domingo, 30 de mayo de 2021

Todas las mascotas de la Copa América

La Copa América 1987 se sumó a la costumbre que comenzó en el Mundial 1966, la de presentar una mascota en cada campeonato. La tradición no se interrumpió desde entonces. Un repaso a esta historia que ahora se escribe (o dibuja, mejor dicho) para cada torneo y se transforma en una expresión cultural de cada país anfitrión.


Argentina-Colombia 2021 - Pibe
Al final, ni Argentina ni Colombia: Brasil. La pandemia de covid-19 primero postergó el torneo de 2020 a 2021; a semanas de comenzar, Colombia declinó su parte, sumida además en una crisis política, en la Argentina seguía complicada la situación sanitaria...
¿Era un homenaje a los perritos que se meten en las canchas e interrumpen los partidos? Puede ser, antes de que lo desmientan, quedaría como un simpático reconocimiento. Y el nombre es una palabra que une como pocas a dos naciones, en este caso a los argentinos y los colombianos: Pibe, término lunfardo que en la Buenos Aires de 1880 se instaló como "niño", es en Colombia el apodo argentino que recibió desde pequeño Carlos Valderrama, futbolista símbolo de su selección. 

Brasil 2019 - Zizito
Es un capiraba, el mayor roedor del mundo y considerado uno de los animales más sociables del continente americano. Su nombre viene de Zizinho, el ídolo de Pelé que sigue siendo el máximo goleador de la Copa América, con 17 tantos (junto al argentino Norberto "Tucho" Méndez).

Chile 2015 - Zincha
Se trata de un zorro culpeo, elegido porque está a lo largo de la cordillera de Los Andes, donde se lo puede encontrar en Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Chile y una parte de Argentina. Es decir en seis de los países que jugarán el torneo.


Argentina 2011 - Suri
Al igual que para el Mundial Sub 20 de 2001, los argentinos escogieron a un ñandú para acompañar al torneo. Es también conocido como ñandú de Darwin (Pterocnemia pennata), ñandú del norte, choique, ñandú petiso, ñandú cordillerano o suri, de donde proviene el nombre de la mascota. Es un ave no voladora que habita los matorrales abiertos en la estepa patagónica y la meseta andina, sobre los 3.500 metros de altitud. Para esta ocasión se puso la histórica camiseta celeste y blanca.


Venezuela 2007 - Guaki
Se trata de una guacamaya bandera, ave emblemática del trópico que está en peligro de extinción y debe su nombre a sus alas, cuyo plumaje muestra el amarillo, azul y rojo de la bandera venezolana. Fue diseñada por Jhoyling Zabaleta, una chica de 15 años que ganó un concurso en el que participaron casi cinco millones de estudiantes de todo el país.


Perú 2004 - Chasqui
Los chasquis eran los mensajeros del Imperio Inca, muchachos fuertes, atléticos, preparados para recorrer el Tawantinsuyu transportando mensajes y alimentos hasta el Cusco. La correa roja de su morral forma, sobre su vestimenta blanca, la camiseta de la Selección Peruana. En Lima decían con sarcasmo que en realidad era una caricatura del entonces presidente Alejandro Toledo.


Colombia 2001 - Ameriko
Extraña mélange de Astroboy, Pokémon y Teletubbie, este muñeco no tiene ninguna referencia nacional salvo los colores. Según sus creadores, es un extraterrestre del planeta Ko, que llegó a Colombia para disfrutar de la Copa América. Su presencia era habitual en los meses previos al certamen, pero fue tan repudiado que, misteriosamente, desapareció una vez que comenzó el torneo.


Paraguay 1999 - Taguá
Con rasgos algo toscos, se trata de un taguá, un mamífero también llamado pecarí del Chaco, jabalí, solitario, orejudo o Catagonus wagneri, tal su nombre científico, que es endémico en el Gran Chaco de Paraguay, Bolivia y del norte de Argentina. Para resaltar su origen guaraní, viste los colores de la bandera y toma el refrescante tereré, bebida mezcla de agua fría con yerba mate.


Bolivia 1997 - Tatú
Los bolivianos también recibieron a sus hermanos con su fauna autóctona: un tatú carreta que vestía bajo su caparazón el uniforme verde del seleccionado altiplánico. Según los países lo llaman armadillo, quirquincho, peludo, mulita, cachicamo, etc., son mamíferos y se extienden por Sur y Centroamérica. Pertenece a la familia de los Dasypodidae.


Uruguay 1995 - Torito
Tierra ganadera, el Uruguay dejó de lado al indiecito charrúa con el mate bajo el brazo que había dibujado para el Mundialito de 1980 y apostó a la masculina y fornida figura del toro. Simple, sin vueltas, como su nombre, Torito se puso la Celeste y terminó dando la vuelta olímpica en el Centenario. Un detalle: las pezuñas-botines son de una originalidad espectacular.


Ecuador 1993 - Choclito
¿Un choclo que juega a la pelota? Sí, en la imaginación mascoteril (?) todo es posible. Maíz, mazorca, milho, panocha, elote y tantas otras denominaciones recibe que es fácil intuir que ya estaba extendido por toda la América prehispánica. Eso sí, aun con decenas de variedades, éste con la bandera tricolor ecuatoriana es toda una novedad.


Chile 1991 - Guaso
Una rara mezcla de trazo moderno, garabateado a mano alzada, con tradición rural trasandina: el "huaso" que anda a caballo en la zona centro y sur de Chile. Hábiles jinetes en el rodeo chileno, son los equivalente al gaucho argentino. En este difuso diseño no se llega a precisar si juega al fútbol o baila la cueca.


Brasil 1989 - Tico
Un sabiá (Turdus rufiventris), típico pajarito paulista, fue adoptado por todo Brasil para la Copa América que terminaron ganando en el Maracaná. Tico desparramaba simpatía pero todos se preguntaban por qué no lo vistieron con la tradicional camiseta verdeamarela...


Argentina 1987 - Gardelito
La figura aniñada de Carlos Gardel, ícono del tango y símbolo mítico de la argentinidad, fue la que le dio la bienvenida a la nueva era de la Copa América. En 1987 se volvió a una sede única y comenzó la rotación que llevaría el torneo a los diez países miembro de la Conmebol.


sábado, 29 de mayo de 2021

Historial de la Copa de Campeones de Europa / UEFA Champions League


La Liga de Campeones de la UEFA (nombre oficial en inglés: UEFA Champions League; también conocida en España e Hispanoamérica como Copa de Europa o simplemente Champions) es el torneo europeo más importante a nivel de clubes organizado por la Unión de Asociaciones de Fútbol Europeas (UEFA). Fue creada en 1955 bajo la denominación de Copa de Clubes Campeones Europeos (nombre original en francés: Coupe des Clubs Champions Européens), para enfrentar a los campeones de las diferentes ligas nacionales del continente.

Tradicionalmente la Copa era disputada por los campeones de todos los países de la UEFA (aunque hubo algunas excepciones en el primer año o dos, por ejemplo, el representante holandés en el 55/56 no fue campeón Willem II, sino el PSV). Desde la temporada 1991/92 el tradicional formato de "knock-out" fue sustituido por la estructura la liga durante alguna etapa de la competición, con el fin de garantizarle más partidos a los "equipos grandes" y más dinero de la TV a la UEFA.
En 1994/95 se les permitió entrar sólo a los supuestamente "24 mejores" campeones de los países miembro; los demás fueron relegados a la Copa UEFA.

En 1997/98 se les permitió a todos los campeones entrar de nuevo, pero las invitaciones se hicieron también a los subcampeones de los ocho "mejores" países, con 8 equipos cabeza de serie para la fase de liga y los otros teniendo que afrontar varias rondas de clasificación. En 1999/2000, el "mejor" los países pudo introducir hasta 4 equipos y la primera fase de grupos se amplió a 32 clubes; seguida por una segunda fase de grupos de 16 equipos (en 2003/04 esta segunda fase de grupos fue abolida).
Desde 1997/98, los perdedores de la última ronda de clasificación pasan a la Copa UEFA (ahora Europa League). Desde 1999/2000 se modificó y fueron los equipos clasificados en tercer lugar de la de la primera fase de grupos los que pasaron a las últimas rondas de la Copa UEFA.

EN 2020, ante el parate obligado por la pandemia de covid-19 el calendario tuvo que modificarse y cuartos de final y semifinal se jugaron también a partido único, en el llamado Final 8, en Lisboa, Portugal, donde también se disputó la definición que coronó al Bayern.

El Real Madrid es el equipo que más veces la ganó: 13; seguido por el Milan (7), Bayern München y Liverpool (6), Barcelona (5). En cuanto a países, los españoles lideran con 18, seguidos por ingleses con 14 e italianos con 12 conquistas.

HISTORIAL
1955/56 Real Madrid
1956/57 Real Madrid
1957/58 Real Madrid
1958/59 Real Madrid
1959/60 Real Madrid
1960/61 Benfica
1961/62 Benfica
1962/63 Milan
1963/64 Internazionale
1964/65 Internazionale
1965/66 Real Madrid
1966/67 Celtic
1967/68 Manchester United
1968/69 Milan
1969/70 Feyenoord
1970/71 Ajax
1971/72 Ajax
1972/73 Ajax
1973/74 Bayern München
1974/75 Bayern München
1975/76 Bayern München
1976/77 Liverpool
1977/78 Liverpool
1978/79 Nottingham Forest
1979/80 Nottingham Forest
1980/81 Liverpool
1981/82 Aston Villa
1982/83 Hamburger SV
1983/84 Liverpool
1984/85 Juventus
1985/86 Steaua Bucuresti
1986/87 Porto
1987/88 PSV Eindhoven
1988/89 Milan
1989/90 Milan
1990/91 Crvena zvezda
1991/92 Barcelona
1992/93 Olympique Marseille
1993/94 Milan
1994/95 Ajax
1995/96 Juventus
1996/97 Borussia Dortmund
1997/98 Real Madrid
1998/99 Manchester United
1999/00 Real Madrid
2000/01 Bayern München
2001/02 Real Madrid
2002/03 Milan
2003/04 Porto
2004/05 Liverpool
2005/06 Barcelona
2006/07 Milan
2007/08 Manchester United
2008/09 Barcelona
2009/10 Internazionale
2010/11 Barcelona
2011/12 Chelsea
2012/13 Bayern München
2013/14 Real Madrid
2014/15 Barcelona
2015/16 Real Madrid
2016/17 Real Madrid
2017/18 Real Madrid
2018/19 Liverpool
2019/20 Bayern München
2020/21 Chelsea

Chelsea, el último campeón



CAMPEONES POR PAÍSES
España - 18
Inglaterra - 14
Italia - 12
Alemania - 8
Holanda - 6
Portugal - 4
Francia - 1
Rumania - 1
Escocia - 1
Yugoslavia - 1

miércoles, 26 de mayo de 2021

Historial de la UEFA Europa League


La UEFA Europa League es el segundo torneo europeo más importante a nivel de clubes organizado por la Unión de Asociaciones de Fútbol Europeas (UEFA). Fue creada en 1955 originalmente como una competencia para las ciudades, donde se llevaron a cabo ferias internacionales y la participación de los equipos no estaba relacionadas con la posición final en las ligas nacionales.

Las primeras ediciones tuvieron varios equipos-ciudad, por lo general eran combinados de jugadores de los mejores clubes de dicha ciudad (Copenhague, por ejemplo). Hacia fines de los años 60s se la llamaba "Copa de subcampeones" hasta que en 1971 fue sustituida por la Copa de la UEFA.
La asignación del número de plazas por país en base a las actuaciones de los equipos en las últimas cinco temporadas; todos los países tienen garantizado un cupo y los tres países mejor rankeados pueden introducir hasta cuatro participantes.

Fue tradicionalmente disputada por 64 equipos, pero debido a la aparición de nuevos países en el mapa europeo, la UEFA aumentó el número y sumó rondas de clasificación. En la temporada 2004/05 se incorporó una fase de grupos.
En 2009/10 pasó a denominarse UEFA Europa League.

Debido a la pandemia de covid-19, la fase final de la edición 2019/20 se jugó desde la vuelta de los cuartos de final en Alemania.

HISTORIAL
Copa de Ferias
1955/58 Barcelona
1958/60 Barcelona
1960/61 Roma
1961/62 Valencia
1962/63 Valencia
1963/64 Real Zaragoza
1964/65 Ferencváros
1965/66 Barcelona
1966/67 Dinamo Zagreb
1967/68 Leeds United
1968/69 Newcastle United
1969/70 Arsenal
1970/71 Leeds United
Copa de la UEFA
1971/72 Tottenham Hotspur
1972/73 Liverpool
1973/74 Feyenoord
1974/75 Borussia Mönchengladbach
1975/76 Liverpool
1976/77 Juventus
1977/78 PSV Eindhoven
1978/79 Borussia Mönchengladbach
1979/80 Eintracht Frankfurt
1980/81 Ipswich Town
1981/82 IFK Göteborg
1982/83 Anderlecht
1983/84 Tottenham Hotspur
1984/85 Real Madrid
1985/86 Real Madrid
1986/87 IFK Göteborg
1987/88 Bayer Leverkusen
1988/89 Napoli
1989/90 Juventus
1990/91 Internazionale
1991/92 Ajax
1992/93 Juventus
1993/94 Internazionale
1994/95 Parma
1995/96 Bayern München
1996/97 Schalke 04
1997/98 Internazionale
1998/99 Parma
1999/00 Galatasaray
2000/01 Liverpool
2001/02 Feyenoord
2002/03 Porto
2003/04 Valencia
2004/05 CSKA Moscú
2005/06 Sevilla
2006/07 Sevilla
2007/08 Zenit Sankt-Peterburg
2008/09 Shakhtar Donetsk
UEFA Europa League
2009/10 Atlético de Madrid
2010/11 Porto
2011/12 Atlético de Madrid
2012/13 Chelsea
2013/14 Sevilla
2014/15 Sevilla
2015/16 Sevilla
2016/17 Manchester United
2017/18 Atlético de Madrid
2018/19 Chelsea
2019/20 Sevilla
2020/21 Villarreal

Villarreal, el último campeón

LISTA DE CAMPEONES POR PAÍSES

España - 19
Inglaterra - 13
Italia - 10
Alemania - 6
Holanda - 4
Portugal - 2
Rusia - 2
Suecia -2
Bélgica - 1
Turquía - 1
Ucrania - 1
Yugoslavia - 1
Hungría - 1

viernes, 21 de mayo de 2021

Isidro Lángara: el vasco inolvidable



Por PABLO ARO GERALDES

Infinidad de veces los hinchas se preguntaron: si casi la mitad de los argentinos lleva un apellido español, si su inmigración se hizo de a millones y hoy su colectividad es de las más extensas, ¿por qué el Deportivo Español no es el equipo más popular del país? La respuesta es sencilla: llegó tarde al reparto de hinchas.

Cuando se fundó el club de la colectividad española, el 12 de octubre de 1956, los vascos, gallegos, asturianos, andaluces, etc. que vivían en la Argentina (y sus descendientes) ya eran hinchas, en su mayoría, de San Lorenzo de Almagro.

Hacia fines de los años '30, miles de españoles encontraron refugio y brazos abiertos en la Argentina, escapando del horror de la Guerra Civil. Pero la explicación de esta identificación de los españoles con el equipo del barrio porteño de Boedo no es racional. Fue un amor a primera vista que se selló para siempre el 21 de mayo de 1939, apenas dos días después del desfile de la victoria de Francisco Franco en Madrid. Y el protagonista excluyente fue el vasco Isidro Lángara, un centrodelantero que llegaba desde México con laureles de goleador. Las noticias de su talento tenían un aval importante: en San Lorenzo ya jugaba el vasco Ángel Zubieta, quien lo había acompañado en la Selección de Euskadi que había deslumbrado en el exilio. Además, Guillermo Stábile lo había visto en Europa y le garantizó a los dirigentes sanlorencistas: "Con Lángara usted compra goles seguro".

Un barco lo traería desde México, donde había vivido unos años de su exilio, mientras su tierra vasca se desangraba por la Guerra Civil, acosada por la sombra asesina del 'Generalísimo' Francisco Franco, que quería imponer una España única, la suya, sin respetar las identidades nacionales de vascos, gallego, catalanes...

Ese domingo de otoño marcó a fuego la relación entre los hispanos y San Lorenzo. Por la 10ª fecha del campeonato, River Plate visitaba el Gasómetro de Avenida La Plata. Por la mañana recaló en el puerto de Buenos Aires el buque que traía a Lángara desde las costas aztecas, y a algún "desubicado" se le ocurrió proponerle jugar en un par de horas, sin tener en cuenta que venía de casi dos semanas de viaje. Pero el vasco, ansioso por reencontrarse con Zubieta, y orgulloso de ser un embajador deportivo de Euskal Herria, dijo que sí.

Los primeros 45 minutos fueron imborrables: Lángara marcó cuatro goles; a los 7', a los 13', a los 21' y a los 39'. La radio transmitía los goles de este grandote desconocido para el fútbol argentino. Nadie sabía quién era este nuevo ídolo que humillaba al poderoso River que tenía a jugadores de la talla de Minella, Moreno, Pedernera y Peucelle, un germen de lo que sería La Máquina.

No había marcha atrás, esa tarde todos los españoles, perseguidos o no, republicanos y falangistas, sintieron que Isidro Lángara era un motivo de orgullo nacional y se encariñaron para siempre con la camiseta roja y azul de San Lorenzo.

En total, el vasco hizo 110 goles para el equipo de Boedo, en 198 partidos hasta 1943. Es el séptimo goleador de la historia del club.
El Gasómetro revienta de gente, el fondo de River Plate no entiende nada: ¿de dónde salió este grandote? Es Isidro Lángara: del barco que lo trajo de México, directo al corazón de San Lorenzo de Almagro.

Su historia
Nacido en Pasaia, unos kilómetros al este de Donosti (Guipúzcoa), el 15 de mayo de 1912. Isidro Lángara brilló con toda su intensidad en el fútbol español de los años 30. Había comenzado en modestos equipos de su País Vasco natal, como el Siempre Adelante de Pasaia, el Andoain y, finalmente, el Tolosa CF. A los 18 años, en 1930, firmó para el Real Oviedo, con el que triunfaría hasta erigirse como uno de los jugadores más importantes de su historia. Fue Pichichi en las Ligas de 1934 (27 tantos), 1935 (26) y 1936 (27). Sus descollantes actuaciones con la casaca azul del Oviedo, lo llevaron a ser seleccionado para jugar el Mundial Italia 1934. Su promedio de gol con la Selección Española es impresionante: 17 en 11 partidos.

Su era dorada con Oviedo se cortó de manera dramática en julio de 1936, con el estallido de la Guerra Civil. En esa primera etapa con el Oviedo Lángara jugó 220 partidos oficiales y marcó 281 goles.

Durante el conflicto, Lángara combatió en el bando republicano. En 1937 se enroló en la Selección de Euskadi, el equipo nacional creado por el Gobierno Vasco para recaudar dinero en Europa para los refugiados vascos y realizar propaganda en favor del Gobierno Vasco y la República. En la Euskal Selekzioa coincidió con muchos de los mejores futbolistas vascos de la época como Luis Regueiro, Guillermo Gorostiza o Txato Iraragorri. El Euzkadi brilló en su gira europea, pero tras caer Bilbao en manos franquistas la Selección partió hacia América para proseguir su derrotero, pasando por Cuba, México y Argentina.

Finalmente esta Euskal Selekzioa se afincó en México, donde jugó la Liga Mayor de 1938/39 con el nombre de Club Deportivo Euzkadi. Fue la selección del torneo azteca y terminaron en el segundo puesto. En abril de 1939 finalizó la guerra con la derrota republicana y la Selección de Euzkadi se disolvió. Varios volvieron a Euskal Herria pero Lángara optó por seguir exiliado y buscar equipo en Argentina, donde su ex compañero y amigo Zubieta lo esperaba en San Lorenzo de Almagro
Isidro Lángara y Rinaldo Martino

En 1942 San Lorenzo viajó a México, donde disputó diez partidos. El equipo azulgrana marcó 42 goles, 23 de los cuales fueron del querido Lángara. Y se quedó. En 1943, año del comienzo de la Liga profesional mexicana, fue contratado por el Real Club España. Lángara hizo 27 goles en su primer temporada, el siguiente año marcó 38 goles y un año después 40. En México fue dos veces goleador (1944 y 1946) y ganó una Liga y una Copa.

En 1946 puso fin a su exilio y volvió a España, donde jugó nuevamente para el Real Oviedo. Fueron dos temporadas en las que vio acción en 29 partidos; marcó 23 goles.

Retornó a México, donde dejó el fútbol y se quedó a vivir allí. Entre 1950 y 1951 se dirigió a Unión Española de Chile y luego fue DT el Puebla (México), con el que conquistó la Copa México en 1953. En 1955 fue entrenador de San Lorenzo de Almagro. El 21 de agosto de 1992 murió Andoain, en su amado País Vasco.

El fútbol argentino lo recuerda y San Lorenzo de Almagro lo tienen en su galería de futbolistas inolvidables.

jueves, 20 de mayo de 2021

Botín de Oro europeo

El Botín de Oro es el trofeo con el que se premia cada año al mayor goleador de las ligas europeas. La European Sports Magazines empezó a otorgarlo en la temporada 1967/68.

Actualmente, la clasificación se obtiene con un sistema de puntos que pondera el nivel de la liga en la que compita un jugador: en los campeonatos de España, Inglaterra, Alemania, Francia e Italia los goles se valoran con 2 puntos. En el caso de Austria, Holanda, Bélgica, Portugal, Turquía, Bulgaria, Croacia, Escocia, Grecia, Israel, Noruega, Polonia, República Checa, Rusia, Serbia, Suiza y Ucrania cada gol da 1,5 puntos.

En las ligas de Albania, Andorra, Armenia, Azerbaiján, Bosnia-Hercegovina, Belarús, Chipre, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Finlandia, Islas Feroe, Georgia, Gales, Hungría, Irlanda, Irlanda del Norte, Islandia, Kazajstán, Lituania, Luxemburgo, Letonia, Macedonia, Malta, Moldavia, Montenegro, Rumania y Suecia cada gol se cuenta con 1 punto.
Esta clasificación está basada en los coeficientes UEFA de cada liga y puede variar cada año.

1968 a 1990
Temporada / Ganador (Nacionalidad) Goles / Club
1967/68 Eusébio (Portugal) 42 Benfica
1968/69 Petar Zhekov (Bulgaria) 36 CSKA Sofia
1969/70 Gerd Müller (Alemania Federal) 38 Bayern München
1970/71 Josip Skoblar (Yugoslavia) 44 Olympique de Marseille
1971/72 Gerd Müller (Alemania Federal) 40 Bayern München
1972/73 Eusébio (Portugal) 40 Benfica
1973/74 Héctor Yazalde (Argentina) 46 Sporting Lisboa
1974/75 Dudu Georgescu (Rumania) 33 Dinamo Bucarest
1975/76 Sotiris Kaiafas (Chipre) 39 Omonia Nicosia
1976/77 Dudu Georgescu (Rumania) 47 Dinamo Bucarest
1977/78 Hansi Krankl (Austria) 41 Rapid Viena
1978/79 Kees Kist (Holanda) 34 AZ Alkmaar
1979/80 Erwin Vandenbergh (Bélgica) 39 Lierse SK
1980/81 Georgi Slavkov (Bulgaria) 31 Trakia Plovdiv
1981/82 Wim Kieft (Holanda) 32 Ajax
1982/83 Fernando Gomes (Portugal) 36 Porto
1983/84 Ian Rush (Gales) 32 Liverpool
1984/85 Fernando Gomes (Portugal) 39 Porto
1985/86 Marco Van Basten (Holanda) 37 Ajax
1986/87 Toni Polster (*) (Austria) 39 Austria Viena
1987/88 Tanju Çolak (Turquía) 39 Galatasaray
1988/89 Dorin Mateut (Rumania) 43 Dinamo Bucarest
1989/90 Hristo Stoichkov (Bulgaria) 38 CSKA Sofia - Hugo Sánchez (México) 38 Real Madrid

(*) Rodion Cămătaru fue descalificado al cometerse varias irregularidades en numerosos partidos de la Liga Rumana, anotó 20 goles en 6 partidos, lo que le llevó a la cifra total de 44 goles.

1991 a 1996
Durante este período no fue otorgado ningún premio al goleador de Europa, pero a continuación se muestran los jugadores que lo hubiesen ganado:
Temporada / Ganador (Nacionalidad) Goles / Club
1990/91 Darko Pancev (**) (Yugoslavia) 34 Crvena Zvezda
1991/92 Ally McCoist (Escocia) 34 Glasgow Rangers
1992/93 Ally McCoist (Escocia) 34 Glasgow Rangers
1993/94 David Taylor (Gales) 43 Porthmadog FC
1994/95 Arsen Avitisyan (Armenia) 39 Homenhem
1995/96 Zviad Endeladze (Georgia) 40 Margveti

(*) Darko Pancev recibió el premio en 2006, pues después de una protesta desde Chipre, donde un jugador había anotado 40 goles, France Football decidió quitarle la oficialidad a la competición hasta 1996.

1997 a la actualidad
Temporada / Ganador (Nacionalidad) Goles / Club
1996/97 Ronaldo (Brasil) 34 Barcelona
1997/98 Nikos Machlas (Grecia) 34 Vitesse
1998/99 Mário Jardel (Brasil) 36 Porto
1999/00 Kevin Phillips (Inglaterra) 30 Sunderland
2000/01 Henrik Larsson (Suecia) 35 Celtic FC
2001/02 Mário Jardel (Brasil) 42 Sporting Lisboa
2002/03 Roy Makaay (Holanda) 29 Deportivo La Coruña
2003/04 Thierry Henry (Francia) 30 Arsenal
2004/05 Diego Forlán (Uruguay) 25 Villarreal - Thierry Henry (Francia) 25 Arsenal
2005/06 Luca Toni (Italia) 31 Fiorentina
2006/07 Francesco Totti (Italia) 26 Roma
2007/08 Cristiano Ronaldo (Portugal) 31 Manchester United
2008/09 Diego Forlán (Uruguay) 32 Atlético de Madrid
2009/10 Lionel Messi (Argentina) 34 Barcelona
2010/11 Cristiano Ronaldo (Portugal) 40 Real Madrid
2011/12 Lionel Messi (Argentina) 50 Barcelona
2012/13 Lionel Messi (Argentina) 46 Barcelona
2013/14 Luis Suárez (Uruguay) 31 Liverpool - Cristiano Ronaldo (Portugal) 31 Real Madrid
2014/15 Cristiano Ronaldo (Portugal) 48 Real Madrid
2015/16 Luis Suárez (Uruguay) 49 Barcelona
2016/17 Lionel Messi (Argentina) 37 Barcelona
2017/18 Lionel Messi (Argentina) 34 Barcelona
2018/19 Lionel Messi (Argentina) 36 Barcelona
2019/20 Ciro Immobile (Italia) 36 Lazio
2020/21 Robert Lewandowski (Polonia) 41 Bayern München

Lionel Messi y su récord de 6 Botines de Oro
El Botín de Oro es llamado Bota de Oro en España. También se lo conoce como Golden Boot (inglés), Souier d'Or (francés), Scarpa d'Oro (italiano), Goldener Schuh (alemán), Bota de Ouro (portugués), Gouden Schoen (holandés), Gheata de Aur (rumano), Златна обувка (búlgaro), Guldskon (sueco), Altın Ayakkabı Ödülü (turco), Χρυσό Παπούτσι (griego) y Zlatna kopačka (croata), por citar solamente los idiomas de los ganadores.

lunes, 17 de mayo de 2021

El rechazo del Cholo Simeone

La anécdota la escuché a principios de los ochenta en una tribuna de La Bombonera después de un rechazo de puntín que fue a dar contra los palcos: un hincha le contaba al otro que una tarde, hacía ya unos cuantos años, en otra vida, un jugador había reventado la pelota tan fuerte que la había sacado a la calle. La historia, que me parecía imposible, fantástica, me fascinó y le pregunté quién era el futbolista con esa fuerza descomunal. La respuesta me quedó grabada: el Cholo Simeone.

Los años pasaron y en 1987 debutó en Vélez Sarsfield un tal Diego Simeone, a quien el periodismo, en un alarde de imaginación, bautizó Cholito. Ahí recordé a aquel Cholo que había sacado una pelota afuera de La Bombonera. ¿Este Cholito sería el hijo del Cholo? Ambos habían surgido de Vélez Sarsfield, podría ser; pero no. Pronto supe que no tenían relación pese a la coincidencia del apellido.

Diego Simeone creció -en edad y en lo futbolístico- hasta llegar a portar la cinta de capitán de la Selección Argentina. Integró aquel extraordinario seleccionado de Alfio Basile que ganó la Copa América en 1991 y 1993. Cuando ya había dejado atrás el diminutivo para asumir como Cholo, recordé a aquel otro Cholo, el primero, el original, al que no había visto jugar pero cuyo despeje narrado durante mi niñez se había convertido en una película que se repetía cada vez que visitaba el estadio de Brandsen y Del Valle Iberlucea. 

¿Sería cierto? ¿Se trataría de un mito urbano? ¿Podía un jugador -por más fuerzas que tuviera- sacar una pelota por arriba de los palcos afuera de La Bombonera? Consultas a los archivos de DeporTEA me dieron la respuesta afirmativa y la fecha exacta: todo ese relato era real y había ocurrido el domingo 4 de octubre de 1964.

Por la 21ª fecha del campeonato de Primera División, Boca Juniors recibía a Estudiantes de La Plata. En un avance visitante, José Yudica le dio un pase al puntero izquierdo Adolfo Bocha Bielli y éste se escapaba solo por la banda cuando el Cholo Simeone le llegó al cruce y rechazó el balón con tal determinación y potencia que la elevó por encima de los viejos palcos... ¡A la calle! La multitud explotó en una ovación y la pelota quedó picando en la cuadra de Del Valle Iberlucea. 

Al final empataron 0-0 pero ninguno de los asistentes olvidó el rechazo de Simeone, aquel recio marcador de punta derecha que había llegado a Boca en 1961, proveniente de Vélez, y había sido campeón en 1962. Quienes lo vieron en la cancha destacan su velocidad, su dureza y lo fuerte que era para cortar por abajo, además de ganador en el juego aéreo, pese a tener una gran estatura. 

En la fecha 29, la penúltima, el cuadro xeneize empató con River Plate en La Bombonera y salió campeón 1964, título que repetiría al año siguiente, también con Simeone.

Escena de aquel Boca-Estudiantes, con Rattin como protagonista.


Aquella tarde contra Estudiantes, Boca Juniors formó con: Antonio Roma - Rubén Magdalena, Silvio Marzolini - Carmelo Simeone, Antonio Rattin, Orlando - Benicio Ferreira, Alberto Mario González, Paulo Valentim, Ángel Clemente Rojas y Ernesto Grillo. El entrenador era Aristóbulo Deambrossi. A los 38' Boca se quedó con diez por lesión de Magdalena.

Por su parte, Estudiantes de La Plata alineó a Juan Oleynicky, Ernesto Jáuregui, Juan Biagioli, Raul Madero, Manuel Castillo, Miguel López, Eduardo Domínguez, Ángel Nardiello, Luis Leeb, José Yudica, Adolfo Bielli. DT: Carlos Aldabe.

Boca Juniors campeón 1964. Parados Antonio Rattin, José María Silvero,  Orlando, Antoni Roma, Silvio Marzolini, Carmelo Simeone. Agachados: Ernesto Grillo, Norberto Menéndez, Paulo Valentim, Benicio Ferreira y Alberto Mario González,

viernes, 14 de mayo de 2021

Entrenadores campeones con la Selección Argentina

Globalmente conocidos son César Luis Menotti y Carlos Bilardo, los entrenadores que guiaron a la Selección Argentina a sus dos máximas conquistas: las Copas del Mundo 1978 y 1986, respectivamente. Pero además, la celeste y blanca ganó 14 veces el Campeonato Sudamericano que premia con la Copa América: recordar a los directores técnicos que estuvieron detrás de cada equipo supone ya un desafío a la memoria. ¿Y los otros torneos? ¿Los juveniles? ¿Las selecciones femeninas? ¿El futsal?
Este es un repaso a los entrenadores que llegaron a lo más alto del podio comandando a diferentes representativos nacionales.

Recopilado por PABLO ARO GERALDES

COPA DEL MUNDO
1978 – César Luis Menotti
1986 – Carlos Bilardo

CAMPEONATO SUDAMERICANO / COPA AMÉRICA
1921 – no tenía entrenador
1925 – Ángel Vázquez
1927 – José Lago Millán
1929 – Francisco Olazar - Juan José Tramutola
1937 – Manuel Seoane
1941 – Guillermo Stábile
1945 – Guillermo Stábile
1946 – Guillermo Stábile
1947 – Guillermo Stábile
1955 – Guillermo Stábile
1957 – Guillermo Stábile
1959 – Victorio Spinetto - José Barreiro - José Della Torre
1991 – Alfio Basile
1993 – Alfio Basile
2021 – Lionel Scaloni

COPA DEL REY FAHD / CONFEDERACIONES
1992 – Alfio Basile

COPA ARTEMIO FRANCHI
1993 – Alfio Basile

COPA DE LAS NACIONES
1964 – José María Minella

CAMPEONATO PANAMERICANO
1960 – Guillermo Stábile

JUEGOS OLÍMPICOS
2004 – Marcelo Bielsa
2008 – Sergio Batista

TORNEO PREOLÍMPICO
1960 – Ernesto Duchini
1964 – Ernesto Duchini
1980 – Federico Sacchi
2004 – Marcelo Bielsa
2020 – Fernando Batista

JUEGOS PANAMERICANOS
1951 – Guillermo Stábile
1955 – Ernesto Duchini
1959 – Ernesto Duchini
1971 – Rubén Bravo
1995 – Daniel Passarella
2003 – Miguel Ángel Tojo
2019 – Fernando Batista

JUEGOS SUDAMERICANOS - ODESUR
1982 – César Luis Menotti
1986 – Carlos Pachamé

COPA MUNDIAL JUVENIL / SUB-20
1979 – César Luis Menotti
1995 – José Pekerman
1997 – José Pekerman
2001 – José Pekerman
2005 – Francisco Ferraro
2007 – Hugo Tocalli

CAMPEONATO SUDAMERICANO JUVENIL / SUB-20
1967 – Juan Carlos Giménez - Mario Imbelloni
1997 – José Pekerman
1999 – José Pekerman
2003 – Hugo Tocalli
2015 – Humberto Grondona

TORNEO ESPERANZAS - TOULON
1975 – César Luis Menotti
1998 – José Pekerman

CAMPEONATO SUDAMERICANO SUB-17
1991 – Reinaldo Merlo
1995 – José Pekerman
2003 – Hugo Tocalli

CAMPEONATO SUDAMERICANO SUB-15
2017 – Diego Placente



SELECCIONES FEMENINAS

COPA AMÉRICA
2006 – Carlos Borrello

JUEGOS SUDAMERICANOS / ODESUR
2014 – Ezequiel Nicosia



FUTSAL

COPA DEL MUNDO
2016 – Diego Giustozzi

COPA AMÉRICA
2003 – Fernando Larrañaga
2015 – Diego Giustozzi

COPA CONFEDERACIONES 
2014 – Diego Giustozzi

SUDAMERICANO SUB-20
2016 – Diego Giustozzi

lunes, 10 de mayo de 2021

Todos éramos del Napoli

El fútbol era otro. Italia era la meca del fútbol mundial a la que solamente accedía un puñado de figuras de primerísimo nivel mundial: Platini, Elkjaer-Larsen, Boniek, Falcao... y se sumó Maradona. No había lugar para jugadores de segundo orden, estrellas de países emergentes ni pasaportes italianos que aparecían mágicamente. Para jugar en el calcio había que ser un crack en serio.

El fútbol era otro. Nosotros éramos otros. Adolescentes encantados con la magia de Diego, inmediatamente sumamos nuestra adhesión al Napoli a la que ya teníamos por el Barcelona. El Milan tenía un cuadro espectacular, la Juventus desplegaba un fútbol impresionante, el Inter imponía su presencia en cualquier estadio, pero nosotros no nos subíamos a los carros triunfales, simplemente nos hicimos del Napoli por amor a él.


A mediados de los ’80 no se podía ser argentino sin ser del Napoli. Esa camiseta celeste, tan poco acostumbrada a los éxitos, nos convocaba desde la presencia de Diego. El modesto equipo del sur de Italia no proponía el mismo brillo que las grandes squadras del norte, pero tenía a Maradona, como un alquimista que podía materializar los sueños más imposibles.
Lejos estaba el periodismo en aquellos años de escuela secundaria, en los que el fútbol invadía todos los espacios de conversación. Los interminables debates entre compañeros de Boca y de River, de Independiente y de Racing, de San Lorenzo y todos los demás encontraban un nuevo punto de hermandad semanal: todos éramos del Napoli.

No había todavía televisión por cable, pero el Canal 9 de Buenos Aires transmitía cada domingo el fútbol italiano. Y entonces, muchas horas antes de que nuestros equipos salieran a la cancha, cuando el fútbol se jugaba completamente en domingo, dejábamos el desayuno familiar, la misa en la Iglesia o los paseos tradicionales: allí estábamos todos frente al televisor, como tifosi napolitanos a once mil kilómetros del estadio San Paolo esperando una gambeta, una locura de Diego, un gol para gritarlo hasta la afonía. No importaba si la emisión traía las imágenes de Milan-Udinese, allí estaríamos todos esperando que sonaran las trompetas con el anuncio “Napoli in vantaggio” para alegrarnos como si se tratase de un gol de nuestro equipo de siempre.

El Mundial de México selló para siempre nuestro amor con Diego Maradona. Si aquella selección pudo conquistar la Copa del Mundo a partir del brillo del número 10, la Serie A invitaba a soñar con una hazaña semejante. ¿Podría aquel limitado equipo del Napoli llegar a la cumbre del calcio? ¿Era posible para el modesto Napoli superar a los poderosos equipos del norte? Solamente sería viable si Diego desplegaba todo su talento, y allí, detrás de sus gruesa figura estábamos todos los jóvenes argentinos, empujando a esa escuadra napolitana que llevaba los mismos colores que la bandera nacional.

No había estallado la globalización, no existía internet ni había canales deportivos. La revista El Gráfico traía imágenes y reportajes exclusivos desde Italia, que leíamos y atesorábamos con devoción religiosa. Pero no era suficiente. Ahí empezaban las peripecias para conseguir el póster que nadie tenía, escribir cartas a Italia para intercambiar material con aficionados de allí, hasta que descubrimos un kiosco (solamente uno) que traía a Buenos Aires la revista Guerin Sportivo. Era carísima, pero íbamos cada semana a comprarla para tener ese material que ningún chico argentino tenía.

Aprendimos a leer en italiano gracias a esa publicación y a la necesidad de tener más de Diego, de querer estar más cerca del Napoli.

Adornábamos nuestras carpetas escolares con fotos de Guerin Sportivo, antes de “estudiar” sus páginas con muchísima más dedicación que los libros de historia y geografía. Sabíamos todo del calcio: podíamos precisar la defensa del Atalanta, decir los nombres de los 16 estadios de la Serie A, marcar al Avellino en un mapa o recordar el fixture del Empoli, el Verona o el Como. Nos transformamos en eruditos del fútbol italiano, pero especialmente del Napoli.

Cuando el primer Scudetto se hizo realidad, la mañana del 10 de mayo de 1987, “estuvimos” todos en el San Paolo, contra la Fiorentina. Lo festejamos unidos como solamente la Selección Argentina había podido juntarnos, un año antes.
Solo en mi cuarto, en ese madrugador horario de los domingos y varios años antes de empezar mi carrera en el periodismo, salté de alegría junto a los napolitanos, me arrodille junto a la cama a implorar ante el póster de Maradona, grité en cada jugada y sufrí con sudor helado hasta que el árbitro marcó el final, sabiendo que un pedazo grande de esa gloria tenía el sello argentino. La explosión de felicidad fue allá como una erupción del Vesubio... aquí, como una repetición de la gloria del 86. No existía otro tema. Terminado el partido, los vecinos salían a la calle a compartir su alegría, a enorgullecerse por el compatriota que era portador de festejos a los más humildes de Italia.

Aquel domingo, horas después, cada uno en la tribuna de su club de siempre, había un solo tema de conversación que sobrepasaba a Boca, Vélez o Newell’s Old Boys: Diego lo había hecho de nuevo. Así como nos había llenado de gloria en el estadio Azteca, él había llevado a la cima al humilde equipo de Nápoles para ponerlo por arriba de los poderosos del calcio. Esa victoria la sentimos como propia, como el más napolitano devoto de San Genaro. La festejamos en nuestras calles bonaerenses, como si se tratase de la Gallería Umberto I, la Via San Gregorio Armeno o la zona de Fuorigrotta, donde se alza el estadio San Paolo.

No importaba la distancia en aquellos años. La felicidad venía importada de Italia gracias a Diego Maradona, cuando todos éramos del Napoli.


miércoles, 5 de mayo de 2021

Tragedias en los estadios

Escenarios de emociones y pasiones deportivas, a lo largo de un siglo y medio de fútbol los estadios se transformaron en malditas ocasiones en trampas mortales.
Este es un compilado de las tragedias que se cobraron mayor número de vidas en los estadios del mundo.

⚫️ 5 de abril de 1902
Ibrox Park, Glasgow, Escocia
Partido: Escocia - Inglaterra

Trasncurría el primer tiempo del partido por el Campeonato del Interior británico cuando la parte trasera de la nueva construcción, la West Stand (tribuna oeste) se derrumbó debido a las fuertes lluvias de la noche anterior. Entre doscientos y trescientos hinchas cayeron desde unos 12 metros hasta el suelo, 25 personas murieron y 517 resultaron heridas.​
Debido al accidente, las estructuras de acero y los tablones de madera fueron desacreditados y sustituidos en todo el Reino Unido por otras con el apoyo de movimientos de tierra o de hormigón armado.
El juego continuó para evitar que los hinchas (se calculó una asistencia de 68.000) salieran del estadio en masa y obstaculizaran el trabajo de rescate, pero el 1-1 fue anulado por ambas Asociaciones. El cotejo volvió a disputarse el 3 de mayo en el Villa Park, de Birmingham, y toda la recaudación se destinó al fondo para las víctimas de la tragedia.


⚫️ 2 de julio de 1944
Estadio Monumental, Buenos Aires, Argentina
Partido: River Plate - San Lorenzo de Almagro

Luego de la victoria riverplatense 2-1, los simpatizantes de San Lorenzo protestaron manifiestamente al árbitro Bartolomé Macías, cuya labor fue decepcionante. Estos reclamos pasaron a incidentes que fueron luego reprimidos por la policía, mientras se producía la salida de los hinchas mediante una escalera en caracol hacia la puerta 11, que se encontraba cerrada. Allí se produjo la tragedia: la multitud que pugnaba por salir empezó a ser aplastada. Murieron 9 personas.
El caso fue cerrado indicando que el episodio fue causado por uno de los muertos que al caer desencadenó la avalancha. Evidentemente no se investigaron las falencias edilicias, la represión policial sin permitir salida al exterior ni el cierre de la puerta que debía estar abierta.


⚫️ 9 de marzo de 1946
Burden Park, Bolton, Inglaterra
Partido: Bolton Wanderers - Stoke City

La revancha por los cuartos de final de la FA Cup tenía un tremendo atractivo: ver estrellas como Stanley Matthews de Stoke y Nat Lofthouse de Bolton atrajo más gente de lo habitual. Antes de que abrieran los molinetes comenzaron a llegar fanáticos de ambos lados. Cuando las puertas se abrieron, parecía haber pocos indicios del desastre que se avecinaba. Sin embargo, a medida que avanzaba la tarde no paraba de llegar más y más gente. A las 14:15 el ambiente tanto dentro como fuera del estadio se tornaba insoportable. Los hinchas que esperaban afuera estaban siendo aplastados contra la pared del estadio y los que estaban al frente de la fila eran presionados -quisieran o no- hacia adelante hasta que estuvieron tan apretados que no pudieron avanzar más. En la grada, a los niños los pasaban sobre las cabezas de los adultos para evitar asfixia.
Faltando 20 minutos para el comienzo, cerraron los molinetes pero los hinchas los pasaban por alto o se trepaban por los muros cerrados, mientras que otros caminaron a lo largo del endeble terraplén del ferrocarril que corría a lo largo de la parte superior del estadio, lo que hizo que el vallado se rompiera fácilmente.
Los de adentro, hacinados; los de afuera pugnando por ingresar. La gente comenzó a caer al suelo y los que estaban a su alrededor no pudieron evitar pisarlos. Las paredes perimetrales cedieron y las avalanchas se volvieron incontenibles.
Sorprendentemente, el partido empezó y se paró rápidamente, pero solo para que la policía pudiera sacar a los que se habían caído en la cancha. El juego continuó, aunque nuevamente se detuvo después de unos minutos más cuando un policía habló con el árbitro George Dutton para informarle que había habido "una muerte".
Tras un parate de media hora, volvieron a jugar, mientras se seguían retirando los cuerpos. En total murieron 33 personas y otras cuatrocientas resultaron heridas. El 0-0 fue lo de menos.


⚫️ 24 de mayo de 1964
Estadio Nacional, Lima, Perú
Partido: Perú - Argentina (equipos preolímpicos)

Más de 47 mil personas seguían el encuentro clasificatorio para los Juegos Olímpicos de Tokio: Argentina ganaba 1-0 cuando a falta de 6 minutos para el final del partido, Perú empató. Sin embargo el árbitro uruguayo Ángel Pazos anuló el gol: la decisión provocó un estallido de furia y varios hinchas saltaron a la cancha para agredirlo. Los policías soltaron a los perros, que se abalanzaron sobre los seguidores locales.
La ira ganó las tribunas e hinchas de ambos países empezaron una pelea a palos y navajazos. La policía peruana, desbordada por la batalla campal que se había desatado en las tribunas, intentó sin éxito detener los disturbios y empeoró la situación arrojando gases lacrimógenos, lo que provocó la estampida de cientos de aficionados tratando de huir, pero las puertas de la tribuna norte estaban cerradas, imposibilitando la salida. Se supo después que las puertas habían sido cerradas por la policía, en su intento de que los espectadores se calmaran y regresaran a sus asientos. Esta tragedia se saldó oficialmente con un total de 328 muertos y más de 500 heridos. Es la tragedia más grande de la historia del fútbol.


⚫️ 17 de septiembre de 1967
Kayseri Ataturk Stadium, Kayseri, Turquía
Partido: Kayserispor - Sivasspor

Con el equipo local en ventaja por gol de Küçük Oktay a los 20', la violencia comenzó después de la provocación de los fanáticos de Kayserispor en el entretiempo. Hinchas de los dos equipos de ciudades vecinas, algunos de ellos armados con palos y cuchillos, comenzaron a arrojarse piedras unos a otros, y los fanáticos que trataban de huir causaron una estampida frente a las salidas de las tribunas que no se pudieron abrir, resultando en 43 muertos y al menos 300 heridos (600 según el periódico Hürriyet). Es la peor tragedia de violencia relacionada con el deporte en Turquía.
A ambos equipos se les condenó a no poder llevar a sus aficionados a sus partidos por el resto de la temporada y se les prohibió enfrentarse entre sí por 5 años. Finalmente se encontraron en la Tercera División en la temporada 1990/91 y la enemistad se convirtió en una rivalidad pacífica. En 2004 el Kayserispor cambió su nombre por Kayseri Erciyesspor.


⚫️ 23 de junio de 1968
Estadio Monumental, Buenos Aries, Argentina
Partido: River Plate - Boca Juniors

Finalizado 0-0 el Superclásico del fútbol argentino se produciría la peor tragedia deportiva del país: 71 hinchas de Boca Juniors murieron en su mayoría por asfixia y otros 150 resultaron heridos cuando trataban de salir por la escalera que baja hacia la Puerta 12 del estadio de River Plate. Pero quienes estaban más abajo no podría salir mientras la multitud que seguía bajando por las escaleras sumaba presión a los de abajo, que quedaban aplastados.
La causa aún no se pudo determinar. Hay dos versiones bien definidas: los molinetes de ingreso no habían sido retirados; las rejas metálicas no estaban del todo abiertas, por lo cual la salida se había convertido en una trampa mortal. La segunda hipótesis señala que la Policía Federal se había organizado para "peinar" la salida de los visitantes y así atrapar a la barra de Boca, acusada de haber tirado proyectiles durante el partido y, sobre todo, por haber cantado la Marcha Peronista, lo que significaba un delito en plena dictadura de Juan Carlos Onganía.
Pese a las fuertes sospechas sobre la actuación policial y el club River Plate, las causas y responsabilidades de la tragedia nunca fueron adecuadamente establecidas. Nunca hubo detenidos ni culpables por la "Tragedia de la Puerta 12".


⚫️ 2 de enero de 1971
Ibrox Park, Glasgow, Escocia
Partido: Rangers - Celtic

Otras vez el mismo escenario, 68 años después. Se terminaba en 0-0 un Old Firm (el clásico más importante de Escocia), al que acudieron más de 100.000 hinchas, cuando al minuto 89 el Celtic clavó el 0-1 de visitante. Algunos seguidores del Rangers comenzaron a irse pero en los instantes finales del partido Colin Stein anotó el empate. Mientras, muchos de los que se estaban yendo pugnaron por volver a la tribuna cuando miles de espectadores cayeron al suelo por la escalera 13: una de las causas sería que alguien, posiblemente llevando a un niño en los hombros, cayó causando una cadena masiva de amontonamiento de personas. ​Las barandas cedieron a la presión y la avalancha se tornó incontenible.
La tragedia provocó la muerte de 66 personas, incluyendo muchos niños. La mayoría de las víctimas murió por asfixia debido a la compresión, con cuerpos que se apilaban hasta 1,80 metros. Unos 200 aficionados más resultaron heridos.


⚫️ 17 de febrero de 1974
Estadio Zamalek, El Cairo, Egipto
Partido: Zamalek - Dukla Praha (Checoslovaquia)

Este amistoso internacional iba a disputarse en el Estadio Nasser, mucho más grande, pero sobre la fecha se cambió al Zamalek, con capacidad para 40.000 espectadores, por lo que muchos hinchas pensaron que no podrían conseguir un lugar. Con la multitud pugnando por entrar (se estimaba que afuera había unas 80 mil personas), se produjo una estampida y unas barreras se derrumbaron, sepultando a gran cantidad de gente.
En total se contabilizó a 48 muertos y medio centenar de heridos. El estadio, que tenía por nombre oficial "Mohammed Hassan Helmy" (ex jugador dente del club), fue rebautizado en 2014 como Abdel-Latif Abu-Rajelha Stadium, el nombre de otro presidente de la institución cairota.


⚫️ 11 de diciembre de 1976
Stade Sylvio Cator, Port-au-Prince, Haití
Partido: Haití - Cuba

Eliminatoria para la Copa del Mundo Argentina 1978, zona Caribe. El héroe mundialista del '74 Emmanuel Sanon selló el empate 1-1 que le daba vida a Haití para definir en un tercer partido en Panamá. En medio de la algarabía, un hincha hizo explotar un petardo, que el público confundió con un disparo, lo que derivó en escenas de pánico. En medio de las corridas, se cayó un soldado cuya ametralladora se disparó y mató a dos niños. El caos continuó, dos hombres fueron pisoteados hasta la muerte, otro la encontró tratando de saltar sobre una pared. El mencionado soldado se suicidó... En total la noche terminó con 6 muertos y un sinnúmero de heridos.


⚫️ 8 de febrero de 1981
Estadio Georgios Karaiskakis, El Pireo, Grecia
Partido: Olympiakos - AEK

Tras la victoria de Olympiakos por 6-0 se desató la mayor tragedia relacionada con el deporte en Grecia, y unos de los mayores en el mundo: un total de 21 hinchas (20 del local y una seguidora de AEK) perdieron sus vidas y 55 resultaron heridos en lo que hoy es la "Thyra 7" (Puerta 7), donde se concentran los fanáticos normalmente.
Aún se debaten las causas del desastre. Según la policía, el principal detonante fue una puerta mal cerrada. Luego del partido, la excitación por la goleada rojiblanca hizo que varios hinchas perdieran el equilibrio y cayeran. Tras ellos vino una horda de fans que hizo aún más difícil que se levantaran o que pudieran cubrirse. La gran mayoría de las víctimas eran adolescentes y adultos jóvenes.
Como homenaje y en memoria a las víctimas de "Desastre de Karaiskakis", todos gritan al unísono "Αδέρφια, ζείτε, εσείς μας οδηγείτε" ("Hermanos, vivís, sois los que nos conducís"). En esa grada hay 21 asientos de color negro en forma de siete, además de un pequeño monumento al este del estadio con los nombres de todas las víctimas.


⚫️ 8 de noviembre de 1981
Estadio Manuel Mujillo Toro, Ibagué, Colombia
Partido: Deportes Tolima - Deportivo Cali

El Tolima disputaba un partido clave en sus aspiraciones de clasificar al cuadrangular final del fútbol colombiano y la gran expectativa se tradujo en tribunas colmadas con unos 17 mil espectadores. Antes de que los jugadores salieran a la cancha se sintió un estruendo: una de las barandas de las tribuna occidental cedió, se desprendió e hizo caer a los asistentes que se encontraban en la parte alta encima de las personas ubicadas en la tribuna baja. Una mole de 50 toneladas cayó sobre los espectadores dejando 19 muertos y 45 heridos.
Periodistas narraban desde la parte de arriba lo sucedido mientras el ruido de las sirenas empezaba a ser el único sonido en el Estadio y sus alrededores. Espectadores y hasta los jugadores hicieron una cadena humana sacando los escombros para recuperar el mayor número de aficionados.
El encuentro se postergó y se pasó a jugar en Bogotá, donde una semana después Tolima ganó 1-0. Tras la tragedia, el estadio fue reconstruido en su mayoría entre el 1982 y el 1985 dejándolo de solamente una bandeja.


⚫️ 20 de octubre de 1982
Estadio Lenin, Moscú, Unión Soviética
Partido: Spartak Moscú - Haarlem (Holanda)

Durante toda la semana el clima de Moscú fue muy desapacible y apenas se vendieron 16.000 de las 80.000 entradas, por lo que las autoridades diseñaron un dispositivo de seguridad con tan solo dos tribunas habilitadas.​ No obstante, se permitió que casi todos los hinchas estuviesen concentrados en la cabecera más cercana a la estación de metro.
Como el Spartak dominó sin sobresaltos, en el tramo final de este partido por la Copa de la UEFA muchos aficionados se fueron antes de tiempo por la única salida abierta. Sin embargo, el resbalón de una aficionada en las escaleras provocó un efecto dominó que atrapó a centenares de personas.​ La estampida coincidió además con el segundo gol del Spartak en tiempo de descuento, con numerosos seguidores queriendo regresar a las gradas para celebrarlo. Según la cifra oficial, murieron 66 personas (la mayoría por asfixia) y hubo al menos 61 heridos.
El dirigente Yuri Andrópov —quien un mes después del suceso asumiría como secretario general de PCUS— impulsó una comisión de investigación para esclarecer lo sucedido, pero los únicos condenados fueron el director del estadio y el gerente, ambos con una pena de tres años en la prisión de Butyrka que posteriormente fue amnistiada. El rol de la policía no fue revisado hasta que siete años después, en 1989, la política de glásnost propició la desclasificación del informe con el reporte oficial de víctimas: en algunas publicaciones se ha llegado a hablar de hasta 300 muertes, pero esa cifra nunca fue confirmada.​ Aun con las imprecisiones, esta es considerada una de las mayores tragedias deportivas de la historia rusa.


⚫️ 7 de noviembre de 1982
Estadio Pascual Guerrero, Cali, Colombia
Partido: América - Deportivo Cali

El clásico vallecaucano le dio vida a la sexta fecha del octagonal. El equipo rojo ganaba 3-1 y por eso algunos hinchas empezaron a abandonar la tribuna Sur con prisa, para poder tomar sin congestión el bus para volver a casa. Cuando faltaban solo cinco minutos para que el árbitro argentino Teodoro Nitti pitara el final del partido, comenzaron a resonar gritos debajo de la rampa de la tribuna sur del estadio. Quienes salían empezaron a apurar su paso porque desde arriba de la tribuna varias personas los estaban orinando. Se armó el caos. Se formó una estampida humana de aficionados que trataba de esquivar como fuera la meada. Encima la rampa estaba resbaladiza por las lluvias previas.
La gente corría despavorida. Mientras, en la cancha el Cali descontó por medio de Roberto Mosquera y luego alcanzó un agónico empate por medio del delantero uruguayo Carlos Amaro Nadal, lo que produjo que muchos aficionados intentaran volver sobre sus pasos para retornar a la tribuna y ver el final del partido, pero se chocaban con los que salían apresurados para evitar ser orinados. Eso hizo que la rampa colapsara y que jóvenes, ancianos y hasta niños quedaran atrapados. Fue tanta la congestión que una de las barandas se desplomó. Hubo caídas, gente con los huesos quebrados y personas asfixiadas.
Así lo que narró el diario El Tiempo: "En fracción de segundos el Pascual Guerrero pasó de ser centro de una fiesta deportiva a un escenario de una tragedia de grandes magnitudes. La estampida de los espectadores, que se acumularon en las puertas de salida, dejó como balance 24 muertos y más de 100 heridos. La causa principal de los decesos fue la asfixia, al ser pisoteados por la multitud presurosa. Claro que el pánico que se apoderó de los asistentes también ayudó a que aumentara el desconcierto y el número de damnificados".


⚫️ 11 de mayo de 1985
Valley Parade stadium, Bradford, Inglaterra
Partido: Bradford City - Lincoln City

Todo comenzó en la última fecha de la Football League Third Division (entonces tercera categoría del fútbol inglés) en el que el Bradford City celebraba su ascenso a la Second Division. Poco antes del final del primer tiempo un cigarrillo mal apagado en un vaso de plástico arrojado a través de los tablones debajo de la tribuna principal (erigida en 1908), derivó en un gran incendio que se llevó la vida de 56 personas y dejó un saldo de 265 heridos. En apenas cuatro minutos el fuego se extendió por toda la tribuna provocando su caída.
El árbitro Don Shaw avisado por uno de sus asistentes suspendió el partido tres minutos antes del descanso; tras esta medida la mayor parte de los espectadores saltaron al campo de juego para ponerse a salvo. Pero los que optaron por escapar por los molinetes de entrada quedaron atrapados, ya que las puertas habían sido cerradas para evitar que los espectadores entraran sin pagar.
Las investigaciones posteriores determinaron que aquel cigarrillo fue el detonante, junto con los restos de basura acumulados durante años bajo los asientos y la madera de las gradas produjeron un efecto devastador.


⚫️ 29 de mayo de 1985
Heysel Stadium, Bruselas, Bélgica
Partido: Liverpool (Inglaterra) - Juventus (Italia)

Era nada menos que la final de la Copa de Campeones de Europa, por lo que gran parte del mundo siguió los hechos en vivo a través de la TV.
El estadio estaba repleto con 60.000 espectadores, con más de 25 mil hinchas de cada equipo. Las cabeceras detrás de los arcos eran zonas sin asiento y la UEFA separó a las seguidores de cada club en diferentes zonas, y reservó otras para los aficionados belgas. Pero muchas de las entradas reservadas al público local fueron adquiridas por hinchas de Liverpool y Juventus que terminaron coincidiendo. El drama se desencadenó hacia las 19 horas, una hora antes del pitazo inicial, en la zona Z, un sector de a pie, junto a un córner. La zona Z estaba mayoritariamente ocupada por hinchas de la Juve pero era anexa a la zona X, donde había mayoría del Liverpool.
Los aficionados más violentos del Liverpool, muchos de ellos alcoholizados, empezaron a tirar objetos y se abalanzaron sobre los hinchas italianos; se produjo una avalancha y los de Juventus, intentando alejarse, se acumularon en el fondo de la zona, aprisionados por una parte contra el muro donde finalizaba la tribuna, y por otra parte contra las vallas "protectoras" que separaban las gradas del campo de juego. Cientos de juventinos quedaron aprisionados contra las vallas, que eran fijas y no tenían salidas de emergencia, bajo la presión de miles de personas.
La situación encrespó al público en el resto del estadio, impotente desde sus localidades. Algunos hinchas, tanto de uno como de otro equipo, llegaron a saltar al campo armados con palos y otros objetos, y se dirigieron a las zonas de la afición rival con ánimo de agredirla. Las fuerzas de seguridad tomaron posiciones para evitar que la situación se desbordase; hicieron cordones de seguridad para separar las zonas del estadio para evitar que se produjeran más invasiones de una zona a otra. Pero tardaron demasiado. Además, al cerrar los accesos a la zona Z para que no pudiesen entrar aficionados, también impidieron que pudieran salir los que había en ella, hecho que convirtió la zona Z en una jaula donde cientos de hinchas seguían amasados y aplastados por la presión de la multitud.
La situación se prolongó durante muchos minutos a la espera de la llegada de especialistas que pudieran sacar las vallas que aprisionaban a los aficionados. Se produjeron cientos de casos de asfixia, aplastamiento y crisis de ansiedad. Algunos hinchas y policías ayudaron a parte de la gente a pasarse a la cancha, pero el número de médicos fue insuficiente ante la situación y muchos gente apenas recibió los primeros auxilios de otros aficionados.
Finalmente las ambulancias llegaron a entrar al mismo terreno de juego y empezaron a evacuar a cientos de heridos, pero no se pudo evitar la muerte de 39 aficionados (34 italianos, dos belgas, dos franceses y un británico) y heridas a más de 450. La mayoría fallecieron por asfixia y aplastamiento. Muchos cadáveres fueron depositados en un espacio anexo a la cancha, visible desde otras zonas del estadio.
Los sucesos causaron un gran impacto mundial ya que ocurrieron minutos antes del inicio de la final, cuando los canales ya estaban emitiendo las imágenes en directo para todo el mundo. Ante el caos, la UEFA analizó suspender el encuentro, pero finalmente decidió que se jugase por el riesgo de que la suspensión conllevase peores consecuencias. La final comenzó con una hora y 25 minutos de retraso por decisión del jefe de la policía belga, capitán Johan Mahieu, y del alcalde de Bruselas, Hervé Brouhon, "para evitar una guerra civil"​ no obstante la negativa del plantel italiano. Antes del inicio los capitanes Gaetano Scirea y Phil Neal leyeron un comunicado redactado en italiano e inglés, respectivamente, por los altoparlantes del estadio para tranquilizar al público.
Un gol de Michel Platiní de penal a los 57' le dio a Juventus la Copa de Europa.
En 1989 y tras cinco meses de juicio solo fueron inculpados por la Tragedia de Heysel 14 barras del Liverpool, que fueron condenados a tres años de prisión por la justicia belga. Pero cuando llevaban cumplida media condena la sentencia fue suspendida tras el recurso de la defensa, al entender que el homicidio fue involuntario. También fueron sancionados por la UEFA el Liverpool y los clubes ingleses, que por cinco años no pudieron disputar competiciones europeas, y les conminó a tomar severas medidas para frenar la violencia de sus hooligans.


⚫️ 12 de marzo de 1988
Dasarath Rangasala Stadium, Katmandú, Nepal
Partido: Janakpur Cigarette Factory Ltd - Mukti Joddha Bangaldesh

Durante un partido por el Tribhuvan Challenge Shield se desató una tormenta de granizo y aunque suelen ser habituales en esa época del año, esta causó pánico en la multitud que buscó refugio en la tribuna oeste, la única cubierta, pero la policía los rechazó. Luego regresaron a la tribuna sur donde se produjo una avalancha en la salida del túnel a través: no pudieron escapar porque las puertas del estadio estaban cerradas, causando un aplastamiento fatal a los que estaban adelante.
Aunque nunca hubo cifras oficiales, se acuerda que en total murieron 93 personas y un centenar más resultaron heridas cuando intentaban huir.
A pesar de la gravedad de los hechos, el gobierno autocrático de Nepal en ese momento decidió no indemnizar a las víctimas porque "los fanáticos estaban en el estadio por su propia elección y el gobierno no jugó ningún papel en causar la catástrofe".


⚫️ 15 de abril de 1989
Hillsborough Stadium, Sheffield, Inglaterra
Partido: Nottingham Forest - Liverpool

Por una de las semifinales de la FA Cup, el estadio de la ciudad de Sheffield se vio desbordado: 96 hinchas del Liverpool murieron aplastados contra el alambrado perimetral a causa de una avalancha. Otros 175 sufrieron heridas. La investigación posterior concluyó que las causas no habían tenido que ver con ningún episodio de violencia sino por el exceso de público y el mal estado del estadio, que no cumplía los requisitos de seguridad.
En 2012 una comisión de investigación independiente publicó una resolución por la que se deduce que la policía fue la más directamente responsable de la seguridad del estadio aquel día y, por lo tanto, la culpable de la tragedia.
Pese a que los hechos de Hillsborough no estuvieron directamente provocados por actos violentos, fueron el disparador para que el gobierno de Margaret Thatcher dictara la Football Spectators Act y el Taylor Report para erradicar el fenómeno del hooliganismo y mejorar la seguridad en los estadios.


⚫️ 7 de julio de 1990
Muqdisho Stadium, Mogadiscio, Somalía
Partido: Jubba - Shabelle

Los representativos de las provincias de Jubba y Shabelle se enfrentaban en la capital somalí, en la inauguración de la 16ª edición del torneo Interregional. En el minuto 20 del partido los encargados de la seguridad del presidente del Gobierno, Siad Barre, decidieron abrir fuego contra un sector del público al comenzar a oírse gritos de protesta contra el mandatario (al frente del país desde 1969, cuando había perpetrado un golpe de estado).
Un escueto comunicado emitido por el Ministerio de Trabajo, Deportes y Asuntos Sociales indicaba que los guardaespaldas de Barre tan sólo dispararon sus armas al aire y que tres personas murieron debido a "un desgraciado accidente". Sin embargo el número de muertos oscila entre 65 y 109, según especularon en su momento fuentes diplomáticas extranjeras, ante la falta de datos fidedignos.


⚫️ 13 de enero de 1991
Oppenheimer Stadium, Orkney, Sudáfrica
Partido: Kaiser Chiefs - Orlando Pirates

Los dos equipos más populares del país se enfrentaban en un amistoso de pretemporada en Orkney, a 200 kilómetros de Johannesburgo. El estadio tenía capacidad para 23.000, pero alrededor de 30.000 hinchas ingresaron sin ser separados de acuerdo al equipo que apoyaban.
Cuando el árbitro convalidó un gol de Kaiser Chiefs, seguidores de Orlando Pirates arrojaron latas y frutas a los hinchas rivales, mientras que otros más violentos supuestamente atacaron con cuchillos. Se produjo una estampida de pánico: quienes intentaban escapar de las peleas fueron pisoteados o aplastados hasta la muerte contra las vallas antidisturbios.
En total 42 espectadores murieron por aplastamiento.


⚫️ 5 de mayo de 1992
Stade Furiani, Bastia, Francia
Partido: SC Bastia - Olympique de Marseille

El Olympique, por entonces el mejor equipo de Francia (y que un año después sería campeón de Europa), visitaba Bastia por una de las semifinales de la Coupe de France. Ante una partido de tanta trascendencia, la junta directiva del Bastia quiso aprovechar añadiendo una tribuna provisoria adicional, aumentando el número de asientos en un 50%. Las autoridades locales aprobaron el proyecto sin restricciones.
Pero antes de comenzar el partido, la grada no soportó el peso y se derrumbó, matando a 19 personas y dejando además 2300 heridos.
El partido obviamente no se disputó y como resultado de esa catástrofe, la final de la Coupe de France tampoco. El título quedó vacante.


⚫️ 16 de octubre de 1996
Estadio Mateo Flores, Guatemala, Guatemala
Partido: Guatemala - Costa Rica

El sueño de llegar por primera vez a un mundial entusiasmó a los hinchas guatemaltecos que esa noche colmaron el estadio para el partido de eliminatorias contra Costa Rica. El recinto podía albergar a 50.000 espectadores, pero la reventa de entradas falsificadas hizo sobrepasar esa cantidad.
Las tribunas ya estaban repletas y que algunos aficionados habían escalado las paredes para ingresar, mientras otros empujaban las puertas para forzar a las autoridades que los dejaran pasar. Los incidentes empezaron en la entrada General Sur, minutos antes del partido: hinchas que se abalanzaron sobre esa puerta sur atropellaran a los otros que estaban sentados en las gradas, se produjo una avalancha que fue aplastando a los que estaban más abajo contra el alambrado. Las muertes se produjeron por asfixia y golpes al caerles encima el grupo que forzosamente buscaba entrar al estadio.
Desde el campo de juego, policías y periodistas se dieron cuenta que no se trataba de una pelea, sino que los hinchas estaban atrapados. Un oficial de la Policía ordenó que abriera el alambrado perimetral que separa la tribuna de la cancha y la gente se empezó a precipitar, algunos inconscientes. Los sobrevivientes trataban de sacar a los demás. Los que no estaban paralizados ni muy golpeados, cargaban en hombros a los heridos para recostarlos sobre el césped.
En total murieron 83 personas y otras doscientas resultaron heridas. En 2016 el recinto cambió su nombre por Estadio Nacional Doroteo Guamuch Flores.


⚫️ 11 de abril de 2001
Ellis Park, Johannesburgo, Sudáfrica
Partido: Kaiser Chiefs - Orlando Pirates

Un estadio con capacidad para 60.000 espectadores y un derby que atrajo al doble de gente... no podía terminar bien. Encima eran los mismos equipos que jugaron cuando ocurrió el desastre de Orkney, en 1991, se sabía que era un partido de máxima seguridad. Algunos informes especulan con que entraron 90 mil personas en el recinto, otros llegan a citar 120 mil, una locura.
Un gol de Orlando Pirates desató las avalanchas de los que pugnaban por entrar a las tribunas ya abarrotadas. Primero, muchos se volcaron al sector de prensa, pero a medida en que avanzaba la estampida, 43 personas murieron aplastadas y otras 150 sufrieron heridas. Aparentemente, guardias de seguridad no entrenados dispararon gases lacrimógenos a los hinchas y exacerbaron la situación, pero la Policía negó esta información. Cuando se hizo evidente la tragedia, se paró el partido y la multitud se dispersó. Los cuerpos fueron colocados en la cancha para su identificación y atención médica, pero ninguno fue revivido.
La investigación final concluyó que una de las principales causas fue el soborno al personal de seguridad que admitió a los fanáticos sin entradas y el control deficiente de la multitud.


⚫️ 9 de mayo de 2001
Ohene Djan Stadium, Accra, Ghana
Partido: Hearts of Oak - Asante Kotoko

La mayor tragedia en suelo africano: 127 personas murieron en la capital ghanesa. Antes del partido se habían previsto disturbios y se adoptaron medidas de seguridad. Después de que el equipo local marcara dos goles que sirvieron para remontar el partido y dejar el marcador con 2-1, los aficionados del Asante Kotoko empezaron a lanzar asientos y botellas al campo de juego.​ La policía respondió lanzando gases lacrimógenos a la tribuna,  lo que provocó una avalancha por el pánico. La mayoría de las víctimas murió por asfixia por compresión. Los informes afirmaban que el personal médico ya había abandonado el estadio, ya que el partido estaba por finalizar, y que algunas de las pocas puertas estaban bloqueadas, lo que ocasionó un cuello de botella. El Ghana Institute of Architects tildó al estadio de "trampa mortal".
Una investigación oficial culpó a la policía por su reacción desmedida con un comportamiento imprudente y el uso indiscriminado de balas de goma y gases lacrimógenos.


⚫️ 29 de marzo de 2009
Stade Houphouët-Boigny, Abidjan, Costa de Marfil
Partido: Costa de Marfil - Malawi

La eliminatoria camino la primera Copa del Mundo en suelo africano concitó gran atención entre los marfileños, que en 2006 habían hecho su debut mundialista. Con los 35.000 lugares vendidos, la gente empezó a llegar desde la mañana para el partido que comenzaría a las 17:00. Pasaban las horas y se acercaba lo hará del comienzo cuando todavía muchos seguían sin poder entrar, aun teniendo sus entradas. Algunos intentaron forzar un pasaje para ingresar al estadio. Ante el desborde de gente, la policía lanzó gases lacrimógenos, causando una estampida seguida del colapso de una sección de la pared.
"Diecinueve personas murieron y 132 resultaron heridas, algunas de ellas en estado grave", agregó una fuente médica. Las víctimas fueron llevadas como se podía a través de la cancha hacia la enfermería del estadio para que recibieran los primeros auxilios antes de la evacuación de la mayoría de los heridos, en particular al centro hospitalario de Treichville (distrito de clase trabajadora de Abidjan) y al hospital militar.
Durante el partido los hinchas vibraron con los "Elefantes", comandados por capitán Didier Drogba, que se impusieron por 5-0. La mayoría de los espectadores ignoraban lo que había ocurrido en la entrada.


⚫️ 1 de febrero de 2012
Port Said Stadium, Port Said, Egipto 
Partido: Al-Masry - Al-Ahly

Cuando el partido ya había finalizado, con victoria local por 3-1, miles de hinchas del Al-Masry ingresaron a la cancha para perseguir a los jugadores y aficionados del Al-Ahly arrojando piedras, botellas y amenazando con armas blancas. La estampida vandálica provocó la muerte de 74 personas y cerca de cien resultaron heridas.​
El origen de los altercados tiene un fuerte componente político: Al-Ahly se proclamaba como firme defensor de la Primavera Árabe y sus hinchas había sido parte muy activa en la revuelta popular a favor del derrocamiento del dictador Hosni Mubarak acaecida en 2011 mientras que la hinchada mas radicalizada de Al-Masry mostraba su apoyo incondicional al régimen, de ahí que planearan una venganza para cuando Al-Ahly visitara Port Said.
La Junta Militar ordenó que dos helicópteros del Ejército se desplacen a Port Said para evacuar al plantel y a los hinchas del Al-Ahly.
A raíz de la tragedia las autoridades nacionales decidieron suspender indefinidamente la liga. Los jugadores Mohamed Aboutrika y Mohamed Barakat, ambos veteranos de la selección egipcia, se retiraron del fútbol después de esta noche trágica. Ellos y sus compañeros tuvieron que huir de la cancha ante la invasión salvaje de los hinchas del Al-Masry.
El 26 de enero de 2013 un tribunal egipcio condenó a 21 de 70 acusados a la pena de muerte. Las reacciones no se hicieron esperar y cientos de personas se echaron a la calle en contra de esta decisión. Las consecuencias fueron trágicas ya que hubo 30 fallecidos en enfrentamientos contra la policía.​


⚫️ 8 de febrero de 2015
Air Defense Stadium, El Cairo, Egipto
Partido: Zamalek - ENPPI

Según las poco confiables fuentes del Ministerio del Interior, que comanda a la policía, los uniformados comenzaron a disparar después de que hinchas sin entradas "intentaron romper las puertas del estadio por la fuerza, lo que obligó a la seguridad a detenerlos". Fue cuando se produjo el asesinato de al menos 30 personas, que según citas oficiales "fueron causadas por el pánico resultante a causa de la estampida". Aplastamiento y asfixia fueron la causa de la mayoría de los decesos.
Sin embargo, los sobrevivientes afirmaron que la policía disparó gases lacrimógenos y perdigones de escopeta contra los fanáticos de Zamalek, que sí habían comprado sus boletos, mientras intentaban ingresar al estadio de Defensa Aérea, un recinto de propiedad militar en el este de El Cairo.
Uno de los testigos que sobrevivió a un disparo de escopeta en el pecho, declaró que unos mil fanáticos quedaron atrapados en un camino estrecho que conduce a las puertas del estadio poco después de las 16:00 y, aun con sus entradas, se les impidió entrar ya que la policía cerró el pasillo con alambre de púas. "Nos quedamos allí por mucho tiempo y la gente comenzó a lastimarse en el alambre de púas. Nos quedamos atrapados adentro y la gente comenzó a moverse y gritar. Entonces, la policía pensó que estábamos tratando de causar problemas, por lo que dispararon gas lacrimógeno".
La hinchada de Zamalek tuvo un rol especial en las protestas en favor de la democracia desde 2011, lo que llevó a algunos de ellos a sugerir que esta masacre constituía un acto de venganza estatal.
Los enfrentamientos llevaron al gobierno a posponer la Premier League egipcia.