron varios equipos-ciudad, por lo general eran combinados de jugadores de los mejores clubes de dicha ciudad (Copenhague, por ejemplo). Hacia fines de los años 60s se la llamaba "Copa de subcampeones" hasta que en 1971 fue sustituida por la Copa de la UEFA.
La asignación del número de plazas por país en base a las actuaciones de los equipos en las últimas cinco temporadas; todos los países tienen garantizado un cupo y los tres países mejor rankeados pueden introducir hasta cuatro participantes.

Fue tradicionalmente impugnada por 64 equipos, pero debido a la aparición de nuevos países en el mapa europeo, la UEFA aumentó el número y sumó rondas de clasificación. En la temporada 2004/05 se incorporó una fase de grupos.
En 2009/10 pasó a denominarse UEFA Europa League.

HISTORIAL
Copa de Ferias
1955/58 Barcelona
1958/60 Barcelona
1960/61 Roma
1961/62 Valencia
1962/63 Valencia
1963/64 Real Zaragoza
1964/65 Ferencváros
1965/66 Barcelona
1966/67 Dinamo Zagreb
1967/68 Leeds United
1968/69 Newcastle United
1969/70 Arsenal
1970/71 Leeds United
Copa de la UEFA
1971/72 Tottenham Hotspur
1972/73 Liverpool
1973/74 Feyenoord
1974/75 Borussia Mönchengladbach
1975/76 Liverpool
1976/77 Juventus
1977/78 PSV Eindhoven
1978/79 Borussia Mönchengladbach
1979/80 Eintracht Frankfurt
1980/81 Ipswich Town
1981/82 IFK Göteborg
1982/83 Anderlecht
1983/84 Tottenham Hotspur
1984/85 Real Madrid
1985/86 Real Madrid
1986/87 IFK Göteborg
1987/88 Bayer Leverkusen
1988/89 Napoli
1989/90 Juventus
1990/91 Internazionale
1991/92 Ajax
1992/93 Juventus
1993/94 Internazionale
1994/95 Parma
1995/96 Bayern München
1996/97 Schalke 04
1997/98 Internazionale
1998/99 Parma
1999/00 Galatasaray
2000/01 Liverpool
2001/02 Feyenoord
2002/03 Porto
2003/04 Valencia
2004/05 CSKA Moscú
2005/06 Sevilla
2006/07 Sevilla
2007/08 Zenit Sankt-Peterburg
2008/09 Shakhtar Donetsk
UEFA Europa League
2009/10 Atlético de Madrid
2010/11 Porto
2011/12 Atlético de Madrid
2012/13 Chelsea
2013/14 Sevilla
2014/15 Sevilla
2015/16 Sevilla
2016/17 Manchester United
2017/18 Atlético de Madrid
2018/19 Chelsea

Chelsea, el último campeón.

LISTA DE CAMPEONES POR PAÍSES
España - 17
Inglaterra - 13
Italia - 10
Alemania - 6
Holanda - 4
Portugal - 2
Rusia - 2
Suecia -2
Bélgica - 1
Turquía - 1
Ucrania - 1
Yugoslavia - 1
Hungría - 1

jueves, 23 de mayo de 2019

Isidro Lángara: el vasco inolvidable

Por PABLO ARO GERALDES

Infinidad de veces los hinchas se preguntaron: si casi la mitad de los argentinos lleva un apellido español, si su inmigración se hizo de a millones y hoy su colectividad es de las más extensas, ¿por qué el Deportivo Español no es el equipo más popular del país? La respuesta es sencilla: llegó tarde al reparto de hinchas.

Cuando se fundó el club de la colectividad española, el 12 de octubre de 1956, los vascos, gallegos, asturianos, andaluces, etc que vivían en la Argentina (y sus descendientes) ya eran hinchas de San Lorenzo de Almagro.

Hacia fines de los años '30, miles de españoles encontraron refugio y brazos abiertos en la Argentina, escapando del horror de la Guerra Civil. Pero la explicación de esta identificación de los españoles con el equipo del barrio porteño de Boedo no es racional. Fue un amor a primera vista que se selló para siempre el 21 de mayo de 1939, apenas dos días después del desfile de la victoria de Francisco Franco en Madrid. Y el protagonista excluyente fue el vasco Isidro Lángara, un centrodelantero que llegaba desde México con laureles de goleador. Las noticias de su talento tenían un aval importante: en San Lorenzo ya jugaba el vasco Ángel Zubieta, quien lo había acompañado en la Selección de Euskadi que deslumbró en el exilio. Además, Guillermo Stábile lo había visto en Europa y le garantizó a los dirigentes sanlorencistas: "Con Lángara usted compra goles seguro".

Un barco lo traería desde México, donde había vivido unos años de su exilio, mientras su tierra vasca se desangraba por la Guerra Civil, acosada por la sombra asesina del 'Generalísimo' Francisco Franco, que quería imponer una España única, la suya, sin respetar las identidades nacionales de vascos, gallego, catalanes...

Ese domingo de otoño marcó a fuego la relación entre los hispanos y San Lorenzo. Por la 10ª fecha del campeonato, River Plate visitaba el Gasómetro de Avenida La Plata. Por la mañana recaló en el puerto de Buenos Aires el buque que traía a Lángara desde las costas aztecas, y a algún "desubicado" se le ocurrió proponerle jugar en un par de horas, sin tener en cuenta que venía de casi dos semanas de viaje. Pero el vasco, ansioso por reencontrarse con Zubieta, y orgulloso de ser un embajador deportivo de Euskal Herria, dijo que sí.

Los primeros 45 minutos fueron imborrables: Lángara marcó cuatro goles; a los 7', a los 13', a los 21' y a los 39'. La radio transmitía los goles de este grandote desconocido para el fútbol argentino. Nadie sabía quién era este nuevo ídolo que humillaba al poderoso River que tenía a jugadores de la talla de Minella, Moreno, Pedernera y Peucelle, un germen de lo que sería La Máquina.

No había marcha atrás, esa tarde todos los españoles, perseguidos o no, republicanos y falangistas, sintieron que Isidro Lángara era un motivo de orgullo nacional y se encariñaron para siempre con la camiseta roja y azul de San Lorenzo.

En total, el vasco hizo 110 goles para el equipo de Boedo, en 198 partidos hasta 1943. Es el séptimo goleador de la historia del club.
El Gasómetro revienta de gente, el fondo de River Plate no entiende nada: ¿de dónde salió este grandote? Es Isidro Lángara: del barco que lo trajo de México, directo al corazón de San Lorenzo de Almagro.
Su historia
Nacido en Pasaia, unos kilómetros al este de Donosti (Guipúzcoa), el 15 de mayo de 1912. Isidro Lángara brilló con toda su intensidad en el fútbol español de los años 30. Había comenzado en modestos equipos de su País Vasco natal, como el Siempre Adelante de Pasaia, el Andoain y, finalmente, el Tolosa CF. A los 18 años, en 1930, firmó para el Real Oviedo, con el que triunfaría hasta erigirse como uno de los jugadores más importantes de su historia. Fue Pichichi en las Ligas de 1934 (27 tantos), 1935 (26) y 1936 (27). Sus descollantes actuaciones con la casaca azul del Oviedo, lo llevaron a ser seleccionado para jugar el Mundial Italia 1934. Su promedio de gol con la Selección Española es impresionante: 17 en 11 partidos.

Su era dorada con Oviedo se cortó de manera dramática en julio de 1936, con el estallido de la Guerra Civil. En esa primera etapa con el Oviedo Lángara jugó 220 partidos oficiales y marcó 281 goles.

Durante el conflicto, Lángara combatió en el bando republicano. En 1937 se enroló en la Selección de Euskadi, el equipo nacional creado por el Gobierno Vasco para recaudar dinero en Europa para los refugiados vascos y realizar propaganda en favor del Gobierno Vasco y la República. En la Euskal Selekzioa coincidió con muchos de los mejores futbolistas vascos de la época como Luis Regueiro, Guillermo Gorostiza o Txato Iraragorri. El Euzkadi brilló en su gira europea, pero tras caer Bilbao en manos franquistas la Selección partió hacia América para proseguir su derrotero, pasando por Cuba, México y Argentina.

Finalmente esta Euskal Selekzioa se afincó en México, donde jugó la Liga Mayor de 1938/39 con el nombre de Club Deportivo Euzkadi. Fue la selección del torneo azteca y terminaron en el segundo puesto. En abril de 1939 finalizó la guerra con la derrota republicana y la Selección de Euzkadi se disolvió. Varios volvieron a Euskal Herria pero Lángara optó por seguir exiliado y buscar equipo en Argentina, donde su ex compañero y amigo Zubieta lo esperaba en San Lorenzo de Almagro
Isidro Lángara y Rinaldo Martino

En 1942 San Lorenzo viajó a México, donde disputó diez partidos. El equipo azulgrana marcó 42 goles, 23 de los cuales fueron del querido Lángara. Y se quedó. En 1943, año del comienzo de la Liga profesional mexicana, fue contratado por el Real Club España. Lángara hizo 27 goles en su primer temporada, el siguiente año marcó 38 goles y un año después 40. En México fue dos veces goleador (1944 y 1946) y ganó una Liga y una Copa.

En 1946 puso fin a su exilio y volvió a España, donde jugó nuevamente para el Real Oviedo. Fueron dos temporadas en las que vio acción en 29 partidos; marcó 23 goles.

Retornó a México, donde dejó el fútbol y se quedó a vivir allí. Entre 1950 y 1951 se dirigió a Unión Española de Chile y luego fue DT el Puebla (México), con el que conquistó la Copa México en 1953. En 1955 fue entrenador de San Lorenzo de Almagro. El 21 de agosto de 1992 murió Andoain, en su amado País Vasco.

A 80 años de su llegada victoriosa a la Argentina, el fútbol lo recuerda y San Lorenzo de Almagro lo tienen en su galería de futbolistas inolvidables.

viernes, 17 de mayo de 2019

Solamente 5 entradas

El jueves 14 de agosto de 1975 el fútbol argentino rompió un récord negativo, el de menor asistencia a un estadio de Primera División: por la penúltima fecha del campeonato Metropolitano, Racing y Rosario Central vendieron solamente 5 entradas.

El encuentro que debía comenzar a las 15:00 pero había una huelga de profesionales y pasada media hora Racing no llegaba a reunir a los 16 jugadores para salir a la cancha e integrar el banco de suplentes. Con la intervención del comisario deportivo Luis Alvez, alrededor de las 15:15 el árbitro Abel Gnecco firmó el acta en la que se dejaba constancia de esta imposibilidad: en el renglón destinado a Racing consignó "no presentó el equipo". El partido estaba oficialmente suspendido y así se comunicó.

Pero luego Central le solicitó a la Asociación del Fútbol Argentino jugarlo igual más tarde, para darle tiempo a su rival para completar el equipo y porque ellos ya habían hecho el viaje desde Rosario. Los dirigentes de la Academia echaron mano a chicos de las inferiores, que querían jugar por amor al club. Más allá de la ventaja deportiva que Racing daría jugando con los juveniles, la dirigencia estaba quebrando la voluntad de los huelguistas.

La AFA dio lugar a este pedido y fijó el horario de las 18:00. El problema es que mucha gente no se enteró de esta vuelta atrás y se quedó con la noticia de la suspensión.

A las seis de la tarde el árbitro inició el particular encuentro, con las tribunas de Avellaneda prácticamente vacías. Racing, cuyo técnico era Osvaldo Zubeldía, jugó con un equipo formado por pibes de la Octava División, que rondaban los 15 años, al mando esa tarde de Amaro Sande. Los visitantes se presentaron con la Reserva e hicieron notar la diferencia: ganaron 10-0.
En el segundo tiempo, unas dos mil personas entraron sin pagar, como era costumbre minutos después del entretiempo.

Las formaciones

RACING: Hugo Aicardi; Sergio Paparella, Roque Babino, Vicente D'Abramo (Néstor Montelongo), Rubén Insaurralde; Marcelo Sánchez, Carlos Alberto Castriota, Carlos Voscos Giménez (Domínguez), Carlos Romero; Victorio Coronel, Luis Omar Alfonso.

ROSARIO CENTRAL: Carlos Rodríguez; Ricardo March, Jorge Pellegrini, Daniel Saita, Carlos Alberto Salinas; Norberto Rossetti, Miguel Ángel Manzi, Horacio Vigna, Omar Chiodin; Oscar Américo Agonil (Eduardo Raschetti), Miguel Ángel Juárez (Carlos Alberto Gómez).

Los goles fueron convertidos por: Agonil (2', 4' y 15'), Vigna (17'), Rossetti (27'), Chiodin (28'), Juárez (40'), Rossetti (46'), Raschetti (72' y 76').

lunes, 13 de mayo de 2019

Internacionales más veteranos

Este post surge del excelente trabajo de Neil Morrison, Luca Gandini, Eric Villante y 'Kaizeler', publicado en RSSSF, fundación de la que soy miembro. ¿Quiénes son los jugadores más entrados en años que se pusieron la camiseta de su seleccionado nacional? ¿Y los goleadores?

Barrie Dewsbury, seleccionado de Sark a los 52 años
INTERNACIONALES DE MAYOR EDAD
Jugador - país
edad / fecha de nacimiento / último partido

1 Barrie Dewsbury - Sark
52 años y 11 días / 20-Jun-1951 / 1-Jul-2003 (0-16 vs Groenlandia)
George Weah - Liberia
51 años y 345 días / 1-Oct-1966 / 11-Sep-2018 (1-2 vs Nigeria)
Yórghos Koúdas - Grecia
48 años y 301 días / 23-Nov-1946 / 25-Sep-1995 (0-2 vs Yugoslavia)
James Debbah - Liberia
48 años y 271 días / 14-Dic-1969 / 11-Sep-2018 (1-2 vs Nigeria)
Wesley Bogdan - Islas Marianas del Norte
48 años y 243 días / 1-Ago-1958 / 1-Abr-2007 (0-9 vs Guam)
6 MacDonald Taylor Sr. - Islas Vírgenes Estadounidenses
46 años y 217 días / 27-Ago-1957 / 31-Mar-2004 (0-7 vs St Kitts & Nevis)
Kenny Dyer - Montserrat
46 años y 33 días / 7-Sep-1964 / 10-Oct-2010 (0-4 vs St Kitts & Nevis)
Chris Bryan - Turks & Caicos
45 años y 293 días / 17-Nov-1960 / 6-Sep-2006 (2-3 vs Bahamas)
Montgomery Butler - Islas Vírgenes Británicas
45 años y 248 días / 5-Ene-1967 / 9-Sep-2012 (0-7 vs Montserrat)
10 Billy Meredith - Gales
45 años y 229 días / 30-Jul-1874 / 15-Mar-1920 (2-1 vs Inglaterra)
11 Essam El-Hadary - Egipto
45 años y 161 días / 24-Sep-1958 / 21-Feb-2004 (0-2 vs Haití)
12 James Slaterry - Turks & Caicos
45 años y 150 días / 24-Sep-1958 / 21-Feb-2004 (0-2 vs Haití)
13 César Cueto - Perú
45 años y 79 días / 6-Jun-1952 / 24-Ago-1997 (1-0 vs Colombia)
14 Vasílis Khadzipanayís* - Grecia
45 años y 49 días / 26-Oct-1954 / 14-Dic-1999 (1-1 vs Ghana)
15 Dady Aristide - Turks & Caicos
44 años y 293 días / 6-Jun-1970 / 26-Mar-2015 (2-6 vs St Kitts & Nevis)

* Vasílis Khadzipanayís (también escrito Hatzipanagís) ostenta el récord del período más largo entre partidos internacionales: su debut con la selección de Grecia fue el 6 de mayo de 1976 (1-0 vs Poland) y su segundo partido lo jugó recién en 1999... ¡23 años después!

Otros reconocidos:
- Faryd Mondragón - Colombia
43 años y 3 días / 21-Jun-1971 / 24-Jun-2014 (4-1 vs Japón)
Roger Milla - Camerún
42 años y 198 días / 20-May-1952 / 4-Dic-1994 (1-1 vs Sudáfrica)
- Aleksandar Đurić - Singapur
42 años y 132 días / 12-Ago-1970 / 22-Dic-2012 (0-1 vs Tailandia)
- Pat Onstad - Canadá
42 años y 131 días / 13-Ene-1968 / 24-May-2010 (0-5 vs Argentina)
- Stanley Matthews - Inglaterra
42 años y 103 días / 1-Feb-1915 / 15-May-1957 (4-1 vs Dinamarca)
Jocelyn Angloma - Guadalupe
41 años y 318 días / 7-Ago-1961 / 21-Jun-2007 (1-0 vs Estonia)
Luis Enrique Capurro - Ecuador
41 años y 284 días / 1-May-1965 / 9-Feb-2003 (0-1 vs México)
Cuauhtémoc Blanco - México
41 años y 131 días / 17-Ene-1973 / 28-May-2014 (3-0 vs Israel)
Kalusha Bwalya - Zambia
41 años y 96 días / 16-Ago-1963 / 20-Nov-2004 (0-0 vs Angola)
Dino Zoff - Italia
41 años y 90 días / 28-Feb-1942 / 29-May-1983 (0-2 vs Suecia)
Bruce Grobbelaar - Zimbabwe
41 años y 32 días / 6-Oct-1967 / 7-Nov-1998 (1-1 vs Túnez)
Pat Jennings - Irlanda del Norte
41 años / 12-Jun-1945 / 12-Jun-1986 (0-3 vs Brasil)




Billy Meredith, anotó para la selección de Gales a los 45 años

GOLEADORES INTERNACIONALES DE MAYOR EDAD
Jugador - país
edad / fecha de nacimiento / último gol
Billy Meredith - Gales
45 años y 73 días / 30-Jul-1874 / 11-Oct-1919 (2-1 vs Inglaterra)
Keithtroy Cornelius - Islas Vírgenes Estadounidenses
43 años y 196 días / 3-May-1968 / 15-Nov-2011 (1-6 vs Curaçao)
Kilifi Uele - Tonga
43 años y 25 días / 14-Nov-1974 / 9-Dic-2017 (2-4 vs Nueva Caledonia)
4 Aleksandar Đurić - Singapur
42 años y 105 días / 12-Ago-1970 / 25-Nov-2012 (3-0 vs Malasia)
5 Roger Milla - Camerún
42 años y 39 días / 20-May-1952 / 28-Jun-1994 (1-6 vs Rusia)
6 Jocelyn Angloma - Guadalupe
41 años y 314 días / 7-Ago-1965 / 17-Jun-2007 (2-1 vs Honduras)
7 Stanley Matthews - Inglaterra
41 años y 247 días / 1-Feb-1915 / 6-Oct-1956 (1-1 vs Irlanda del Norte)
Dwight Ferguson ** - Islas Vírgenes Estadounidenses
41 años y 176 días / 11-Oct-1966 / 26-Mar-2008 (0-10 vs Grenada) 
8 Kalusha Bwalya - Zambia
41 años y 19 días / 16-Ago-1963 / 4-Sep-2004 (1-0 vs Liberia)
9 Fung King-Cheung - Hong Kong
40 años y 100 días / 19-Dic-1907 / 28-Mar-1948 (2-1 vs Vietnam del Sur)
10 Russell Latapy - Trinidad & Tobago
40 años y 74 días / 2-Ago-1968 / 15-Oct-2008 (2-1 vs Estados Unidos)
11 Baqtïyar Bayseyitov - Kazajistán
39 años y 311 días / 27-Ago-1952 / 3-Jul-1992 (1-0 vs Libia)
12 Morten Olsen - Dinamarca
39 años y 308 días / 14-Ago-1949 / 18-Jun-1989 (4-0 vs Brasil)
13 Jari Litmanen - Finlandia
39 años y 270 días / 20-Feb-1971 / 17-Nov-2010 (8-0 vs San Marino)

 ** ¡Dwight Ferguson marcó contra su propio arco!

Otros Reconocidos:
- Hossam Hassan - Egipto
39 años y 177 días / 10-Ago-1966 / 3-Feb-2006 (4-1 vs DR Congo)
Gabriel González - Paraguay
39 años y 168 días / 18-Mar-1961 / 2-Sep-2000 (3-0 vs Venezuela)
- Romário de Souza Faria - Brasil
39 años y 118 días / 29-Ene-1966 / 27-May-2005 (3-0 vs Guatemala)
Ángel Labruna - Argentina
38 años y 282 días / 28-Sep-1918 / 7-Jul-1957 (2-1 vs Brasil)

sábado, 11 de mayo de 2019

Todos éramos del Napoli

El fútbol era otro. Italia era la meca del fútbol mundial a la que solamente accedía un puñado de figuras de primerísimo nivel mundial: Platini, Elkjaer-Larsen, Boniek, Falcao... y se sumó Maradona. No había lugar para jugadores de segundo orden, estrellas de países emergentes ni pasaportes italianos que aparecían mágicamente. Para jugar en el calcio había que ser un crack en serio.

El fútbol era otro. Nosotros éramos otros. Adolescentes encantados con la magia de Diego, inmediatamente sumamos nuestra adhesión al Napoli a la que ya teníamos por el Barcelona. El Milan tenía un cuadro espectacular, la Juventus desplegaba un fútbol impresionante, el Inter imponía su presencia en cualquier estadio, pero nosotros no nos subíamos a los carros triunfales, simplemente nos hicimos del Napoli por amor a él.


A mediados de los ’80 no se podía ser argentino sin ser del Napoli. Esa camiseta celeste, tan poco acostumbrada a los éxitos, nos convocaba desde la presencia de Diego. El modesto equipo del sur de Italia no proponía el mismo brillo que las grandes squadras del norte, pero tenía a Maradona, como un alquimista que podía materializar los sueños más imposibles.
Lejos estaba el periodismo en aquellos años de escuela secundaria, en los que el fútbol invadía todos los espacios de conversación. Los interminables debates entre compañeros de Boca y de River, de Independiente y de Racing, de San Lorenzo y todos los demás encontraban un nuevo punto de hermandad semanal: todos éramos del Napoli.

No había todavía televisión por cable, pero el Canal 9 de Buenos Aires transmitía cada domingo el fútbol italiano. Y entonces, muchas horas antes de que nuestros equipos salieran a la cancha, cuando el fútbol se jugaba completamente en domingo, dejábamos el desayuno familiar, la misa en la Iglesia o los paseos tradicionales: allí estábamos todos frente al televisor, como tifosi napolitanos a once mil kilómetros del estadio San Paolo esperando una gambeta, una locura de Diego, un gol para gritarlo hasta la afonía. No importaba si la emisión traía las imágenes de Milan-Udinese, allí estaríamos todos esperando que sonaran las trompetas con el anuncio “Napoli in vantaggio” para alegrarnos como si se tratase de un gol de nuestro equipo de siempre.

El Mundial de México selló para siempre nuestro amor con Diego Maradona. Si aquella selección pudo conquistar la Copa del Mundo a partir del brillo del número 10, la Serie A invitaba a soñar con una hazaña semejante. ¿Podría aquel limitado equipo del Napoli llegar a la cumbre del calcio? ¿Era posible para el modesto Napoli superar a los poderosos equipos del norte? Solamente sería viable si Diego desplegaba todo su talento, y allí, detrás de sus gruesa figura estábamos todos los jóvenes argentinos, empujando a esa escuadra napolitana que llevaba los mismos colores que la bandera nacional.

No había estallado la globalización, no existía internet ni había canales deportivos. La revista El Gráfico traía imágenes y reportajes exclusivos desde Italia, que leíamos y atesorábamos con devoción religiosa. Pero no era suficiente. Ahí empezaban las peripecias para conseguir el póster que nadie tenía, escribir cartas a Italia para intercambiar material con aficionados de allí, hasta que descubrimos un kiosco (solamente uno) que traía a Buenos Aires la revista Guerin Sportivo. Era carísima, pero íbamos cada semana a comprarla para tener ese material que ningún chico argentino tenía.

Aprendimos a leer en italiano gracias a esa publicación y a la necesidad de tener más de Diego, de querer estar más cerca del Napoli.

Adornábamos nuestras carpetas escolares con fotos de Guerin Sportivo, antes de “estudiar” sus páginas con muchísima más dedicación que los libros de historia y geografía. Sabíamos todo del calcio: podíamos precisar la defensa del Atalanta, decir los nombres de los 16 estadios de la Serie A, marcar al Avellino en un mapa o recordar el fixture del Empoli, el Verona o el Como. Nos transformamos en eruditos del fútbol italiano, pero especialmente del Napoli.

Cuando el primer Scudetto se hizo realidad, la mañana del 10 de mayo de 1987, “estuvimos” todos en el San Paolo, contra la Fiorentina. Lo festejamos unidos como solamente la Selección Argentina había podido juntarnos, un año antes.
Solo en mi cuarto, en ese madrugador horario de los domingos y varios años antes de empezar mi carrera en el periodismo, salté de alegría junto a los napolitanos, me arrodille junto a la cama a implorar ante el póster de Maradona, grité en cada jugada y sufrí con sudor helado hasta que el árbitro marcó el final, sabiendo que un pedazo grande de esa gloria tenía el sello argentino. La explosión de felicidad fue allá como una erupción del Vesubio... aquí, como una repetición de la gloria del 86. No existía otro tema. Terminado el partido, los vecinos salían a la calle a compartir su alegría, a enorgullecerse por el compatriota que era portador de festejos a los más humildes de Italia.

Aquel domingo, horas después, cada uno en la tribuna de su club de siempre, había un solo tema de conversación que sobrepasaba a Boca, Vélez o Newell’s Old Boys: Diego lo había hecho de nuevo. Así como nos había llenado de gloria en el estadio Azteca, él había llevado a la cima al humilde equipo de Nápoles para ponerlo por arriba de los poderosos del calcio. Esa victoria la sentimos como propia, como el más napolitano devoto de San Genaro. La festejamos en nuestras calles bonaerenses, como si se tratase de la Gallería Umberto I, la Via San Gregorio Armeno o la zona de Fuorigrotta, donde se alza el estadio San Paolo.

No importaba la distancia en aquellos años. La felicidad venía importada de Italia gracias a Diego Maradona, cuando todos éramos del Napoli.


lunes, 6 de mayo de 2019

La hazaña de Corea del Norte en 1966


El 19 de julio de 1966, el estadio Ayresome Park, de Middlesbrough, fue testigo de una de las hazañas más recordadas de la historia de la Copa del Mundo: la victoria de Corea del Norte 1-0 sobre Italia.

Unos 18 mil espectadores presenciaron el cierre del Grupo D y la sorpresa difícil de creer cuando a los 41 minutos Pak Doo-ik marcó el único gol del partido. El correr de los minutos concretó lo que parecía imposible: los amateurs norcoreanos dejaban afuera a Italia.

Más allá de la tremenda disparidad futbolística entre ambos países, hay elementos que le dan mayor magnitud a la hazaña: debido a su régimen socialista, el seleccionado oriental era totalmente amateur y casi no tenía experiencia internacional: ni siquiera había participado en la la Copa de Asia, creada en 1956.

Fue el propio Jefe de Estado, Kim Il-Sung, quien eligió a los 22 futbolistas que integraron el plantel que viajó a Inglaterra. La mayoría eran militares de grado.

Las expectativas de la delegación de Corea del Norte eran acordes a su potencial, así que tras la victoria que los puso en cuartos de final tuvieron que cancelar las reservas de los pasajes de regreso y cambiarlos por otros hacia Liverpool, donde cuatro días después cayeron 5-3 ante Portugal. Fue todo tan impensado que no encontraron ni hospedaje encontraron, por lo que tuvieron que aceptar el ofrecimiento de un centro religioso para alojarse.

Pak Doo-ik

Pak Doo-ik, el héroe nacional, había nacido en Pyongyang y era cabo del Ejército. Después de la victoria fue ascendido sargento. Aunque un sinnúmero de fuentes lo mencionan como odontólogo, solo se trata de una leyenda urbana que corrió en Italia, como para hacer más dura la humillación. Luego dejó las fuerzas armadas y el fútbol para dedicarse a ser instructor de gimnasia.

Durante el recorrido de la antorcha olímpica 2008 en Pyongyang, fue el primero en llevar la antorcha olímpica. Sus días de gloria fueron recogidos en el documental The Game of Their Lives, del cineasta británico Daniel Gordon. Este es el trailer:

Las formaciones de aquella tarde memorable:

Corea del Norte: Lee Chan-myung - Ha Yung-won, Shin Yung-kyoo, Lee Dong-woon, Oh Yoon-kyung - Park Seung-zin (c), Im Seung-hwi, Han Bong-zin - Pak Doo-ik, Kim Bong-hwan, Yang Seung-kook. 

Italia: Enrico Albertosi - Spartaco Landini, Giacinto Facchetti, Aristide Guarneri, Francesco Janich - Romano Fogli, Marino Perani - Giacomo Bulgarelli (c), Sandro Mazzola, Gianni Rivera, Paolo Barison.

viernes, 3 de mayo de 2019

Historial: todos los clubes campeones de la Concacaf


La CONCACAF Champions League es el torneo de clubes que anualmente se lleva a cabo cada en Norte, Centroamérica y el Caribe. Este certamen evolucionó desde 1962, cuando se disputó la primera Copa de Campeones.
El torneo abandonado en 2001 forzó cambios a partir de la siguiente edición y en 2008 revivió con la estructura actual.
Los equipos de México conquistaron el trofeo en 35 oportunidades, seguidos por los costarricenses (6).

Todos los campeones
1962 Guadalajara
1963 Racing Club Haïtienne
1964 torneo abandonado
1965 torneo abandonado
1966 no se disputó
1967 Alianza
1968 Toluca
1969 Cruz Azul
1970 Cruz Azul
1971 Cruz Azul
1972 Olimpia
1973 Transvaal
1974 Municipal
1975 Atlético Español
1976 Águila
1977 América
1978 Universidad Guadalajara, Comunicaciones y Defence Force
1979 Deportivo FAS
1980 UNAM
1981 Transvaal
1982 UNAM
1983 Atlante
1984 Violette
1985 Defence Force
1986 LD Alajuelense
1987 América
1988 Olimpia
1989 UNAM
1990 América
1991 Puebla
1992 América
1993 Saprissa
1994 Cartaginés
1995 Saprissa
1996 Cruz Azul
1997 Cruz Azul
1998 DC United
1999 Necaxa
2000 Los Angeles Galaxy
2001 torneo abandonado
2002 Pachuca
2002/03 Toluca
2003/04 LD Alajuelense
2004/05 Saprissa
2005/06 América
2006/07 Pachuca
2007/08 Pachuca
2008/09 Atlante
2009/10 Pachuca
2010/11 Monterrey
2011/12 Monterrey
2012/13 Monterrey
2013/14 Cruz Azul
2014/15 América
2015/16 América
2016/17 Pachuca
2017/18 Guadalajara
2018/19 Monterrey
Cuarto título para los rayados de Monterrey

Títulos por países
México - 35
Costa Rica - 6
El Salvador - 3
Guatemala - 2
Haití - 2
Honduras - 2
Surinam - 2
Trinidad y Tobago - 2
Estados Unidos - 2

miércoles, 1 de mayo de 2019

M.A.R.E.C. - Una historia detrás de un nombre


Un post para saludar a todos los trabajadores en su día.
Стефан Димитров Тодоров (Stefan Dimitrov Todorov) fue un héroe del partido comunista búlgaro, más conocido como Станке Димитров (Stanke Dimitrov) pero mucho más por su apodo de Марек (Marec, o Marek como suelen escribirlo).

Stanke Dimitrov
Nacido el 5 de febrero de 1889 en Dupnitsa, su vida se distinguió por sus actividades políticas contrarias al fascismo que asoló Europa en el segundo cuarto del siglo pasado.
Su ideología se explica descifrando su sobrenombre: M.A.R.E.C. significa Marxista – Antifascista – Revolucionario – Emigrante – Comunista.

Desde 1947 el deporte le rinde homenaje a través del club M.A.R.E.C. de Dupnitsa, del fútbol búlgaro. Ya había sido fundado en 1919 como Slavia y había sufrido nueve cambios de nombre hasta el final de la Segunda Guerra Mundial. Juega en el Estadio Bonchuk, de Dupnitsa, y viste camiseta roja, pantalón blanco y medias azules.

La fidelidad de sus hinchas es reconocida en toda Bulgaria: los rivales llaman a Dupnitsa “la ciudad sobre ruedas”, ya que son miles los seguidores del M.A.R.E.C. que acompañan al equipo por todo el país. La ciudad, hasta el final de la época comunista se llamó, justamente, Stanke Dimitrov.

Sin un gran historial para contar, su gente se enorgullece de haber estado desde la temporada 2001 a 2008 en la máxima división búlgara, o de haber participado en varias ediciones de la Copa Intertoto.

En 2010 la Unión Búlgara de Fútbol le negó la licencia para competir en la B Grupa (la segunda división) debido a sus deudas financieras, por lo que el equipo debió comenzar de nuevo desde la última categoría: la cuarta división regional.

Se rebautizó como M.A.R.E.C. 2010 y comenzó el camino de regreso hasta la elite del fútbol búlgaro. Hoy milita en la Трета аматьорска футболна лига (la Liga Tercera Amateur). En el torneo que sea, el M.A.R.E.C. seguirá rindiendo un silencioso homenaje al hombre que luchó contra la entrada del nazismo en su país.

Después de esta recordación, serán muchos más quienes echen un vistazo a las tablas de posiciones de Bulgaria para ver cómo marcha este modesto cuadro o los que, a la distancia, se suban a las ruedas de Dupnitsa para hinchar por el M.A.R.E.C. donde quiera que juegue.