sábado, 27 de noviembre de 2021

Historial de la Copa Libertadores de América

La Copa Libertadores de América es el torneo de clubes más importante de Sudamérica, organizado por la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), desde 1960. Patrocinada antes por la automotriz japonesa Toyota, luego por el Banco Santander, hoy se la denomina también, por motivos comerciales, Copa Bridgestone Libertadores.

Independiente es el club que más veces la conquistó: 7; seguido por Boca Juniors (6), Peñarol (5) y Estudiantes de La Plata y River Plate (4).

TODOS LOS CAMPEONES 
Año - Campeón
1960 Peñarol
1961 Peñarol
1962 Santos
1963 Santos
1964 Independiente
1965 Independiente
1966 Peñarol
1967 Racing
1968 Estudiantes de La Plata
1969 Estudiantes de La Plata
1970 Estudiantes de La Plata
1971 Nacional
1972 Independiente
1973 Independiente
1974 Independiente
1975 Independiente
1976 Cruzeiro
1977 Boca Juniors
1978 Boca Juniors
1979 Olimpia
1980 Nacional
1981 Flamengo
1982 Peñarol
1983 Grêmio
1984 Independiente
1985 Argentinos Juniors
1986 River Plate
1987 Peñarol
1988 Nacional
1989 Atlético Nacional
1990 Olimpia
1991 Colo-Colo
1992 São Paulo
1993 São Paulo
1994 Vélez Sarsfield
1995 Grêmio
1996 River Plate
1997 Cruzeiro
1998 Vasco da Gama
1999 Palmeiras
2000 Boca Juniors
2001 Boca Juniors
2002 Olimpia
2003 Boca Juniors
2004 Once Caldas
2005 São Paulo
2006 Internacional
2007 Boca Juniors
2008 LDU (Quito)
2009 Estudiantes de La Plata
2010 Internacional
2011 Santos
2012 Corinthians
2013 Atlético Mineiro
2014 San Lorenzo de Almagro
2015 River Plate
2016 Atlético Nacional
2017 Grêmio
2018 River Plate
2019 Flamengo
2020 Palmeiras
2021 Palmeiras

Palmeiras, el último campeón.



CAMPEONES POR PAÍSES
Argentina - 25
Brasil - 21
Uruguay - 8
Colombia - 3
Paraguay - 3
Chile - 1
Ecuador - 1

viernes, 26 de noviembre de 2021

Historial del fútbol argentino


En este listado encontrarás a todos los campeones de la máxima división del fútbol de la Argentina.

ERA AMATEUR
Año Torneo Campeón

1891 Saint Andrew's y Old Caledonians (título compartido)
1892 (no hubo campeonato)
1893 Lomas Athletic
1894 Lomas Athletic
1895 Lomas Athletic
1896 Lomas Academy
1897 Lomas Athletic
1898 Lomas Athletic
1899 Belgrano Athletic
1900 English High School AC
1901 Alumni
1902 Alumni
1903 Alumni
1904 Belgrano Athletic
1905 Alumni
1906 Alumni
1907 Alumni
1908 Belgrano Athletic
1909 Alumni
1910 Alumni
1911 Alumni
1912 AAF Quilmes
         FAF Porteño
1913 AAF Racing
         FAF Estudiantes de La Plata
1914 AAF Racing
         FAF Porteño
1915 Racing
1916 Racing
1917 Racing
1918 Racing
1919 AAF Boca Juniors
         AAm Racing
1920 AAF Boca Juniors
         AAm River Plate
1921 AAF Huracán
         AAm Racing
1922 AAF Huracán
         AAm Independiente
1923 AAF Boca Juniors
         AAm San Lorenzo de Almagro
1924 AAF Boca Juniors
         AAm San Lorenzo de Almagro
1925 AAF Huracán (a Boca Juniors se lo declaró "Campeón de Honor")
         AAm Racing
1926 AAF Boca Juniors
         AAm Independiente
1927 San Lorenzo de Almagro
1928 Huracán
1929 Gimnasia y Esgrima La Plata
1930 Boca Juniors
1931 AAF Estudiantil Porteño
1932 AAF Sportivo Barracas
1933 AAF Sportivo Dock Sud
1934 AAF Estudiantil Porteño

AAF: Asociación Argentina de Football
AAm: Asociación Amateurs de Football
FAF: Federación Argentina de Football



ERA PROFESIONAL
Año Torneo Campeón

1931 LAF Boca Juniors
1932 LAF River Plate
1933 LAF San Lorenzo de Almagro
1934 LAF Boca Juniors
1935 Boca Juniors
1936 CH San Lorenzo
         River Plate
         CO River Plate
1937 River Plate
1938 Independiente
1939 Independiente
1940 Boca Juniors
1941 River Plate
1942 River Plate
1943 Boca Juniors
1944 Boca Juniors
1945 River Plate
1946 San Lorenzo de Almagro
1947 River Plate
1948 Independiente
1949 Racing
1950 Racing
1951 Racing
1952 River Plate
1953 River Plate
1954 Boca Juniors
1955 River Plate
1956 River Plate
1957 River Plate
1958 Racing
1959 San Lorenzo de Almagro
1960 Independiente
1961 Racing
1962 Boca Juniors
1963 Independiente
1964 Boca Juniors
1965 Boca Juniors
1966 Racing
1967 Met Estudiantes de La Plata
         Nac Independiente
1968 Met San Lorenzo de Almagro
         Nac Vélez Sarsfield
1969 Met Chacarita Juniors
         Nac Boca Juniors
1970 Met Independiente
         Nac Boca Juniors
1971 Met Independiente
         Nac Rosario Central
1972 Met San Lorenzo de Almagro
         Nac San Lorenzo de Almagro
1973 Met Huracán
         Nac Rosario Central
1974 Met Newell's Old Boys
         Nac San Lorenzo de Almagro
1975 Met River Plate
         Nac River Plate
1976 Met Boca Juniors
         Nac Boca Juniors
1977 Met River Plate
         Nac Independiente
1978 Met Quilmes
         Nac Independiente
1979 Met River Plate
         Nac River Plate
1980 Met River Plate
         Nac Rosario Central
1981 Met Boca Juniors
         Nac River Plate
1982 Nac Ferro Carril Oeste
         Met Estudiantes de La Plata
1983 Nac Estudiantes de La Plata
         Met Independiente
1984 Nac Ferro Carril Oeste
         Met Argentinos Juniors
1985 Nac Argentinos Juniors
1985/86 River Plate
1986/87 Rosario Central
1987/88 Newell's Old Boys
1988/89 Independiente
1989/90 River Plate
1990/91 Newell's Old Boys
1991/92 Ape River Plate
              Cla Newell's Old Boys
1992/93 Ape Boca Juniors
              Cla Vélez Sarsfield
1993/94 Ape River Plate
              Cla Independiente
1994/95 Ape River Plate
              Cla San Lorenzo de Almagro
1995/96 Ape Vélez Sarsfield
              Cla Vélez Sarsfield
1996/97 Ape River Plate
              Cla River Plate
1997/98 Ape River Plate
              Cla Vélez Sarsfield
1998/99 Ape Boca Juniors
              Cla Boca Juniors
1999/00 Ape River Plate
              Cla River Plate
2000/01 Ape Boca Juniors
              Cla San Lorenzo de Almagro
2001/02 Ape Racing
              Cla River Plate
2002/03 Ape Independiente
              Cla River Plate
2003/04 Ape Boca Juniors
              Cla River Plate
2004/05 Ape Newell's Old Boys
              Cla Vélez Sarsfield
2005/06 Ape Boca Juniors
              Cla Boca Juniors
2006/07 Ape Estudiantes de La Plata
              Cla San Lorenzo de Almagro
2007/08 Ape Lanús
              Cla River Plate
2008/09 Ape Boca Juniors
              Cla Vélez Sarsfield
2009/10 Ape Banfield
              Cla Argentinos Juniors
2010/11 Ape Estudiantes de La Plata
              Cla Vélez Sarsfield
2011/12 Ape Boca Juniors
              Cla Arsenal
2012/13 Ini Vélez Sarsfield (*)
              Fin Newell's Old Boys (*)
2013/14 Ini San Lorenzo de Almagro
              Fin River Plate
2014 Racing
2015 Boca Juniors
2016 Lanús
2016/17 Boca Juniors
2017/18 Boca Juniors
2018/19 Racing
2019/20 Boca Juniors
2021 River Plate

Notas:
LAF: Liga Argentina de Football
CH: Copa de Honor
CO: Copa de Oro
Met: campeonato Metropolitano
Nac: Torneo Nacional
Ape: Torneo Apertura
Cla: Torneo Clausura
Ini: Torneo Inicial
Fin: Torneo Final
SA: Superliga Argentina (desde 2017/18)
LPF: Liga Profesional de Fútbol (desde 2020, no se pudo iniciar por la pandemia de covid-19)
(*) Vélez Sarsfield ganó un partido "superfinal" de temporada contra Newell's Old Boys. La AFA lo considera un título.


COPA ARGENTINA
Paralelamente a las ligas se juega la Copa Argentina, un torneo federal que imita el formato de las importantes copas europeas:

año campeón
1969 Boca Juniors
1970 no se disputó la 2ª final entre Vélez Sarsfield y San Lorenzo de Almagro
2011/12 Boca Juniors
2012/13 Arsenal
2013/14 Huracán
2014/15 Boca Juniors
2015/16 River Plate
2017 River Plate
2018 Rosario Central
2019 River Plate
2020 no se disputó



SUPERCOPA ARGENTINA
Desde 2012 se disputa también la Supercopa Argentina, a un solo encuentro en cancha neutral, entre el ganador de la Copa Argentina y otro equipo proveniente del certamen de Primera División:

año campeón
2012 Arsenal
2013 Vélez Sarsfield
2014 Huracán
2015 San Lorenzo de Almagro
2016 Lanús
2017 River Plate
2018 Boca Juniors
2019 River Plate (disputada en 2021).
2020



COPA DE LA SUPERLIGA / COPA DIEGO MARADONA / COPA DE LA LIGA PROFESIONAL
A partir de 2019 se instauró este torneo entre todos los equipos de la Superliga, al final de la temporada regular. En 2020 el ente cambió su nombre por Liga Profesional del Futbol de AFA y tras la muerte de Diego Maradona se rebautizó al trofeo con su nombre. Por cuestiones de derechos, en 2021 se transformó en Copa de la Liga Profesional:

año campeón
2019 Tigre
2020 Boca Juniors
2021 Colón



TROFEO DE CAMPEONES
También a partir de 2019 se instauró este partido entre el campeón de la Superliga y el ganador de la Copa de la Superliga:

año campeón
2019 Racing



COPA DE LA REPÚBLICA
Paralelamente a las ligas se jugó entre 1943 y 1945 la Copa de la República, un torneo federal también denominado Copa General de División Pedro Pablo Ramírez o Copa Pedro Pablo Ramírez:

año campeón
1943 San Lorenzo de Almagro
1944 San Martín (Tucumán)
1945 Estudiantes de La Plata



COPA SUECIA
Fue competencia organizada por la AFA durante el receso del torneo de Primera División impuesto por la participación de la Selección Argentina en la Copa Mundial de 1958:

año campeón
1958 Atlanta



COPA CENTENARIO DE LA AFA
Fue un torneo oficial, no regular, organizado por la Asociación del Fútbol Argentino en conmemoración del centenario de su fundación, el 21 de febrero de 1893:

año campeón
1993 Gimnasia y Esgrima La Plata



COPA DEL BICENTENARIO
Partido disputado en 2016 como celebración de los 200 años de la declaración de la independencia entre Lanús y Racing

año campeón
2016 Lanús

Los entrenadores campeones del fútbol argentino


Desde que comenzó el profesionalismo, en 1931, estos son todos los entrenadores que consiguieron títulos de liga de primera división, copas nacionales e internacionales.

LIGAS

7 títulos
Ángel Labruna: 1971-N, 1975-M, 1975-N, 1977-M, 1979-M, 1979-N, 1980-M
Carlos Bianchi: 1993-C, 1995-A, 1996-C, 1998-A, 1999-C, 2000-A, 2003-A
Ramón Díaz: 1996-A, 1997-C, 1997-A, 1999-A, 2002-C, 2007-C, 2014-F

6 títulos
José María Minella: 1947, 1952, 1953, 1955, 1956, 1957

4 títulos
Juan Carlos Lorenzo: 1972-M, 1972-N, 1976-M, 1976-N
Américo Gallego: 1994-A, 2000-C, 2002-A, 2004-A
Ricardo Gareca: 2009-C, 2011-C, 2012-I, 2012-13

3 títulos
Mario Fortunato: 1931, 1934, 1935
Emérico Hirschl: 1936-CC, 1936-CO, 1937
Guillermo Stábile: 1949, 1950, 1951
Manuel Giúdice: 1963, 1968-N, 1970-M
Carlos Timoteo Griguol: 1973-N, 1982-N, 1984-N
José Omar Pastoriza: 1977-N, 1978-N, 1983-M
José Yudica: 1978-M, 1985-N, 1987-88
Daniel Passarella: 1989-90, 1991-A, 1993-A
Marcelo Bielsa: 1990-91, 1992-C, 1998-C

2 títulos
Guillermo Ronzoni: 1938, 1939
Renato Cesarini: 1941, 1942
Alfredo Garasini: 1943, 1944
Osvaldo Zubeldía: 1967-M, 1974-N
Alfredo Di Stéfano 2 1969-N, 1981-N
Ángel Tulio Zof: 1980-N, 1986-87
Héctor Veira: 1985-86, 1995-C
Manuel Pellegrini: 2001-C, 2003-C
Alfio Basile: 2005-A, 2006-C
Diego Simeone: 2006-A, 2008-C
Julio César Falcioni: 2009-A, 2011-A
Guillermo Barros Schelotto: 2016-17, 2017-18
Gustavo Alfaro: 2012-C, 2019/20 (*)
Miguel Ángel Russo: 2005-C, 2019/20 (*)

1 título
Víctor Caamaño: 1932
Atilio Giuliano: 1933
José Fossa: 1936-CH
Enrique Sobral: 1940
Carlos Peucelle: 1945
Diego García: 1946
Fernando Bello – Miguel Ángel Glería: 1948
Ernesto Lazzatti: 1954
José Della Torre: 1958
José Barreiro: 1959
Roberto Sbarra: 1960
Saúl Ongaro: 1961
José D'Amico: 1962
Adolfo Pedernera: 1964
Néstor Raúl Rossi: 1965
Juan José Pizzuti: 1966
Osvaldo Brandão: 1967-N
Elba de Pádua Lima “Tim”: 1968-M
Argentino Geronazzo - Francisco Pizarro: 1969-M
José María Silvero: 1970-N
Vladislao Cap: 1971-M
César Luis Menotti: 1973-M
Juan Carlos Montes: 1974-M
Silvio Marzolini: 1981-M
Carlos Bilardo: 1982-N
Eduardo Manera: 1983-N
Roberto Saporiti: 1984-M
Jorge Solari: 1988-89
Óscar Washington Tabárez: 1992-A
Miguel Ángel Brindisi: 1994-C
Reinaldo Merlo: 2001-A
Leonardo Astrada: 2004-C
Ramón Cabrero: 2007-A
Carlos Ischia: 2008-A
Claudio Borghi: 2010-C
Alejandro Sabella: 2010-A
Gerardo Martino: 2013-F
Juan Antonio Pizzi: 2013-I
Diego Cocca: 2014
Rodolfo Arruabarrena: 2015
Jorge Almirón: 2016
Eduardo Coudet: 2018/19
Marcelo Gallardo: 2021

M: Metropolitano
N: Nacional
A: Apertura
C: Clausura
I: Inicial
F: Final



***************************************************


COPAS NACIONALES

5 títulos
Marcelo Gallardo: 2015/16-CA, 2016/17-CA, 2017-SA, 2019-CA, 2019 SA

3 títulos
Gustavo Alfaro: 2012-SA, 2012/13-CA, 2018-SA

2 títulos
Néstor Apuzzo: 2013/14-CA, 2014-SA
Jorge Almirón: 2016-C200, 2016-SA

1 título
György Orth: 1943-CR
Roberto Santillán: 1944-CR
Alberto Zozaya: 1945-CR
Victorio Spinetto – Juan Carlos Fonda – Manuel Giúdice: 1958-CS
Alfredo Di Stéfano: 1969-CA
Carlos Ramaciotti y Edgardo Sbrissa – Roberto Perfumo: 1993-C100
Julio César Falcioni: 2011/12-CA
José Oscar Flores: 2013-SA
Rodolfo Arruabarrena: 2014/15-CA
Pablo Guede: 2015-SA
Edgardo Bauza: 2018-CA
Néstor Gorosito: 2019-CSL
Eduardo Coudet: 2019-TC
Miguel Ángel Russo: 2020-CDM
Eduardo Domínguez:  2021-CLP

CR: Copa República
CS: Copa Suecia
CA: Copa Argentina

C100: Copa Centenario de la AFA
C200: Copa Bicentenario de la Independencia
SA: Supercopa Argentina
CSL: Copa de la Superliga
TC: Trofeo de Campeones
DCM: Copa Diego Maradona
CLP: Copa de la Liga Profesional

***************************************************


COPAS INTERNACIONALES

8 títulos
Carlos Bianchi: 1994-CL, 1994-CI, 1996-CIA, 2000-CL, 2000-CI, 2001-CL, 2003-CL, 2003-CI

7 títulos
Marcelo Gallardo: 2014-CS, 2015-CL, 2015-RS, 2015-CSB, 2016-RS, 2018-CL, 2019-RS

5 títulos
Osvaldo Zubeldía: 1968-CL, 1968-CI, 1969-CL, 1969-CIA, 1970-CL

4 títulos
Alfio Basile: 1988-SS, 2005-CS, 2005-RS, 2006-RS

3 títulos
Roberto Ferreiro: 1973-CI, 1974-CL, 1974-CIA
Juan Carlos Lorenzo: 1977-CL, 1978-CI, 1978-CL

2 títulos
Manuel Giúdice: 1964-CL, 1965-CL
Juan José Pizzuti: 1967-CL, 1967-CI
Humberto Maschio: 1973-CL, 1973-CIA
Pedro Dellacha: 1972-CL, 1975-CL
José Omar Pastoriza: 1984-CL, 1984-CI
Héctor Veira: 1986-CL, 1986-CI
Carlos Aimar: 1989-SS, 1990-RS
Miguel Ángel Brindisi: 1994-SS, 1995-RS
Ramón Díaz: 1996-CL, 1997-SS
Osvaldo Piazza: 1996-SS, 1997-RS
Ariel Holan: 2017-CS, 2018-CSB

1 título
Miguel Ignomireillo: 1976-CIA
José Yudica: 1985-CL
Carlos Timoteo Griguol: 1987-CIA
Roberto Saporiti: 1986-CIA
Óscar Washington Tabárez: 1992-CMS
Jorge Habegger: 1993-CONL
Miguel Ángel López: 1995-SS
Ángel Tulio Zof: 1995-CC
Héctor Cúper: 1996-CC
Ricardo Gareca: 1999-CC
Manuel Pellegrini: 2001-CM
Rubén Darío Insúa: 2002-CS
Jorge Benítez: 2004-CS
Miguel Ángel Russo: 2007-CL
Gustavo Alfaro: 2007-CS
Carlos Ischia: 2008-RS
Daniel Garnero: 2008-CSB
Alejandro Sabella: 2009-CL
Antonio Mohamed: 2010-CS
Guillermo Barros Schelotto: 2013-CS
Edgardo Bauza: 2014-CL
Hernán Crespo: 2020-CS
Sebastián Beccacece: 2021-RS

CL: Copa Libertadores
CS: Copa Sudamericana
CI: Copa Intercontinental
CIA: Copa Interamericana
CC: Copa Conmebol
SS: Supercopa Sudamericana
RS: Recopa Sudamericana
CM: Copa Mercosur
CMS: Copa Master de Supercopa
CONL: Copa de Oro Nicolás Leoz
CSB: Copa Suruga Bank


miércoles, 24 de noviembre de 2021

Historial de la Copa de Campeones de Asia

La AFC Champions League es el torneo de clubes más importante de Asia, organizado por la Asian Football Confederation desde 1967. En la temporadas 2002/03 la Copa de Campeones tornó en Champions League, imitando el formato europeo.
Al-Hilal, de Arabia Saudita, es el club que más veces la conquistó: 4. En cuanto a nacionalidades, los coreanos son, también, los que más festejaron, ya que en 12 oportunidades el trofeo quedó en manos de un equipo de ese país.

TODOS LOS CAMPEONES
1967 Hapoel Tel-Aviv
1969 Maccabi Tel-Aviv
1970 Taj Club
1971 Maccabi Tel-Aviv
1972 cancelada
1973-85 no se disputó
1986 Daewoo Royals
1987 Furukawa
1988 Yomiuri
1989 Al-Sadd
1990 Liaoning
1991 Esteghlal (nuevo nombre del Taj Club)
1992 Al-Hilal (Riyadh)
1993 Paas
1994 Thai Farmers Bank
1995 Thai Farmers Bank
1996 Ilhwa Chunma
1997 Pohang Steelers
1998 Pohang Steelers
1999 Jubilo Iwata
2000 Al-Hilal (Riyadh)
2001 Suwon Samsung Bluewings
2002 Suwon Samsung Bluewings
2003 Al-Ain
2004 Al-Ittihad (Jeddah)
2005 Al-Ittihad (Jeddah)
2006 Chonbuk Hyundai Motors
2007 Urawa Red Diamonds
2008 Gamba Osaka
2009 Pohang Steelers
2010 Seongnam Ilhwa Chunma
2011 Al Sadd
2012 Ulsan Hyundai Horang-i
2013 Guangzhou Evergrande
2014 Western Sydney Wanderers
2015 Guangzhou Evergrande
2016 Jeonbuk Hyundai Motors
2017 Urawa Red Diamonds
2018 Kashima Antlers
2019 Al-Hilal (Riyadh)
2020 Ulsan Hyundai
2021 Al-Hilal (Riyadh)

Al Hilal, el último campeón



LISTA DE CAMPEONES POR PAÍSES
Corea del Sur - 12
Japón - 7
Arabia Saudita - 6
China - 3
Irán - 3
Israel - 3
Qatar - 2
Tailandia - 2
Australia - 1
Emiratos Árabes Unidos - 1


lunes, 22 de noviembre de 2021

El record de Oscar Washington Tabárez

El 19 de noviembre de 2021 Oscar Washington Tabárez fue despedido de su cargo de entrenador de la selección de Uruguay, a la que dirigió en 225 partidos, un récord mundial que tardará en superarse.

El Maestro Tabárez, de 74 años, estuvo al frente del equipo nacional uruguayo en dos períodos: 34 partidos entre 1988-1990 y 191 partidos entre 2006-2021. Sus mayores logros fueron la semifinal de la Copa del Mundo 2010 y la Copa América ganada en 2011.

El top 10 de los entrenadores con más partidos en selecciones: 


1 Óscar TABÁREZ 225 
Uruguay 1988-1990 (34), 2006-2021 (191)

2 Joachim LÖW 198 
Alemania 2006-2021

3 Sepp HERBERGER 167 
Alemania / Alemania Federal 1936-1964

4 Morten OLSEN 166 
Dinamarca 2000-2015

5 Hugo MEISL 155 
Austria 1912-1937

6 Mahmoud EL-GOHARY 151 
Egipto 1988-1990 (48), 1991-1993 (22), 1997-1999 (43), 2000-2002 (38)

7 Bruce ARENA 146 
Estados Unidos 1998-2006 (130), 2017 (16)

8 Helmut SCHÖN 139 
Alemania Federal 1964-1978

8 Walter WINTERBOTTOM 139 
Inglaterra 1946-1962

10 John PETTERSSON 138 
Suecia 1921-1936

Todos lo consiguieron comandando a su país de nacimiento.

Entre los entrenadores en activo, Didier Deschamps es quien lleva más partidos: 124 al frente de Francia.

domingo, 21 de noviembre de 2021

1973 - El gol más triste de Chile

Hace 48 años, la selección trasandina tuvo que enfrentar a la Unión Soviética en un reprechaje para Alemania '74. El golpe de Pinochet, las denuncias del Kremlin y un partido que nunca se jugó.

Artículo publicado originalmente en la revista Fox Sports, en octubre de 2008.
Por PABLO ARO GERALDES

El camino al primer Mundial de Alemania, el de 1974, estuvo lleno de imprevistos para la selección chilena: el grupo eliminatorio que integraba con Perú y Venezuela quedó reducido a un simple partido y revancha tras la deserción de los venezolanos. Un 2-0 abajo en Lima y el resultado inverso en Santiago obligaron a un tercer partido de desempate, en Montevideo. En el estadio Centenario el triunfo fue 2-1 para Chile, pero los pasajes para la Copa del Mundo no estaban listos aún, faltaba una escala poco conocida. El fixture preveía una instancia más para el ganador del grupo 3 sudamericano: debía enfrentar en un último repechaje al vencedor de la zona 9 europea.

Con los papeles en la mano, la amenaza tenía los colores de Francia, pero un empate inesperado de los galos ante la República de Irlanda en París dejó al equipo dirigido por Georges Boulogne en la obligación de vencer a la Unión Soviética en Moscú, pero el conjunto de la sigla CCCP en el pecho pegó fuerte y con el 2-0 hizo sonar el despertador en medio del sueño mundialista trasandino. La cita de los chilenos se programaba entonces para el 26 de septiembre de 1973, pero no en París, como imaginaban, sino en el Estadio Lenin de Moscú. Un país amigo. Con la mente puesta en el repechaje con los soviéticos, planearon una gira de preparación por Guatemala, El Salvador y México, que luego de varias escalas los llevaría a tierras rusas. La mano venía bien. Antes de partir golearon 5-0 a un combinado de Porto Alegre. La despedida se fijó para el 11 de septiembre a las 10 de la mañana, pero…

Chile vivía uno de los momentos más oscuros de su historia. El 11 de septiembre de aquel año la furia asesina de un general llamado Augusto Pinochet pisoteaba el mandato democrático del presidente Salvador Allende e imponía una de las dictaduras más crueles y sangrientas de la historia. Esa mañana, mientras el Palacio de la Moneda (sede del gobierno de Chile) ardía bajo los bombardeos y Allende moría intentando defender la voluntad popular, la selección chilena debía presentarse en el campo de entrenamiento de Juan Pinto Durán para ultimar detalles con vistas a la visita a Moscú. Esa práctica jamás llegó a realizarse. El lateral izquierdo Eduardo Herrera jugaba en Wanderers de Valparaíso y durante sus días en Santiago se hospedaba en el Hotel Carrera, a 100 metros del escenario del golpe de Estado. Él tiene fresca la memoria de esa mañana con olor a pólvora: “Al llegar al campo de entrenamiento el técnico Luis Álamos nos ordenó que volviéramos a casa. Pero yo tenía que llegar hasta el hotel y en el trayecto me detuvieron los militares una decena de veces: Me salvé de ser detenido porque tenía el bolso con la inscripción ‘Selección Chilena de Fútbol’”.

El fútbol del mundo siguió rodando normalmente en medio de dictadores y tiranos, de reyes despóticos y megalómanos con aires mesiánicos, incluso llegó a presenciar un Mundial en plena dictadura argentina, pero en aquel 1973 la Guerra Fría disparó un misil que dio de lleno en la pelota.

Durante el gobierno socialista de Allende, Chile mantuvo estrechas relaciones con el Kremlin y todo el bloque soviético. Con la irrupción de Pinochet y su dictadura apoyada desde los Estados Unidos el escenario se dio vuelta: once días después del golpe, la Unión Soviética rompió relaciones diplomáticas con Chile, le ordenó a su personal diplomático que regresara al país y decretó el cierre de la embajada chilena en Moscú.

Víctor Jara y Pablo Neruda
Al márgen de la cordillera todo era dolor y desconcierto. Tres días después del golpe era asesinado el cantautor Víctor Jara, una de las voces representativas de los trabajadores chilenos. Más lágrimas siguieron cayendo cuando el 23 de septiembre el poeta Pablo Neruda se murió rodeado de otras muertes y desapariciones, víctima de un cáncer que no le dio tregua. Y lo enterraron en soledad, sin sus amigos ni sus camaradas del Partido Comunista, todos perseguidos, en una tumba del cementerio General de Santiago, lejos de su amada playa de Isla Negra y su Premio Nobel de literatura.
El fútbol era lo de menos por entonces, pero la Selección Chilena conducida por Álamos debía volar hacia Moscú para cumplir su compromiso eliminatorio en medio de un clima sumamente hostil. Jugadores como Carlos Caszely y Leonardo Véliz, puntales del equipo y muy identificados con el gobierno socialista, temían por la suerte de sus familiares mientras ellos estuvieran de viaje.

El encuentro corría riesgo de no jugarse porque la dictadura decretó que no se podía abandonar el país. La Federación de Fútbol de Chile debía acatar la medida, pero el médico de la Selección, Dr. Jacobo Helo, resultó ser una influencia decisiva para que los chilenos pudiesen jugar en terreno moscovita: era medico personal del general Gustavo Leigh, Jefe de la Fuerza Aérea, y convenció al alto mando militar de que la participación del equipo favorecería la imagen internacional del gobierno militar. Finalmente, la Junta permitió el viaje, vía Buenos Aires. El largo sufrimiento comenzaba para muchos de los jugadores, amenazados. Les advirtieron sin eufemismos: “Si hablan, sus familias sufrirán las consecuencias”. El vuelo hizo escalas en Sao Paulo, Río de Janeiro y Panamá hasta que finalmente llegó a México. Una victoria 2-1 ante los aztecas sirvió como un relax para afrontar el siguiente tramo hacia Suiza (triunfo sobre el Xamax Neuchatel) y finalmente poner rumbo a Moscú.

El clima era terriblemente hostil. Antes de subir al último avión, los jugadores chilenos sintieron el miedo en carne propia cuando les advirtieron que si ingresaban a la URSS serían tomados como rehenes para cambiarlos por presos políticos de Chile.

Ya en Rusia, todo se agravó en la víspera del match, cuando el gobierno de los Estados Unidos reconoció oficialmente a la Junta Militar chilena. Para los rusos, el enemigo estaba de visita y buscaron hacerlo notar. Apenas llegados al aeropuerto Sheremetyevo, Caszely y Figueroa fueron retenidos algunas horas “por diferencias en las fotos de sus pasaportes”. Eran sólo jugadores de fútbol, pero para los soviéticos eran los representantes del país que derrocó al gobierno socialista.

Y así fue que el 26 de septiembre, a sólo dos semanas del golpe en Chile, el Estadio Lenin presenció un pálido cero a cero en medio de un frío inusual para el otoño que recién comenzaba: 5 grados bajo cero. Las actuaciónes notables de los centrales Elías Figueroa y Alberto Quintano hicieron posible el empate sin goles, pero hubo algo más que la gran tarea defensiva: Hugo Gasc, el único periodista chileno que estuvo en Rusia, contó alguna vez: "Por suerte el árbitro era un anticomunista rabioso. Junto a Francisco Fluxá, el presidente de la delegación, lo habíamos convencido de que no nos podía dejar perder en Moscú, y la verdad es que su arbitraje nos ayudó bastante". Igualmente, las actuaciones defensivas hicieron posible la igualdad y le pintaron a los chilenos un alentador panorama para la revancha en Santiago, pactada para el 21 de noviembre, en el Estadio Nacional de Santiago. Pero...


Otra vez “pero”. En el barrio de Ñuñoa, el Estadio Nacional se había convertido en algo más que el escenario de encuentros deportivos. Aunque la mayoría de los chilenos lo ignoraba (por censura de algunos medios y complicidad de otros) en las tribunas blancas, los militares habían montado un insospechado campo de concentración. El testimonio de Felipe Agüero, quien fuera prisionero allí, hiela la sangre: "Las salas de tortura bajo la marquesina, las lúgubres formaciones de prisioneros regresando del velódromo, los túneles malolientes camino a las sesiones de electricidad, los ancianos tropezando a golpes de culata por las graderías, todo aquí aludía al Infierno del Dante. El descenso a cavidades cada vez más profundas de horror y maldad, que nunca tocaba fondo. Aquí Chile conectó por primera vez con su propio infierno".

Gregorio Mena Barrales era Gobernador de la localidad de Puente Alto –vecina a Santiago– por el partido socialista cuando fue detenido y trasladado al Estadio. Años después él relató: “Todos los días dejaban libres a veinte, cincuenta personas... Los llamaban por los altavoces. Los encuestaban. Les obligaban a firmar un documento declarando ‘no haber recibido malos tratos en el Estadio’ (aunque algunos aún lucieran muestras de las torturas y los golpes). Todos firmaban, era el precio que había que pagar. Muchos volvieron a caer (nadie es libre en una dictadura y menos en una como la chilena). La mayoría de ellos se incorporaba a la lucha clandestina. Todos esperábamos oír nuestro nombre alguna vez en las ‘Listas de Libertad’, era lógico y legítimo. No éramos culpables de otra cosa que la de ser defensores de legitimidad constitucional. Sin embargo cerca de mil quinientos nunca fuimos llamados.
Con el correr de los días las graderías se fueron despoblando: muchos libres, otros asesinados en las noches y un par de suicidas...".


Y el partido no empezaba...
En medio del tormento, los militares cuidaban con tanta dedicación a sus prisioneros como al campo de juego. “El match de fútbol con la Unión Soviética debía realizarse allí, por ello cuidaban el césped con más cariño que el que le daban a una ametralladora”, destacó Mena Barrales, mientras recordaba que esa comisión de la FIFA y de la Federación de Fútbol de Chile “visitó el campo, se paseó por la cancha, miró con ojos lejanos a los presos y se fue dejando un dictamen: ‘En el estadio se podía jugar’”.

Conscientes del uso que le daban los militares al Estadio Nacional, en un momento las autoridades del fútbol chileno le propusieron al gobierno de Pinochet jugar la revancha en el Sausalito, de Viña del Mar, pero la Junta insistió con que debía jugarse en el Nacional, para mostrarle al mundo una cara pacífica de Chile. Francisco Fluxá era presidente de la Asociación Central de Fútbol (ACF) desde febrero de 1973 y le contó en los años noventa al diario La Tercera que “entonces, los militares nos dijeron que no teníamos que decir que el Estadio Nacional era un ‘centro de tránsito, donde se identificaba a la gente que no tenía documentos’. Y para evitar problemas, propusimos el Sausalito como alternativa. Me comuniqué con el general Leigh y me explicó que ‘por órdenes de arriba no se puede en Sausalito: se juega en el Nacional o no se juega’”.
Sí, esta comitiva (integrada por el vicepresidente Abilio D’Almeida, brasileño, y el secretario general Helmuth Kaeser, suizo) visitó Chile el 24 de octubre y se quedó 48 horas en Santiago. Los militares limpiaron con esmero todo rastro de sangre, todo vestigio de tortura, aunque es muy probable que, amparados por su impunidad, hayan dejado algunos detenidos a la vista, sabiendo que la FIFA no sospecharía de esas personas.

Los inspectores visitaron el estadio en el que permanecían aún unos 7 mil detenidos. Recorrieron el césped de Ñuñoa, bromearon entre ellos y terminaron su pantomima. Finalmente, estos emisarios ofrecieron una conferencia de prensa con el ministro de defensa, almirante Patricio Carvajal, a quien le obsequiaron un traba-corbata y un prendedor de oro con el logo de FIFA: “El informe que elevaremos a nuestras autoridades será el reflejo de lo que vimos: tranquilidad total”. El emisario brasileño se permitió aconsejar a los usurpadores del poder: “No se inquieten por la campaña periodística internacional contra Chile. A Brasil le sucedió lo mismo, pronto va a pasar”.

La carcajada insolente del brasileño Abilio D'Almeida.
La inspección de la FIFA no vio ni quiso ver lo que ocurría en el Estadio Nacional.


La FIFA había dado el OK. Pero claro, les habían ocultado el horror. “Después supimos que mientras estaba la gente de la FIFA en el estadio, varias decenas de detenidos fueron encerrados en pequeños camarines, con el fin de ocultarlos. Pero lo importante para nosotros era que el Nacional pasara la revisión”, decía casi treinta años después el ex dirigente Fluxá, quien como única autocrítica aceptó que en el afán de ir al mundial se cometieron actos “éticamente cuestionables”“Ahora pienso que no fue ético negar que en el Estadio Nacional había detenidos, pero en ese momento lo único que pensábamos era en llegar al Mundial de Alemania”, concluyó.

Sí, a pesar de todo el dolor, y de los reclamos soviéticos ante la FIFA (inclusive Bulgaria, Polonia y la Alemania Oriental amenazaron con boicotear el Mundial, cosa que finalmente no hicieron), Ñuñoa esperaba el repechaje para la Copa del Mundo Alemania 74. Pero...

Los soviéticos se negaron a viajar a Santiago, en un manifiesto repudio al régimen de Pinochet. Uno de los integrantes de aquel equipo soviético era el ucraniano Oleg Blokhin, quien no tiene buenos recuerdos de aquella eliminatoria: “Estuve presente en el 0-0 jugado en Moscú. Pero hablamos con el plantel y decidimos no jugar la revancha. No quisimos hacerlo porque estaba Pinochet en el gobierno. Para nosotros era peligroso viajar a Chile y le llevamos nuestra preocupación a la federación de fútbol. Al final se decidió abandonar la eliminatoria”. El Kremlin apoyó la decisión. Blokhin fue hasta 2006 diputado por el partido socialdemócrata de Ucrania a la vez que dirigió a la Selección nacional en Alemania 2006. Volvió a comandar el conjunto nacional en 2011-12, y luego fue entrenador del Dynamo de Kiev hasta 2014, en su último trabajo al frente de un equipo.

La Federación de Fútbol de la Unión Soviética divulgó un comunicado para explicarle al mundo que no disputarían un match allí donde miles de supuestos opositores al régimen de Pinochet habían sido torturados y asesinados: “por consideraciones morales los deportistas soviéticos no pueden en este momento jugar en el estadio de Santiago, salpicado con la sangre de los patriotas chilenos (...) La Unión Soviética hace una resuelta protesta y declara que en las actuales condiciones, cuando la FIFA, obrando contra los dictados del sentido común, permite que los reaccionarios chilenos le lleven de la mano, tiene que negarse a participar en el partido de eliminación en suelo chileno y responsabiliza por el hecho a la administración de la FIFA”, explicaba la nota difundida a través de la agencia UPI.

Ante esta negativa, un integrante del Comité Ejecutivo de la FIFA se animó a vociferar: “Si Granatkin (presidente de la federación soviética) dice que el Estadio Nacional está ocupado con detenidos, yo saco una carta en la cual el Gobierno de Chile asegura que varios días antes del 21 de noviembre ese escenario estará a disposición del fútbol”. No les importaba nada, ni la sangre, ni la tortura, ni la muerte. La farsa debía continuar.

La noticia de la suspensión del partido llegó a la selección chilena en la medianoche previa al encuentro. El delantero Carlos Caszely hoy lo recuerda: “Esperábamos en la concentración de Juan Pinto Durán cuando nos comunicaron que los soviéticos no vendrían. Todo aquello, para quienes estábamos comprometidos con la libertad era de una tristeza terrible. Los familiares de los desaparecidos se me acercaban y me pedían: ‘Chino, tu que estarás en el estadio, por favor, averíguate si está mi hijo, o mi compañero de la universidad”.

El delantero Leonardo Véliz tiene memorias horribles de aquella tarde del 21 de noviembre. “Fue escalofriante. Creo que aún había rastros de lo que había acontecido en los vestuarios y fue algo muy difícil de asumir”, recordó 30 años más tarde.

Desde fines de octubre ya no quedaban detenidos bajo los graderíos del estadio. A la hora señalada, Chile y el árbitro local Rafael Hormazábal salieron al campo de juego. Era puro formalismo, para obtener el paso al mundial por descalificación de los soviéticos. La parodia se completó con una banda de Carabineros tocando el himno chileno mientras se izaba la bandera nacional.

Los jugadores de rojo –qué paradoja– sacaron del medio y trotaron torpemente pasándose la pelota ante un arco vacío. Hasta que Francisco Valdés, el Chamaco, llegó a la línea y esperó a que los fotógrafos enfocasen bien para empujarla de derecha. Tremenda payasada tenía un objetivo: Chile estaría en el Mundial Alemania ’74. Para otros, se trataba de una victoria del régimen pinochetista sobre el comunismo soviético.

Después, para entretener a las 18.000 personas que habían comprado su ticket, se improvisó un amistoso ante Santos de Brasil, que estaba en Chile. En vez de festejar la clasificación a la Copa del Mundo, se volvieron a casa con la amargura de un 0-5 humillante.
Igual, Chile tuvo que esperar hasta el 5 de enero de 1974. Ese día la FIFA aprobó su participación en la Copa.

Entre el público que había ido a ver Chile-Unión Soviética estaba Mena Barrales, que volvía al estadio, ahora sin cadenas ni mordazas. “Fuimos los espectadores más ‘fanáticos’. Esperamos sentados, a la fuerza, un partido que nunca se efectuó".


La Selección Chilena participó en el Mundial de Alemania y se despidió sin ganar ningún partido. Tampoco consiguió victorias en sus dos participaciones siguientes, España ’82 y Francia ’98.
En enero de 1998, en su hogar adoptivo de Austria, Mena Barrales esperaba la Copa del Mundo de Francia. Imaginaba viajar a Saint-Etienne para ver Chile-Austria, sus tierras queridas. Pero la muerte, la misma que esquivó bajo las gradas del Estadio Nacional, esta vez se acordó de él. Ya no existían la Unión Soviética ni la Guerra Fría.
La dictadura de Augusto Pinochet se prolongó hasta el 11 de marzo de 1990.

miércoles, 17 de noviembre de 2021

70 años de fútbol por TV

Hace 70 años la televisión argentina se metía por primera vez en una cancha de fútbol. Con esas imágenes pioneras de San Lorenzo y River Plate comenzaba una unión que se convertiría en inseparable. El primer goleador de la pantalla chica, un camarógrafo improvisado y una historia que no para de crecer.

Publicado en la revista El Gráfico, en noviembre de 2011 (en ocasión de los 60 años)
Por PABLO ARO GERALDES / Ilustración: FERNANDO DELMONTE


En la tarde soleada del 18 de noviembre de 1951, del relato de Ernesto Veltri no surgió ninguna frase memorable ni nacieron muletillas pegadizas. Tampoco en los comentarios de Enzo Ardigó y Raúl Goro, quienes lo acompañaban en la transmisión, pero había algo especial en la narración de aquel San Lorenzo-River: junto a sus voces, unos mil trescientos hogares porteños recibieron por primera vez las imágenes televisadas de un partido de fútbol. Eran pocos, comparados con las 70 mil personas que colmaban el viejo Gasómetro, pero fueron testigos privilegiados de una novedad tecnológica que no conocería límites en su crecimiento.

LR3 Radio Belgrano TV. En marzo de 1956 cambiaría
su nombre por LS82 TV Canal 7.
Un mes antes, el 17 de octubre, el balcón de la Casa Rosada y la voz de Eva Perón se habían convertido en la primera transmisión televisiva de la Argentina. Todo gracias a la visión de Samuel Yankelevich, el hombre que introdujo la televisión al país y que en esa 33ª fecha (la penúltima del campeonato) dirigió la transmisión desde el inmenso camión de exteriores estacionado en Avenida La Plata al 2000. Extraño modelo de colectivo habrán pensado algunos hinchas, desprevenidos, pero era el móvil que él y su padre Jaime habían traído desde los Estados Unidos, junto a la antena, los cables, las cámaras y todo lo necesario para crear lo que se llamó LR3 Radio Belgrano TV y luego se convirtió en Canal 7.

Don Jaime era un inmigrante búlgaro que en los años 20 había creado “Casa Yankelevich”, su empresa dedicada a la importación y armado de radios. Cuando comenzaron a emitir las primeras “estaciones de radiodifusión”, fundó Radio Belgrano, en 1923. En ese 1951, los Yankelevich estaban decididos a hacer historia, no solo con los medios electrónicos de comunicación, estaban escribiendo la primera página vinculada al deporte.


Pero volvamos a Boedo. Muchos no repararon en ese camión ni en los cables que salían de él, preocupados por mojar un pañuelo y anudarlo en la cabeza, para soportar la tarde de primavera que se despachaba con una temperatura de 35 grados. Tampoco se detuvieron a observar las tres cámaras (dos desde el borde de la cancha y una desde lo alto de la platea) que apuntaban al campo de juego. Era muy importante el clásico y estaba en juego la punta del torneo como para fijarse en detalles. River llegaba a esa penúltima jornada con 40 puntos, dos menos que el líder Banfield, que tenía fecha libre, y uno menos que Racing, que visitaba a Atlanta en Villa Crespo. Era la oportunidad para ese equipo con nombres rutilantes, como Vernazza, Amadeo Carrizo, Walter Gómez, Labruna o Félix Loustau...

UNA MARAVILLA
En la humedad del vestuario, un joven sanjuanino que hacía poco había llegado de su provincia, esperaba por su debut en la Primera de San Lorenzo. No podía creer la cantidad de gente que había en Boedo, pero no estaba nervioso. Y lo demostró a los diez minutos del encuentro, cuando superó con un cabezazo no muy lucido a Héctor Ferrari y al gran Amadeo Carrizo para meterse en la historia; no porque se haya convertido en ídolo de la hinchada azulgrana, sino porque el suyo fue el primer gol captado por la televisión argentina.

José Maravilla
“Yo ni sabía que se iba a televisar, y aquel día estaba pendiente del debut y no recuerdo haber visto ninguna cámara; es que había tanta gente que no se podía notar”, recordó décadas después José Maravilla, aquel entreala derecho que anotó el primer gol que surcó el éter, como decían los speakers por esos tiempos. Maravilla, que murió hace dos años, había dialogado con El Gráfico hace una década, cuando el fútbol y la televisión celebraban sus bodas de oro:

-¿En ese momento significó algo especial el gol o solamente fue tomando importancia con el paso de los años?
-Ni sabíamos... Ese día fue un partido más. Esto del primer gol lo supe años después, hablando con Amadeo en la cancha de Los Andes, porque en una revistita de Lomas de Zamora había salido algo. Ahí nos enteramos juntos de que ese era el primero televisado y que nosotros éramos los protagonistas.

Como no existía el videotape, Maravilla nunca pudo ver su gol. La única posibilidad por entonces la daban las cámaras cinematográficas de Sucesos Argentinos, ese memorable noticiero que hacía de aperitivo para las películas en el cine. Pero el que tampoco lo vio fue el camarógrafo que enfocaba la tribuna desde arriba, un muchacho que hacía menos de un mes había entrado a trabajar al canal, llamado Nicolás del Boca y que más tarde se convertiría en un exitoso director de cine y televisión, sobre todo dirigiendo a su hija, Andrea del Boca.

Nicolás iba a ser asistente de cámara principal en aquella transmisión, que tomaba el partido desde la mitad de la cancha, en lo alto de la popular. Pero el destino quiso que terminara siendo el cameraman. “Eduardo Celasco, uno de los camarógrafos, bajó a comer algo antes de que comenzara el partido y yo me quedé cuidando la cámara. Claro, la popular se fue llenando y en un momento no cabía ni una aguja. Cuando Celasco quiso subir, la multitud no lo dejó y tuve que manejar la cámara yo”, recuerda Del Boca, y cuenta: “en la tribuna, los hinchas preguntaban qué era la cámara, querían saber. En la calle Florida habían puesto varios televisores y se juntó gente. Fue una necesidad comercial, nosotros no teníamos mucho conocimiento. Si hubiéramos tenido consciencia no se habría hecho televisión en el país, pero en esa época todo era posible”.
Y sigue: “En un momento perdí de vista a la pelota y enfoqué el arco de River. Unas milésimas de segundo después, Maravilla hizo un gol. Se dijo que la tv había visto primero el gol, antes que los hinchas, pero fue pura suerte”. A los 30 del segundo tiempo, Vernazza empató, de penal, y selló el 1-1.

Pese al debut auspicioso en esa tarde histórica, aquella fue la única vez que Del Boca comandó una cámara en un estadio. River no pudo alcanzar a Banfield y a Racing, que terminaron definiendo el título en un desempate. Pero esa es otra historia.

lunes, 15 de noviembre de 2021

El último nuevo campeón

Los historiales de las ligas nacionales están encabezados por equipos que en muchos casos tienen una tradición centenaria. Acá me propuse buscar cuál es el último club que se sumó al listado de campeones y ver cuándo ocurrió eso. O lo que es lo mismo: ¿cuánto hace que no aparece un "nuevo campeón" para agregar otro nombre al palmarés.

Por PABLO ARO GERALDES

Este es un repaso a los torneos de liga (no copas nacionales) de los países con mayor cultura futbolera. Irá creciendo con nuevos datos. 

En la imagen superior, el Dundee United campeón de Escocia de la temporada 1982-83. Después de ellos, no apareció ingún nuevo campeón. Última actualización: 10-11-2021.

1983 - Dundee United
Escocia

1986 - Sol de América 
Paraguay

1988 - Larissa
Grecia

1991 - Sampdoria
Italia

2000 - Dep. La Coruña
España

2001 - Boavista
Portugal

2001 - Athl. Paranaense 
Brasil

2004 - Dep. Cuenca 
Ecuador

2008 - Boyacá Chicó
Colombia

2008 - Rubin Kazan
Rusia

2009 - Wolfburg
Alemania

2010 - Twente
Países Bajos

2012 - Montpellier
Francia

2012 - Arsenal
Argentina

2012 - Tijuana 
México

2015 - KAA Gent
Bélgica

2015 - Cobresal 
Chile

2016 - Leicester City
Inglaterra

2018 - Municipal Pérez Zeledón
Costa Rica

2019 - Binacional
Perú

2019 - Atlanta United
Estados Unidos

2020 - Rentistas
Uruguay

2020 - Always Ready
Bolivia


domingo, 14 de noviembre de 2021

El primer gol de Diego Maradona

El 14 de noviembre de 1976, en Mar del Plata, Diego Maradona anotó a los 42 minutos del segundo tiempo su primer gol oficial con la camiseta de Argentinos Juniors, un zurdazo cruzado frente a San Lorenzo, de esa ciudad. Dos minutos después convertiría otro tanto más, ambos al arquero Rubén Alberto Lucangioli.

Las imágenes remiten al viejo estadio San Martín y a un partido que concluyó con victoria 5-2 para el cuadro de La Paternal: Carlos Álvarez marcó los otros tres tantos del conjunto visitante. Apenas 1355 espectadores pagaron su entrada aquella tarde.

Por la 11ª fecha del Campeonato Nacional, con la camiseta número 15 Maradona reemplazó a Rubén Giordano en el comienzo del complemento y el partido viró el rumbo. "En el segundo tiempo, ingresó en Argentinos el juvenil Maradona, y allí cambió la fisonomía del vencedor. El ingresante fue el gestor de los continuos avances de su equipo. Maradona completó su tarde excepcional convirtiendo los dos últimos tantos", decía la crónica del diario Clarín. Su colega Segundo César Cheppi del diario La Capital escribió: “La entrada del juvenil Diego Maradona tuvo una importancia decisiva y dio muestras de su tremenda habilidad e inteligencia...”.

Ese domingo el partido atrajo poco a los medios nacionales: a 400 kilómetros, Boca vencía 2-0 a River en el Monumental. Ni siquiera el Canal 8 local registró los goles de Maradona: versiones recogidas por el diario La Capital indican que el camarógrafo decidió irse en el entretiempo, tras grabar un gol de cada equipo.

UNA HISTORIA MAL CONTADA
La Capital tuvo a dos reporteros gráficos aquella tarde: Ismael Daoud y Néstor Alfonso. Los dos goles quedaron registrados, pero durante años se ilustró al primer tanto de Maradona con la imagen del segundo, incluso el propio crack continuó con esa confusión en su biografía “Yo soy el Diego de la gente”. Según la crónica de Carlos Ruberto en la revista Goles, Maradona esquivó a tres rivales, alargó a López y convirtió cuando recibió la devolución. La Capital lo registró en la foto que encabeza este posteo, tomada desde atrás del arco.

Durante años se tomó como válida la foto que aparece abajo. No fue el primer gol pero, ¿fue el segundo? Parece que tampoco.
¿El segundo? Diego define por encima del arquero Lucaglioli, pero el
disparo saldría por encima del travesaño.
El dato que tira abajo la teoría aparece cuando se extiende la imagen tantas veces repetida: a la izquierda de Maradona, siguiendo la jugada desde atrás, aparecen Carlos Álvarez, autor de tres goles esa tarde, y más a la derecha Carlos Fren. Pero las crónicas de La Capital, El Gráfico y Goles coinciden en que Fren fue reemplazado por Rodolfo Ingaramo después del primer gol de Maradona. Incluso el diario menciona que el propio Ingaramo fue quien asistió a Maradona en el segundo gol.

La investigación de La Capital, firmada por Juan Miguel Álvarez, concluye que la jugada que durante tantos años se usó para ilustrar el primer gol oficial de Maradona, ni siquiera terminó adentro del arco. "Incluso, leyendo la crónica de La Capital, se puede especular que sea una de las dos definiciones en los palos que tuvo aquel día. Más precisamente un cabezazo en el travesaño, teniendo en cuenta la vista de Maradona y Hallar puesta hacia arriba en la foto inédita. U otro remate apenas alto después de eludir a varios jugadores. Pero esto sí ya es una conjetura", escribe el colega.
El desenlace de la jugada: pelota por arriba.
En 2016, el medio digital marplatense 0223, había publicado la primera foto conocida de un festejo de gol de Maradona. La imagen, captada por el fotógrafo Néstor Alfonso fue difundida por el periodista Francisco Giovanni. Es, evidentemente, la celebración de su segundo tanto, ya que en el primero Diego definió de zurda y salió corriendo para atrás:

La página del diario La Capital del día siguiente no daba lugar a dudas: la crónica de Segundo César Cheppi tenía esta bajada: “El ingreso del juvenil Diego Armando Maradona (16 años recién cumplidos) tuvo la virtud de dar vuelta el trámite del partido. Hasta ese momento (inicio de la parte final), San Lorenzo (2) y Argentinos Juniors (5) habían jugado un discreto primer tiempo y no se habían sacado ventajas. El empate parcial podía entenderse como justo. Pero en el complemento varió. Al influjo de Maradona, Argentinos se convirtió en dominador del juego y alcanzó un justificado éxito”.


Diego había debutado el 20 de octubre, a diez días de cumplir 16 años, frente a Talleres, de Córdoba. De ese encuentro, en el que también ingresó en la segunda mitad, se recuerda un caño a Juan Domingo Cabrera, aunque fue derrota por 0-1. Luego Maradona jugó como titular contra Newell's Old Boys y Ferro Carril Oeste y como suplente ante Huracán de Comodoro Rivadavia.

FICHA
San Lorenzo (Mar del Plata) 2: Lucangioli; Casariego, Fortunato, Moreno, y F. Aquino; C. Martínez, Larroquet y Mascareño; Galay, Eresuma y Miccio. DT: Benicio Acosta
Argentinos Juniors 5: Munutti; Roma, Gette, Fusani y Minutti: Fren, Di Donato y Giordano; J. López, C. Alvarez y Hallar. DT: Jorge Enrico.
Goles: PT: 16' Carlos Álvarez; 33' Norberto Eresuma. ST: 15' y 25' C. Álvarez, 28' Miccio, 42' y 45' Maradona.
Cambios: Segundo tiempo: inicio Maradona por Giordano; 20' Montres de Oca por Casariego y Capra por Galay (San Lorenzo); 43' Ingaramo por Fren.
Árbitro: Jorge Galve.

sábado, 13 de noviembre de 2021

13 de noviembre de 1993

Esa tarde del sábado 13 de noviembre de 1993, Central Ballester completó los 45 minutos pendientes contra General Lamadrid, por el campeonato de Primera D. Fueron dos tiempos de 22 minutos y medio y fue, también, mi debut como periodista, en Clarín.
Pasaron 27 años de esa cancha tan humilde, de esa "cabina de prensa" que apenas era un par de chapas mal clavadas. Vinieron después desafíos mayores, como El Gráfico, France Football, FIFA Magazine, Kicker, Fox Sports, Goal, ESPN Magazine, De Zurda, De la mano del Diez, Warner-HBO... Pero aquella crónica -sin firma- de Central Ballester 1-2 General Lamadrid sigue estando entre los recuerdos más intensos e inolvidables de este oficio apasionante...

Sabiendo que podía ser una fecha relevante, ese día me llevé la cámara de fotos. Antes de entrar a mi primer partido hice una toma de la entrada de la cancha. Al salir, por la calle de atrás, guardé para siempre la imagen del pobre "palco" reservado para los periodistas. Aquella tarde fuimos dos: mi colega de Crónica y yo. Por allí debería andar también el cronista de Solo Fútbol.

Pero el recuerdo se vuelve más intenso ya que aquella cancha ya no existe. ¿Qué pasó? Central Ballester jugó junto a la villa La Cárcova desde 1985 hasta 1996, cuando consiguió su único campeonato y ascendió a la C. En esa división, la AFA le impidió utilizar su modesto estadio. Por esa razón, la cancha cercana a las vías del Ferrocarril San Martín estuvo un año abandonada: los jugadores ni siquiera iban a entrenar allí por el peligro de la zona.

Durante aquel 1996 la villa que lo circundaba comenzó a crecer hasta que los habitantes terminaron ocupando la cancha y empezaron a levantar precarias viviendas en lo que era el campo de juego.
Vista aérea del terreno que ocupaba la cancha de Central Ballester.

jueves, 11 de noviembre de 2021

Después del Mundial

Después de una Copa del Mundo se inicia el largo camino de cuatro años hasta la siguiente cita. Se renuevan las ilusiones con esa sensación de volver a empezar.
Un repaso al primer partido que jugó la Selección Argentina luego de cada uno de los 17 mundiales que disputó. El equipo, el primer gol y una historia que se repetirá después de Qatar 2022...


Después de Uruguay 1930
3-8-1930, Buenos Aires - amistoso
Argentina 3-1 Yugoslavia
Goles: Francisco Sponda (2) y Manuel Trujillo
Formación: Eduardo Alterio - Oscar Tarrio, Juan Carlos Iribarren - Olegario Viegas, Carlos Volante, Camilo Bonelli - Leonardo Sandoval, Juan Arrillaga, Francisco Sponda, Manuel Trujillo y Luis Gómez. DT: no designado.

Después de Italia 1934
18-7-1934, Montevideo - amistoso
Uruguay 2-2 Argentina
Goles: Tomás González Peralta y Delfín Benítez Cáceres
Formación: Fernando Bello - José María González, Alberto Cuello - Carlos Santamaría, José María Minella, Aaron Wergifker - Tomás González Peralta, Delfín Benítez Cáceres, Arturo Naon, Antonio Sastre y Tomás Beristain. DT: no designado.

Después de Suecia 1958
7-3-1959, Buenos Aires - Sudamericano
Argentina 6-1 Chile
Goles: Pedro Manfredini (2), Pedro Eugenio Callá, Juan José Pizzuti (2) y Raúl Belén
Formación: Osvaldo Jorge Negri - Julio Alberto Nuin, Luis Raúl Cardoso, Carmelo Simeone - Vladislao Cap, José Varacka - Oreste Osmar Corbatta, Juan José Pizzuti, Pedro Manfredini, Pedro Eugenio Callá y Raúl Belén. DTs: Victorio Spinetto, José Della Torre y José Barreiro.

Después de Chile 1962
15-8-1962, Buenos Aires - Copa Lipton
Argentina 3-1 Uruguay
Goles: Marcelo Pagani, Daniel Willington y Alberto González
Formación: Rogelio Domínguez - José Ramos Delgado, Miguel Vidal, Carlos Sáinz - Antonio Rattin, José Varacka, Ernesto Juárez, César Luis Menotti - Marcelo Pagani (46' Daniel Willington), Ernesto Grillo y Alberto González. DT: Néstor Rossi.

Después de Inglaterra 1966
18-1-1967, Montevideo - Sudamericano
Argentina 4-1 Paraguay
Goles: Oscar Mas, Raúl Bernao, Luis Artime y Rafael Albrecht
Formación: Antonio Roma - Santos Ovejero, Silvio Marzolini, David Acevedo, Rafael Albrecht - Oscar Celis, Raúl Bernao, Alberto González (75' Juan Sarnari) - Luis Artime, Alfredo Rojas (75' Norberto Raffo) y Oscar Mas. DT: Jim López.

Después de Alemania Federal 1974
12-10-1974, Buenos Aires - Copa de la Hispanidad
Argentina 1-1 España
Gol: Roberto Rogel
Formación: Rubén Sánchez - Vicente Pernía, Jorge Paolino, Roberto Rogel, Jorge Carrascosa, - Miguel Brindisi, Francisco Russo, Carlos Babbington - René Houseman, Edgardo Di Meola y Enzo Ferrero. DT: César Luis Menotti.

Después de Argentina 1978
25-4-1979, Buenos Aires - amistoso
Argentina 2-1 Bulgaria 
Goles: René Houseman y Daniel Passarella (p)
Formación: Ubaldo Fillol - Jorge Olguín, Hugo Villaverde, Daniel Passarella, Jorge García - Juan Barbas (64' José Gaitán), Américo Gallego, Diego Maradona - René Houseman, José Reinaldi y Oscar Ortiz (66' Hugo Perotti). DT: César Luis Menotti.

Después de España 1982
12-5-1983, Santiago - amistoso 
Chile 2-2 Argentina
Goles: Norberto Alonso y Ricardo Gareca
Formación: Ubaldo Fillol - Carlos Arregui, Oscar Ruggeri, Enzo Trossero, Julio Olarticoechea - Ricardo Giusti (86' Víctor Ramos), Claudio Marangoni, Jorge Burruchaga (68' Alejandro Sabella), Norberto Alonso - Gabriel Calderón y Ricardo Gareca. DT: Carlos Bilardo.

Después de México 1986
10-6-1987, Zürich - amistoso
Argentina 1-3 Italia
Gol: Diego Maradona
Formación: Sergio Goycochea - José Luis Cuciuffo (46' Hernán Díaz), José Luis Brown, Oscar Ruggeri, Oscar Garré - Julio Olarticoechea (46' Hernán Díaz), Sergio Batista, Darío Siviski (85' Claudio Caniggia) - Diego Maradona - Roque Alfaro (73' Oscar Dertycia) y Juan Gilberto Funes (59' Pedro Pasculli). DT: Carlos Bilardo.

Después de Italia 1990
19-2-1991, Rosario - amistoso
Argentina 2-0 Hungría
Goles: Darío Franco y Antonio Mohamed
Formación: Sergio Goycochea - Fabian Basualdo, Fernando Gamboa, Oscar Ruggeri, Carlos Enrique - Darío Franco, José Luis Villarreal, Carlos David Visconti - Diego Latorre (84' Gerardo Martino), Antonio Mohamed (84' Carlos Alfaro Moreno) y Ramón Medina Bello (72' Ariel Boldrini). DT: Alfio Basile.

Después de Estados Unidos 1994
16-11-1994, Santiago - amistoso
Chile 0-3 Argentina
Goles: Sebastián Rambert, Marcelo Espina y Marcelo Escudero 
Formación: Carlos Bossio - Javier Zanetti, Roberto Ayala, Néstor Fabbri, Rodolfo Arruabarrena - Marcelo Escudero (81' Nelson Vivas), Hugo Leonardo Pérez, Christian Bassedas, Marcelo Espina (86' Marcelo Gallardo) - Ariel Ortega (79' Luis Carranza) y Sebastián Rambert (85' José Flores). DT: Daniel Passarella.

Después de Francia 1998
3-2-1999, Maracaibo - amistoso
Venezuela 0-2 Argentina
Goles: Walter Samuel y Marcelo Gallardo
Formación: Germán Burgos - Hugo Ibarra (23' Claudio Husaín), Berizzo, Walter Samuel, Juan Pablo Sorín - Diego Cagna, Leonardo Astrada, Christian Basadas, Marcelo Gallardo - Guillermo Barros Schelotto (45' Juan Fernández) y Martín Palermo. DT: Marcelo Bielsa.

Después de Japón-Corea del Sur 2002
20-11-2002, Saitama - Kirin Cup
Japón 0-2 Argentina
Goles: Juan Pablo Sorín y Hernán Crespo
Formación: Pablo Caballero - Facundo Quiroga, Roberto Ayala, Walter Samuel - Javier Zanetti, Matías Almeyda, Juan Pablo Sorín - Juan Sebastián Verón - Ariel Ortega (72' Javier Saviola) - Hernán Crespo (82' Santiago Solari) y Claudio López (64' Cristian González). DT: Marcelo Bielsa.

Después de Alemania 2006
3-9-2006, Londres - amistoso
Brasil 3-0 Argentina
Goles: -
Formación: Roberto Abbondanzieri - Pablo Zabaleta, Fabricio Coloccini, Gabriel Milito, Clemente Rodriguez (46' Somoza) - Luis González, Javier Mascherano (46' Walter Samuel), Juan Román Riquelme, Daniel Bilos (72' Federico Insúa) - Carlos Tevez (66' Sergio Agüero) y Lionel Messi. DT: Alfio Basile.

Después de Sudáfrica 2010
11-8-2010, Dublin - amistoso
Irlanda 0-1 Argentina 
Gol: Ángel Di María
Formación: Sergio Romero - Nicolás Burdisso (45' Pablo Zabaleta), Martín Demichelis, Walter Samuel (82' Fabricio Coloccini), Gabriel Heinze (71' Emiliano Insúa) - Fernando Gago, Javier Mascherano, Ever Banega - Lionel Messi (57' Ezequiel Lavezzi), Ángel Di María (71' Jonás Gutierrez); y Gonzalo Higuaín (45' Diego Milito). DT: Sergio Batista.

Después de Brasil 2014
3-9-2014, Düsseldorf - amistoso
Alemania 2-4 Argentina
Goles: Sergio Aguëro, Erik Lamela, Federico Fernández y Ángel Di María
Formación: Sergio Romero (79' Mariano Andújar) - Pablo Zabaleta (77' Hugo Campagnaro), Federico Fernández, Martín Demichelis, Marcos Rojo - Enzo Pérez, Javier Mascherano, Lucas Biglia - Erik Lamela (67' Fernando Gago), Sergio Agüero (83' Nicolás Gaitán) y Ángel Di María (85' Ricardo Álvarez). DT: Gerardo Martino.

Después de Rusia 2018
8-9-2018, Los Angeles - amistoso
Argentina 3-0 Guatemala
Goles: Gonzalo Martínez (p), Giovani Lo Celso y Giovanni Simeone
Formación: Gerónimo Rulli - Renzo Saravia, Germán Pezzella (55' Alan Franco), Ramiro Funes Mori (65' Walter Kannemann), Nicolás Tagliafico - Exequiel Palacios (65' Franco Cervi), Leandro Paredes (46' Santiago Ascacíbar), Giovani Lo Celso - Gonzalo Martínez (55' Franco Vázquez), Giovanni Simeone y Cristian Pavón (46' Matías Vargas). DT: Lionel Scaloni.