martes, 26 de abril de 2022

La tragedia de Zambia

El último partido, contra Mauricio.
Parados: Efford Chabala, Wisdom Chansa, Whiteson Changwe, Kelvin Mutale, Derby Makinka, Robert Watiyakeni.
Agachados: Eston Mulenga, John Soko, Godfrey Kangwa, Numba Mwila, Moses Chikwalakwala.

El sueño mundialista de Zambia se truncó cuando el avión que transportaba a 18 jugadores y el cuerpo técnico de la selección se precipitó al mar, frente a las costas de Gabón, en 1993. La reconstrucción, la Copa Africana y una meta que aún sigue siendo esquiva los Chipolopolo.

Por PABLO ARO GERALDES

El 27 de abril de 1993 el avión de Havilland Canada DHC-5 Buffalo perteneciente a la Fuerza Aérea de Zambia que transportaba a la selección de fútbol se estrelló en el océano Atlántico a 500 metros de la costa de Libreville, Gabón.

El equipo se dirigía de Lusaka a Dakar, para enfrentar a Senegal por las eliminatorias africanas al Mundial Estados Unidos 1994. Murieron los veinticinco pasajeros junto con cinco miembros de la tripulación. La investigación oficial llegó a la conclusión que el piloto apagó el motor equivocado luego de un incendio. Asimismo, la investigación encontró que el cansancio del piloto y un error de instrumentos contribuyeron al accidente.

El vuelo había sido organizado especialmente por la Fuerza Aérea y preveía tres escalas para recargar combustible: la primera en Brazzaville (Rep. Democrática Congo, por entonces Zaire), la segunda en Libreville (Gabón) y la tercera en Abidjan (Costa de Marfil). Durante la primera parada en Brazzaville se detectaron problemas con los motores, pero el vuelo continuó. A pocos minutos de despegar de Libreville, el motor izquierdo se incendió. En un reflejo desafortunado, el piloto apagó el motor derecho, haciendo que el avión perdiera potencia durante el despegue, cayendo al mar.

La investigación oficial de las autoridades aeronáuticas gabonesas (revelada en 2003) atribuyó las acciones del piloto a una luz de advertencia defectuosa y al cansancio por parte del piloto.


LAS VÍCTIMAS
El listado de los 25 pasajeros y los cinco tripulantes del vuelo que debía llegar a Dakar, Senegal:

Tripulación 
Coronel Fenton Mhone (piloto) 
Teniente Coronel Victor Mubanga (piloto) 
Teniente Coronel James Sachika (piloto) 
Mayor Edward Nhamboteh (ingeniero de vuelo) 
Cabo Tomson Sakala (auxiliar de vuelo) 

Futbolistas 
Efford Chabala (arq. - Mufulira Wanderers) 
John Soko (def. - Nkana Red Devils) 
Whiteson Changwe (def.  - Kabwe Warriors) 
Robert Watiyakeni (def. - Dynamos / Sudáfrica) 
Eston Mulenga (def. - Nkana Red Devils) 
Derby Makinka (center. - Al-Ettifaq / Arabia Saudita) 
Moses Chikwalakwala (centr. - Nkana Red Devils) 
Wisdom Mumba Chansa (centr. - Dynamos / Sudáfrica) 
Numba Mwila (centr. - Nkana Red Devils) 
Kelvin Mutale (del. - Al-Ettifaq / Arabia Saudita) 
Timothy Mwitwa (del. - Nkana Red Devils) 
Richard Mwanza (arq. - Kabwe Warriors) 
Samuel Chomba (def. - Kabwe Warriors) 
Winter Mumba (def. - Power Dynamos) 
Godfrey Kangwa (centr. - Olympique Casablanca / Marruecos) 
Moses Masuwa (del. - Kabwe Warriors) 
Kenan Simambe (del. - Nkana Red Devils) 
Patrick Banda (del. - Profund Warriors) 

Cuerpo técnico 
Godfrey "Ucar" Chitalu (entrenador) 
Alex Chola (asistente técnico) 
Wilson Mtonga (médico) 
Wilson Sakala 

Otros 
Michael Mwape (directivo de la FAZ) 
Nelson Zimba (servidor público) 
Joseph Bwalya Salim (periodista)

LOS CHIPOLOPOLO
El seleccionado apodado Chipolopolo (balas de cobre) tenía como meta la Copa Africana de Naciones 1994 y conseguir por primera vez la clasificación a un Mundial. El 27 de febrero habían vencido 3-1 a Madagascar para acceder a uno de los tres grupos finales que darían un lugar en USA. El debut en Grupo B estaba pautado para ese 27 de abril, contra Senegal. Pero antes, tenía compromisos por la eliminatoria para la Copa Africana de Naciones (CAN) Túnez 1994. 

El 25 de abril derrotó 3-0 a las islas Mauricio en Port Luis y emprendía una travesía continental que los llevara hasta Dakar. Allí se encontrarían con el capitán de la selección, Kalusha Bwalya, quien estaba jugando en el PSV holandés (ese domingo 25 había enfrentado al Valencia en un homenaje a Mario Kempes), y con Johnson Bwalya, del Bulle suizo, que no participaban de la eliminatoria para la CAN pero sí para las mundialista. Ellos viajarían a Senegal por su cuenta. Otro que no integraba la delegación era Charles Musonda, del Anderlecht de Bélgica, porque estaba lesionado.

La competición se paró y todo hacía pensar que Zambia se retiraría de las eliminatorias. Pero Kalusha Bwalya buscó jugadores y lideró un nuevo equipo. Finalmente, el 4 de julio, poco más de dos meses después de la tragedia, los Chipolopolo salían de nuevo al campo de juego del estadio Independence, en Lusaka, para enfrentar a Marruecos antes 50 mil personas.

El equipo conformado para continuar las eliminatorias.
Jugaron con brazalete negro.
Al minuto de juego Rachid Saoudi abrió el marcador para los marroquíes. Zambia soportó el golpe inicial y emparejó las acciones. Promediando la segunda mitad, dieron vuelta el partido en solo 7 minutos, con goles de  Kalusha Bwalya y Johnson Bwalya, justamente los dos que no fueron a Senegal junto a sus compañeros. La victoria finalizó con lágrimas emocionadas en la cancha y en las tribunas. “Fue un día tremendamente emotivo. Llevábamos en el corazón a los amigos que habíamos perdido en el accidente y el gran partido que jugamos fue un homenaje a todos ellos“, resumió Kalusha. 

El 7 de agosto la aventura continuó con el partido postergado en Dakar, donde consiguieron un valioso punto con el 0-0. La ilusión creció con la revancha en casa: el 26 de septiembre Zambia goleó por 4-0 a Senegal y le bastaba un solo punto en Marruecos para conseguir el pasaje al Mundial estadounidense.

El epílogo de la historia ya se conoce. La realidad no suele ser como en los guiones de Hollywood, los finales felices quedan reservados para el cine. Un gol a los 62 minutos de Abdeslam Laghrissi le dio la clasificación a Marruecos y dejó a Zambia con las manos vacías.

Grupo B 
18-4-1993 - Casablanca: Marruecos 1-0 Senegal 
4-7-1993 - Lusaka: Zambia 2-1 Marruecos
17-7-1993 - Dakar: Senegal 1-3 Marruecos
7-8-1993 - Dakar: Senegal 0-0 Zambia 
26-9-1993 - Lusaka: Zambia 4-0 Senegal 
10-10-1993 - Casablanca: Marruecos 1-0 Zambia

La desilusión no frenó la reconstrucción de un equipo, que llevaba detrás el orgullo de una nación. A fin de marzo, la primavera del Mediterráneo florecía cuando Túnez fue sede de la Copa Africana de Naciones. Allí fueron de nuevo los Chipolopolo, que contra todos los pronósticos alcanzaron la final contra Nigeria, la máxima potencia continental por entonces, que ya había asegurado su plaza para debutar en el Mundial.

El Estadio Olímpico El Menzah se había volcado a favor del resurgido equipo de Zambia. Y apenas habían pasado 3 minutos cuando Elijah Litana puso el 1-0. Dos minutos más tarde igualó Emmanuel Amunike, quien apenas comenzado el segundo tiempo volvió a marcar para cerrar el resultado a favor de los nigerianos, que contaban con nombres como Yekini, Amokachi, Mutiu, Finidi, Ikpeba, Okocha, Wilfred, Oliseh o Rufai. 

Monumento a los Héroes en Lusaka, al norte del Independence Stadium

En 2012 el fútbol de Zambia alcanzó su máximo triunfo, cuando conquistó la Copa Africana de Naciones disputada en Gabón y Guinea Ecuatorial. Justamente fue en Libreville -toda una ironía del destino- donde se impuso por penales en la final contra Costa de Marfil.



Pasaron 28 años y el recuerdo de aquella selección de 1993 sigue vivo en el corazón del fútbol africano. Y la clasificación mundialista sigue siendo un sueño para Zambia. 

En este reportaje de As, el relato de Kalusha Bwalya:


sábado, 23 de abril de 2022

San Jorge

Por PABLO ARO GERALDES

La leyenda narra que en tierras de Capadocia (hoy en Turquía) había un Dragón que atacaba constantemente al reino. El pueblo decidió que para evitar las agresiones entregarían cada día a una persona para que sea devorada por el dragón y así eludir daños mayores. Todos los días se hacía un sorteo y el desfavorecido era enviado a la cueva del dragón. Un día del sorteo salió el nombre de la princesa, quien fue voluntariamente, aunque muchos se ofrecieron para ser sacrificados en su lugar. Fue caminando hasta la guarida del dragón y cuando éste la iba a devorar apareció un soldado romano, a quien llamaban Jorge de Capadocia, y la rescató. Jorge mató al Dragón clavándole la espada en el corazón y de la sangre que fluyó nació una rosa.

En 303, Diocleciano emitió un edicto autorizando la persecución sistemática de los cristianos a lo largo y ancho del Imperio Romano. Su césar Galerio fue el responsable de la decisión y continuaría la persecución durante su propio reinado (del 305 al 311). Jorge recibió órdenes de participar en la persecución, pero prefirió dar a conocer su condición de cristiano y criticar la decisión del emperador. La reacción de Diocleciano no tuvo clemencia: ordenó que lo torturasen. Jorge soportó sin demostrar quejas, y posteriormente fue decapitado frente a las murallas de Nicomedia (también hoy en Turquía) el 23 de abril del 303. Los testigos de sus sufrimientos convencieron a la emperatriz Alejandra y a una anónima sacerdotisa pagana a convertirse al cristianismo: pasarían a unirse a Jorge en el martirio. Su cuerpo fue devuelto a Lydda (luego Diospolis, actualmente Lod, en Israel, donde había nacido su madre), para ser enterrado.

Ya mártir, en 494 Jorge de Capadocia fue canonizado por el papa Gelasio I. A San Jorge se le atribuye haber vivido entre el 275 o 280 y el 23 de abril de 303.

Su popularidad en la Edad Media lo llevó a ser uno de los santos más venerados por las diferentes creencias cristianas e incluso —en un fenómeno de sincretismo— en el mundo musulmán y en las religiones afroamericanas. Hoy San Jorge es el patrono de diversas naciones y territorios, entre ellos Inglaterra, Georgia, Etiopía, Lituania, Bulgaria, Portugal y Catalunya. En esta última nación, cada 23 de abril se rememora la bella leyenda con esta costumbre: los hombres le regalan una rosa a sus mujeres, y las mujeres un libro a los hombres. Es el día de Sant Jordi y el día internacional del libro. En España es patrono de Aragón y de las localidades de Cáceres y Alcoy, entre otras. También lo es de Moscú (Rusia) y Génova (Italia).

Además de patrono de este blog (?), San Jorge apadrina a soldados, agricultores, presos, herreros, artistas de circo, boy scouts, etc. ¿Y el fútbol? La imagen de San Jorge venciendo al Dragón aparece en decenas de clubes alrededor del mundo. Muchos otros llevan su nombre. Este no es más que un somero repaso por algunas de estas instituciones, que a manera de recordación y veneración amplío cada año desde 2007, cuando publiqué la primera versión:

En España la silueta de Jorge resalta en los logos de la Penya Esportiva Sant Jordi (Ibiza-Formentera), el Novo Gazul FD (Alcalá de los Gazules, Andalucía); el ALLE Sant Jordi FC (Sant Jordi, Catalunya), el CD Jorgense, el CF Sant Jordi (Valencia) y el PE Sant Jordi Atlético.

Italia, país apegadísimo a las tradiciones religiosas, tiene al menos una docena de equipos con el caballero Jorge en sus blasones, como la USO San Giorgio Cellatica, el PS San Giorgio a Cremano, la USD Palau, la ASC St. Georgen, la Unione Sportiva Varzese, el Atletico San Giorgio Jonico, la ASD Castel San Giorgio, la USD San Giorgio Torino (Canavese), la ASD Union San Giorgio Sedico, la ASD Virtus Poggio Berni, la ASD San Giorgio 2005 Catania y el HinterReggio Calcio.

El nuevo mapa del centro europeo también tiene una fuerte presencia de San Jorge en los clubes de fútbol de Eslovaquia. Así lo testimonian el TJ Veľké Bierovce-Opatovce, el FC Baník Slovinky y el ŠK Svätý Jur.

En el oriente europeo está la veneración original. Aparece en los escudos del FC Sfântul Gheorghe Suruceni (Moldavia), el OFK Kasindo (Bosnia y Hercegovina), el Prienų Rūdupis FK (Lituania) y en los griegos como Neoi Stimagkas y Agios Dimitrios Patron.

A Australia la veneración de San Jorge le llegó al fútbol por varias de sus colectividades: la imagen del guerrero y el dragón aparece en el Sunshine George Cross, de Fraser Rise, en las afueras de Melbourne, que representa a la comunidad maltesa, el St. George Saints de St. George en el sur de Sydney tiene raigambre húngara, y el St. George FC de Willawong compite en la liga de Queensland y tiene herencia serbia.

En los principales países de Europa se venera al santo caballero con la misma pasión que despierta el deporte rey. Así aparece su figura en los escudos de la Union Sportive Saint Georges sur Loire (Francia), el Roman Glass St. George FC (Inglaterra), St. George FC de Easton-in-Gordano, en Somerset (Inglaterra) y el SV Rambin 61 (Alemania).

Los ingleses, creadores del fútbol, llevaron el símbolo de San Jorge a sus colonias. Así el ícono aparece en el escudo del St. George's Colts (Bermuda) y se extendió a toda América. El São Jorge Cajueirense FC, de Ibacaraí, Bahía, es apenas una muestra de la extendida devoción en todo el Brasil, mientras que el CD San Jorge (Guatemala) representa a Hispanoamérica.

A través de la región alpina la imagen de San Jorge se refleja en las insignias del FC Stein am Rhein (Suiza), el SCU St. Georgen am Ybbsfeld (Austria) y el NK Šentjur (Eslovenia).


El Saint George FC fue fundado en Addis Abeba por griegos cuando la Italia fascista invadió Etiopía en 1935. Enseguida se convirtió en un símbolo del nacionalismo etíope. Al caer el Eje, no había otros equipos en el país, así que tuvo que jugar en el extranjero hasta que en 1947 comenzó la liga etíope. El equipo aurirojo, al que los etíopes también llaman "Kedus Giorgis", ganó 24 veces la Ethiopian Premier League y 9 copas nacionales.

En la Argentina, el Club Atlético San Jorge es una gran institución de la provincia de Santa Fe que trasciende lo fútbolístico. Pero en este deporte tiene una alegría reciente: en 2009 ascendió por primera vez en su historia al Torneo Argentino B, luego de recorrer todo el país con un equipo netamente local y ganar el ascenso desde el Torneo del Interior. Fue fundado el 23 de junio de 1912.

Entre 2005 y 2007 Inglaterra lució una camiseta Umbro con un diseño especial: sobre su hombro derecho llevaba la cruz de Saint George, la misma que luce su bandera. Esta cruz roja aparece también en muchos clubes europeos como Barcelona, Bologna o Genoa, por nombrar a algunos. La Sampdoria, por ejemplo, además de su escudo lleva una cruz de San Jorge en el medio del pecho.


Desde la temporada 2010 Rusia lleva en su camiseta el escudo nacional en vez del de la Unión Rusa de Fútbol (Российский Футбольный Союз). Lo que destaca es que en medio del águila bicéfala de oro aparece la figura de San Jorge clavándole su lanza al dragón. La representación gráfica más antigua de un jinete con lanza (1390) figura en un sello del príncipe de Moscú, Vasiliy Dmitriyevich. El dragón (o a veces un serpiente) fue añadido durante el mandato de Iván III. San Jorge se convirtió en adelante en el patrono de Moscú y, por extensión, de Rusia.


En 2022 la selección de Georgia cambió el logo que lleva en su camiseta: dejó de usar el de la Federación Georgiana de Fútbol (საქართველოს ფეხბურთის ფედერაცია) para incorporar el nuevo emblema del equipo nacional, que no es ni más ni menos que la figura de San Jorge matando al dragón.
El nombre oficial del país es Sakartvelo (საქართველო), tal como se especifica su Constitución. Pero mundialmente es conocido por su exónimo Georgia, utilizado en Occidente desde la época medieval. El nombre fue etimologizado a finales del siglo XII por Jacques de Vitry como una referencia a San Jorge, debido a la especial reverencia de los georgianos hacia el santo.

Otros nombres de San Jorge: Άγιος Γεώργιος (griego), Sanctus Georgius (latín), წმინდა გიორგი (georgiano), Saint George (inglés), San Giorgio (italiano), Георгий Победоносец (ruso), Heiligen Georg (alemán), Свети Георги (búlgaro), Sfântul Gheorghe (rumano), Svatý Jiří (checo), Свети Георгије (serbio), القديس جرجس (árabe), Święty Jerzy (polaco), Szent György (húngaro), São Jorge (portugués), Sant Jordi (catalán), ゲオルギウス (japonés), 圣乔治 (chino). En Francia se lo conoce como Georges de Lydda.

Siete "Jorges", para saludar a todos los Jorges futboleros en su día:
George Hagi - Jorge Valdarno - George Weah - George Best - Giorgio Chinaglia - Jorginho - Jorge Campos


jueves, 21 de abril de 2022

Rareza: los camellos y el fútbol

Camellos y dromedarios son amos y señores de los desiertos de arena. Sin embargo, el verde césped del fútbol también le abre las puertas. Y aunque difícilmente se los vea como protagonistas del deporte más popular del mundo, varios clubes alrededor del planeta lo eligieron como símbolo. Aquí algunos de los equipos que tienen a un mamífero jorobado como insignia.

Por PABLO ARO GERALDES

JS El Massira - CO Laâyoune - OC Phos-boukraa
CWydad Smara - CM Dakhla

En la parte marroquí del desierto del Sahara, desde el Atlántico a la cordillera del Atlas, en el norte de África, está el escenario natural de los camellos. En Marruecos hay varios clubes de fútbol que toman la imagen de este animal.

Jeunesse Sportive d'El Massira: este equipo de la Botola Pro 2, la segunda división marroquí, fue fundado en Ben Slimane, una pequeña ciudad de la región de Chaouia-Ouardigha. En los '90, las autoridades del deporte de Marruecos dispusieron que pase a ser el representante oficial de las Provincias del Sur y fue trasladado a El-Aaiún Sud (Laâyoune en francés o العيون en árabe), ciudad del Sahara Occidental fundada por los españoles en 1928 y que desde 1976 está bajo administración de Marruecos.

Club Olympique Laâyoune: equipo de categorías menores, creado en 2004 en  El-Aaiún, la misma ciudad que el JS El Massira. El-Aaiún es la capital de lo que el gobierno marroquí llama región de Laâyoune-Boujdour-Sakia El Hamra, y que el Frente POLISARIO (acrónimo de Frente Popular de Liberación de Saguía el Hamra y Río de Oro - جبهة الشعبية لتحرير ساقية الحمراء و وادي الذهب) denomina Territorios Ocupados. La ciudad también es reclamada por el Sahrawi Arab Democratic Republic como su capital.

Olympique Club Phos-boukraa Laâyoune: milita en el Championnat Amateur 2 Groupe Sahara, el cuarto escalón del fútbol marroquí detrás del Botola Pro 1, el GNF 2 y el GNFA 1.

Club Wydad Smara: integra también el Championnat Amateur 2 Groupe Sahara, una de las 8 zonas en las que se divide la competición.

Club Mouloudia Dakhla: institución de categorías menores que llegó a disputar la Coupe du Trône.


FK Chelyabinsk (Rusia) -  FK Kosh-Agachskiy rayon (Rusia) - FK Caspian (Kazajstán) - FK Arwana (Turkmenistán)
El del Sahara no es el único desierto habitado por camellos y dromedarios. Asia Central cuenta con animales más pequeños pero más robustos, que también sirvieron de inspiración a varios clubes de fútbol.

FK Chelyabinsk: participa en la 2.Division Ural, una de las cinco zonas en las que se divide la segunda categoría del fútbol ruso. El camello aparece en la parte superior del escudo. La ciudad de Chelyábinsk tiene algo más de un millón de habitantes y su símbolo también es este animal.

FK Kosh-Agachskiy rayon: club amateur de la república rusa de Altai, situado en la estepa próxima a las fronteras con Kazajstán, China y Mongolia. En esa geografía, surcada por Marco Polo en el siglo XIII, conviven los camellos y el fútbol, por supuesto.

FK Caspian: este equipo compite en la Pervoj Liga, la segunda división del fútbol de Kazajstán. Fue fundado en 1962 en la ciudad de Aktau, en la ribera oriental del mar Caspio. Por entonces, los kazajos formaban parte de la Unión Soviética.

FK Arwana: el club, de la ciudad de Asjabad, la capital de Turkmenistán, juega en categorías de ascenso. La geografía turcomana está marcada en su mayoría por el desierto de Karakum, donde predominan los tradicionales caballos pero también hace su fuerte presencia el dromedario.



Heidelberg Stars SC (Australia) - Pezoporikos (Chipre) - Baniyas SC (E.A.U.) - Al Duhail (Qatar)
El fútbol puede ser vehículo de cultura, y así hace que las jorobas engalanen los escudos de equipos en Oceanía, el Mediterraneo o el Golfo Pérsico.

Heidelberg Stars SC: ¿Qué hace un camello en Australia? El es un equipo amateur de Melbourne creado en 1998 por inmigrantes de Somalía. Compite en una liga de Victoria. La bandera somalí aparece detrás de la silueta del mamífero.

Pezoporikos Club Larnaca: creado en Chipre en 1927 como Πεζοπορικός Όμιλος Λάρνακας (en griego: Pezoporikos Omilos Larnacas, POL). Existió hasta 1994, cuando se fusionó con el EPA Larnaca para crear el AEK Larnaca, que hoy participa en la Cypriot Championship First Division (Πρωτάθλημα Α' Κατηγορίας, en griego, o Kıbrıs Birinci Ligi, en turco).

Baniyas SC: club de los Emiratos Árabes Unidos fundado en 1981 en la ciudad de Abu Dhabi. Su nombre en árabe es نادي بني ياس y compite en la UAE Pro-League, la máxima división del fútbol emiratí. El uruguayo Sergio Rodríguez (ex Quilmes y Rosario Central) integra el plantel.

Al Duhail SC: fue fundado en el año 1938 en la capital como Al-Shorta Doha —club asociado a la policía de Doha—, nombre que usó hasta 2009, cuando lo cambió por Al Duhail. Es el equipo con mejor financiación en Qatar: su propietario es el jeque Tamim bin Hamad Al Thani.


AS de La Marsa (Túnez) - CO de Médenine (Túnez)
Desde los tiempos de los cartagineses, el territorio que hoy es Túnez tuvo gran presencia de camélidos. De gran utilidad para los pobladores, el fútbol también los adoptó.

Avenir Sportif de La Marsa:
 fundado en 1939 en La Marsa como Avenir Musulman. Conocido por su sigla ASM, su nombre en árabe es المستقبل الرياضي بالمرسى. Paticipa en el Championnat de la Ligue Professionnelle 1, la máxima catagoría. Ganó cinco veces la Coupe de Tunisie per nunca la liga.

Club Olympique de Médenine: creado en 1954, juega actualmente en el CLP 1 del fútbol tunecino, por el que ya había pasado entre 1997 y 1999 y en 2001/02. Su actual escudo ya no tiene al camello.


Telwa FC (Níger) - Yobe Desert Stars FC (Nigeria)
Más al sur también aparecen los camélidos africanos, como en Níger y Nigeria.

Telwa FC: fundado en 1996 en Agadez, en este cuarto de siglo ya escaló hasta la segunda división del fútbol nigerino. En su escudo además del camello aparece la mezquita de Agadez, la estructura de ladrillos de barro más alta del mundo, que comenzó a construirse en 1515.

Yobe Desert Stars FC: creados en la ciudad de Damaturu en 1991, en 2018 alcanzó la Nigerian Premier League después de dos ascensos consecutivos.


FC Prosex (Rep. Checa) - TJ Slovan Patrónka (Eslovaquia)
Rareza: ¿camellos checoslovacos? Tras la separación no, pero sí quedaron estos escudos, uno checo (Camelus dromedarius), el otro eslovaco (Camelus bactrianus).

FC Prosex: equipo de las ligas regionales de ascenso, asentado en la ciudad de Čimice, al sur de Praga. Fue creado en 1999.

TJ Slovan Patrónka: fue fundado en 1950 en Brastislava, hoy capital eslovaca, como club de tenis. Durante varias temporadas presentó a un equipo de fútbol en categorías amateur del fútbol eslovaco, pero ya no compite.


UD San Fernando (España) - Béziers Ouest Foot (Francia)
Durante miles de años el Mediterráneo, Gibraltar y la desembocadura en el Atlántico vieron traficar mercancías de todo tipo. Hasta camellos venían en los barcos. Por eso no es raro que aparezca en los símbolos de clubes de la costa andaluza o el sur de Francia.

Unión Deportiva San Fernando: club de San Fernando (Cádiz, Andalucía) que surgió en el año por la fusón del antiguo CD Pastora y la UD San Germán, entidades con más de 30 años de historia. En 2007 el club se unión con el Sporting Bahía, formando el Unión Sporting de San Fernando, que en 2009 pasó a llamarse San Fernando Club Deportivo.

Béziers Ouest Foot: creado en el sur de Francia por un grupo de amigos en 2001, disputa actualmente el campeonato de Promotion 1ère Division de distrito de Hérault. Por ahora no tiene más aspiraciones que el fútbol regional.


Jersey Nomads FC - Cammell Laird 1907 FC

Transportados por los romanos, los camellos conocieron gran parte de Europa y llegaron incluso a las islas británicas, una cultura ajena que hoy los también los recuerda en algunos escudos de fútbol.

Jersey Nomads FC: fue fundado en 2003 y es uno de los clubes de la máxima categoría de la isla de Jersey, una de las Islas del Canal de la Mancha (Channel Islands, en inglés), archipiélago al oeste de la península francesa de Cotentin en Normandía. Las Islas del Canal son dependencias de la Corona Británica pero no forman parte del Reino Unido (ni de la Unión Europea). Administrativamente se dividen en dos bailiazgos (bailiwicks): Jersey y Guernsey.

Cammell Laird 1907 FC: es un club semiprofesional de Birkenhead, pequeña ciudad del condado de Merseyside, en el norte de Inglaterra. Fundado en 1907, actualmente milita en la Northern Premier League Division One North, el octavo nivel del fútbol inglés.



La Fédération Sahraoui du Football es el órgano que representa al fútbol del Sahara Occidental, la región cuya soberanía es disputada entre Marruecos y la República Árabe Saharaui Democrática (RASD; en árabe الجمهورية العربية الصحراوية الديمقراطية, conocida también como Sahara Occidental, aunque son conceptos distintos). Esta última es una nación sin estado formada por la antigua provincia española del Sahara Español que fue anexada en 1976 por Marruecos y Mauritania y completamente anexada por Marruecos en agosto de 1979, al retirarse Mauritania de la zona que ocupaba. 
La República Saharaui ha sido reconocida por 84 estados, si bien este número varía dependiendo de la fuente. Según el Parlamento Europeo la RASD estaba reconocida por 54 estados y la Unión Africana en 2002. Según el portal "Sahara Marroquí" 27 países reconocen a la RASD en el año 2011, pero son más de 80 para el Frente Polisario, el movimiento de liberación nacional que lucha para acabar con la ocupación de Marruecos.
En diciembre de 2003, la FSF fue la primera federación que obtuvo su afiliación provisional a la NF Board.

miércoles, 20 de abril de 2022

El primer campeón del fútbol argentino

El sábado 12 de abril de 1891 se jugó en Buenos Aires la primera fecha del primer campeonato argentino de Primera División. Aquella tarde se disputaron apenas dos partidos, entre cuatro de los cinco participantes del flamante torneo, el primero de América.

Además de pionero continental, el campeonato era la primero que se realizaba fuera de las islas británicas y de Holanda. Lo había creado meses antes Alex Lamont de la escuela porteña Saint Andrew's Scots. Los otros competidores eran Old Caledonians, Buenos Aires and Rosario Railway, Belgrano FC y Buenos Aires FC. También se había inscripto Hurlingham FC, pero no llegó a jugar.

En aquella jornada inaugural los blanquiazules de Saint Andrew's vencieron 5-2 al Buenos Aires FC, mientras que Old Caledonians goleó 6-0 a Belgrano FC. Los dos equipos continuaron sus marchas triunfales con estadísticas similares: seis triunfos, un empate y una derrota. Igualados con 13 puntos, ambos fueron considerados campeones, con un título compartido.

Sin embargo, para repartir las medallas, el 13 de septiembre se jugó un playoffs en el Flores Polo Club, en el que Saint Andrew's se impuso por 3-1 en tiempo suplementario, con tres goles de Charles Douglas Moffatt.

Después de este torneo, la Argentine Association Football League suspendió sus reuniones y en 1893 se formó otra institución con el mismo nombre. La Asociación del Fútbol Argentino, sucesora de la fundada en 1893, no considera oficial aquel campeonato de 1891.

Saint Andrew's
El St. Andrew's Scots School es una institución privada sin fines de lucro de Argentina de origen escocés fundada 1º de septiembre de 1838 por un grupo de inmigrantes escoceses que deseaba educar a sus hijos en su propio idioma, cultura y fe religiosa.

Estos inmigrantes escoceses habían arribado a la Argentina el 22 de mayo de 1825. Originalmente, el colegio funcionó como mixto de varones y mujeres, en la iglesia presbiteriana de la calle Piedras 55, en la ciudad de Buenos Aires y luego trasladada a Ituzaingó 1026, en el barrio porteño de Constitución. En 1947 volvió a mudarse a Olivos, como escuela únicamente para varones. En 1966 se abrió la Escuela Escocesa San Andrés para niñas, manteniendo separados a los alumnos de ambos sexos. En 1980 se restableció la educación mixta y se inauguró en Punta Chica (Beccar), también en la zona norte del Gran Buenos Aires, otra escuela primaria y un jardín de infantes. En este momento, la institucíon compró un gran terreno y se ha creado un nuevo proyecto imponente, llamado Campus San Andrés, donde se explica que se unificarán las dos sedes que conforman la institución, incluyendo primaria y secundaria en un gran "campus". En 1988 abrió la Universidad de San Andrés.

La obtención del primer título del fútbol argentino (compartido con Old Caledonians) le dio a la escuela un gran renombre por aquellos años. Incluso llegó a inspirar el primer escudo de Independiente (por entonces Independiente Football Club), creado unos 15 años después de aquella conquista. Ese escudo escocés con la cruz de San Andrés es el que Independiente sigue usando en su camiseta alternativa.

A pesar del títulos de 1891, el torneo no se jugó en 1892, y Saint Andrew's no formó parte del torneo de 1893. Se afiliaría a la nueva entidad en 1894 pero quedó penúltimo y fue desafiliado. Esa fue su última participación.

lunes, 18 de abril de 2022

Jorge Valdano: Palabras mayores

Con la claridad conceptual que lo caracteriza, repasa el título mundial de 1986, analiza el presente del fútbol argentino, y pone el foco en Lionel Messi y Cristiano Ronaldo.

Articulo publicado en ESPN Magazine, en enero de 2014.

Surgió en Newell's Old Boys como delantero (1973/75) y pegó el salto definitivo al fútbol español: jugó en Alavés (1975/79), Zaragoza (1979/84) y se consagró en el Real Madrid (1984/88), club con el que quedó identificado. Con la Selección Argentina disputó 22 partidos y dos mundiales: España ’82 y México ’86, donde alcanzó el máximo título de su carrera.

Como entrenador, dirigió al sorprendente Tenerife (1992/94), comandó el Real Madrid (1994/96) y realizó su última experiencia en el Valencia (1996/97). Poco después, su carrera estuvo abocada a la dirigencia deportiva en el Real Madrid, donde ocupó diferentes cargos, hasta 2011. Paralelamente, escribió libros y columnas en distintos diarios de España, y se desempeña como comentarista radial y televisivo para diversos medios españoles y mexicanos.

Puede hablar desde la autoridad de un campeón del mundo, pero más desde el análisis inteligente de quien es considerado, con justicia, un filósofo del fútbol.

Jorge Valdano, en primera persona:

LA GLORIA EN MÉXICO
Durante décadas, yo era uno de los pocos campeones del mundo en España y después de Sudáfrica salieron como hongos los campeones del mundo. Esperemos que después de Brasil 2014 no ocurra lo mismo.

El otro día estaba hablando con Ricardo Giusti y me decía que para ganar un Mundial, los astros tienen que estar alineados y, además, que ocurra durante un mes entero. O sea que hay un elemento vinculado al azar que también cuenta. Aquel de 1986 era un grupo muy maduro, que supo resolver los conflictos de una manera muy directa, en reuniones que fueron incluso muy violentas, agresivas, pero que nos ayudaron a purificar, a dejar todo ahí. Y yo creo que favoreció mucho la tranquilidad del grupo. Porque una convivencia de casi dos meses en situación de aislamiento se hace muy difícil si uno no tiene una relación muy clara, y hasta afectuosa con los compañeros.

Después de pasar a Uruguay, en octavos de final, el primero que me lo dijo fue Bochini: “El equipo se encontró”. Y efectivamente así era. Y eso que contra Uruguay e Inglaterra pasamos momentos difíciles, sobre todo en el segundo tiempo, cuando los rivales se nos animaban por imperativo del resultado, porque iban perdiendo y nos crearon situaciones complicadas. A partir de ahí todo el camino fue en bajada. El equipo fue ganando en confianza y llegamos a la final con la sensación de que éramos indestructibles. Esa frase de Bochini está bien; le puede servir a cualquier entrenador. Tiene que ver con que empiecen a aparecer las sociedades en el equipo, esas complicidades.

El transcurrir del ’86 fue un gran ejemplo, el equipo partió contra Corea del Sur sin saber que podría ganar ese partido y llegó a la final sin ninguna duda de que podía ser campeón del mundo.

EL FÚTBOL ARGENTINO Y LA SELECCIÓN
Se hace muy difícil cambiar muchos jugadores todos los años y encontrar una fisonomía, lograr un equipo competitivo. No es solo culpa del entrenador: los medios, con sus males de urgencia, suman presión; es algo que vivimos todas las semanas.

River y Boca no tienen más ni menos que otros equipos, pero sí el peso de sus camisetas. Eso preocupa a muchos entrenadores y es una presión extra para sus jugadores.

El fútbol argentino es claramente decadente. Todos gastan más de lo que ingresan y además se juega mal. Todo eso me parece un dato negativo. No estoy en condiciones de hacer un diagnóstico, pero esa referencia la recoge uno con cualquier hincha en la calle. No se juega bien, se ha igualado el fútbol para abajo. El fútbol argentino ha vendido dos campeonatos enteros al exterior. Todo eso no anima a pensar con optimismo.

Del lado de las selecciones, así como nos hacemos ilusiones con respecto a España, nos preocupamos por la Argentina, porque hay una regresión formativa. En estos momentos, la crisis no está de mitad de cancha hacia adelante, pero en otras partes de la cancha no tenemos tanto protagonismo. Tampoco en las selecciones menores. Ese es un dato muy preocupante. Yo lo asocio puntualmente al abandono de la pelota como eje del fútbol, como línea de flotación del juego.

Sería una injusticia que no consiguiéramos nada y aún más injusto sería echarle la culpa a Messi. Pero sería la misma injusticia que sufrió Holanda sin levantar una Copa del Mundo con Johan Cruyff en sus filas, o Alfredo Di Stéfano sin haber jugado un Mundial. A veces esas cosas ocurren, pero no nos anticipemos…

SOBRE MESSI Y RONALDO
Como pasa con todos los genios, Messi en su ámbito lo es. Quizás es el mejor genio del siglo XXI, dotado con una eficacia tremenda, gran precisión en velocidad, uno de esos jugadores que uno desea que le llegue la pelota, salvo que un esté trabajando en el Real Madrid, je, je... Entonces uno desea que no le llegue la pelota.

En mi elogio a Messi no hay implícito ningún tipo de crítica a Cristiano Ronaldo, a quien admiro muchísimo, entiendo que es un jugador con una ambición, con un sentido de la perfección que lo ha ayudado a progresar cada temporada, hasta se fabricó un cuerpo nuevo en los últimos años, en su deseo en convertirse en el mejor del mundo. Para mí eso tiene muchísimo valor y lo ha demostrado en esta temporada. No le permite a Messi ni la mínima debilidad porque cuando suceda, se lo come. Me parece que son dos jugadores diferentes, cada uno con sus condiciones: Messi le debe más a su papá y a su mamá; Cristiano, a su propio esfuerzo. Pero cada uno dio lo máximo. Muy pocas veces en la historia del fútbol hemos visto un duelo de esta categoría.

Messi pide la pelota con voracidad, y si faltan pocos minutos para terminar el partido la pide con más voracidad aún. Ahí se ve la presencia de un líder. Messi intimida a los adversaros y les aporta confianza a sus compañeros. No hay líder más grande en este momento. Ahora cuando termina el partido seguramente habrá otro personaje, quizá sea Mascherano, que tomará el relevo con un liderazgo más social. Pero el liderazgo técnico de Messi es hasta más abusivo.

jueves, 14 de abril de 2022

New York Times: "En Argentina, la violencia es parte de la cultura del fútbol"


Esta es una traducción personal del artículo que The New York Times publicó el 26 de noviembre de 2011 bajo el título "In Argentina, Violence Is Part of the Soccer Culture", escrito por Alexei Barrionuevo y Charles Newbery:

El mes pasado, tres hinchas de San Lorenzo de Almagro evadieron a los guardias de seguridad luego de una práctica a puertas cerradas y, en la cancha, le recriminaron a los jugadores por sus derrotas recientes.
El defensor estrella Jonathan Bottinelli le pidió a los hombres que se fueran. Uno de ellos se abalanzó sobre Bottinelli y le dio un puñetazo en la cara. Otro lo golpeó por detrás. Un pequeño grupo de compañeros se apresuró a detener la pelea, contaron otros jugadores, pero los golpes continuaron, dejándolo a Bottinelli, fan del club desde la infancia, con dudas acerca de seguir vistiendo la camiseta roja y azul.

Más de una década después de que Inglaterra finalmente domesticara a las bandas de hooligans que asolaban los estadios británicos, la violencia entre hinchas sigue marcando a este deporte en la Argentina.
Los disturbios en parte reflejan a una sociedad argentina cada vez más violenta, donde la delincuencia callejera ha ido en aumento. Pero mucha de la violencia puede atribuirse a las hostilidades entre facciones rivales de las mismas barras bravas, versión argentina de los hooligans que usan los puños, cuchillos y armas de fuego, y funcionan como mini-mafias. Se involucran en negocios legales e ilegales, incluyendo la venta de drogas, a menudo con la complicidad y cobertura de la policía, políticos y directivos de los clubes, según los fiscales y otros que han estudiado el tema.
Las barras bravas son las culpables de muchos de los 257 muertos relacionados con el fútbol en la Argentina desde 1924; casi la mitad de estos crímenes se cometieron en los últimos 20 años, según Salvemos al Fútbol, una organización no gubernamental de Buenos Aires que está trabajando para erradicar la violencia en el deporte.

"No nos sentimos seguros en los estadios argentinos", dijo Mónica Nizzardo, presidente de Salvemos al Fútbol. "Esta es la razón por la que las familias han dejado de ir".
El jefe de la Barra Brava de San Lorenzo, Cristian Evangelista, lideró el ataque de Bottinelli, los jugadores declararon ante los tribunales, aunque se negaron a nombrar a otros barras implicados. Los dirigentes del club rechazaron hacer cualquier comentario. Después del episodio, el gobierno argentino canceló el siguiente partido de San Lorenzo mientras los funcionarios investigaban.
La violencia en el fútbol llegó a ser tan desenfrenada en la última década que las autoridades decidieron que los hinchas del equipo visitante no pudieran asistir a los estadios en los partidos de las divisiones de ascenso durante cuatro años. La prohibición se levantó en agosto pasado.
Los hinchas del equipo visitante no siempre son el problema. Después de que el histórico club River Plate perdiera un partido en junio y descendiera a la segunda división por primera vez en su historia, sus hinchas destrozaron su propio estadio, lanzando palos, caños de metal y asientos al campo de juego como respuesta a que la policía disparara gases lacrimógenos en las tribunas. Los aficionados se pelearon entre sí y atacaron a periodistas y a la policía, que utilizó balas de goma y carros hidrantes para tratar de aquietar el caos. Se estima que 70 personas resultaron heridas, entre ellas 35 agentes de policía, y cerca de 100 fueron detenidas.

La tensión era palpable en un partido de segunda división entre River Plate y Quilmes, en septiembre. Unos 600 policías levantaron barricadas alrededor del estadio para separar a los hinchas de uno y otro equipo. Después del partido, los aficionados de Quilmes tuvieron que esperar media hora en las tribunas hasta que los hinchas de River se fueran, antes de poder abandonar el estadio.
Reafirmar el control sobre los hinchas rebeldes es más complicado que en Inglaterra, dijeron los expertos que han estudiado la violencia en el fútbol.

En Inglaterra, muchos hooligans son trabajadores, obreros que andan en busca de una pelea de fin de semana. En la Argentina, los barrabravas tienen vínculos con los políticos, la policía y los dirigentes de los clubes, y algunos de sus líderes han ganado la admiración de los aficionados más jóvenes. Los políticos los utilizan como "fuerza de choque", respaldo muscular de los sindicatos contra los rivales políticos. Los fiscales han acusado a algunos barrabravas ​​de matar a los trabajadores sindicalizados.
"Los domingos van al estadio y ondean las banderas del club para apoyar al equipo. Durante la semana que están dando apoyo a políticos y dirigentes sindicales y trabajan como guardaespaldas por las mismas personas que, teóricamente, deberían parar su accionar", relató el fiscal Gustavo Gerlero.

Julio Grondona
La Asociación del Fútbol Argentino (AFA), organismo que controla este deporte a nivel nacional, expresó su preocupación por el papel de la barras bravas en la violencia. Nizzardo y otros han criticado al presidente de la poderosa asociación, Julio Grondona, por no mostrar la voluntad de terminar con la barras. Grondona, de 80 años, comanda la AFA desde 1979, cuando la Argentina se encontraba en medio de una dictadura sangrienta. También es vicepresidente senior de la FIFA, el organismo gobernante el fútbol mundial.

Grondona, quien últimamente se encuentra enfermo, se negó a ser entrevistado. En una entrevista publicada el año pasado el libro El fútbol y la violencia - Miradas y propuestas, Grondona declaró que la AFA quería erradicar a los barrabravas para "asegurar la normalidad en los estadios". Y dijo que los clubes necesitan instituir el "control biométrico" de ingreso a los estadios para "profundizar el derecho de admisión".

Un típica barra brava tiene unos pocos cientos de miembros. Cantan canciones. agitan banderas y grandes pancartas de apoyo a su club. Fuera de la cancha, ganan dinero con la reventa de entradas, el estacionamiento de autos, la venta de drogas ilícitas y, según sostienen algunos fiscales, se llevan un porcentaje de los pases de los jugadores.

Gerlero sugirió que el ataque mortal en 2007 a Gonzalo Acro, miembro de alto rango de la barra brava de River, fue provocado por una disputa por una porción del dinero obtenido de la venta del delantero Gonzalo Higuaín al Real Madrid, transferencia que se realizó por 13 millones de euros (unos 17 millones de dólares). En septiembre, un tribunal en Buenos Aires condenó a Alan y William Schlenker, líderes de la barra de River Plate, y tres socios a la pena de prisión perpetua por disparar tres veces a Acro. En la entrevista el año pasado, Grondona calificó de "absurda" a la idea de que los barrabravas se llevan una parte de la venta de jugadores.

Las barras de los clubes más importantes, como La 12, de Boca Juniors, ganan más de 300.000 pesos al mes (unos 70.000 dólares), con los líderes del grupo llevándose $15.000 o más por mes, dijo Gustavo Grabia, periodista y autor de un best-seller sobre la barra brava de Boca.
Rafael Di Zeo ejemplifica el status de "figura de culto" al que llegan algunos líderes de las barras bravas y el cambio en la cultura de fans en Argentina.

Rafael Di Zeo
Ex líder de La 12, Di Zeo fue puesto en libertad en mayo de 2010 tras cumplir más de tres años por ataque agravado por su papel en una lucha contra hinchas de Chacarita Juniors, en 1999, que se saldó con 14 heridos. Hoy firma autógrafos a los hinchas jóvenes en los partidos y ha aparecido en tapas de revistas.

Hasta los '90, los aficionados idolatraban a los mejores jugadores en sus clubes. Pero con el atractivo cada vez mayor de grandes contratos en el extranjero, muchas estrellas de Argentina partieron para jugar en Europa.

"No hay tiempo para que los niños se identifiquen con un jugador como ídolo de su club"
, explica Grabia. "En su lugar, ellos se identifican con los barrabravas".

El 30 de octubre, Di Zeo hizo su muy esperado regreso. Se paró en el extremo opuesto de la cancha, enfrente de donde manda Mauro Martín, su sucesor, y ambos y se unieron a los hinchas para alentar más fuerte a los jugadores. Di Zeo y algunos de sus dos mil seguidores lanzaron insultos hacia el gran grupo de Martín, entonando canciones que eran un desafío a luchar.
"Oh lelé, oh lalá, a todos los traidores los vamos a matar", cantaban Di Zeo y los suyos. En la tribuna opuesta, Martín fue tomado por la cámara haciendo un gesto de cortar la cabeza.
Después del partido Di Zeo le dijo a los periodistas que había ido al sector del público visitante para evitar problemas. Carla Cavaliere, una jueza de Buenos Aires, no está de acuerdo. El 4 de noviembre le prohibió tanto a Martín como a Di Zeo ir un radio de 500 metros de cualquier estadio en el que se juegue o esté por jugar un partido, hasta el final de esta temporada, una medida de control que aparentemente busca evitar un choque violento.

Di Zeo dijo que la violencia es eterna en el fútbol argentino.
"¿Cree usted que conmigo en la cárcel se va a acabar la violencia", le dijo a Grabia antes de entrar en prisión en 2007, como reseña en su libro: "¿Cree usted que si nos ponen a todos juntos en una plaza para que nos matemos entre nosotros se va a terminar con la violencia? No, esto nunca se va a terminar. ¿Sabés por qué? Porque esto es una escuela. Es la herencia".
Ese tipo de postura violenta ha llevado a muchas familias a dejar de ir a los estadios.
Andrés Nieto, un hincha de San Lorenzo, contó que él dejó de ir a la cancha hace tres años, y que últimamente tuvo que resistir la presión de su hijo de 8 años, que quiere que lo lleve: "Cada día es más difícil ir a los estadios con los chicos a ver los partidos", contó Nieto, un diseñador gráfico de 41 años. "Parece que la calidad del fútbol está empeorando día a día. La mayoría de los jugadores jóvenes está buscando para ir a jugar a cualquier otro país, porque puede ganar más y es menos violento".

Para Nieto, las amenazas y agresiones a jugadores se han vuelto demasiado comunes. Después de ser golpeado por los barras, Bottinelli se fue a la costa para recuperarse. Ha decidido quedarse es San Lorenzo... por ahora. "Estoy un poco nervioso, un poco tenso por lo que tuve que pasar", declaró Bottinelli a Fox Sports después de la paliza. "Ya pasó. ¿Qué le vamos a hacer? Tenemos que convivir con esto en el fútbol".

Esta es la galería fotográfica que acompaña al artículo original.

sábado, 9 de abril de 2022

All Pacific, el combinado peruano-chileno

Entre octubre de 1933 y febrero de 1934 un combinado peruano-chileno recorrió doce países y 23 ciudades de Europa como embajador del estilo que se estaba consolidando en la región. Fue el primer equipo sudamericano que jugó en suelo inglés, disputó 39 partidos y se lo conoció como Combinado del Pacífico.

Por PABLO ARO GERALDES

A comienzos de la década del '30 el empresario peruano Jack Gubbins pensó que sería un éxito comercial llevar hacia Europa a un seleccionado del Pacífico conformado por jugadores de Perú y de Chile, dos países que ya había participado en la primera Copa del Mundo, en Montevideo. 

Cuenta Enrique Roel Miranda en su libro ¡Y dale U! Enciclopedia del deporte peruano que el plantel se conformó con 13 jugadores de Universitario, dos de Alianza, dos de Atlético Chalaco y cuatro chilenos del Colo-Colo. Al equipo se lo bautizó "Combinado del Pacífico" porque este nombre refería a las costas del Pacífico sudamericano y la delegación podría ser más fácilmente identificada con la nacionalidad de los futbolistas que la componían, pero los cables de agencias como Associated Press y United Press lo citaban como "Team Peruano-chileno", ya que la prensa se interesó más por los países que por la referencia geográfica. Para los medios internacionales fue "All Pacific".

Aquella selección binacional se mostró como una vía para mejorar las relaciones internacionales entre ambos países, que entre 1879 y 1884 se habían enfrentado en la Guerra del Pacífico (Chile contra los aliados Perú y Bolivia), pero por sobre todo fue un ambicioso proyecto que le permitió a los organizadores y a los jugadores obtener un rédito económico.

"El origen de la excentricidad fue por el presidente del Colo-Colo, Walter Sanhueza. Estaba en Perú acompañando una gira de su equipo hasta que se le encendió la lamparita y se dio cuenta que el negocio no estaba en enfrentar a Alianza Lima, a Universitario y a Atlético Chalaco tal como ya había hecho, sino que debía juntar a sus mejores jugadores y armar una selección con los peruanos más destacados para visitar otros países", reseña Edwin Jiménez Rojas en su libro Selección Peruana 1924-1939. Así fue que Sanbueza encontró el apoyo del empresario Gubbins, de ascendencia irlandesa, y quien alistó todo para comenzar viaje a comienzos de septiembre.

La delegación tomó forma con 17 futbolistas peruanos y cuatro chilenos:

Jugadores de Universitario (Perú)
Juan Criado (arq)
Arturo Fernández (def)
Ricardo Del Río (def)
Eduardo Astengo (med)
Vicente Arce (med)
Alberto Denegri (med)
Plácido Galindo (med)
Enrique Landa (med)
Teodoro Lolo Fernández (del) Carlos Tovar (del)
Pablo Pacheco (del)
Luis Emilio de Souza Ferreira (del)
Alfredo Alegre (del)
Jugadores de Alianza (Perú)
Juan Humberto Mago Valdivieso (arq) Carlos Alejandro Manguera Villanueva (del)
Jugadores de Atlético Chalaco (Perú) Antonio Maquilón (def)
Alfonso Saldarriaga (def) Jugadores de Colo-Colo (Chile) Juan Montero (med) Guillermo Chato Subiabre (del) Roberto Luco (del) Eduardo Schneeberger (del)
*Algunos reportes mencionan a jugadores de apellido Sastre, Boliano y Morachini: puede tratarse del segundo apellido de algunos de los ya mencionados.
El combinado tenía nombres de experiencia internacional, en aquellos años de escasa competencia. Astengo, Denegri, Galindo, Maquilón y Saldarriaga habían sido parte de la selección peruana que disputó el Campeonato Sudamericano en Buenos Aires, en 1929. Además, Astengo, de Souza Ferreyra, Denegri,  A. Fernández, Galindo, Maquilón, Pacheco, Valdivieso y Villanueva fueron en 1930 a la primera Copa del Mundo, en Montevideo. Del lado de los chilenos, Subiabre jugó el Mundial uruguayo y fue el goleador de su equipo, con 4 tantos: ¡le marcó a los tres rivales, Mexico Francia y Argentina!

Todo ocurrió en Europa en 1933 y se prolongó hasta febrero de 1934. Y los resultados, en un total de 39 compromisos, fueron 13 victorias, 13 empates y 13 derrotas. El goleador fue Teodoro Fernández, a quien apodaban "El cañonero" con 48 conquistas.

La aventura comenzó el 3 de septiembre de 1933, cuando el Alkmaar zarpó de El Callao con rumbo a Liverpool. Se iniciaba la jira (así se escribía entonces) este seleccionado que llevaba una camiseta blanca y en el pecho lucía juntas las banderas de Perú y Chile.

La primera escala de la travesía fue Manta, Ecuador, pero en aquel puerto no consiguieron rivales. Cruzaron el Canal de Panamá y ya en el Caribe, tuvieron sus primeros enfrentamientos: el 11 de septiembre vencieron 7-0 al Curaçao y tres días más tarde superaron 5-1 a un cuadro panameño (más abajo está el detalle de todos los partidos).

El cruce del Atlántico no estuvo exento de dificultades: tempestades y problemas en el buque, aunque lo peor le sucedió al delantero peruano Luis Emilio de Souza Ferreira. Sufrió apendicitis en los últimos once días de viaje y al arribar a Liverpool su cuadro se había agravado. Ya en Dublin, lo operaron y salvó su vida, aunque no pudo jugar sino hasta el final de la gira. De Souza Ferreira, quien en 1930 había anotado el primer gol peruano en la historia mundialista, tuvo una larga vida y murió en 2008 a los 100 años.

El diario El Comercio, de Lima, cubrió toda la gira y gracias a sus reportes se puede rememorar la campaña realizada en Europa.

Antes del debut, el plantel fue recibido por el gobierno irlandés, por el propio Éamon de Valera, presidente del Consejo Ejecutivo del Estado Libre de Irlanda y figura emblemática de la independencia.

El estreno fue en Dublin, el 1 de octubre, ante unas 35.000 personas, con un empate 1-1 frente al Bohemian FC. Resumió El Comercio que "peruanos y chilenos han fusionado sus características de juego constituyendo una buena representación del fútbol sudamericano". La UP daba cuenta que: "el grupo peruano-chileno jugó un lucidísimo football, con todas las reglas del arte, mereciendo grandes aplausos", mientras que AP rescató: "en el primer tiempo, los sudamericanos demostraron rapidez y pericia en el juego, pero abusaron de los pases cortos".

Las islas británicas los vieron pasar de un país a otro: igualaron con el Glentoran en Belfast (Irlanda del Norte), en Escocia cayeron ante el Celtic en Glasgow y ya en Edimburgo, bajo una lluvia torrencial y viento fuerte, volvieron a perder, esta vez contra Heart of Midlothian. En todos los partidos la presencia del conjunto sudamericano despertaba enorme interés. Los esperaba Inglaterra, la cuna del fútbol.

El primer duelo en suelo inglés fue una dura derrota 6-1 ante Newcastle United pero el combinado se rehabilito en Londres con un empate 2-2 ante West Ham United. Fue una batalla brava y tras el pitazo final el chileno Luco, autor del segundo gol, se desmayó. Escribió Daily Mirror: "Desde el punto de vista del arte, la velocidad y la malicia, los visitantes fueron fácilmente los dueños de la situación, y en la forma con que sorprendieron a sus rivales, menos científicos, frecuentemente hicieron que el público de ocho mil espectadores se desatara en carcajadas".

Cruzaron el Canal de La Mancha y los esperaban semanas de trenes y hoteles. La parada en Holanda dibujó una sonrisa, con una victoria 3-0 sobre el Sparta de Rotterdam. De allí viajaron a Checoslovaquia y enfrentaron a un rival con el mismo nombre: el Sparta de Praga, en la celebración del 40º aniversario del club, que ganó 2-1. Al día siguiente, así de vertiginosa era la gira, empataron 2-2 con Slavia, también de la capital checa. Todos destacaban la actuación del arquero Juan Valdivieso: "un jugador capital es su excelente portero Valdivieso, absolutamente uno de los mejores que se ha conocido en Múnich". La ciudad bávara había sido la siguiente escala, en la que cayeron 2-1 ante el Bayern.

En aquel 1933 Alemania comenzaba a vivir la pesadilla del nazismo. En marzo las Schutzstaffel (SS), la guardia de élite de Adolf Hitler, había establecido un campo de concentración a las afueras de la ciudad de Dachau para encarcelar la oposición política al régimen. La censura a opositores y la persecución de las minorías ya había comenzado.

Si bien los medios peruanos destacaban las actuaciones de Lolo Fernández y Alejandro Villanueva, los chilenos, en cambio, resaltaban la participación de colocolino Eduardo Schneeberger, nacido en Temuco de familia germana. Hablaba perfectamente el alemán y durante esos días fue el traductor de sus compañeros. 

El Führer estaba en la tribuna cuando jugaron en Berlín e invitó a los jugadores a una recepción oficial. Cuando saludó a la delegación y vio el buen trato del maestro de ceremonias, se dice que le ofreció quedarse en tierras germanas, para jugar en el Herta. La oferta -si existió- fue rechazada. A Schneeberger lo conocían por el curioso apodo de Montón Chico: la referencia llevaba a otro sobrenombre pintoresco, el de su primo Carlo Schneeberger, a quién el ingenio popular le puso Montón de Letras. Aunque Carlo -también jugador de Colo-Colo- no integra la nómina oficial, aparece en varias fotografías de la gira. 

Sergio González Miranda cuenta en su libro Las historias que nos unen que "En Alemania, la selección peruano-chilena continuó con su labor proto-diplomática al presentarse en el stadium Munich 1860 con banderas de ambos países, las que ofrecieron a los jugadores contrarios. Asimismo los deportistas sudamericanos visitaron el monumento a los guerreros de 1870, dedicado a los combatientes de la guerra franco-prusiana que se iniciara ese año, al que ofrendaron un arreglo floral". Este tipo de actos lo repitieron en París, donde homenajearon al Soldado Desconocido antes de igualar 2-2 con el Club Français.

Aportando más anécdotas a esta travesía histórica, Edwin Jiménez Rojas escribió que "El Chato Subiabre no se destacó tanto adentro de la cancha sino por sus platos de comida típicos de su país que le preparaba a los peruanos en el viaje. Además, en su experiencia a los Juegos Olímpicos de Amsterdam 1928 había tomado la costumbre de pasar largas horas leyendo y difundió en el equipo la práctica". Meses de convivencia habían unido los lazos de amistad.

El resto de noviembre anduvieron recorriendo el sur de Francia, donde jugaron varios partidos en la Costa Azul, antes de tomar el rumbo oeste, hacia España. Pero comenzaron con mala pisada. Un gran problema se suscitó cuando Reynaldo Gubbins (hermano de Jack Gubbins) aceptó jugar dos partidos el mismo día, el 8 de diciembre (feriado, día de la Inmaculada Concepción), en Madrid y en Barcelona. Dividir el plantel en dos no alcanzaba y su solución fue contratar a tres jugadores franceses y un austríaco. No fue una buena idea hacer este experimento ante dos de los rivales más poderosos de la gira. El Barcelona lo batió 4-1 pero el Real Madrid los aplastó con un impiadoso 10-1. Había llegado con gran expectativa a la capital española y la goleadas vapuleó su imagen. El Comercio escribió: "...La concertación de dos partidos fraccionando el equipo peruano-chileno significaba una aventura comercial y nada más, ya que los resultados deportivos podían adelantarse. Al empresario de la gira ha tenido que interesarle más la parte económica que la deportiva y por eso ajustó los dos partidos, sin importarle seguramente sus consecuencias". Aquel día de las abultadas derrotas jugaron con una camiseta blanca, llevando en el pecho bordadas las banderas de ambas naciones.

El historiador peruano Daniel Parodi Revoredo reseña que estas estrepitosas derrotas minaron el interés de los españoles por ver al combinado del Pacífico y en lo que quedó de diciembre apenas consiguieron jugar dos partidos más, pero tuvieron que partir nuevamente a Francia (empataron con Saint-Etienne) e Italia (igualdad con el Pro Vercelli). Por entonces empezaron los rumores de malestar y ganas de volver de varios jugadores, principalmente los chilenos y los de Alianza Lima. La magia se había terminado.

La celebración del año nuevo los encontró en el mar, volviendo. El 1° de enero de 1934, los jugadores expresaron su intención de volver a casa y Gubbins lo entendió, pero las Islas Canarias se convirtieron en algo más que una escala en el cruce del océano: fueron toda una gira dentro de la gira, donde permanecieron por más de un mes.

El 6 de enero vencieron al Marino FC en Las Palmas de Gran Canaria, pero ya se había hecho saber el malestar de los clubes que reclamaban el pronto retorno de sus jugadores. 

Primero los chilenos pidieron el regreso. Alianza reclamaba por telegrama e imponía un plazo de 24 horas para que se le emitiera el pasaje a Valdivieso y Villanueva. Pero Universitario, responsable deportiva de la gira, retrucó con un inciso del contrato que establecía que los pasajes de retorno solamente podían emitirse si eran solicitados por el capitán del equipo (Placido Galindo) y que esto no solo se aplicaba a los jugadores de la U sino a toda la delegación. La postura de Universitario fue contundente: "...no es posible que un cuadro que sale de jira al extranjero pueda verse desintegrado en cualquier momento por satisfacer caprichos de jugadores que no aprecian lo que significa cumplir una responsabilidad. Así como los chilenos han solicitado su pasaje en Tenerife; Villanueva y Valdivieso los han podido pedir en Londres, Pacheco y Lolo en París, y Astengo y Arce en Barcelona, y el empresario se hubiera encontrado con que en lugar de llevar un equipo de deportistas que iban a cumplir un contrato perfecto, se había embarcado una colección de jóvenes a quienes iba a pasear por toda Europa y a quienes iba a regresar a Lima tan luego se cansaran del paseo, dejándolo a él sin poder cumplir sus compromisos y sin poder defender sus intereses".

Alianza retrucó fuerte en la letra del jugador y dirigente Kochoy Sarmiento: "...mal puede llamarse capricho, ni mucho menos no saber aquilatar lo que significa cumplir una responsabilidad al hecho de que por hallarse en mala situación, soliciten que el Club (Universitario) gestione su inmediato regreso. La falta de cumplimiento de los compromisos que el empresario adquirió no obliga a nuestro jugadores a postergar indefinidamente una situación contraria a sus intereses".

El 25 de enero, después de un 2-2 ante la Unión Deportiva Salamanca, en Tenerife, un cable de United Press informó que "todos los elementos del combinado están en Tenerife y no es cierto que se haya embarcado ninguno para Sur América. Desmiéntese la falsa información sobre la fuga del empresario. También es falso que se haya pedido fondos para el regreso del combinado".

Finalmente, el 17 de febrero golearon en Las Palmas al Marino FC por 7-1 y se fueron a preparar las valijas. Al día siguiente abordaron el barco Virgilio, para volver a cruzar el Atlántico. Llegaron al puerto del Callao el 7 de marzo, justamente seis meses después de haber zarpado. Allí fueron recibidos por una muchedumbre emocionada.



EL RESUMEN DE LOS PARTIDOS

Fecha - lugar - rival y resultado 

11-9-1933 - Willemstad, Curaçao: Curaçao 0-7 Perú-Chile
14-9-1933 - Colón, Panamá: Colón Rangers 1-5 Perú-Chile
1-10-1933 - Dublin, Estado Libre de Irlanda: Bohemian 1-1 Perú-Chile 
2-10-1933 - Belfast, Irlanda del Norte: Glentoran 1-1 Perú-Chile 
4-10-1933 - Glasgow, Escocia: Celtic 2-1 Perú-Chile 
9-10-1933 - Edimburgo, Escocia: Heart of Midlothian 3-0 Perú-Chile
11-10-1933 - Newcastle, Inglaterra: Newcastle United 6-1 Perú-Chile 
16-10-1933 - Londres, Inglaterra: West Ham United 2-2 Perú-Chile 
25-10-1933 - Rotterdam, Holanda: Sparta Rotterdam 0-3 Perú-Chile
28-10-1933 - Praga, Checoslovaquia: Sparta Praha 2-1 Perú-Chile
29-10-1933 - Praga, Checoslovaquia: Slavia Praha 2-2 Perú-Chile
1-11-1933 - Múnich, Alemania: Bayern München 2-1 Perú-Chile
5-11-1933 - Dresden, Alemania: (*
11-11-1933 Berlín, Alemania: Berlin XI 3-1 Perú-Chile
12-11-1933 - París, Francia: Club Français 2-2 Perú-Chile
18-11-1933 - Montrouge, Francia: Paris "Entente" XI 2-2 Perú-Chile (**
19-11-1933 - Montpellier, Francia: SO Montpellier 2-1 Perú-Chile
24-11-1933 - Nice, Francia: OGC Nice 2-5 Perú-Chile
30-11-1933 - Nice, Francia: OGC Nice 4-4 Perú-Chile
4-12-1933 - Nice, Francia: Côte d'Azur XI 4-4 Perú-Chile
8-12-1933 - Barcelona, España: Barcelona 4-1 Perú-Chile 
8-12-1933 - Madrid, España: Madrid XI 10-1 Perú-Chile 
17-12-1933 - Saint-Étienne, Francia: Saint-Étienne x-x Perú-Chile (***
26-12-1933 - Sanremo, Italia: US Pro Vercelli 1-1 Perú-Chile
6-1-1934 - Las Palmas de G.C., España: Marino FC 2-1 Perú-Chile
7-1-1934 - Las Palmas de G.C., España: Real Victoria 3-1 Perú-Chile
13-1-1934 - Las Palmas de G.C., España: Real Victoria 2-3 Perú-Chile
15-1-1934 - Las Palmas de G.C., España: Marino FC 0-2 Perú-Chile
18-1-1934 - Santa Cruz de Tenerife, España: CD Tenerife 3-1 Perú-Chile
21-1-1934 - Santa Cruz de Tenerife, España: CD Tenerife 2-2 Perú-Chile
25-1-1934 - Santa Cruz de Tenerife, España: UD Salamanca 2-2 Perú-Chile
3-2-1934 - Las Palmas de G.C., España: Athletic Las Palmas 0-3 Perú-Chile
9-2-1934 - Las Palmas de G.C., España: CD Gran Canaria 0-1 Perú-Chile
14-2-1934 - Las Palmas de G.C., España: Real Victoria 1-1 Perú-Chile
17-2-1934 - Las Palmas de G.C., España: Marino FC 1-7 Perú-Chile

??/??-1934 - Las Palmas de G.C., España: Sportivo 1-0 Perú-Chile
??/??-1934 - Las Palmas de G.C., España:  Real Victoria 1-2 Perú-Chile
??/??-1934 - Las Palmas de G.C., España:  Real Victoria 0-0 Perú-Chile
??/??-1934 - Las Palmas de G.C., España:  CD Tenerife 0-0 Perú-Chile
?/??-1934 - Las Palmas de G.C., España:  UD Salamanca 0-0 Perú-Chile

En total son 39 partidos: 13 victorias, 13 empates y 13 derrotas. Según varias fuentes, Lolo Fernández fue el goleador del equipo, con 48 tantos.

(*) Aunque este partido se ha anunciado, no hay registros.
(**) Entente = Racing Club de Paris + Club Français
(***)  empate sin resultado confirmado

Al retornar de la gira el delantero chileno Roberto Luco (foto) fue contratado por Boca Juniors, equipo con el que fue campeón de Argentina en 1934 y 1935.

En 1935, el fútbol continental volvió a reunirse, en el Sudamericano disputado en Lima. Allí Arce, Denegri, Arturo Fernández, Teodoro Fernández, Tovar, Valdivieso y Villanueva formaron parte de la selección peruana, mientras que Eduardo Schneberger defendió la casaca chilena.

Un año más tarde, en los Juegos Olímpicos de Berlín, Perú deslumbró a los aficionados con la presencia de A.Fernández, T.Fernández, Tovar, Valdivieso y Villanueva, mientras Alberto Denegri había dejado su puesto en el mediocampo para convertirse en el entrenador.