viernes, 26 de febrero de 2021

Árbitros británicos en Argentina

En la 26ª fecha del campeonato de 1937 el árbitro inglés Isaac Caswell había sentado un curioso precedente al dirigir el partido entre Racing y Ferro Carril Oeste en la cancha de River Plate. "Su desempeño causó muy buena impresión: aplicó estrictamente el reglamento y sancionó las infracciones con un rigor desacostumbrado en los jueces locales", reseñó Pablo Ramírez en su obra Historia del Fútbol Argentino, publicada por La Nación.

Hacia 1947 el arbitraje contaba con tres entidades pero ninguna agremiación: la Asociación Argentina de Árbitros de Fútbol (no la actual AAA), la Federación Metropolitana y la Federación de Árbitros. Tenían diferentes criterios y los hinchas advertían un favoritismo hacia los cinco grandes. Entonces el recuerdo de Caswell se convirtió en un antecedente de lo que ocurriría al año siguiente.

La Asociación del Fútbol Argentino decidió traer referees británicos por el bajo nivel de los árbitros nacionales. Manuel Paulino González, ex jugador y luego dirigente de Newell's Old Boys, fue designado al frente de la Comisión de Árbitros y viajó a Gran Bretaña para comenzar las tratativas... y de paso contrató a tres jugadores escoceses para su club.

En la primera fecha del torneo, el 18 de abril, debutaron ocho jueces llegados de la tierra de los creadores del football. Ocho jueces para los ocho partidos, en un torneo de 16 equipos.

Los ocho árbitros británicos, tras firmar contrato en la sede de la AFA.
Parados: Dean, Gibbs y Hartles; sentados: Provan, Gregory, White, Cox y Brown.

En esa jornada histórica, Harry Hartles −el que se volvería más popular− dirigió San Lorenzo de Almagro 0-1 Huracán; Charles Dean fue el árbitro de Estudiantes de La Plata 2-1 Lanús; James Provan comandó Boca Juniors 1-4 Racing; Lionel Gibbs estuvo en Rosario con Newell’s Old Boys 3-1 Vélez Sarsfield; David Gregory arbitró Banfield 4-2 Gimnasia y Esgrima; y a Aubrey White le tocó la goleada Independiente 10-2 Rosario Central. Además de estos seis ingleses, los dos escoceses debutaron aquella tarde: John Cox fue el juez de Platense 3-2 Chacarita Juniors, mientras que William Brown estuvo en Tigre 1-4 River Plate. 

El juego cambió y empezaron a sancionarse más penales que en jugadas similares los árbitros argentinos dejaban pasar. Esto se reflejó en la tabla de posiciones: los equipos más chicos dejaron de ser "desfavorecidos". La primera rueda tuvo un desarrollo sorprendente ante la aparición de los equipos “chicos” en los primeros puestos. 

En marzo se había aprobado el Nuevo Régimen de Futbolistas, y la AFA no reconocía a Futbolistas Argentinos Agremiados. El malestar entre los protagonistas crecía y en junio amenazaron con una huelga que finalmente no se hizo. En la fecha 25, a fin de octubre, los jugadores hicieron un paro simbólico de un minuto y el 1° de noviembre la AFA decidió suspender el torneo a cinco fechas del final. Pese a las intimaciones, los futbolistas no depusieron su actitud y la AFA ordenó proseguir  el certamen con juveniles. Racing, que en un principio propuso la suspensión del campeonato, perdió el título y no se presentó a jugar los últimos dos partidos. Finalmente, el título fue para Independiente. 

La presencia británica desplazó a los árbitros argentinos y generó también un conflicto ya que hasta entonces los referís cobraban 200 pesos y la cifra se multiplicó por cinco para los recién llegados.

El inglés Harry Hartles, flanqueado por
Natalia Pescia (Boca Juniors) y 
Alfredo Fógel (Rosario Central)
En 1949 se sumaron Richard Maddison, Arthur Berry, William Crawford y Charles McKenna. Ese torneo marcó un hito: a pedido de los árbitros británicos, a partir de la novena fecha los jugadores comenzaron a utilizar camisetas con números en sus espaldas, para ser mejor identificados.
Racing obtuvo su primer título de la era profesional y Boca Juniors se salvó del descenso en la última fecha.

En 1950 llegaron Ernest Wilbraham, John Meade, Robert Aldridge, John Muller, William Barker, Thomas Hockney y Bertley Cross, quien sería el de más extenso desempeño: 221 partidos, hasta su partida en 1957.

En 1951 Banfield llegó a jugar una final con Racing. El reglamento se aplicaba con equidad y a pesar de las dificultades idiomáticas siempre pudieron imponer su autoridad en el juego. Pero también tuvieron rechazo y fueron discutidos.

En total fueros 33 los árbitros británicos que incursionaron en las canchas argentinas de Primera División. En 1958 Harry Davies fue el último en volverse a su país, pero en 1961 Robert Turner regresó para iniciar un segundo períodos en la Argentina y dirigió hasta 1964.

Estadística recopilada por Pablo Ciullini para la RSSSF:

 ÁRBITRO                    Partidos     Período
---------------------------------------------------
 1. CROSS, Bertley [ENG]	221	[1950-1957]	
 2. HARTLES, Harry [ENG]	215 	[1948-1954]
 3. TURNER, Robert [ENG]	193	[1954-1958][1961-1964]
 4. MEADE, John [ENG]		159  	[1950-1955]
 5. WILBRAHAM, Ernest [ENG]	150	[1950-1955]
 6. LYNCH, Ronald [ENG]		131	[1952-1957]
 7. ALDRIDGE, Robert [ENG]	110	[1950-1953]
 8. DEAN, Charles [ENG]		 93	[1948-1950]
 9. ILLIFE, George [ENG]	 85	[1951-1954]
10. DYCKES, Leonard [ENG]	 80	[1951-1954]
11. CASWELL, Isaac [ENG]	 76	[1937-1939]
12. DAVIES, Harry [ENG]		 66	[1957-1958]
13. BRADLEY, Leonard [ENG]	 63 	[1951-1953]
14. SUNDERLAND, Godfrey [ENG]	 60	[1951-1953]
15. GREGORY, David [ENG]	 59     [1948-1949]
16. BERRY, Arthur [ENG]		 56	[1949-1950]
    MULLER, John [ENG]		 56	[1950-1951]
18. MADDISON, Richard [ENG]	 46	[1949-1950]
19. CRAWFORD, William [ENG]	 34	[1949]
20. ELLIOT, William [ENG]	 32	[1954-1955]
21. BURFIELD, Leslie [ENG]	 31	[1954-1955]
    PROVAN, James [ENG]		 31 	[1948]
    GIBBS, Lionel [ENG]		 31	[1948]
    COX, John [SCO]		 31	[1948]
    BROWN, William [SCO]	 31	[1948]
26. THURMAN, Joseph [ENG]	 24	[1954-1955]
27. BARKER, William [ENG]	 23	[1950]
28. WOOD, Charles [ENG]		 22	[1950]
29. WHITE, Aubrey [ENG]  	 19	[1948]
30. McKENNA, Charles [ENG]	 18 	[1949]
31. ROSS, Alexander [ENG]	 14	[1952]
32. HOCKNEY, Thomas [ENG]         9	[1950]
33. CALDER, Robert [SCO]	  4	[1948]


Lionel Gibbs: dirigió solamente en 1948 y volvió a Inglaterra.

Como una curiosidad extra, entre 1958 y 1959 dirigió en el fútbol argentino Edwin Hieger, austríaco nacionalizado peruano.

lunes, 22 de febrero de 2021

Victor Hugo Morales: "Cuerdas y vocales"


El 22 de febrero de 1981 Diego Maradona debutó en Boca Juniors y Víctor Humo Morales relató por primera vez en una radio argentina. 


En el 40º aniversario de aquel Boca-Talleres, comparto el excepcional documental sobre su tarea como relator, realizado en 2008 por Juan Pablo Méndez: "Cuerdas y vocales":


lunes, 15 de febrero de 2021

Cuando Togo presentó un equipo trucho (fake)


El 7 de septiembre de 2010, Bahrein recibía a Togo en un partido amistoso de selecciones a disputarse en el Bahrain National Stadium, en Riffa. Hasta aquí, todo bien.

Los anfitriones ganaron 3-0 pero algo llamó la atención en los togoleses, además de su inusual indumentaria adidas (tiene contrato con Puma): el austríaco Josef Hickersberger, entrenador de Bahrein, comentó que estaba sorprendido por la "muy poca resistencia física para jugar 90 minutos y el pobre nivel técnico de Togo". Para el DT, esto hizo que el match fuera "muy aburrido".

Togo venía con el cartel de haber disputado la Copa del Mundo 2006 y su presencia invitaba a los aficionados a apostar con fundamento por su victoria. Algo oscuro había detrás.

La Bahrain Football Association (BFA) dijo que el encuentro se había organizado según los procedimientos oficiales de costumbre, y a través de un agente conocido durante varios años. "Todo parecía estar en orden hasta después del partido, cuando empezamos a oír que algunas personas se preguntaban acerca de estos jugadores y este equipo de Togo. Nos sorprendimos cuando nos enteramos la verdad", dijo un vocero de la BFA al Gulf Daily News. Este portavoz rechazó los informes de que el partido fue organizado por falso agente, argumentando que el intermediario en cuestión se había comportado siempre "100% bien" y ahora estaba cooperando con las investigaciones.

Por su parte, la Fédération Togolaise de Football (FTF) emitió un comunicado informando que el partido no había sido autorizado por la entidad y que el empresario togolés que arregló la realización el encuentro era un estafador. Por su parte, el Ministro de Deportes de Togo, Christophe Tchao, dijo que el equipo misterioso "fue montado por manipuladores tenebrosos con jugadores no identificados" y denunció que todo estuvo montado por un "grupo mafioso".

"Me siento herido, profundamente conmocionado por este comportamiento criminal", declaró sin vueltas Antoine Folly, miembro del comité interino de la FTF. "Las personas que son capaces de tales acciones son capaces de lo peor", agregó.

Togo todavía se está recuperando de un ataque en enero a su selección nacional en la Copa Africana de Naciones en Angola, en el que hombres armados mataron a un conductor, el asistente del gerente y un funcionario de medios e hirieron a varios más.

¿Quién será el togolés número 7 que encara ante el acecho de Abdullah Fatadi? La gente de la BFA se justifica, si hay alguna culpa de su parte, aduciendo que el vicepresidente de la entidad, Shaikh Ali bin Khalifa Al Khalifa, recibió toda la documentación oficial de los togoleses, incluyendo los pasaportes de los jugadores.

Semanas después del partido trucho, el ex asistente técnico de Togo, Tchanile Bana fue suspendido por tres años, acusado de juntar a un grupo de impostores haciéndose pasar por la selección nacional, informó la FTF. "Bana planeó la organización, la preparación y la supervisión del partido", determinó la federación.

El prontuario de Bana está sucio y ya había sido censurado por una estafa similar. Ya en julio, FTF lo había suspendido por dos años por organizar un partido en Egipto sin el reconocimiento de las autoridades deportivas de Togo.

Pero pocos en Togo creen que Bana es el único responsable, y algunos señalan a la propia federación. “No podemos sancionar solamente a Tchanile Bana solo -precisó Folly-. No puede haber actuado solo en ninguno de estos casos. Debemos arrojar luz sobre este asunto para desenmascarar y sancionar a los cómplices que pueda tener en el seno de la federación”.

jueves, 11 de febrero de 2021

Historial de la Copa Intercontinental / Mundial de Clubes

La Copa Mundial de Clubes de la FIFA es el torneo más importante del planeta a nivel de clubes, organizado por la propia FIFA desde el año 2000 (la segunda edición se programó para 2001, luego se pospuso hasta 2003 y finalmente se canceló) El torneo volvió en 2005, en un nuevo formato de 6 equipos con la participación de seis campeones continentales. En 2007, el torneo se aumentó a un formato de 7 clubes, con la inclusión de club del país anfitrión.
Sin embargo, el torneo toma como antecedentes oficiales a la Copa Intercontinental europeo-sudamericana que se jugó desde 1960 a 2004. Hasta 1979 se jugaba con una final a ida y vuelta (y un tercer partido de ser necesario); desde 1980, con el patrocinio de la automotriz japonesa Toyota, la final se disputó en Tokio, a partido único.
Sumando ambos trofeos, Real Madrid es el club que más veces se coronó: 7; seguido por Milan y Bayern München (4) y varios con 3: Barcelona, Internazionale, São Paulo, Boca Juniors, Nacional y Peñarol.

TODOS LOS CAMPEONES 
Año - Campeón de la Copa Intercontinental
1960 Real Madrid
1961 Peñarol
1962 Santos
1963 Santos
1964 Internazionale
1965 Internazionale
1966 Peñarol
1967 Racing
1968 Estudiantes de La Plata
1969 Milan
1970 Feyenoord
1971 Nacional
1972 Ajax
1973 Independiente
1974 Atlético de Madrid
1975 no se disputó
1976 Bayern München
1977 Boca Juniors
1978 no se disputó
1979 Olimpia
1980 Nacional
1981 Flamengo
1982 Peñarol
1983 Grêmio
1984 Independiente
1985 Juventus
1986 River Plate
1987 Porto
1988 Nacional
1989 Milan
1990 Milan
1991 Crvena zvezda
1992 São Paulo
1993 São Paulo
1994 Vélez Sarsfield
1995 Ajax
1996 Juventus
1997 Borussia Dortmund
1998 Real Madrid
1999 Manchester United
2000 Boca Juniors
2001 Bayern München
2002 Real Madrid
2003 Boca Juniors
2004 Porto

Año - Campeón del Campeonato Mundial de Clubes
2000 Corinthians

Año - Campeón de la Copa Mundial de Clubes
2005 São Paulo
2006 Internacional
2007 Milan
2008 Manchester United
2009 Barcelona
2010 Internazionale
2011 Barcelona
2012 Corinthians
2013 Bayern München
2014 Real Madrid
2015 Barcelona
2016 Real Madrid
2017 Real Madrid
2018 Real Madrid
2019 Liverpool
2020 Bayern München

Bayern, el último campeón



CAMPEONES POR PAÍSES
España - 11
Brasil - 10
Argentina - 9
Italia  - 9
Uruguay - 6
Alemania - 5
Inglaterra - 3
Holanda - 3
Portugal - 2
Yugoslavia - 1
Paraguay - 1

domingo, 7 de febrero de 2021

Fútbol con anteojos

En su Regla 4, el reglamento del juego de la FIFA dice: "La nueva tecnología ofrece gafas deportivas más seguras, tanto para los jugadores que las usan como para los otros jugadores. Los árbitros deberán mostrarse tolerantes al permitir su uso. Esta disposición se aplica particularmente con los jugadores jóvenes".

Aunque los ejemplos de futbolistas con anteojos sean muy pocos, los hay desde la primera década de la Copa del Mundo y en variadas geografías. Vamos con un repaso de los más conocidos:

El arquero inglés James Mitchell en 1922 disputó la final de la FA Cup con el Preston North End, que cayó 1-0 ante Huddersfield Town. En esa ocasión, fue el único jugador en la historia de la competición que usó anteojos. Su carrera había comenzado en el Blackpool en 1914. Luego de la guerra se sumó al Preston, para seguir luego de la FA Cup en el Manchester City y desde 1926 en Leicester City. En 1924 defendió en un único partido el arco de la selección inglesa.


El primer gol suizo en la historia de la Copa del Mundo lo marcó Leopold "Poldi" Kielholz el 27 de mayo de 1934 en el estadio San Ciro, de Milán: abrió el marcador contra Holanda y luego marcó el segundo de la victoria 3-2. El delantero llegó a jugar 17 partido con la selección helvética y marcó 12 goles... todos con anteojos. Además, fue el goleador de la liga suiza en la temporada 1933/34.


Unos de los primeros en tener éxito fue el italiano Annibale Frossi, un veloz puntero derecho que desde niño sufría miopía. Eso no le impidió destacarse jugando con anteojos en diferentes clubes del ascenso hasta que en 1936 pasó al Ambrosiana-Inter, con el que ganó dos scudettos y una Coppa Italia.
Apena se sumó al Inter, fue convocado a la Selección para disputar los Juegos Olímpicos Berlín 1936, donde Italia fue medalla de oro y él, goleador del torneo.


En la Copa del Mundo Francia 1938 resaltaba en las fotos el pequeño Achmad Nawir, capitán de las Indias Orientales Holandesas (hoy Indonesia). Este médico de profesión quedó inmortalizado en la foto junto al capitán húngaro György Sárosi, el 5 de junio de 1938 en el estadio Vélodrome Municipale de Reims. Ese, ante unas 9.000 personas, fue el único partido mundialista de la historia indonesia: cayeron 6-0 y se despidieron rápidamente. Atrás habían quedado tres meses de travesía desde Batavia hasta Holanda, donde jugaron un par de amistosos de preparación.
Nawir, que era mediocampista, padecía miopía y no podía jugar sin sus gafas.


Con las camiseta del KB Jørgen Wagner Hansen fue varias veces campeón de Dinamarca. En 1947 debutó en la selección danesa, en la victoria 5-3 sobre Noruega, en Oslo: él marcó dos goles. Jugó en los cuatro partidos de Dinamarca en los Juegos Olímpicos de Helsinki en 1952. Ese año se despidió del equipo nacional, en Helsinki, ante Finlandia y cerró una estadística de 18 partidos internacionales con 5 goles.


Eric Ross arrancó en 1962 en el Glentoran de Irlanda del Norte, su país. Enseguida se destacó y no solo por jugar con lentes: era un delantero profundo que se echaba atrás para crear juego. Su etapa con los Glens culminó con un viaje a los Estados Unidos, cuando en 1968 nacía la North American Soccer League (NASL) y él se sumó al Detroit Cougars. Ese mismo año jugó su único partido con la selección norirlandesa.
A su regreso de Norteamérica se unió al contingente de Irlanda del Norte en el Newcastle United que ganó la Copa de Ferias en 1969, aunque él casi no jugó. Dejó el fútbol a los 27 años.


A pesar de su miopía, el belga Armand Joseph Jurion tuvo una interesante carrera como mediocampista del Anderlecht, equipo con el que debutó a los 16 años. Con la camiseta violeta logró 10 títulos de liga y una copa nacional durante su década y media en el club. Jef, como lo conocen en su país, integró la selección de Bélgica en 64 oportunidades y marcó 9 goles, pero fue un gol histórico en la Copa de Campeones el que le valió el apodo de Mister Europa. En la ronda preliminar de la temporada 1962/63 al Anderlecht le tocó enfrentar al Real Madrid, que podía presumir de campeones que respondían al nombre de Gento, Puskas, Di Stefano y Santamaría. Parecía un rival insuperable, pero ya el partido de ida en el Santiago Bernabéu terminó con un impensado 3-3. La noche del 26 de septiembre de 1962, en el Estadio Rey Balduino, en Heysel, fue testigo de la hazaña: a los 85' el muchacho de lentes llevó la pelota al borde del área, superó a un par de defensores y sacó un tiro bajo preciso que decretó el 1-0.
En 1968, Jurion pasó a Gent por un período de tres años, y finalmente terminó su carrera a la edad de 37 años en Lokeren. Siempre jugó con sus gafas atadas con una correa que pasaba por debajo de sus orejas.


Cuando Joop van Daele se hizo titular en la defensa del Feyenoord holandés de los años '60s resaltaba por sus anteojos. Los grandes logros de su carrera fueron la conquista de las Copas de Europa e Intercontinental, en 1970. Esta última le guardó una página curiosa en la historia del fútbol: el partido de ida contra Estudiantes de La Plata (jugado en La Bombonera de Buenos Aires) había sido caliente y finalizó 2-2. Durante la revancha en el estadio De Kuip, de Rotterdam, él anotó el gol de la victoria con un remate rasante desde afuera del área. Pese a que la jugada no revistió ninguna polémica, Carlos Bilardo y sus compañeros se fueron encima del árbitro peruano Alberto Tejada pidiendo la anulación del gol. En medio de la confusión Oscar Malbernat (otros señalan a Carlos Pachamé) le arrebató los anteojos a Van Daele y los pisoteó.
Este incidente llevó al cantante Johnny Hoes a dedicarle la canción "Waar is de bril van Joop van Daele" (¿Dónde están los lentes de Joop van Daele?).
Van Daele defendió la camiseta del Feyenoord hasta 1977. También tuvo un paso corto por Go Ahead Eagles y jugó para Fortuna Sittard antes de terminar su carrera en Excelsior.


Después del pionero Kielholz, en Suiza apareció también el caso que seguramente despertó mayor curiosidad: un arquero con anteojos. Se trata de Markus Schüepp, quien atajó en el St. Gallen en la década de los 70s. No trascendió el medio local pero dejó una perla cuando posó con lentes para el álbum de figuritas Panini de 1979.


El más famoso de los futbolistas con anteojos es el holandés Edgar Davis, quien padece un glaucoma, enfermedad ocular que acaba causando una pérdida progresiva de las fibras nerviosas de la retina y afecta al nervio óptico. A finales de los '90 su enfermedad se agravó, algunos especialistas creían que podía ser el fin de su carrera. Pero en 1999 lo operaron exitosamente y por precaución le dijeron que usara gafas.
Los médicos también le recomendaron que usara unas gotas, pero ese medicamento estaba prohibido por FIFA debido al doping; sin embargo, el máximo ente del fútbol le dio un permiso especial para que pudiera continuar jugando. Después de una exitosa trayectoria que incluyó clubes como Ajax, Milan, Juventus, Barcelona, Internazionale y Tottenham Hotspur, Davids se retiró en 2013 y actualmente es entrena a la selección Sub-20 de su país.


La joven aparición de Francisco Montero en el Atlético de Madrid a fines de 2018 llamó la atención tanto por su presencia en la zaga central como por sus anteojos. Se trataba de una protección por una lesión que sufrió en 2017: el sevillano tuvo un desprendimiento de retina tras un encontronazo durante un partido. En un principio el uso de las gafas era obligatorio como medida de precaución y debido a la sensibilidad de la zona,
Durante la temporada 2019-20 fue cedido al Deportivo de La Coruña de la Segunda División que, tras jugar 30 partidos, no pudo ayudar a mantener la categoría. En el equipo gallego dejó de usar sus particulares anteojos. En septiembre de 2020 fue cedido al Beşiktaş de Turquía.


Mongolia sea afilió a la FIFA recién 1998, es de los países más "nuevos" en la familia del fútbol Mundial. En su selección ocupa un puesto en la dupla de defensores centrales Galt Tuguldur, del Erchim, el primer equipo mongol en disputar una competencia continental.



Hoy en día, gracias a las nuevas gafas, es más fácil poder jugar al fútbol aun padeciendo alguna disminución visual, o como protección para otro tipo de afecciones oculares.

Seleccionado juvenil de Islandia. El número 13 usa lentes. 
El 18 de San Marino, con anteojos ante Chipre.
Muchos son también los futbolistas que padecen miopía pero prefieren las lentes de contacto para jugar y usan anteojos fuera de las canchas.
El alemán Jerome Boateng presentó su
propia línea de anteojos en 2016.

viernes, 5 de febrero de 2021

Viv Anderson, el primer negro en la selección inglesa

Los barcos ingleses se aventuraron por los siete mares conquistando tierras lejanas a la fuerza. Explotaron sus recursos y esclavizaron a su población, a la que sometieron a los designios de su Monarquía.
Libres a medias, muchos de los nacidos en esas colonias, quisieron probar mejor suerte emigrando a Inglaterra, donde el racismo se hacía sentir. Los suburbios de las ciudades industriales se poblaron de inmigrantes africanos, antillanos, asiáticos... Sus hijos nacían en suelo británico y, como los demás niños, amaban al fútbol pero parecían ciudadanos de segunda categoría.

Hijo de inmigrantes jamaiquinos, Vivian Anderson nació en Clifton. Y no fue fácil para él jugar con naturalidad en la elite del fútbol inglés, que por aquel 1978 no se llamaba aún Premier League: los aficionados del Nottingham Forest lo amaban, pero como visitante debía afrontar insultos de hinchas, cánticos racistas y hasta que le lanzaran bananas.

El seleccionador Ron Greenwood fue quien que confío en él para integrar la defensa inglesa y también para romper el muro del racismo. Anderson salió a la cancha para el partido contra Checoslovaquia del 29 de noviembre de 1978. Inglaterra ganó 1-0.

El jugador, que fue con Inglaterra a los Mundiales 1982 y 1986, dijo: "Espero haber allanado el camino". Hoy recuerda su debut con orgullo: "La reina me envió un telegrama, al igual que Elton John, así que claramente era un gran acontecimiento en ese momento, pero no para mí", dijo a BBC Radio Nottingham.

El resultado de aquel partido hoy ya es anecdótico: tuvieron que pasar 106 años para que la Selección Inglesa convocara a un jugador de raza negra. Viv Anderson, lateral derecho del Nottingham Forest, fue el primero.
Selección inglesa de 1980. Arriba: Viv Anderson, Garry Birtles, Peter Barnes, Ray Kennedy, Dave Watson, Larry Lloyd y Glenn Hoddle. En el medio: David Armstrong, Kevin Reeves, Phil Neal, Peter Shilton, Joe Corrigan, Ray Clemence, Phil Thompson, Paul Mariner, David Johnson y Mick Mills. Sentados: Kenny Sansom, Trevor Cherry, Terry McDermott, Emlyn Hughes, Kevin Keegan, Tony Woodcock, Ray Wilkins, Steve Coppell (Foto de Bob Thomas)

Durante las temporadas siguientes vestiría 30 veces la camiseta de Inglaterra, ganó la Copa de Europa (1979 y 1980) y la Supercopa de Europa (1979) con el Nottingham Forest. Luego Anderson pasó a representar a Arsenal, Manchester United, Sheffield Wednesday, Barnsley y Middlesbrough antes de convertirse en asistente del técnico Bryan Robson en Middlesbrough, ya al borde del retiro.

En 1997 fue elegido por la hinchada de los Tricky Trees del Forest dentro del XI ideal de todos los tiempos del club. Su hijo Charlie también es futbolista: juega en el Macclesfield Town, club de la Conference Premier (quinta división). Ocasionalmente, Anderson es comentarista de la Manchester United TV.

martes, 2 de febrero de 2021

El fútbol de Tuvalu no se hunde

Antes de ingresar a la FIFA, el fútbol de Tuvalu podría desaparecer. Sería una catástrofe, y no porque el seleccionado de este país independiente ubicado en la Polinesia, más o menos a mitad del camino entre Hawaii y Australia, represente algo importante en la historia del fútbol; sería una catástrofe porque todo Tuvalu corre serio riesgo de desaparecer bajo las aguas del Océano Pacífico.

Y lo peor: parece que a pocos le importa esta pequeña nación de apenas 26 kilómetros cuadrados que solamente salió en las noticias cuando vendió su nombre de dominio de internet .tv a una empresa estadounidense por 50 millones de dólares en 12 años. El gobierno tuvaluano recibe un millón de dólares cada 3 meses y posee el 20% de la empresa que gestiona el dominio .tv.

El país consta de 4 arrecifes de coral y 5 atolones y es el miembro de las Naciones Unidas con menor población: 11.800 habitantes, todos en peligro. En los últimos doce años el nivel del mar subió 10 centímetros en ese grupo de islas, el doble del promedio global pronosticado por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés).

La parte más alta de Tuvalu está a sólo 4 metros sobre el nivel del mar y la mayoría de los pobladores viven a uno o dos metros. De seguir así la situación, en 50 años Tuvalu podría desaparecer. Hoy ya sufren las consecuencias del aumento del nivel del mar por culpa del cambio climático: las mareas este último año son las más altas que se recuerden, inundando incluso algunas islas, acelerando la erosión y volviendo infertiles las tierras por la sal. Además, no hay agua potable.

Apisai Lelemia, primer ministro de Tuvalu, declaró en la revista Crónica ONU: "Nuestro entorno está cambiando de manera trágica y los ancianos lo han notado: algunas playas han desaparecido, los islotes están siendo cubiertos por el océano y los cultivos mueren por el agua salada". Consientes del problema, los tuvaluanos se comprometieron a ser un país ecológico, pero dependen del resto del mundo para sobrevivir. Si el nivel del mar sigue subiendo, la población podría ser evacuada durante las próximas décadas a Nueva Zelanda, o Niue, una pequeña isla del Pacífico (independiente pero asociada a Nueva Zelanda) que no está amenazada por la subida de las aguas y tiene una baja tasa de natalidad. El gobierno neocelandés aceptó recibir un contingente anual de 75 evacuados, mientras que Australia rechazó el pedido, probablemente a causa de su rechazo al protocolo de Kioto. Una ayuda mínima ante la indiferencia del mundo.

El nombre Tuvalu proviene del idioma indígena y significa "8 islas". Se independizó de Gran Bretaña el 1º de octubre de 1978. Y si su historia como nación es corta, más lo es su historia futbolística. Ni siquiera tiene una liga mayor. El 28 de mayo de 2007 Tuvalu ingresó como "miembro asociado" a la Oceania Football Confederation (OFC). Y pronto debutó en los XIII South Pacific Games, disputados en Samoa. El comienzo fue atemorizante: perdieron 16-0 con Fiji; pero en el segundo partido, y pese a su inexperiencia internacional, cayeron apenas 1-0 ante Nueva Caledonia, que al final se quedaría con la medalla dorada. En el tercer partido cosecharon un sorprendente empate 1-1 con Tahití, en un match que pudieron haber ganado, si en el último minuto el delantero Petio Semaia no desperdiciaba el penal que tuvo a favor.

En septiembre de 2008 Tapugao Falefou, presidente de la Tuvalu Football Association (TFA) y el primer ministro Apisai Ielemia visitaron a Josepp Blater en la FIFA y le expresaron algunas de las necesidades del fútbol tuvaluano. ¿Cómo invertirían un dinero de la FIFA?, les preguntaron. "Queremos hacer que nuestro fútbol sea más profesional. Por ejemplo, hoy no podemos pagar a un entrenador para nuestra Selección Nacional. Si llegamos a tener uno eso sería una gran apuesta de progreso", aventuró Falefou. El primer ministro metió unas fichas: "Desde 1987 queremos entrar en la FIFA. En septiembre de 2000 ingresamos a las Naciones Unidas. Por esta senda, nuestra próxima meta es ser miembros de la gran familia del fútbol". En febrero de este año, la Oceania Football Confederation (OFC) firmó un acuerdo por tres años con la TFA. La confederación da apoyo técnico y financiero para desarrollar el fútbol en Tuvalu.

Tai Nicholas, secretario general de la OFC, consideró que "Tuvalu mostró que está plenamente abocada a desarrollar el fútbol en el país y poder ser miembro pleno de la OFC y de la FIFA. Nosotros estamos felices de ayudar a la TFA a concretar sus sueños. El fútbol juega un rol clave en las escuelas primarias de Tuvalu y un seleccionado de niños menores de 11 años participará en el 2009 OFC Youth Festival, con todos los gastos pagos por la OFC". Además, la confederación continental le aporta 100 mil dólares neocelandeses (unos 70 mil dólares estadounidenses) para asistir en las actividades e infraestructura.

Gracias a Frank Westerink y
Paul Driessen por la camiseta
de la selección de Tuvalu.
Tapugao Falefou, presidente de la TFA, expresó: "Esta ayuda es extraordinaria. Marca un nuevo capítulo en la historia de nuestro fútbol. Estamos complacidos y agradecidos, esto colabora a desarrollar el juego en nuestra pequeña nación. Los chicos no solamente recibirán ropa, balones y demás equipamiento, ellos tendrán un entrenamiento apropiado".

El último desafío de Tuvalu está en los Juegos del Pacífico 2011, junto al entrenador holandés Foppe de Haan y el apoyo de amigos de todo el mundo que hicieron posible la página web de la TNFA.

Así, chiquito como el país, es el fútbol de Tuvalu. Y al igual que su sufrida geografía, no quieren que los tape el agua.
El atolón de Funafuti, la capital de Tuvalu.