miércoles, 15 de julio de 2020

New York Cosmos - Los Galácticos retro

Cuatro décadas después de sus años dorados, el equipo emblemático del fútbol estadounidense vuelve al ruedo en la NASL, la segunda división detrás de la MLS. Y lo hace de la mano de Pelé, Cantona y dinero árabe.

Artículo publicado en ESPN Magazine en julio de 2013.
Por PABLO ARO GERALDES


Pese a que los estadounidenses siempre prefirieron el baseball, el basketball o su tan particular football americano, desde 1971 empezaron a mirar con simpatía ese ‘extraño deporte’ al que llaman ‘soccer’. Unos años antes, se había creado la North America Soccer League, que fue más conocida por su sigla NASL, y en ella deslumbró un equipo de New York al que bautizaron Cosmos. La idea era parangonar a los Metropolitanos del béisbol y su acortado ‘Mets’ con unos Cosmopolitas llamados Cosmos.
Aunque el público local no tenía tradición en este juego, pronto se dio cuenta de que el Cosmos brindaba un buen espectáculo y comenzó a seguirlo. Se dieron lujos que millones de aficionados de países más futbolizados nunca pudieron: vieron con sus colores a los mejores jugadores del planeta: Pelé, Franz Beckenbauer y Johan Cruyff.

Durante 14 temporadas, el equipo conquistó 9 títulos, entre ellos las ligas 72, 77, 78, 80 y 82. Vistieron también su camiseta blanca y verde fenómenos como Johan Neeskens, Giorgio Chinaglia, Carlos Alberto o Roberto Cabañas. La expectativa por ver al Cosmos era tan grande que excedía las fronteras de los Estados Unidos: el equipo renunció a participar en los torneos de la Concacaf para recorrer el mundo. Se enfrentó a gigantes de primer nivel como Milan, Boca Juniors, Bayern Munich, Flamengo, Porto, Juventus o Atlético Madrid, por nombrar solo algunos. Y más, desafió a una decena de selecciones nacionales. Era un locura: jugaban en el Giants Stadium y llegó a vender más de 70 mil entradas, con recaudaciones que rondaban los 500 mil dólares. Había porristas, Bugs Bunny era la mascota y los entretiempos transcurrían a puro show. Los palcos eran frecuentados por famosos, incluido Henry Kissinger, por entonces secretario de Estado. Pero en 1984 desapareció la NASL y con ella, el Cosmos. El dinero se acabó, las luces del show se apagaron y la pasión se diluyó.

El Cosmos pasó a ser nostalgia, un equipo de culto al que las palabras ‘retro’ y ‘vintage’ le quedaron perfectas. Casi tres décadas después de aquel pálido adiós, el equipo resurge con fuerza. En agosto comenzará a competir en la NASL, que ya no es aquella de los setenta, sino la segunda división de su país. El proceso de resurección tuvo varias escalas que valen la pena repasar.
La primera camiseta tenía los colores amarillo y verde, en honor a Brasil, selección que en 1970 había conquistado la Copa del Mundo en México y que había deslumbrado a Steve Ross, presidente de la Warner y primer hombre fuerte del Cosmos. El 1976 llegó Chinaglia, que venía de ser goleador en Lazio, y pronto trabó una interesada amistad con Ross. En 1985, cuando la liga se había desvanecido, le compró el paquete accionario.

Peppe Pinton, un asistente del delantero italiano, pagó por la marca, pero no explotó la actividad y luego se la vendió al británico Paul Kemsley, que a su vez se la traspasó a la empresa árabe Sela Sports. Seamus O’Brien es el presidente del directorio saudita y tiene muy clara la meta: "Aspiramos a jugar en la división más alta posible. El objetivo es llegar a la MLS, encender de nuevo la marca mundial y convertirnos en el mejor equipo de Norteamérica". Para lograrlo, en 2011 nombraron a Pelé ‘presidente honorario’ y al francés Eric Cantona, director deportivo. Los dos estuvieron cuando Cosmos jugó un amistoso con el Manchester United por el retiro de Paul Scholes.

El fútbol también se rige por modas y este es el momento del ‘retro’. En 1994, Estados Unidos organizó el Mundial, aunque no tenía una liga profesional: un año después nació la Major League Soccer (MLS) y con ella, la posibilidad de volver a apostar a un torneo de nivel. Con un moderado apoyo, diez equipos empezaron el juego, pero New York extraña al Cosmos. El equipo que representaba a la ciudad en realidad está fuera, en New Jersey. “El 80% de los fans del NYNJ Metrostars (luego Red Bulls) reside en New Jersey. Tiene su cuartel, su estadio, fuera de la ciudad”, explican en sus foros los fieles amantes del Cosmos.

En 2002 se abrió una segunda franquicia para New York para la MLS, pero nadie tomó la posta. Y en las últimas expansiones de la liga ingresaron las Chivas USA, Real Salt Lake, Seattle Sounders, Philadelphia Union, Portland Timbers, Vancouver Whitecaps y Montreal Impact (estos dos últimos de Canadá).

“Creemos que con New York Red Bulls se generaría una rivalidad legendaria con el Cosmos. La liga ganará con partidos más emocionantes y más atención de la prensa. Esta rivalidad deportiva entre New York y New Jersey hará que los simpatizantes tengan un ‘enemigo’ y se genere así un derby, y mejore el espectáculo”, explican los nostálgicos aficionados del Cosmos.

La idea es “revivir a un millón de fans que recuerdan y aman al Cosmos, New York necesita un equipo en MLS. Y no solo con hinchas de NY, sino de todo USA y el mundo entero”, confiesan. “Aunque en un principio no se pueda formar un equipo con grandes estrellas, el resurgimiento del Cosmos le dará un nuevo empuje a la MSL”, opinan. Este semestre jugará sus partidos como local en la Hofstra University, pero una de las ideas es levantar un estadio específicamente de fútbol, que se llamaría New York Cosmos Pelé Stadium en la zona Long Islands, donde la población multiétnica de los suburbios ama al fútbol, lo que hace prever un lleno de 25.000 espectadores. Ya arregló con Nike como patrocinador y llevará en la camiseta la leyenda ‘Fly Emirates’. Dirigido por el venezolano Giovanni Savarese, ya empezó a convocar ‘estrellas’ multiétnicas, como el brasileño Marcos Senna o el japonés Satoru Kashiwase, aunque estén muy lejos aquellos nombres rutilantes de los setenta. Estos ‘galácticos’ a escala unidos a la nostalgia retro que depierta el entusiasmo por el fútbol en la Gran Manzana no puede dar otro resultado: Cosmos.

lunes, 13 de julio de 2020

El comienzo de los mundiales de fútbol

Aquí empezó la primera Copa del Mundo. Una larga investigación reveló en Montevideo dónde estaba el punto central del viejo Field de Pocitos, reducto de Peñarol, donde el mexicano Felipe Rosas puso en movimiento la historia más apasionante de la historia del deporte.

Artículo publicado en la revista FIFA World, en diciembre de 2009
Por PABLO ARO GERALDES

La vida transcurre tranquila por la esquina de Charrúa y Coronel Alegre, en el barrio de Pocitos, Montevideo. Los niños marchan a la escuela, las señoras hacen sus compras y los taxistas la cruzan sin saber que están transitando un sitio histórico en la historia del fútbol.

Algunos de los vecinos tienen una vaga referencia: saben que allí se encontraba una estación terminal de tranvías. Es verdad: hasta 1906 los tranvías montevideanos era tirados por caballos y al lado de las estaciones solía haber un campito para que los animales descansaran y pastaran. Pero cuando la electricidad comenzó a alimentar a este popular transporte, el gran predio de Pocitos perdió sentido. La empresa de tranvías se lo ofreció al club Peñarol para que erigiera allí su estadio.

Así, en 1921 el equipo aurinegro estrenó su humilde cancha, diseñada con astucia por el arquitecto Juan Antonio Scasso, para aprovechar el terreno que se abría en diagonal desde el cruce de Rivera y Pereira.

Cuando el Congreso de la FIFA celebrado en Barcelona en 1929 determinó que la primera Copa Mundial se disputase en Uruguay, el gobierno decidió construir el magnífico estadio Centenario. Pero desde la comunicación oficial a la fecha de comienzo del torneo hubo solamente 12 meses para levantarlo. Entre planos, permisos y preparativos, las obras comenzaron en septiembre de 1929. Y aunque se trabajaba las 24 horas con inmensos reflectores, las lluvias del otoño austral obligaban a detener las tareas. El tiempo se agotaba.

Cuando las autoridades uruguayas entendieron que era imposible abrir las puertas del Centenario el 13 de julio, trasladaron los dos partidos que comenzarían la Copa a las modestas canchas de Nacional y Peñarol, en el Parque Central y Pocitos, respectivamente. La inauguración oficial del Centenario quedó para el match Uruguay-Perú, el 18 de julio, día del centésimo aniversario de la Jura de la Constitución. El Parque Central se mantiene en el mismo lugar que hace ocho décadas, pero el Field de Pocitos fue devorado por el avance de la ciudad, por el progreso, en una bonita zona de la capital uruguaya, cercana a la Rambla.

Francia, en el field de Pocitos.
Los testimonios dicen que aquel 13 de julio la tarde estaba muy fría y que apenas si llegaba a las mil personas la concurrencia en Pocitos para ver Francia-México. A las 15 horas el árbitro uruguayo Domingo Lombardi hizo sonar su silbato para que Felipe Rosas, centrodelantero del Atlante de México, impulsase el balón por primera vez. Seguramente ninguno de los protagonistas lo sabía, pero estaban dando inicio a la historia más apasionante, la que en pocas décadas atraparía al planeta entero. Otro hecho único ocurrió al minuto 19, cuando el francés Lucien Laurent recibió un centro de Ernest Liberati y sentenció con una volea al arquero azteca Oscar Bonfiglio. Era el primer gol de la historia de la Copa del Mundo, el primero de los 2379 que se suman hasta hoy. Finalmente los franceses vencieron 4-1 y se retiraron de la cancha cantando La Marsellesa.

Un arqueólogo del fútbol
Hasta aquí la historia conocida. Pero en 1933 Peñarol dejó el Field de Pocitos, en 1937 se trazaron las calles y en los años '40 la urbanización ya había sepultado aquel histórico terreno.
Arq. Enrique Benech
Los uruguayos aman su rica historia futbolística y tienen un importante Museo del Fútbol bajo las tribunas del Centenario. Pero nadie parecía preguntarse por la vieja cancha de Peñarol, donde rodó la primera pelota mundialista. Fue entonces que el arquitecto Enrique Benech decidió emprender una pesada investigación, digna de un arqueólogo: determinar con exactitud dónde estaba la cancha; encontrar bajo el asfalto y bajo las casas el punto central y el lugar donde se situaba el arco de aquel gol inaugural de Laurent. Se integraron al equipo Juan Capelán, Eduardo Rivas, y otros colaboradores en diversas áreas.

¿Con qué elementos contaba? Pocos. No quedan registros de planos en la Intendencia Municipal de Montevideo ni en el Instituto de Historia de la Facultad de Arquitectura. Tampoco está guardada la Memoria del club Peñarol correspondiente a la construcción de las tribunas. ¿Y en la Biblioteca Nacional? Nada. Ni siquiera en la vieja estación Pocitos le pudieron ayudar: solamente guardaban dos fotos del Tranvía 35.

Foto aérea de 1926
Hasta que Benech y su equipo tuvieron acceso a una fotografía aérea de 1926 en la que se veía toda la cancha con una pequeña tribuna techada, junto a un córner. Era un dato. Superponiendo planos y fotografías podrían aproximarse al lugar en el que estaba el campo de juego pero: ¿en cuál de los dos arcos marcó Laurent su gol? Había que buscar documentos, hallar un plano, encontrar un permiso municipal, al menos una referencia oral o escrita confiable. No existía el GPS en los años ’20, si no todo hubiese sido más fácil. El plano de fraccionamiento del terreno realizado por los agrimensores Alberto de Artega (padre e hijo) en diciembre de 1941 sumó datos. “Este plano nos define con total precisión los límites del predio, que se visualizan hoy claramente transformados en medianeras edilicias”, explica el Arq. Benech en su estudio de Montevideo. El entusiasmo era incontenible. La Brigada de Sensores Aereoespaciales de la Fuerza Aérea Uruguaya suministró cuatro ampliaciones de esa foto aérea de 1926. La cancha, de 109 x 73 metros surgía entre las edificaciones actuales como una foto en el líquido revelador.


La historia resurge
Superposición: el fiel de Pocitos sobre una
imagen actual de Google Maps
El resultado de la paciente investigación fue presentado en el estadio Centenario. Allí, entre los concurrentes estaba Raúl Barbero, que en 1930 tenía 12 años y asistió a ese partido junto a un tío. De niño ya quería ser periodista y, junto a su amigo Hugo Alfaro, hacía una revista deportiva escrita a mano en hojas escolares y con fotos recortadas de otras revistas, prolijamente pegadas. La llamaron “Centenario Sport”. Llegaba la Copa Mundial y decidieron hacer una “edición especial”, por lo que necesitaban “cubrir” todo lo concerniente al torneo: fueron al puerto y vieron bajar del buque Conte Verde a Jules Rimet seguido por las delegaciones de Francia, Rumania, Bélgica, Yugoslavia y Brasil, que en Río de Janeiro se había sumado a la travesía. Y, por supuesto, debían estar en los dos partidos que abrirían el campeonato a la misma hora. Hicieron un sorteo y a Raúl le tocó en suerte ir a Pocitos. La revista tenía una circulación muy limitada: hacían solamente un ejemplar que prestaban a los niños del barrio “bajo juramento de devolución a los fundadores, directores, redactores, administradores, editores y distribuidores. Nosotros dos, obvio”, según le contó con humor al diario El País cuando se cumplieron 75 años.

Tres cuartos de siglo después los recuerdos de Barbero pueden volverse imprecisos, pero no olvidó el frío de la tarde ni aquel primer gol francés. Tenía en sus manos la única fotografía que se conserva, esa que permite determinar que el gol fue en el arco norte, hoy tapado mitad por la vereda y mitad dentro de la casa que lleva el número 1324 de la calle Coronel Alegre.
Aquí estaba el arco en
el que Laurent marcó el
primer gol de los mundiales
Allí fue implantada una escultura que recuerda la portería que le tocó defender al arquero mexicano. Pero si los franceses tienen el honor del primer gol, a México nadie le quitará la distinción de haber puesto en marcha esta inmensa historia. Y un monolito señala también ese punto central donde todo comenzó, a un par de metros de un lavadero de ropa, junto a los autos estacionados en la acera.

El Arq. Benech y su equipo lograron que una familia, doblando la esquina, autorice a excavar en su predio. Tenían una pista: “un matrimonio que vive en la calle Charrúa quiso enterrar en su jardín a su perrito que había muerto. La pala encontraba resistencia en la tierra: allí hallaron parte de la estructura del estadio de Peñarol”. Y en esa cuadra, en los patios de las casas de algunos vecinos quedan restos del antiguo talud del estadio, un terraplén que oficiaba de precaria tribuna. El misterio se había terminado...

Mario Mandžukić marcó en Moscú el último gol de la historia de los mundiales. En Qatar ese dato caducará. Pero el que permanecerá por siempre inalterado es aquel zapatazo de Lucien Laurent, ese que se seguirá gritando en francés en la silenciosa y tranquila tarde del barrio de Pocitos, en la lejana Montevideo.
Así lucía el Field de Pocitos

Raiders of the first goal

Here began the first World Cup. A long investigation revealed in Montevideo where the centre spot of the old Field de Pocitos, Peñarol redoubt, was where the Mexican Felipe Rosas started the most exciting history in the world sports.

Article published in FIFA World magazine on December 2009
By PABLO ARO GERALDES

The pace of life was slow on the corner of Charrúa and Coronel Alegre, two streets located in the Pocitos area of Montevideo. Children went to school, women did their shopping and taxi drivers drove past without knowing that they were crossing a signifi cant location in the history of world football.

Some may have had a vague idea – they knew perhaps that a tram terminus had been located in the area. Until 1906 the trams in Montevideo were horse-drawn and there used to be a fi eld next to the stations for resting and grazing the animals. But when this popular mode of transport went electric, the big tract of land in Pocitos fell into disuse. The tram company offered it to sports club C.A. Peñarol as the site for a new football stadium. And so, in 1921 and without much fuss, the club inaugurated their modest ground, cleverly designed by architect Juan Antonio Scasso to take advantage of the wedge-shaped plot of land bordered by the intersection of the two streets.

The small stadium was certainly not the type of grand structure which would be considered for the opening of a FIFA World Cup these days and was, indeed, not even intended for such use back in 1930. A year earlier, when the FIFA Congress had met in Barcelona to award the hosting rights to the fi rst FIFA World Cup to Uruguay, the country’s government had ordered the construction of the magnifi cent Centenario stadium. But by then there were just 12 months remaining until the tournament’s planned kick-off. Once the plans had been drawn up, planning permission obtained and the preparations completed, the actual construction work only began in September 1929. And although the work went on day and night, with the help of enormous fl oodlights, the rain that is typical of autumn in the southern hemisphere frequently brought proceedings to a halt. Time was running out.

When the Uruguayan authorities realised that it would be impossible to have the Centenario ready for 13 July 1930, they moved the opening two matches to Pocitos and Parque Central – the latter being the equally modest home of Peñarol’s city rivals, Nacional. The offi cial inauguration of the Centenario would eventually take place fi ve days into the tournament on 18 July, when the hosts beat Peru 1-0 on what was coincidentally the 100th anniversary of the swearing in of the Uruguayan constitution. The tournament’s remaining fixtures all took place, as originally planned, at the Centenario.

History unfolds
France, at field de Pocitos.
According to eye-witness accounts, the afternoon of 13 July was chilly and only just over a thousand people were present at Pocitos to watch France play Mexico. At three o’clock, the Uruguayan referee Domingo Lombardi sounded his whistle and Felipe Rosas of Mexican club Atlante took the fi rst kick-off, simultaneously with the start of the USA’s match against Belgium over at Parque Central. None of those taking part could have known it, but they were writing the first page in the exciting hist ory of what would become a global phenomenon over the decades to come. Another milestone was reached in the 19th minute when France’s Lucien Laurent volleyed Ernest Liberati’s cross past Mexican keeper Oscar Bonfi glio, thus scoring the fi rst goal in the history of the FIFA World Cup, the fi rst of the 2,063 netted to date. France eventually won 4-1 and left the pitch singing La Marseillaise.

That fi rst part of the story is common knowledge. But while Parque Central remains on the same site as eight decades ago, Pocitos was swallowed up as Montevideo developed, due to its location in an attractive area near the Rambla. Peñarol left Pocitos in 1933. Streets were built over the former pitch in 1937 and by the 1940s the site had been buried completely.

Architect Enrique Benech
Uruguayans have a keen sense of their rich footballing history and there is a major football museum underneath the stands at the Centenario. Yet nobody seemed to ask about Peñarol’s old ground or about where the fi rst ball was kicked at a FIFA World Cup. Nobody that is until Enrique Benech came along. A local architect and football fan, Benech decided to take on an onerous task more fi tting of an archaeologist, namely to fi nd, underneath the asphalt and the houses, the exact location of the pitch, its centre spot and the end where Laurent’s inaugural goal was scored. He was joined by Juan Capelán from the Estadio Centenario Football Museum and journalist Eduardo Rivas among other collaborators from various fields.

What did they have to go on? Not a lot. There were no records of plans at either the Montevideo city hall or the institute of history of the faculty of architecture. Peñarol themselves had no record of the construction of the stands. Nothing came to light at the national library either. Not even the old station at Pocitos could help him: all they had were two photos of the number 35 tram.

1926 cereal view
Benech and his team had to look for documents, fi nd a map or a copy of the planning permission from the council or at least a reliable oral or written source. There was no GPS in the 1920s or their task would have been a lot easier. Finally, the investigators turned up an aerial photograph from 1926 on which the whole pitch could be seen with a small covered stand in one of the corners. The land distribution map by the surveyors Alberto de Artega and son from December 1941 was another source of information. “This plan clearly defi ned the limits of the fi eld, which today have been transformed into municipal boundaries,” explains Benech in his studio in Montevideo. The Aerospace Sensor Brigade of the Uruguayan Air Force then provided four enlargements of the aerial photograph from 1926. After superimposing the plan over the aerial images, the 109 x 73m pitch emerged from among the current buildings like a photograph in developing fl uid. The team could now determine the approximate position of the pitch, but at which end had Laurent scored?


Boyhood memories
Overlay: the Field de Pocitos on a
current image from Google Maps
The results of what had been uncovered so far were presented at the Centenario stadium and visited, crucially, by Raúl Barbero, who was aged 12 in 1930 and had been at the match with his uncle. As a child, Barbero had always wanted to be a journalist and he and his friend Hugo Alfaro used to write a sports magazine by hand on school notepaper with photos cut out of other magazines and carefully pasted in. They called the magazine Centenario Sport and, at the time of the World Cup, decided to produce a “special issue” covering the whole tournament. Naturally the two boys also wanted to cover the opening two matches, which kicked off at the same time. They drew lots and fate decreed that Barbero should go to Pocitos. The magazine had a very limited circulation of one copy, which Not even the old station at Pocitos could help … all they had were two photos of the number 35 tram. they lent to children in their local area “under oath to return it to the founders, directors, editors, administrators, publishers and distributors – in other words, the two of us,” as Barbero told El País newspaper on the 75th anniversary of the tournament.

Three quarters of a century later, Barbero’s memories are a little imprecise, but he did not forget either how cold that afternoon was or France’s fi rst goal. He had in his possession the only remaining photograph, which meant that it could fi nally be established that the goal was scored at the north end, which today is covered half by the pavement and half by the house at number 1324 calle Coronel Alegre.
Here was the goal in
which Laurent scored the
first goal of the World Cups.
In this unassuming suburban setting, it took an event as mundane as the death of a family pet to fi nally confi rm the correctness of the research team’s calculations. “A dog belonging to a couple who lived in calle Charrúa had died, and they wanted to bury it in the garden,” Benech explains. “Their spade struck an object, which turned out to be part of Peñarol’s old stadium.”

The patios of some of the houses in the same residential block also yielded remnants of the old stadium embankment, a simple slope which had served as a rather precarious stand for the spectators. The old stadium’s place in history had seemed equally precarious before Benech began his metaphorical digging. But thanks to his team’s enthusiasm, the discovery of those old photographs, an old man’s childhood memories and the passing of a family pet, the fi rst ever goal in World Cup history fi nally has a physical landmark. As a result of the research, a sculpture has now been erected on the spot to commemorate the goal defended by the Mexican keeper. There is also a stone marking the centre spot where the fi rst match kicked off, just a few metres from a launderette and close to the cars parked at the side of the road.

The pace of life is still slow on the corner of Charrúa and Coronel Alegre but now the passers-by pause to take note of the goalpost-inspired sculpture where Laurent scored his historic goal. The 1930 FIFA World Cup™ may be long gone, but Laurent’s achievement is now preserved for ever, allowing football romantics to still hear those French cheers echoing in the quiet of the afternoon in Pocitos in far-off Montevideo.
This is what Field de Pocitos looked like.

viernes, 10 de julio de 2020

Antonio Carbajal: la leyenda de 5 Copas

El mexicano Antonio Carbajal fue el primer futbolista de la historia en disputar cinco Copas del Mundo. Esta es parte de una charla en su taller de vidriería de la ciudad de León.

Por PABLO ARO GERALDES

Por las calles de León se huele su historia. Las curtiembres tiñen el aire y dan cuenta de la industria del cuero que inició allí su prosperidad e hizo de la ciudad la "capital mundial del calzado".

Fundada el 20 de enero de 1576 por Martín Enríquez de Almansa bajo el nombre de Villa de León, hoy es una gran metrópoli que aloja a más de dos millones de habitantes. La ciudad más poblada del estado de Guanajuato es conocida también como "la Perla" y "Motor del Bajío", pero para los futboleros hay una referencia más fuerte: con sus 91 años vive allí Antonio Carbajal, la "Tota", el legendario arquero que fue el primer futbolista de la historia en jugar en cinco Copas del Mundo.

Poniendo rumbo hacia la parte histórica de la ciudad está el barrio San Juan de Dios. Allí, a metros de la iglesia del mismo nombre estaba la vidriería Carbajal, el reducto laboral que por décadas fue motivo de peregrinaje de hinchas de todo el país.

Carbajal nació en la capital mexicana el 7 de junio de 1929 y su niñez la vivió en una vecindad "pareciera a la que mostraba el Chavo del 8, pero no teníamos a ninguna Doña Florinda, ja ja ja...", remata con su amistosa sonrisa. Por entonces jugaba en el Oviedo, al que llama "un equipo llanero" y allí conoció a una persona que terminaría marcándolo para siempre: "desde la cuarta infantil, la tercera infantil, todas las categorías hasta las juveniles, el señor Peque Sánchez me enseñó a ser portero y también me enseño a ser vidriero... La vidriera fue mi trabajo de toda la vida".
En 1950 dejó la capital y echó sus raíces en León, donde defendió el arco esmeralda en 364 partidos, durante 16 años.

-¿Cómo es eso de que su padre no le permitía jugar al fútbol?
-Es cierto, pero no le hice caso. Mi sueño estaba en la portería. Los años han pasado y todo lo que tuve fue gracias al futbol. Y alcancé más de lo que había soñado...

-¿Las cinco Copas del Mundo?
-Así es, me siento orgulloso de poder dejar un legado. Siempre quise llegar a ser alguien y parece que lo he conseguido Ya pasó medio siglo de mi último partido como futbolista, pero la gente aún me tiene presente, en cada charla me recuerda quién soy. Eso me dice algo muy especial.

Tan especial como el cariño que día a día le prodigan sus vecinos. Como cuando atendía en la vidriería, donde hoy funciona la churrería Las Duyas. Todos querían un autógrafo, una foto, una anécdota, una sonrisa con la leyenda del fútbol azteca. Su historia con el seleccionado comenzó en los Juegos Olímpicos de Londres, cuando tenía solamente 17 años fue invitado a integrar el plantel olímpico, que se despidió rápidamente al caer 5-3 contra Corea del Sur.

Dos años más tarde comenzó su larga aventura mundialista, en Río de Janeiro. En la IV Copa del Mundo el cuadro azteca no pudo superar la fase de grupos: perdió sus tres encuentros, en los cuales Carbajal fue titular. El primero, el bautismo de fuego, fue nada menos que el match inaugural contra Brasil.
El debut mundialista en el Maracaná.
En Suiza 1954 México venía de perder 5-0 con Brasil (había atajado Salvador Mota, del Atlante), y Carbajal retomó su puesto en el arco, pero la derrota 3-2 ante Francia significó la despedida del certamen helvético.

Ya con 29 años, en Suecia 1958, fue el titular en los tres partidos del grupo y además fue el capitán. Aunque México no logró el pase a cuartos de final, el empate 1-1 con Gales significó el primer punto conseguido en la historia mundialista.

En Chile 1962 volvió a tapar en los tres partidos y aunque la selección tampoco pudo superar la instancia de grupos, Carbajal fue protagonista de la primera victoria mexicana en una Copa del Mundo: el 3-1 sobre Checoslovaquia, que a la postre sería el subcampeón.

llegó a Inglaterra 1966 con 37 años de edad. La portería se le confió a Ignacio Calderón (del Guadalajara) en los partidos con Francia (1-1) e Inglaterra (0-2), pero Carbajal se metería en la historia al jugar su quinta Copa Mundial: fue el arquero del tercer partido, ante Uruguay y nada menos que en mítico estadio de Wembley. Y además logró lo que no había podido en sus anteriores participaciones: mantener su valla invicta. El 0-0 no alcanzó y México se despidió del torneo.
La despedida mundialista en Wembley.

Sus once partidos mundialistas:
24-6-1950 Río de Janeiro: México 0-4 Brasil
28-6-1950 Porto Alegre: México 1-4 Yugoslavia
2-7-1950 Porto Alegre: México 1-2 Suiza
19-6-1954 Ginebra: México 2-3 Francia
8-6-1958 Estocolmo: México 0-3 Suecia
11-6-1958 Estocolmo: México 1-1 Gales
15-6-1958 Sandviken: México 0-4 Hungría
30-5-1962 Viña del Mar: México 0-2 Brasil
3-6-1962 Viña del Mar: México 0-1 España
7-6-1962 Viña del Mar: México 3-1 Checoslovaquia
19-7-1966 Londres: México 0-0 Uruguay

El fútbol mexicano no tenía la fortaleza y la impronta que impone hoy en las Copas del Mundo. Por entonces figuraba entre los más débiles y eso devino en un récord negativo para Carbajal, ya que en sus once partidos mundialistas recibió 25 goles, una cifra que lo coloca como el arquero más goleado.

"Eran otros tiempos: te pagaban poco y te exigían mucho. Ahora pagan mucho y exigen poco. Ahora se hace más difícil para el futbolista mexicano porque traen muchos extranjeros, y no estoy en contra de eso, pero vienen muchos maletas, muchos mediocres. Será cuestión de empezar a levantar la voz", sentencia.
Un momento distendido de la entrevista.
La Tota nunca usó guantes, portero de los de antes, que entre en sus infinitas memorias guarda los recuerdos de cracks del pasado: "Hacia fines de los '40 he tenido el honor de jugar con en el club España con Isidro Lángara y con el Charro Moreno, a quien recuerdo como un bohemio de maravillas. Yo era muy joven y ellos ya tenían su carrera. En una ocasión teníamos que jugar contra el Veracruz y resulta que Isidro y el Charro llegaron cantando como a las once de la mañana... ¡Venían de fiesta y aun así jugaron excelente!".

-Cuando jugaba en el España, Santiago Bernabéu se interesó por usted, ¿no pensó en jugar en el extranjero?
-No, porque me siento una persona agradecida. México me dio la posibilidad de defender sus colores en una Olimpíada y a cinco mundiales. Me han dicho de todo, de "pendejo" para arriba, de todo. Pero no me arrepiento. Soy feliz.

Las estadísticas de su carrera en el arco de la selección mexicana dicen que atajó 47 partidos, con 22 victorias, 10 empates y 15 derrotas. Esa suma de 47 encuentros se desglosa en 9 amistosos, 5 por Panamericanos, 22 de eliminatorias mundialistas y finalmente los 11 por Copa del Mundo.

El debut mundialista lo tiene entre sus recuerdos más nítidos: "era increíble. Oía el griterío '¡Brasil, Brasil!' y eso me motivaba más. Era el estreno oficial del Maracaná. Luchamos aunque ellos obviamente eran mucho mejores que nosotros y nos ganando 4-0".

Maravillosa caricatura de Carlos Nine
(quien firmaba como ""Yeite") publicada en la
revista Los Mundiales de Fútbol y la Copa 82.
Otra historia poco conocida lo tiene a Carbajal como un "falso fotógrafo" en el Mundial de 1966. "Nacho Calderón estaba pasando por un muy buen momento y él era el portero titular. Yo tenía 37 años y el 22 y me pedía 'Antonio, ayúdame. Ponte atrás de la portería y dirige la defensa'. Entonces me colgué una cámara y me puse desde atrás a darle indicaciones a la defensa", recuerda entre risas y destaca que "nadie se dio cuenta. Además hablaba en español y la mayoría de los fotógrafos eran ingleses, no me entendían".

Para el tercer partido, ante Uruguay, el entrenador Ignacio Tréllez se inclinó por un cambio en el arco y decidió ponerlo a Carbajal, luego de una actuación poco convincente de Calderón. "Vas a jugar contra Uruguay, me dijo; y yo le pregunté '¿porque lo merezco o nomás por jugar?'", rememora. Así se gestó su despedida mundialista con récord y el arco en cero: "yo les daba confianza a los muchachos y ellos me daban confianza a mí. Ya tenía confianza, estaba suelto, no me pesaba el equipo que fuera rival ni nada. Eso llega con los años, con la experiencia".

-¿Llegó a sacar alguna foto con esa cámara?
-No, ninguna, ja ja ja...

-Con los años hizo centenares de trabajos como comentarista. ¿Podría ser aquella su primer cobertura como hombre de los medios?
-No lo había pensado, pero sí... Fue un aprendizaje, ja ja ja. No había carteles de publicidad, estaba ahí detrás de la portería.

-Y en Rusia, Rafael Márquez puede igualar su récord. ¿Qué le parece?
-Es algo genial. ¡Las marcas están para ser igualadas y para romperlas!

Por 32 años Antonio Carbajal fue el único futbolista que disputó 5 Copas del Mundo. En 1998 lo igualó el alemán Lothar Matthaeus y en 2018 finalmente Rafa Márquez también lo logró. Hay un cuarto en cuestión que fue a cinco mundiales, pero solamente jugó en cuatro: el arquero italiano Gianluigi Buffon.


Gracias a los amigos Carlos Márquez y Alan Peniche, que hicieron posible esta entrevista.

miércoles, 8 de julio de 2020

Héctor Zelada, el campeón del mundo que ni siquiera debutó en la selección

Artículo publicado en Mundial de Fondo, en junio de 2020
Por PABLO ARO GERALDES

Hay decenas de campeones del mundo que lucen merecidamente su medalla aun cuando no les ha tocado disputar un solo partido de la Copa. Es lo que ocurrió con Héctor Baley, Rubén Galván, Daniel Killer, Rubén Pagnanini y Ricardo La Volpe en 1978 y volvió a darse en 1986 con Sergio Almirón, Daniel Passarella, Luis Islas y Héctor Zelada. Pero entre ellos hay un caso único para la Argentina: un campeón del mundo que ni siquiera llegó a debutar en la Selección: Zelada.

La historia de su incorporación al plantel como tercer arquero sorprendió a todos. Surgido en 1975 de Rosario Central, en 1979 se marchó a México para defender el arco del América y se radicó para siempre en la capital azteca. Nunca había sido convocado para integrar el seleccionado argentino, por eso fue más curiosa la decisión del entrenador Carlos Bilardo. Pero todavía más extraño es que aunque le estaba dando la camiseta número 22, ni siquiera lo había probado en un partido amistoso.

El inmenso Ubaldo Fillol había sido el 1 argentino durante las eliminatorias, pero aun así Bilardo lo dejó afuera del plantel, al igual que otros jugadores que se destacaron durante la clasificación, como Ricardo Gareca, Juan Barbas o Miguel Ángel Russo. Fillol no iba a ir de suplente y el técnico se inclinaba por Nery Pumpido. Rumores de todo tipo circularon sobre la exclusión del arquero campeón mundial de 1978. Luis Islas sería la opción de recambio. ¿Y quién iría como tercero?
Héctor Zelada en las tribunas del estadio Azteca junto a Diego Maradona
y el utilero Miguel Di Lorenzo, más conocido como Galíndez.
Zelada pasaba por un gran momento en el arco americanista pero no estaba bajo la observación del cuerpo técnico. Algunos apuntan a un acuerdo entre la directiva del club, que cedió sus instalaciones para que allí funcionara la concentración argentina, con la AFA y Bilardo.

Admirador de Fillol, Zelada no escondió elogios hacia el Pato cuando la prensa quiso "conocerlo" un poco más tras la sorpresiva convocatoria. Y recibió un "reto" de Bilardo: "Todo el periodismo pidiéndome por Fillol, te pongo a vos y lo elogiás a Fillol... me tirás la gente en contra".

Zelada fue una especie de anfitrión de sus propios compañeros en Coapa, ya que transitaba su octavo año con el club más popular de México. Ya había dado tres vueltas olímpicas con el América y era uno de los jugadores favoritos de la afición local.

Lo que hace más extraño al caso es que Zelada llegó al Mundial sin partidos con la selección y luego de la consagración que lo tuvo entre los campeones, nunca volvió a ponerse el buzo de la AFA, ni siquiera como suplente.

Este caso único en la historia del fútbol argentino, tiene apenas otros siete equivalentes que se dieron en las primeras cuatro Copas del Mundo: los uruguayos Juan Carlos Calvo (1930), Luis Alberto Rijo y Washington Ortuño (1950) y los italianos Giuseppe Cavanna, Pietro Arcari (1934) Aldo Donato y Bruno Chizzo (1938).

Otro dato muy poco conocido para los argentinos es que Zelada pudo haber sido el arquero de México en aquel inolvidable 1986: "Previo al Mundial tuve oportunidad de ser invitado a comer por Guillermo Cañedo (empresario televisivo y máximo dirigente de la Federación Mexicana de Fútbol) y el señor presidente de México ese momento, Rafael del Castillo, que me hablaron de nacionalizarme y atajar para la selección mexicana". Es comprensible, venía de ser elegido mejor arquero de México en 1983, 1984 y 1985.

"Para mí fue muy importante que se hayan fijado en mí, pero desafortunadamente no se pudo porque ya había jugado un torneo internacional juvenil con Argentina. Me hubiera gustado estar en la Selección Mexicana y hubiese dado todo de mí, pero tuve la fortuna de ser nominado a la Selección Argentina y me encontré con la inmensa sorpresa de ser campeón del mundo”, comentó en ESPN.

Cuarenta y tres jugadores ganaron las 44 medallas de campeón del mundo conquistadas por la Argentina (Passarella es el único bicampeón). Una de ellas brilla para siempre en el pecho de Héctor Zelada.Una amistad que nació en México y perdura: la del capitán Diego Maradona.



Héctor Zelada y una amistad que perdura, la del capitán Diego Maradona.

lunes, 6 de julio de 2020

Clubes que "jugaron" en la Copa del Mundo

En seis oportunidades, selecciones participantes en la Copa del Mundo cambiaron sus tradicionales colores nacionales por los de un club. Imprevisión de los utileros, confusiones y homenajes permitieron estas curiosas historias, algunas desconocidas.

Parte del artículo
Camisetalandia, publicado originalmente en la revista Fox Sports, en junio de 2006
Por PABLO ARO GERALDES 

ITALIA 1934

Austria enfrentaba a Alemania en Nápoles, en el partido por el tercer puesto. Contaba con una ausencia importante, su estrella Matthias Sindelar, por entonces el mejor jugador del mundo.
Ambos vistieron históricamente de blanco, pero el árbitro italiano Carrara se percató de ese detalle recién ese 7 de junio, en el Stadio Ascarelli. Tras algunos minutos de incertidumbre, buscaron en el fondo de un vestuario y los austríacos aceptaron con gusto el ofrecimiento del club local: cayeron 3-2 vistiendo una casaca azul que el Napoli utilizaba para entrenar; sus goles los anotaron Johann Horvath y Karl Sesta.
Mientras el alemán Fritz Szepan verifica el sorteo del árbitro Albino Carraro,
el capitán austríaco Johann Horvath lo observa, vistiendo la camiseta azulada del Napoli.
BRASIL 1950
El 2 de julio México se medía ante Suiza en el Estádio dos Eucaliptos, de Porto Alegre, y uno de los dos tenía que cambiar su camiseta roja. El comienzo se demoró 25 minutos, porque fueron a un sorteo y los aztecas resultaron favorecidos, pero igualmente declinaron el privilegio: los helvéticos jugaron de rojo y ellos utilizaron la azul y blanca que les prestó el Cruzeiro de Porto Alegre. Suiza ganó 2-1; el capitán Horacio Casarín marcó el tanto "del Cruzeiro gaúcho".
México y una particular casaca azul y blanca contra Suiza.
SUECIA 1958
Alemania Federal y Argentina debutaban en Malmö el 8 de junio, pero algo salió mal: la TV ya había llegado y los uniformes eran prácticamente iguales en la pantalla blanco y negro. Tras algunas demoras, la solución la aportó el IFK de esa ciudad: le prestó sus camisetas amarillas a los argentinos. Oreste Osmar Corbatta abrió el marcador a los 3 minutos, pero los germanos lo dieron vuelta y vencieron 3-1.
Los argentinos aguardan el himno. Visten la camiseta amarilla del IFK Malmö.

ARGENTINA 1978
Algo similar a lo de 1958 ocurrió en Mar del Plata el 10 de junio de 1978. Aunque una circular de FIFA emitida en mayo había acordado que Hungría jugara de blanco y Francia de azul, el dirigente Henri Patrelle, encargado de la utilería, no la tuvo en cuenta y se quedó con la de febrero, que decía lo contrario... y llevó a Mar del Plata solamente las camisetas blancas. El inicio se demoraba, el público chiflaba, el árbitro brasileño Arnaldo Coelho amenazaba con declarar ganador a Hungría... Los húngaros le ofrecieron al DT francés Michel Hidalgo sus camisetas rojas: los franceses las rechazaron, al igual que el arquero magia, que justo vestía ese color.
La FIFA le pedía a los canales receptores de las imágenes en todo el mundo que demoraran la programación media hora. Caos. Mientras, los dirigentes franceses -escoltados por motocicletas- salieron a comprar algunas camisetas, pero era domingo, y los comercios estaban cerrados. La solución la encontraron en el club Kimberley, que les prestó quince camisetas verdes y blancas de sus juveniles. Los jugadores se cambiaron dentro del campo de juego (foto). Por primera vez, la indumentaria prestada fue un amuleto: Francia ganó 3-1, con goles de Christian Lopez, Marc Berdoll y Dominique Rocheteau.
Al día siguiente, antes de volver a París, Patrelle reconoció: "La culpa es mía. Totalmente mía. Francia tuvo que jugar de azul. Este es un incidente desafortunado, del cual soy el único responsable. Al menos, no podrán castigarme recortándome el sueldo, ya que mi puesto es ad honorem".
Tras 45 minutos de demora, los jugadores franceses se preparan
para enfrentar a Hungría, y despedirse del Mundial 1978.

ITALIA 1990
Otro que se mimetizó de club fue Costa Rica, pero no por accidente. Para enfrentar a Brasil el 16 de junio, en el Stadio Delle Alpi, los Ticos utilizaron el uniforme del desaparecido Club Sport La Libertad, decano del fútbol costarricense. Claro, la camiseta a rayas blancas y negras, el pantalón y las medias blancas son idénticos a la vestimenta de Juventus, por lo que la mayoría sospechó que se trataba de una suspicacia del técnico Bora Milutinovic para congraciarse con el público de Turín. Perdieron 1-0. Cuatro días después volvieron a usar las misma playera contra Suecia, en el Stadio Luigi Ferraris, de Génova y consiguieron un notable triunfo 2-1 que les valió el pasaje a octavos de final. Los goles fueron autoría de Roger Flores y Hernán Medford.
Turín se sorprendió al ver a los costarricenses de blanco y negro.
Pero no fue pensado para congraciarse con el público juventino.

BRASIL 2014
¿Se considera "camiseta de club" al modelo que usó Alemania en 2014, similar a la casaca de Flamengo? Lo utilizó frente a los Estados Unidos (victoria 1-0) y en la semifinal en la que goleó 7-1 a Brasil. Aun para los más fanáticos torcedores del club rojinegro carioca ese "homenaje" quedará por siempre como una pesadilla.
Antes de la histórica semifinal con Brasil.

domingo, 5 de julio de 2020

Maradona no es zurdo

Cuando se mencionan a los zurdos ilustres de la historia aparecen los nombres de Albert Einstein, Alejandro Magno, Julio César, Simón Bolívar, Charles Chaplin, Leonardo Da Vinci, Jimi Hendrix, Miguel Ángel, Bill Gates, Barack Obama… y Diego Maradona.

Pero hay una diferencia con todos los personajes citados: al nombrarlos como zurdos se hace referencia a su habilidad mayor en la mano izquierda, aunque en el caso de Maradona la zurdera se da en su pierna izquierda pero no en su mano. Aunque pocos hayan reparado en eso, para escribir, Maradona es diestro.







jueves, 2 de julio de 2020

Fechas de fundación de los clubes argentinos

En este listado encontrarás clubes argentinos ordenados por su fecha de fundación. La idea es que estén todos los que alguna vez hayan jugado en Primera A, (incluyendo los campeonatos Nacionales que se realizaron entre 1967 y 1985), la B Nacional, Primera B, Primera C, Primera D, Torneo Federal A (incluyendo el denominado Argentino A), algunos del Torneo Federal B (y el Argentino B) y otros del Torneo del Interior.
Sin querer, sumando club a club se va convirtiendo en el mejor directorio del fútbol argentino. Con tu colaboración, se pueden incluir muchos más.

27 de marzo de 1867
Rosario Athletic Club (Rosario, Santa Fe[4]

12 de mayo de 1875
Club Mercedes (Mercedes, Bs. As.) [3]

11 de noviembre de 1880
Club de Gimnasia y Esgrima (Buenos Aires) [4]

3 de junio de 1887
Club de Gimnasia y Esgrima La Plata (La Plata, Bs. As.)

27 de noviembre de 1887
Quilmes Atlético Club (Quilmes, Bs. As.)

24 de diciembre de 1889
Club Atlético Rosario Central (Rosario, Santa Fe)

15 de marzo de 1891
Lomas Athletic Club (Lomas de Zamora, Bs. As.) [4]

3 de julio de 1892
Lobos Athletic Club (Lobos, Bs. As.)

23 de diciembre de 1892
Club Atlético Buenos Aires al Pacífico (Junín, Bs. As.)

28 de julio de 1895
Porteño (San Vicente, Bs. As.) [4]

21 de enero de 1896
Club Atlético Banfield (Banfield, Bs. As.)

14 de agosto de 1896
Belgrano Athletic Club (Buenos Aires) [4]

1 de noviembre de 1896

Club Atlético Pacífico (Bahía Blanca, Bs. As.)

15 de agosto de 1898
Club Atlético Estudiantes (Buenos Aires [1]; Caseros, Bs. As. [2])

1 de diciembre de 1899
Club Atlético Argentino de Quilmes (Quilmes, Bs. As.)

27 de septiembre de 1902
Club Atlético Tucumán (San Miguel de Tucumán, Tucumán)

2 de agosto de 1902
Club Atlético Tigre (Victoria, Bs. As.)

6 de septiembre de 1902
Club Atlético Estudiantil Porteño (Ramos Mejía, Bs. As.[4]

24 de octubre de 1902
Club Atlético San Isidro (San Isidro, Bs. As.) [4]

29 de noviembre de 1902
Club de Gimnasia y Tiro (Salta, Salta)

25 de marzo de 1903
Racing Club (Avellaneda, Bs. As.)

30 de agosto de 1903
Club Ferrocarril Roca (La Flores, Bs. As.)

3 de noviembre de 1903
Club Atlético Newell's Old Boys (Rosario, Santa Fe)

5 de marzo de 1904
Club Atlético San Telmo (Buenos Aires [1] Isla Maciel, Bs. As. [2])

5 de abril de 1904
Club Atlético Barracas Central (Buenos Aires)

15 de mayo de 1904 [5]
Club Atlético River Plate (Buenos Aires)

9 de julio de 1904
Club Atlético 9 de Julio (Rafaela, Santa Fe)

28 de julio de 1904
Club Ferro Carril Oeste (Buenos Aires)

15 de agosto de 1904
Asociación Atlética Argentinos Juniors (Buenos Aires)

1 de septiembre de 1904
Club Atlético Uruguay (Concepción del Uruguay, Entre Ríos)

12 de octubre de 1904
Club Atlético Atlanta (Buenos Aires)

1 de enero de 1905
Club Atlético Independiente (Avellaneda, Bs. As.)

19 de marzo de 1905
Club Atlético Belgrano (Córdoba, Córdoba)

29 de marzo de 1905
Club Atlético Tiro Federal Argentino (Rosario, Santa Fe)

3 de abril de 1905
Club Atlético Boca Juniors (Buenos Aires)

9 de abril de 1905
Club Everton de La Plata (La Plata, Bs. As.)

5 de mayo de 1905
Club Atlético Colón (Santa Fe, Santa Fe)

25 de mayo de 1905
Club Atlético Platense (Vicente López, Bs. As.)

5 de junio de 1905
Club Atlético Comercio (Buenos Aires) [4]

14 de junio de 1905

Club Atlético de la Juventud Alianza (Santa Lucía, San Juan)

4 de agosto de 1905
Club Estudiantes de La Plata (La Plata, Bs. As.)

25 de noviembre de 1905
Club San Fernando (San Fernando, Bs. As.[4]

16 de abril de 1906

Club Atlético Sarmiento (La Banda, Santiago del Estero)

1 de mayo de 1906
Club Atlético Chacarita Juniors (Buenos Aires [1] Villa Maipú, Bs. As. [2])

25 de mayo de 1906
Club Atlético Defensores de Belgrano (Buenos Aires)

1 de junio de 1906
Club Atlético Talleres (Remedios de Escalada, Bs. As.)

4 de agosto de 1906
Kimberley Athletic Club (Buenos Aires) [4]

30 de agosto de 1906
Club Atlético Argentino de Merlo (Merlo, Bs. As.)

17 de octubre de 1906
Sportivo Alsina (Valentín Alsina, Bs. As.[4]

20 de octubre de 1906
Club Atlético Central Córdoba (Rosario, Santa Fe)

13 de enero de 1907
A.M.S. y Dep. Atlético de Rafaela (Rafaela, Santa Fe)

2 de abril de 1907
Club Atlético Mitre (Santiago del Estero, Santiago del Estero)

8 de abril de 1907

Club Atlético Universitario (Córdoba)

15 de abril de 1907
Club Atlético Unión (Santa Fe, Santa Fe)

1 de mayo de 1907
Club Deportivo Juventud Unida (Gualeguaychú, Entre Ríos)

16 de junio de 1907
Club Atlético Paraná (Paraná, Entre Ríos)

27 de septiembre de 1907
Club Atlético San Martín (San Juan, San Juan)

1 de noviembre de 1907
Club Social y Deportivo Progresista (Gerli, Bs. As.) [4]

1 de abril de 1908
Club Atlético Colegiales (Munro, Bs. As.)

1 de abril de 1908
Club Atlético San Lorenzo de Almagro (Buenos Aires)

30 de agosto de 1908
Club Atlético Gimnasia y Esgrima (Mendoza, Mendoza)

8 de octubre de 1908
Club Atlético Liniers (Bahía Blanca, Bs. As.)

12 de octubre de 1908
Club Atlético Argentino Peñarol (Córdoba, Córdoba)

1 de noviembre de 1908
Club Atlético Huracán (Buenos Aires)

2 de noviembre de 1909
Club Atlético San Martín (San Miguel de Tucumán, Tucumán)

27 de diciembre de 1909
Club Atlético Concepción (Banda del Río Salí, Tucumán)

1 de enero de 1910
Club Atlético Vélez Sarsfield (Buenos Aires)

1 de febrero de 1910
Club Atlético Excursionistas (Buenos Aires)

25 de mayo de 1910
Club Deportivo Libertad (Sunchales, Santa Fe)

24 de septiembre de 1910
Club Atlético Sarmiento (Resistencia, Chaco)

15 de octubre de 1910
Club Olimpo (Bahía Blanca, Bs. As.)

19 de octubre de 1910
Sportivo Buenos Aires (Buenos Aires) [4]

1 de enero de 1911
Cañuelas Fútbol Club (Cañuelas, Bs. As.)

6 de enero de 1911
Club Almagro (Buenos Aires [1] José Ingenieros, Bs. As. [2])

1 de abril de 1911
Club Atlético Sarmiento (Junín, Bs. As.)

10 de junio de 1911
Club Atlético Belgrano  (Paraná, Entre Ríos)

1 de julio de 1911
Club Atlético Nueva Chicago (Buenos Aires)

1 de septiembre de 1911
Club Gutenberg (La Plata, Bs. As.[4]

14 de octubre de 1911
Club Sportivo Patria (Formosa, Formosa)

15 de enero de 1912
Club Atlético Argentino (Rosario, Santa Fe)

31 de enero de 1912
Club Atlético Palmira (San Martín, Mendoza)

1 de abril de 1912
Club Atlético Ituzaingó (Ituzaingó, Bs. As.)

23 de junio de 1912
Club Atlético San Jorge (San Jorge, Santa Fe)

21 de septiembre de 1912
Asociación Atlética Estudiantes (Río Cuarto, Córdoba)

1 de noviembre de 1912
Club Atlético Temperley (Temperley, Bs. As.)

13 de enero de 1913
Club Jorge Newbery (Junín, Bs. As.)

24 de enero de 1913
Club Sportivo Independiente Rivadavia (Mendoza, Mendoza)

15 de marzo de 1913
Club Atlético All Boys (Buenos Aires)

29 de marzo de 1913
Club Atlético Aldosivi (Mar del Plata, Bs. As.)

1 de abril de 1913
Club Atlético Estudiantes (Santiago del Estero, Santiago del Estero)

27 de julio de 1913
Club Atlético Chaco For Ever (Resistencia, Chaco)

12 de octubre de 1913
Club Atlético Talleres (Córdoba, Córdoba)

15 de octubre de 1913
Club Atlético General San Martín (San Martín, Bs. As.[4]

30 de octubre de 1913
Club Sportivo Barracas (Buenos Aires)

20 de diciembre de 1913
Club y Biblioteca Ramón Santamarina (Tandil, Bs. As.)

1 de febrero de 1914
Club Atlético Patronato de la Juventud Católica (Paraná, Entre Ríos)

15 de abril de 1914
Club Sportivo Belgrano (San Francisco, Córdoba)

27 de abril de 1914
Club Atlético General Paz Juniors (Córdoba, Córdoba)

12 de junio de 1914
Club Atlético Sansinena Social y Deportivo (General Daniel Cerri, Bs. As.)

28 de junio de 1914
Club Ferrocarril Midland (Libertad, Bs. As.)

14 de julio de 1914
Club Defensores Unidos (Zárate, Bs. As.)

21 de julio de 1914
Club Atlético Palermo (Buenos Aires) [4]

14 de agosto de 1914
Fútbol Club Ferro Carril Sud (Olavarría, Bs. As.)

3 de enero de 1915
Club Atlético Lanús (Lanús, Bs. As.)

22 de marzo de 1915
Club Rivadavia (Lincoln, Bs. As.)

1 de agosto de 1915
Club Atlético Puerto Comercial (Ingeniero White, Bs. As.)

12 de septiembre de 1915
Club El Porvenir (Lanús Oeste, Bs. As.)

20 de septiembre de 1915
Club del Plata (Buenos Aires) [4]

18 de noviembre de 1915
Club Atlético Lugano (Buenos Aires [1] Tapiales, Bs. As. [2])

12 de enero de 1916
Centro Juventud Antoniana (Salta, Salta)

16 de abril de 1916
Racing Athletic Club (Olavarría, Bs. As.)

21 de mayo de 1916
Andes Foot-Ball Club (General Alvear, Mendoza)

25 de mayo de 1916
Club Atlético Huracán (Ingeniero White, Bs. As.)

20 de junio de 1916
Club Atlético Mariano Moreno (Junín, Bs. As.)

9 de julio de 1916
Club Sportivo y Biblioteca Atenas (Río Cuarto, Córdoba)

9 de julio de 1916
Club Atlético Libertad (Bahía Blanca, Bs. As.)

8 de agosto de 1916
Club Atlético Argentino Quilmes (Rafaela, Santa Fe)

30 de agosto de 1916
Club Atlético Independiente (Trelew, Chubut)

1 de septiembre de 1916
Club Sportivo Dock Sud (Dock Sud, Bs. As.)

1 de enero de 1917
Club Atlético Los Andes (Lomas de Zamora, Bs. As.)

8 de febrero de 1917
Club Gimnasia y Esgrima (Concepción del Uruguay, Entre Ríos)

14 de octubre de 1917
Club Almirante Brown (Arrecifes, Bs. As.)

17 de diciembre de 1917
Club Social y Deportivo La Florida (Ingenio La Florida, Tucumán)

28 de mayo de 1918
Club Atlético Huracán Corrientes (Corrientes, Corrientes)

12 de junio de 1918
Club Atlético Resistencia Central (Resistencia, Chaco)

9 de julio de 1918
Club Independiente (Tandil, Bs. As.)

8 de agosto de 1918
Instituto Atlético Central Córdoba (Córdoba, Córdoba)

25 de agosto de 1918
Club Deportivo y Social Guaymallén (Guaymallén, Mendoza)

18 de noviembre de 1918
Club Douglas Haig (Pergamino, Bs. As.)

10 de enero de 1919
Club Atlético Adelante (Reconquista, Santa Fe)

28 de abril de 1919
Club General Belgrano (Santa Rosa, La Pampa)

3 de junio de 1919
Club Atlético Central Córdoba (Santiago del Estero, Santiago del Estero)

10 de septiembre de 1919
Club Sportivo Desamparados (San Juan, San Juan)

1 de noviembre de 1919
Club Sportivo Balcarce (Florida, Bs. As.[4]

20 de junio de 1920
Club Sportivo Estudiantes (San Luis, San Luis)

8 de noviembre de 1920
Club Atlético Juventud Unida Universitario (San Luis, San Luis)

15 de febrero de 1921
Club Atlético Unión (General Pinedo, Chaco)

27 de febrero de 1921
Club Atlético Independiente (Neuquén, Neuquén)

9 de marzo de 1921
Club Atlético Central Norte (Salta, Salta)

12 de abril de 1921
Club Sportivo Guzmán (San Miguel de Tucumán, Tucumán)

15 de abril de 1921
Club San Martín (Monte Comán, Mendoza)

1 de junio de 1921
Club Deportivo Godoy Cruz Antonio Tomba (Godoy Cruz, Mendoza)

6 de julio de 1921
Club Atlético Kimberley (Mar del Plata, Bs. As.)

12 de octubre de 1921
Club Defensores de Cambaceres (Ensenada, Bs. As.)

23 de diciembre de 1921
Círculo Deportivo (Comandante Nicanor Otamendi, Bs. As.)

17 de enero de 1922
Club Atlético Almirante Brown (San Justo, Bs. As. [1] Isidro Casanova, Bs. As. [2])

18 de marzo de 1922
Sportivo Atlético Club (Las Parejas, Santa Fe)

14 de junio de 1922
Club Atenas de Pocito (La Rinconada, San Juan)

7 de julio de 1922
Club Atlético Sportman (Buenos Aires[4]

15 de julio de 1922

Luján Sport Club (Luján de Cuyo, Mendoza)

1 de agosto de 1922
Club Atlético Argentino (Firmat, Santa Fe)

7 de agosto de 1922
Club Atlético San Miguel (San Miguel, Bs. As.)

3 de septiembre de 1922
Club Atlético Germinal (Rawson, Chubut)

7 de septiembre de 1922
Club Atlético Acassuso (San Isidro, Bs. As. [1] Boulogne, Bs. As. [2])

3 de enero de 1923
Club Atlético Huracán (Tres Arroyos, Bs. As.)

5 de junio de 1923
Club Atlético Santa Rosa (Santa Rosa, La Pampa)

17 de junio de 1923
Gutiérrez Sport Club (Maipú, Mendoza)

28 de agosto de 1923
Club Atlético Vélez Sarsfield (Santiago del Estero, Santiago del Estero)

1 de octubre de 1923
Club Atlético Claypole (Claypole, Bs. As.)

10 de enero de 1924
Club Atlético Argentino (Guaymallén, Mendoza)

7 de mayo de 1924
Club Social y Deportivo Madryn (Puerto Madryn, Chubut)

14 de agosto de 1924
Club Villa Mitre (Bahía Blanca, Bs. As.)

14 de diciembre de 1924
Racing Club de Córdoba (Córdoba, Córdoba)

25 de abril de 1925
Club Social y Deportivo Villa San Carlos (Berisso, Bs. As.)

24 de mayo de 1925
Club Leandro N. Alem (Gral. Rodríguez, Bs. As.)

15 de noviembre de 1925
Club Huracán (San Rafael; Mendoza)

7 de octubre de 1926
Club Atlético Bartolomé Mitre (Posadas, Misiones)

15 de octubre de 1926
Club Cipolletti (Cipolletti, Rio Negro)

31 de Octubre de 1926
Club Atlético Américo Tesorieri (La Rioja, La Rioja)

1 de diciembre de 1926
Club Atlético Unión (Mar del Plata, Bs. As.)

5 de diciembre de 1926
Club Círculo Italiano (Villa Regina, Río Negro)

20 de enero de 1927
Concepción Fútbol Club (Concepción, Tucumán)

27 de julio de 1927
Club Atlético Boca Unidos (Corrientes, Corrientes)

30 de agosto de 1927
Club Social y Deportivo Montecaseros (Montecaseros, Mendoza)

16 de diciembre de 1927
Club Deportivo Maipú (Maipú, Mendoza)

22 de diciembre de 1927
Club Atlético San Martín (Gral. San Martín, Mendoza)

22 de diciembre de 1927
Club Atlético Huracán (Comodoro Rivadavia, Chubut)

1 de enero de 1928
Club Atlético Regina (Villa Regina, Río Negro)

2 de enero de 1928
Club Atlético Victoriano Arenas (Valentín Alsina, Bs. As.)

21 de junio de 1928
Club Atlético Alvarado (Mar del Plata, Bs. As.)

2 de agosto de 1928
Club Atlético Villa Congreso (Viedma, Río Negro)

2 de diciembre de 1928
Club Atlético Ledesma (Libertador Gral. San Martín, Jujuy)

30 de marzo de 1929
Club Unión Aconquija (Aconcquija, Catamarca)

31 de mayo de 1929
Club Social y Deportivo Loma Negra (Olavarría, Bs. As.)

8 de agosto de 1929
Club Social y Deportivo Tristán Suárez (Tristán Suárez, Bs. As.)

2 de octubre de 1930
Club Social y Deportivo La Emilia (La Emilia, Bs. As.)

22 de febrero de 1931
Club Deportivo Riestra (Buenos Aires)

15 de marzo de 1931
Club Comunicaciones (Buenos Aires)

18 de marzo de 1931
Club Atlético Gimnasia y Esgrima (Jujuy, Jujuy)

2 de julio de 1931
Club Social y Deportivo Liniers (Buenos Aires [1] La Matanza, Bs. As. [2])

12 de junio de 1932
Club Deportivo Guaraní Antonio Franco (Posadas, Misiones)

9 de julio de 1932
Club Social y Deportivo Muñiz (Muñiz, Bs. As.)

25 de agosto de 1932
Sportivo Villa Cubas (San Fernando del Valle, Catamarca)

12 de octubre de 1932
Club Atlético Güemes (Santiago del Estero, Santiago del Estero)

9 de julio de 1933
Andes Talleres Sport Club (Godoy Cruz, Mendoza)

10 de noviembre de 1933
Club Atlético Las Palmas (Córdoba, Córdoba)

4 de abril de 1934
Club Atlético Alumni (Villa María, Córdoba)

24 de junio de 1934
Centro Social y Recreativo Español (Villa Sarmiento, Bs. As.)

29 de junio de 1934
Club Ferrocarril Oeste (General Pico, La Pampa)

20 de marzo de 1935
Club Defensa y Justicia (Florencio Varela, Bs. As.)

11 de septiembre de 1935
Club Atlético Independiente Villa Obrera (Chimbas, San Juan)

12 de octubre de 1935
Club Social y Deportivo Yupanqui (Villa Lugano, Bs. As.)

24 de diciembre de 1935
Club Náutico Hacoaj (Tigre, Bs. As.)

1 de abril de 1936
Club Luján (Luján, Bs. As.)

1 de mayo de 1936
Club Social y Deportivo San Martín (Burzaco, Bs. As.)

20 de mayo de 1936
Club Atlético San Lorenzo de Alem (San Fernando del Valle, Catamarca)

8 de julio de 1936
Asoc. Soc. y Dep. Justo José de Urquiza (Caseros, Bs. As. [1] Loma Hermosa, Bs. As. [2])

25 de mayo de 1939
Club Atlético River Plate de Embarcación (Embarcación, Salta)

12 de octubre de 1939
Club Atlético Puerto Nuevo (Campana, Bs. As.)

24 de diciembre de 1939
Club Atlético Huracán Las Heras (Las Heras, Mendoza)

17 de junio de 1940
Club Sportivo Ben Hur (Rafaela, Santa Fe)

9 de febrero de 1941
Club Social y Deportivo Flandria (Villa Flandria, Bs. As.)

8 de abril de 1941
Club Deportivo General San Martín (Formosa, Formosa)

22 de junio de 1941
Club Atlético Ñuñorco (Monteros, Tucumán)

19 de abril de 1943
Club Atlético Laguna Blanca (Laguna Blanca, Formosa)

4 de abril de 1944
Club Atlético Talleres (Perico, Jujuy)

14 de enero de 1945
Club Social y Atlético Guillermo Brown (Puerto Madryn, Chubut)

3 de marzo de 1945
Club Almirante Brown (Adrogué, Bs. As.)

31 de marzo de 1945
Club Atlético Policial (San Fernando del Valle, Catamarca)

5 de mayo de 1945
Club Jorge Newbery (Villa Mercedes, San Luis)

1 de abril de 1946
Club Atlético y Social Defensores de Belgrano (Villa Ramallo, Bs. As.)

2 de junio de 1946
Don Orione Atletic Club (Barranqueras, Chaco)

13 de julio de 1946
Club Atlético Juventud (Pergamino, Bs. As.)

20 de agosto de 1946
Andino Sport Club (La Rioja, La Rioja)

4 de enero de 1947
Asociación Cultural y Dep. Altos Hornos Zapla (Palpalá, Jujuy)

5 de enero de 1947
Club Sol de América (Formosa, Formosa)

20 de junio de 1947
Club Deportivo Morón (Morón, Bs. As.)

2 de abril de 1948
Club Atlético Unión (Sunchales, Santa Fe)

26 de abril de 1948
Club Atlético Fénix (Buenos Aires [1] Pilar, Bs. As. [2])

17 de octubre de 1948
Sacachispas Fútbol Club (Buenos Aires)

6 de septiembre de 1949
Club Social y Deportivo Juventud Unida (San Miguel, Bs. As.)

30 de octubre de 1949
Club Atlético Candelaria (Candelaria, Misiones)

11 de mayo de 1950
Club Atlético General Lamadrid (Buenos Aires)

21 de mayo de 1950
Club Atlético Cultural y Social Ferrocarril Gral. Urquiza (Villa Lynch, Bs. As.) [6]

7 de agosto de 1951
Club Atlético Atlas (Buenos Aires [1] Gral. Rodríguez, Bs. As. [2])

14 de diciembre de 1952
Club Deportivo Mandiyú (Corrientes, Corrientes) [7]

8 de octubre de 1954
Club Social y Deportivo Merlo (Merlo, Bs. As.)

7 de mayo de 1955
Club Sportivo Italiano [8] (Florida, Bs. As. [1] Ciudad Evita, Bs. As. [2])

9 de julio de 1956
Club Deportivo Laferrere (Gregorio de Laferrere, Bs. As.)

12 de octubre de 1956
Club Deportivo Español (Buenos Aires)

11 de enero de 1957
Arsenal Fútbol Club (Sarandí, Bs. As.)

20 de noviembre de 1957
Club Villa Dálmine [9] (Campana, Bs. As.)

15 de agosto de 1961
Club Deportivo Paraguayo (Buenos Aires)

2 de noviembre de 1962
Club Deportivo Armenio (Buenos Aires [1] Ing. Maschwitz, Bs. As. [2])

12 de octubre de 1964
Club Atlético Unión (Villa Krause, San Juan)

18 de octubre de 1969
Club Social y Deportivo Estación Quequén (Quequén, Bs. As.)

29 de junio de 1970
Club Deportivo Tabacal (San Ramón de la Nueva Orán, Salta)

18 de septiembre de 1972
Club Defensores de Pronunciamiento (Pronunciamiento, Entre Ríos)

20 de noviembre de 1973
Club Atlético de la Juventud Alianza (Santa Lucía, San Juan)

1 de septiembre de 1974
Club Social y Deportivo General Roca (General Roca, Río Negro)

26 de octubre de 1974
Club. Soc. y Dep. Central Ballester (Villa Ballester, Bs. As. [1] José León Suárez, Bs. As. [2])

15 de enero de 1975
Club Renato Cesarini (Rosario, Santa Fe)

13 de junio de 1975
Club Social, Cultural y Deportivo 13 de Junio (Pirané, Formosa)

18 de septiembre de 1975
Asociación Deportiva Berazategui (Berazategui, Bs. As.)

15 de abril de 1979
Club Social y Deportivo Alianza (Cutral Có, Neuquén)

24 de febrero de 1980
Club Unión San Vicente (Córdoba, Córdoba)

10 de agosto de 1984
Comisión de Actividades Infantiles “CAI” (Comodoro Rivadavia, Chubut)

4 de noviembre de 1988
Club Deportivo Cruz del Sur (Bariloche, Río Negro)

19 de julio de 1989
Club Mutual Crucero del Norte (Posadas, Misiones)

11 de diciembre de 1989
Club Real Madrid (Río Grande, Tierra del Fuego)

4 de julio de 2000
Asociación Atlética Luján de Cuyo [10] (Luján de Cuyo, Mendoza)

19 de noviembre de 2000
La Plata Fútbol Club (La Plata, Bs. As.)

6 de enero de 2004
Club Social y Deportivo Real Arroyo Seco (Arroyo Seco, Santa Fe)

17 de julio de 2008
Club Social y Deportivo San Jorge (San Miguel de Tucumán, Tucumán)

20 de abril de 2009
Club Social y Deportivo 25 de Mayo (Santa Rosa, La Pampa)

26 de agosto de 2009
Club Atlético Social y Deportivo Camioneros (General Rodríguez, Bs. As.)

23 de agosto de 2011
Club Agropecuario Argentino (Carlos Casares, Bs. As.)

17 de febrero de 2017
Real Pilar Fútbol Club (Pilar, Bs. As.)

[1] sede social
[2] estadio
[3] fundado como Club Social. En 1935 se fusionó con el Club Deportivo, dando origen al actual Club Mercedes
[4] ya no juega al fútbol 
[5] una investigación del CIHF determinó que la fecha de fundación 25 de mayo de 1901 es apócrifa
[6] en 2009 se fusionó con la Universidad Abierta Interamericana y juega como UAI-Urquiza
[7] por razones económicas estuvo inactivo entre 1995 y 2010
[8] fundado como Associazione del Calcio Italiano in Argentina (A.C.I.A.)
[9] durante los 90s cambió su nombre por Club Atlético Campana.
[10] disuelto el 1 de diciembre de 2010

Conoce también a todos los campeones del fútbol argentino desde 1891.