miércoles, 16 de abril de 2014

Hermanos enfrentados por el fútbol

La historia del fútbol registra decenas de hermanos que honraron al balón. Muchos menos son los que llegaron a compartir un mismo equipo. Pero lo extremadamente curioso son aquellos que tuvieron que enfrentarse a nivel profesional. Estos son algunos de los que llevaron su apellido de los dos lados de la cancha.

Por PABLO ARO GERALDES

Diego Maradona (Napoli) - Hugo Maradona (Ascoli): la Serie A del calcio italiano los encontró en la temporada 1987/88. Diego fue el mejor jugador del mundo y Hugo, conocido como el Turco, tuvo una digna actuación en distintos clubes de Argentina, Italia, España, Austria, Venezuela, Uruguay, Japón y Canadá.

Jérôme Boateng (Alemania) - Kevin-Prince Boateng (Ghana): un caso extremo,  dos hermanos enfrentándose en la Copa del Mundo, representando a distintos países. Ambos nacieron en Berlín, hijos de Prince Boateng, un exfutbolista ghanés emigrado, y distintas madres. Crecieron en familias diferentes y se reencontraron gracias al fútbol, en el Herta. Jérôme (un año menor) avanzó en las distintas selecciones germanas, pero Kevin se enfrentó con el entrenador Dieter Ellis, de la Sub 21, y vio que su carrera en la Selección no prosperaría. Se nacionalizó ghanés y en un homenaje a su padre agregó el "Prince" a su nombre. El destino los puso frente a frente en Johannesburgo, Sudáfrica, el 23 de junio de 2010. La Alemania de Jérôme se impuso 1-0.

Giuseppe Baresi (Internazionale) - Franco Baresi (Milan): capitanes de dos squadras poderosísimas, se dieron este fraternal apretón de manos en San Siro. Giuseppe jugó en el Inter entre 1977 y 1992, mientras que Franco fue símbolo del Milan, única camiseta que vistió en su carrera, entre 1978 y 1997. Lo curioso es que alternaron mundiales: Franco fue seleccionado italiano en España 82 (campeón), Italia 90 y Estados Unidos 94, y Giuseppe integró la Azzurra en México 86.

Jack Charlton (Leeds United) - Bobby Charlton (Manchester United): los dos fueron campeones del mundo con Inglaterra en 1966. Jack, dos años mayor, era defensor central y Bobby, el cerebro creador del mediocampo.

Diego Milito (Internazionale) - Gabriel Milito (Barcelona): un duelo de altísimo nivel por la UEFA Champions League, en abril de 2010. Por semifinales, el Inter del delantero Diego se impuso al Barça del defensor Gaby.

Dieter Hoeneß (VfB Stuttgart) - Uli Hoeneß (Bayern München): en diciembre de 1977 el Bayern venció al Stuttgart y se cruzaron. Pero la historia de ambos es mucho más rica. Ulrich, siempre conocido como Uli, fue campeón mundial con Alemania Federal en 1974 y tricampeón de Europa con el Bayern, club del que hoy es presidente. Dieter, que es un año menor, estuvo a punto de tocar la misma Copa del Mundo en México 86, donde cayó en la final con Argentina y fue el jugador de mayor edad del torneo.

Bjørn Helge Riise (Fulham) - John Arne Riise (Roma): los noruegos se cruzaron a fines de 2009 por el Grupo E de la UEFA Europa League. A Bjørn, el menor, le fue mejor, ya que el Fulham llegó hasta la final, instancia en la que cayó frente al Atlético de Madrid. En 2011 John pasó al Fulham, aunque no coincidió con su hermano, cedido a préstamo al Sheffield United y luego al Portsmouth.

Anton Ferdinand (Queens Park Rangers) - Rio Ferdinand (Manchester United): los dos surgieron del West Ham United y la Premier League inglesa los cruzó con camisetas distintas. Less Ferdinand es primo de ambos y se retiró en 2006.

Halil Altintop (Schalke 04) - Hamit Altintop (Bayern München): los Altintop redoblan la apuesta, son gemelos. Nacieron en Gelsenkirchen, Alemania, hijos de inmigrantes turcos, el 8 de diciembre de 1982. Hamit decidió nacionalizarse turco y fue el primer jugador nacido fuera de Turquía en vestir la camiseta de la Selección. Halil siguió sus pasos.

Dean Holdsworth (Bolton Wanderers) - David Holdsworth (Sheffield United): otro caso de mellizos enfrentados en la cancha, aunque lejos de parecerse, presentaron personalidades muy diferentes. Mientras David siempre fue muy serio, Dean se hizo fama de incorregible. Nacieron el 8 de noviembre de 1968.

Jesús Castro (Sporting Gijón) - Quini (Barcelona): el primero fue el guardameta de la época más dorada de la historia del club gijonés, donde hizo toda su carrera. Falleció en la playa cántabra de Amió cuando trataba de salvar la vida de dos niños que se estaban ahogando. Su hermano Enrique Castro fue mundialmente famoso como Quini. Fue campeón con el Barcelona y jugó la Copa del Mundo Argentina 78 con la selección de España.

Phil Neville (Everton) - Gary Neville (Manchester United): al igual que su hermano, Phil surgió en el Manchester United, pero recién pudo enfrentarlo después de doce temporadas en primera, cuando pasó al Everton. Gary, con dos décadas en el MU, es capitán y símbolo del club, el único de toda su carrera.

Sven Bender (Borussia Dortmund) - Lars Bender (Bayer Leverkusen): otros mellizos, surgidos ambos en el München 1860. En 2009 sus carreras se bifurcaron. Desde entonces, Sven es volante del Borussia Dortmund y Lars juega como lateral o centrocampista defensivo el el equipo de Leverkusen. Este último ya tiene presencia en la Selección Alemana.

Mikel Alonso (Tenerife) - Xabi Alonso (Real Madrid): la Liga española los cruzó en 2009. Mikel, el mayor, en el mediocampo del Tenerife y Xabi ya consagrado en el del Real Madrid. Son hijos de Periko Alonso, quien visitó las camisetas de Real Sociedad y Barcelona, entre otras, entre fines de los 70 y mediados de los 80.

Diego Scotti (Unión Española) - Andrés Scotti (Colo Colo): los uruguayos se encontraron en 2011 en el fútbol chileno. Andrés, zaguero, marcó el primer gol del partido, que terminó 3-2 para Colo Colo. Ambos tienen una extensa trayectoria con la selección uruguaya.

Yaya Touré (Barcelona) - Kolo Touré (Manchester City): los marfileños se encontraron en el Macnchester City campeón de la Premier League, pero antes se enfrentaron en un amistoso, en agosto de 2009, cuando Yaya estaba en el Barcelona. A Kolo, defensor, lo llaman el Cannavaro africano y a Yaya, volante, Touredona. Además son hermanos de Ibrahim Touré, que pasó por clubes de África, Asia, Francia y Ucrania.

Néstor Scotta (River Plate) - Héctor Scotta (San Lorenzo de Almagro): la primera división argentina enfrentó a los hermanos delanteros. Néstor, el Tola, es dos años mayor y se destacó sobre todo en Racing y el Deportivo Cali, pero fue Héctor, el Gringo, quien ganó notoriedad cuando estableció en 1975 el record de 60 goles en una sola temporada.

Hernán Novick (Fénix) - Marcel Novick (Peñarol): antes de jugar juntos en Peñarol (como ya lo habían hecho en El Tanque Sisley y Villa Española), se cruzaron por el campeonato uruguayo. Ambos son mediocampistas y Hernán, el Mago, es 5 años menor que Marcel, el Vikingo.

Fabio Cannavaro (Juventus) - Paolo Cannavaro (Napoli): los dos son defensores, los dos nacieron en Nápoles y los dos llegaron a vestir la camiseta azzurra, aunque con muy distinta suerte. Fabio jugó cuatro mundiales y levantó la Copa en Alemania 2006, mientras que Paolo apenas jugó un partido amistoso con la selección.

Bishan Gauchan (Three Star) - Basanta Gauchan (Manang Marsyangdi): un ejemplo de los tantos que puede haber en las geografías menos documentadas. Los nepalíes Bishan -el menor- y Basanta son volantes y ambos lucieron la camiseta de su selección nacional.

Gonzalo Higuain (River Plate) - Federico Higuain (Nueva Chicago): el primero ganó fama internacional a partir de sus participaciones en la Selección Argentina y en el Real Madrid. Lo apodan Pipita por herencia del sobrenombre de su padre Jorge Pipa Higuain, que jugó, entre otros clubes, en San Lorenzo, Boca Juniors y River Plate, tres de los más grandes de la Argentina. Federico es tres años mayor.

Simone Inzaghi (Piacenza) - Filippo Inzaghi (Juventus): se llevan menos de tres años y compartieron casi todas sus carreras con Simone en Lazio y Filippo en Juventus. Los dos nacieron en Piacenza y son delanteros. En 2006 Filippo se coronó campeón del mundo con la Selección Italiana.

Diego Rodríguez (Juventud de Las Piedras) - Leandro Rodríguez (River Plate): el campeonato uruguayo de 2014 los vio enfrentarse en el Parque Artigas. Diego, el más alto, es defensor y tuvo un breve paso por el fútbol español. Leandro es delantero y abrió el marcador como visitante, aunque el equipo de su hermano terminó imponiéndose por 3-1.

Rafael Caroca (Colo Colo) - Ignacio Caroca (Barnechea): se cruzaron en 2012 por la Copa Chile con un inolvidable empate 5-5. Ambos tuvieron incidencia en el resultado: Rafael abrió la cuenta, Ignacio puso el 2-2 transitorio, y cuando los colocolinos ganaban 4-2, un autogol de Rafael fue el descuento para Barnechea.

Philipp Degen (Borussia Dortmund) - David Degen (Borussia Mönchengladbach): otra dupla gemela. Los suizos nacieron el 15 de febrero de 1983 y triunfaron en el Basel de su país, pero chocaron en canchas alemanas en 2006/07. Philipp es defensor y David, volante. Ambos integraron el plantel helvético en la Copa del Mundo Alemania 2006.

Gustavo Barros Schelotto (Racing) - Guillermos Barros Schelotto (Boca Juniors): los mellizos más famosos del fútbol argentino. Nacieron el 4 de mayo de 1973 y surgieron en la Primera División con Gimnasia y Esgrima la Plata. Triunfaron en el Boca de Carlos Bianchi y se enfrentaron en 2001, cuando Gustavo pasó a préstamo a Racing y se consagró campeón del Apertura. Guillermo fue símbolo y goleador de Boca, siguió su carrera en la MLS y se retiró en Gimnasia. Gustavo pasó también por Unión, Villarreal, Rosario Central, Alianza Lima y Puerto Rico Islanders.

Pablo Barrientos (Estudiantes de La Plata) - Hugo Barrientos (All Boys): Estudiantes ganaba 3-0 y quedaban pocos minutos. El Pitu Barrientos había ingresado para que descanse Enzo Pérez y en una jugada se cruzó con su hermano. Hugo le puso los tapones en la espalda y su hermano menor le tiró una patada que no llegó a destino.

Si tienes alguna foto de hermanos enfrentándose en una cancha de fútbol, puedes compartirla enviándola a este mail.

domingo, 13 de abril de 2014

El fútbol de Laponia

Laponia (también llamada área Sápmi) es una región geográfica de Europa del Norte. Limita por el norte con el océano Ártico, por el oeste con el mar de Noruega, y por el este, con el mar de Barents. Laponia está dividida entre los Estados de Noruega, Rusia, Suecia y Finlandia.
Los territorios lapones de los Estados antes citados son:
Noruega: condado de Finnmark (sami-parlantes), y Troms, Nordland y Nord-Trøndelag (no hablan lengua sami). Ciudad principal: Tromsø. Suecia: Norrbotten y Västerbotten. Ciudades principales: Luleå, Umeå, Östersund y Kiruna. Finlandia: provincia de Laponia finlandesa (o Österbotten). Ciudad principal: Rovaniemi. Rusia: Óblast de Múrmansk. Ciudad principal: Múrmansk.
La identidad sami fue reconocida por la creación de foros particulares de representación parlamentaria, más como órgano consultivo que legislativo en Noruega (1989), Suecia (1993) y Finlandia (1996).
El término "lapón" parece tener connotaciones despectivas para los propios samis, que así prefieren ser conocidos y consideran que son los habitantes de la "región o área Sáapmi". Sin embargo, en castellano esta palabra no conlleva ningún sentido peyorativo.
El idioma sami más hablado cuenta con unos 30.000 hablantes. El resto de los lenguajes sami tienen en general menos de 500 hablantes cada uno. Estos idiomas pertenecen a la familia lingüística ugrofinesa y comparten el mismo origen que el finés, el estonio y el húngaro. El idioma sami tiene unas 400 palabras para "reno", por ejemplo. Hay, no obstante y pese a ser una lengua muy minoritaria, una palabra del lenguaje sami se ha extendido por todo el mundo: "tundra".
La creencia religiosa sami es animista o chamanista. Todo elemento de la naturaleza, de los animales y los minerales tiene un alma. Así fue hasta el siglo XVII, cuando empezaron a intentar ser convertidos al cristianismo. Actualmente hay un cierto "renacimiento" de la cultura sami, con grupos que recuperan la música tradicional, así como grupos jóvenes que incorporan rasgos de esa música a corrientes más modernas. El festival sami más importante es el de su capital simbólica, en la ciudad noruega de Kautokeino.
El pueblo sami está reconocido como minoría en Suecia, Finlandia y Noruega.

EL FÚTBOL LAPÓN
La Asociación de Fútbol de Laponia (Sámi Spábbáčiekčanlihttu, en sami nórdico; o FA Sápmi, en inglés), controla a las selecciones másculina y femenina, y busca un estatus oficial. En 2003 ingresó al NF-Board y fue el primer campeón de la VIVA World Cup, en 2006, aplastando con un inapelable 21-1 a Mónaco, en la final. Dos años más tarde fue el anfitrión de la segunda edición, ganada por Padania. Laponia terminó en tercer lugar, igual que en 2009, en su última participación.

Selección de Laponia.
El regreso a la escena internacional será como anfitrión de en la primera ConIFA World Football Cup 2014, que se disputará entre el 1 y el 8 de junio en Östersund, en la Laponia sueca.

Fuentes: ConIFA, Wikipedia

jueves, 10 de abril de 2014

ConIFA World Cup 2014

Se sortearon los grupos de la ConIFA World Football Cup, que se disputará del 1 al 8 de junio en Östersund, en la Laponia sueca.
Es organizada por la Confederation of Independent Football Associations (ConIFA), entidad agrupa a pueblos, naciones, minorías y territorios aislados y fortalece el vínculo entre ellos, además de brindarle un marco de competición que no tienen, por no ser parte de la FIFA.
Serán 28 partidos que se disputarán en el Jämtkraft Arena, el estadio del Östersunds Fotbollsklubb (de la Superettan, la segunda división sueca), que cuenta con capacidad para 6000 espectadores.
Así quedaron conformadas las cuatro zonas:

GRUPO A
Kurdistán - Arameos - Tamil Eelam
1/6: Kurdistán - Arameos
2/6: Tamil Eelam - Arameos
3/6: Tamil Eelam - Kurdistán

GRUPO B
Laponia - Occitania - Abjasia
1/6: Abjasia - Occitania
2/6: LaponiaAbjasia
3/6: Laponia - Occitania

GRUPO C
Padania - Québec - Darfur
1/6: Padania - Darfur
2/6: Darfur - Québec
3/6: Québec - Padania

GRUPO D
Zanzíbar - Nagorno Karabaj - Ellan Vannin
1/6: Ellan Vannin - Nagorno Karabaj
2/6: Zanzíbar - Ellan Vannin
3/6: Nagorno Karabaj - Zanzíbar

Los dos primeros de cada grupo pasarán a los cuartos de final, pero el tercero sigue compitiendo en la fase de posicionamiento

CUARTOS DE FINAL
4/6: 1º Grupo C - 2º Grupo D (Q1)
4/6: 1º Grupo B - 2º Grupo C (Q2)
4/6: 1º Grupo A - 2º Grupo B (Q3)
4/6: 1º Grupo D - 2º Grupo A (Q4)

SEMIFINALES
6/6: ganador Q1 - ganador Q2
6/6: ganador Q3 - ganador Q4

TERCER PUESTO
8/6

FINAL
8/6

FASE DE POSICIONAMIENTO
5/6: 3º Grupo A - 3º Grupo B (P1)
5/6: 3º Grupo C - 3º Grupo D (P2)
5/6: perdedor Q1 - perdedor Q2 (L1)
5/6: perdedor Q3 - perdedor Q4 (L2)

7/6: perdedor P1 - perdedor P2
7/6: ganador P1 - ganador P2
7/6: perdedor L1 - perdedor L2
7/6: ganador L1 - ganador L2


Podés seguir a la ConIFA en Facebook: www.facebook.com/ConIFA
y Twitter: www.twitter.com/ConIFAOfficial

Algunos datos de los doce participantes:

sábado, 5 de abril de 2014

Las 32 concentraciones de la Copa del Mundo

El Comité Organizador Local de Brasil 2014 dio a conocer la lista de las sedes donde se hospedarán y entrenarán cada una de las 32 selecciones clasificadas a la Copa del Mundo. Los seleccionados tuvieron la oportunidad de escoger entre diferentes lugares, como sedes de clubes, estadios o complejos hoteleros.
En total, 24 equipos se ubicarán en el sudeste de Brasil, cinco al noroeste y tres en el sur, precisó la FIFA. El estado de São Paulo ha sido el más requerido, ya que albergará a 15 países, mientras que las ciudades de Río de Janeiro, Campinas, Itu y Vitória serán donde habrá más movimiento, ya que acogerán, cada una, a dos naciones.

Alemania: Santa Cruz Cabralia (Bahía)
Argelia: Sorocaba (São Paulo)
Argentina: Vespasiano (Minas Gerais)
Australia: Vitoria (Espíritu Santo)
Bélgica: Mogi das Cruzes (São Paulo)
Bosnia-Herzegovina: Guaruja (São Paulo)
Brasil: Teresopolis (Río de Janeiro)
Camerún: Vitoria (Espíritu Santo)
Chile: Belo Horizonte (Minas Gerais)
Colombia: Cotia (São Paulo)
Corea del Sur: Foz do Iguaçu (Paraná)
Costa de Marfil: Aguas de Lindoia (São Paulo)
Costa Rica: Santos (São Paulo)
Croacia: Mata de Sao Joao (Bahía)
Ecuador: Viamao (Río Grande do Sul)
España: Curitiba (Paraná)
Estados Unidos: Sao Paulo (São Paulo)
Francia: Ribeirao Preto (São Paulo)
Ghana: Maceio (Alagoas)
Grecia: Aracaju (Sergipe)
Holanda: Río de Janeiro (Río de Janeiro)
Honduras: Porto Feliz (São Paulo)
Inglaterra: Río de Janeiro (Río de Janeiro)
Italia: Mangaratiba (Río de Janeiro)
Irán: Guarulhos (São Paulo)
Japón: Itu (São Paulo)
México: Santos (São Paulo)
Nigeria: Campinas (São Paulo)
Portugal: Campinas (São Paulo)
Rusia: Itu (São Paulo)
Suiza: Porto Seguro (Bahía)
Uruguay: Sete Lagoas (Minas Gerais)

miércoles, 2 de abril de 2014

A 32 años de Malvinas, la historia de Luis Escobedo

A 32 años de la Guerra de Malvinas, el fútbol tiende un vínculo desde la historia de Luis Escobedo (en la izquierda de la foto), quien tuvo que postergar sus sueños deportivos para vestirse con uniforme militar y poner el pecho en un conflicto bélico absurdo y desigual.


Era el momento de las ilusiones. Luego de terminar el servicio militar, a los 19 años Luis Escobedo se preparaba para debutar en la Primera de Los Andes, el club de Lomas de Zamora.
Corría marzo de 1982 y la Argentina vivía un clima de caliente agitación. Escobedo terminó de jugar un partido de Reserva contra San Lorenzo y emprendió el regreso a su casa de Ingeniero Budge pero, sin que pudiera avisar a su familia, se encontró con que pasaba a otra reserva, la del Ejército: un telegrama, un regimiento, un tren con destino incierto, el uniforme otra vez, las armas obsoletas, el frío y un avión que lo depositó en la soledad helada de las Islas Malvinas.
Lo que ocurrió en el Atlántico Sur es harto conocido. “Nadie sabía adónde nos llevaban. El tema fue cuando empezaron los bombardeos y todo lo demás. Recién entonces nos dimos cuenta que estábamos en la guerra, que era cierto, y comenzamos a vivir una experiencia terrible, a convivir con el miedo, el terror y con lo que en realidad iba a suceder más adelante. Allí se terminó nuestra adolescencia”.
La crueldad de los jefes militares argentinos era tan espantosa como la amenaza del armamento británico. Frío, hambre, miedo y lágrimas. Ni una carta de la familia, ni un contacto. Los ocasionales camaradas de armas se volvieron hermanos. Estaban solos, en la infinita intemperie de viento y lluvia. Pero las ganas de vivir, de escapar de aquel infierno gélido lo mantuvo en pie. Y ahí fue protagonista el fútbol, para mantener ardiendo el fuego de la esperanza. Pero el fútbol estaba lejos, muy lejos de esa realidad de espanto y muerte.
Algún receptor que todavía tenía pilas sintonizaba Radio Colonia y de allí surgían los relatos del Mundial España '82. ¿Cómo el mundo podía seguir andando mientras la pesadilla de la guerra los cubría como una noche infinita en ese archipiélago al sur del mundo? ¿La Argentina se había olvidado de ellos? Escobedo no le guarda resentimiento a Gran Bretaña: “Yo nunca le tuve rencor a los ingleses. Estuve prisionero una semana, y los ingleses son profesionales. Ese es su trabajo, nosotros tuvimos un ideal de ir a defender nuestra tierra y ellos el suyo. Nos enfrentamos porque nos mandaron”. Pero sí tiene cuentas pendientes: “Sigo odiando a los militares”, repite hoy, antes del 30° aniversario del desembarco argentino en las islas.

“EL FÚTBOL ME SALVÓ LA VIDA
El 14 de junio de 1982 los argentinos oían el triste comunicado 163: “El Estado Mayor Conjunto comunica que el comandante de la fuerza de tarea británica, general More, conferenció con el comandante militar de las Malvinas, general de brigada Mario Benjamín Menéndez, hoy, 14 de Junio de 1982 a las 16 horas. En estos momentos, en la zona de Puerto Argentino, hay un alto el fuego de hecho, no concertado por ninguna de las dos partes”. Era la rendición. La dura aceptación de que el poderío bélico británico podía pisotear la dignidad y seguir usurpando las islas. Pero era también el fin del horror, de una pesadilla de 74 interminables días. Vencedores o vencidos, héroes o mártires, todos quería regresar al calor del hogar, al añorado abrazo de los seres queridos.
Ocho días después, el 22 de junio, su diario íntimo, húmedo y embarrado, consignaba: “Es de madrugada y no puedo dormir; ya me veo en casa, con mis amigos, mi barrio, viendo rodar la redonda…”. Ahí estaba el balón, esperándolo para continuar la historia. Porque él sí podía retomar sus sueños; los 649 compatriotas que quedaron para siempre bajo el suelo de Malvinas o en lo profundo del mar, no corrieron esa suerte.
Al regresar, Escobedo sufrió tremendas consecuencias psicológicas: se aislaba, no podía relacionarse con la gente, sentía miedo, escapaba. Además, en las islas había padecido el congelamiento de sus piernas. Pero se aferró a la pelota para seguir viviendo. En Los Andes lo apoyaron a escapar de la depresión, ese estado desesperante que ocasionó un número incontable de suicidios entre los excombatientes. Luis estuvo de nuevo de pie y pronto volvió a jugar: “A mí el fútbol me sacó de un lugar del que los demás muchachos no pudieron salir, me salvó la vida”, agradece.
Debutó en Primera, jugó en Colón, Racing de Córdoba, Belgrano, Tigre y Vélez Sarsfield, entre otros. Cuando se retiró, hizo el curso de técnico, integró el Súper 8 para el Fortín y torneos de veteranos para Banfield y Temperley.
Hoy Luis Escobedo tiene una familia, está casado y es padre de Brenda y Alan. Trabaja en la obra social IOMA. Tres décadas después, volvió a pisar el suelo argentino de Malvinas para “cerrar esa historia”.
Cuando tan alegremente se reparte a cualquier futbolista el mote de "héroe", vale tener presente esta historia.

lunes, 31 de marzo de 2014

Isidro Lángara: el vasco inolvidable

Por PABLO ARO GERALDES

Infinidad de veces los hinchas se preguntaron: si casi la mitad de los argentinos lleva un apellido español, si su inmigración se hizo de a millones y hoy su colectividad es de las más extensas, ¿por qué el Deportivo Español no es el equipo más popular del país? La respuesta es sencilla: llegó tarde al reparto de hinchas.
Cuando se fundó el club de la colectividad española, el 12 de octubre de 1956, los vascos, gallegos, asturianos, andaluces, etc que vivían en la Argentina (y sus descendientes) ya eran hinchas de San Lorenzo de Almagro.
La explicación de esta identificación de los españoles con el equipo del barrio porteño de Boedo no es racional. Fue un amor a primera vista que se inició hace 70 años, exactamente el 21 de mayo de 1939. Y el protagonista excluyente fue el vasco Isidro Lángara, un centrodelantero que llegaba desde México con laureles de goleador. Las noticias de su talento tenían un aval importante: en San Lorenzo ya jugaba el vasco Ángel Zubieta, quien lo había acompañado en la Selección de Euskadi que deslumbró en el exilio. Además, Guillermo Stábile lo había visto en Europa y le garantizó a los dirigentes sanlorencistas: "Con Lángara usted compra goles seguro".
Un barco lo traería desde México, donde había vivido unos años de su exilio, mientras su tierra vasca se desangraba por la Guerra Civil, acosada por la sombra asesina del 'Generalísimo' Francisco Franco, que quería imponer una España única, la suya, sin respetar las identidades nacionales de vascos, gallego, catalanes...
Ese domingo de otoño marcó a fuego la relación entre los hispanos y San Lorenzo. Por la 10ª fecha del campeonato, River Plate visitaba el 'Gasómetro' de Avenida La Plata. Por la mañana recaló en el puerto de Buenos Aires el buque que traía a Lángara desde las costas aztecas, y a algún "desubicado" se le ocurrió proponerle jugar en un par de horas, sin tener en cuenta que venía de casi dos semanas de viaje. Pero el vasco, ansioso por reencontrarse con Zubieta, y orgulloso de ser un embajador deportivo de Euskal Herria, dijo que sí.
Los primeros 45 minutos fueron imborrables: Lángara marcó cuatro goles; a los 7', a los 13', a los 21' y a los 39'. La radio transmitía los goles de este grandote desconocido para el fútbol argentino. Nadie sabía quién era este nuevo ídolo que humillaba al poderoso River que tenía a jugadores de la talla de Minella, Moreno, Pedernera y Peucelle, un gérmen de lo que sería 'La Máquina'.
No había marcha atrás, esa tarde todos los españoles, perseguidos o no, republicanos y falangistas, sintieron que Isidro Lángara era un motivo de orgullo nacional y se encariñaron para siempre con la camiseta roja y azul de San Lorenzo.
En total, el vasco hizo 110 goles para el equipo de Boedo, en 198 partidos hasta 1943. Es el séptimo goleador de la historia del club.

El 'Gasómetro' revienta de gente, el fondo de River Plate no entiende nada: ¿de dónde salió este grandote? Es Isidro Lángara: del barco que lo trajo de México, directo al corazón de San Lorenzo de Almagro.

Su historia
Nacido en Pasaia, unos kilómetros al este de Donosti (Guipúzcoa), el 25 de mayo de 1912. Isidro Lángara brilló con toda su intensidad en el fútbol español de los años '30. Había comenzado en modestos equipos de su País Vasco natal, como el Siempre Adelante de Pasaia, el Andoain y, finalmente, el Tolosa CF. A los 18 años, en 1930, firmó para el Real Oviedo, con el que triunfaría hasta erigirse como uno de los jugadores más importantes de su historia. Fue 'Pichichi' en las Ligas de 1934 (27 tantos), 1935 (26) y 1936 (27). Sus descollantes actuaciones con la casaca azul del Oviedo, lo llevaron a ser seleccionado para jugar el Mundial Italia' 34. Su promedio de gol con la Selección Española es impresionante: 17 en 11 partidos.
Su era dorada con Oviedo se cortó de manera dramática en julio de 1936, con el estallido de la Guerra Civil. En esa primera etapa con el Oviedo Lángara jugó 220 partidos oficiales y marcó 281 goles.
Durante el conflicto, Lángara combatió en el bando republicano. En 1937 se enroló en la Selección de Euskadi, el equipo nacional creado por el Gobierno Vasco para recaudar dinero en Europa para los refugiados vascos y realizar propaganda en favor del Gobierno Vasco y la República. En la Euskal Selekzioa coincidió con muchos de los mejores futbolistas vascos de la época como Luis Regueiro, Guillermo Gorostiza o Txato Iraragorri. El Euzkadi brilló en su gira europea, pero tras caer Bilbao en manos franquistas la Selección partió hacia América para proseguir su derrotero, pasando por Cuba, México y Argentina.
Finalmente esta Euskal Selekzioa se afincó en México, donde jugó la Liga Mayor de 1938/39 con el nombre de Club Deportivo Euzkadi. Fue la selección del torneo azteca y terminaron en el segundo puesto. En abril de 1939 finalizó la guerra con la derrota republicana y la Selección de Euzkadi se disolvió. Varios volvieron a Euskal Herria pero Lángara optó por seguir exiliado y buscar equipo en Argentina, donde su ex compañero y amigo Zubieta lo esperaba en San Lorenzo de Almagro.
En 1942 San Lorenzo viajó a México, donde disputó diez partidos. El equipo azulgrana marcó 42 goles, 23 de los cuales fueron del querido Lángara. Y se quedó. En 1943, año del comienzo de la Liga profesional mexicana, fue contratado por el
Real Club España. Lángara hizo 27 goles en su primer temporada, el siguiente año marcó 38 goles y un año después 40. En México fue dos veces goleador (1944 y 1946) y ganó una Liga y una Copa.
En 1946 puso fin a su exilio y volvió a España, donde jugó nuevamente para el Real Oviedo. Fueron dos temporadas en las que vio acción en 29 partidos; marcó 23 goles.
Retornó a México, donde dejó el fútbol y se quedó a vivir allí. Entre 1950 y 1951 se dirigió a Unión Española de Chile y luego fue DT el Puebla (México), con el que conquistó la Copa México en 1953. En 1955 fue entrenador de San Lorenzo de Almagro. El 21 de agosto de 1992 murió Andoain, en su amado País Vasco.
A 70 años de su llegada victoriosa a la Argentina, el fútbol lo recuerda y San Lorenzo de Almagro lo tienen en su galería de futbolistas inolvidables.

miércoles, 26 de marzo de 2014

Boca-River: Un siglo de Superclásicos


Un repaso a los hitos del derby argentino: récords de presencias, goles y nombres que están en la historia.

Por PABLO ARO GERALDES
Artículo publicado en ESPN Magazine, en agosto de 2013. (Datos actualizados a marzo de 2014)

Numerosa concurrencia asistió ayer por la tarde a la cancha del Club Atlético Racing, en Avellaneda, a presenciar el partido oficial, que por el campeonato de primera división de la Asociación Argentina de Football, jugaron los primeros cuadros de los clubes River Plate y Boca Juniors”, comenzaba su crónica el diario La Prensa, reseñando el partido del 24 de agosto de 1913, sin informar el resultado. Nadie lo sabía, claro, pero era un acontecimiento histórico, que marcaría parte de la cultura del ser nacional.
Era la primera vez que se enfrentaban los vecinos de La Boca y River se impuso por 2-1, con goles de Cándido García y Antonio Ameal. Marcos Maier anotó para Boca Juniors. Al final, varios jugadores se tomaron a golpes de puño y una gresca entre hinchadas terminó con una bandera xeneize consumida por el fuego. Un violento bautismo que marcó para siempre la rivalidad. Quien ganara el clásico sería el “dueño” del barrio y algo más. Pronto el clásico trascendió a La Boca; se extendió por toda Buenos Aires y se conoció en toda la Argentina.
Un siglo transcurrió desde entonces. El historial marca 340 partidos, con 127 victorias para Boca, 107 para River y 106 empates. Aquel gol de Cándido García fue el primero de 411 gritos riverplatenses. El último tanto de los Superclásicos, el de Emanuel Gigliotti el 6 de octubre de 2013, fue el 459 azul y oro.
Durante el amateurismo se enfrentaron en 13 ocasiones, con 5 triunfos de River, 3 de Boca y 5 empates. Sin embargo, en ese período de 1913 a 1930, Boca marcó más goles: 18 a 16.
Desde que empezó la era profesional en la Argentina, en 1931, jugaron 190 partidos por torneos organizados por la AFA: Boca ganó 70, River 62 e igualaron 58. El saldo de goles es de 260-245 a favor de los xeneizes.
Por la Copa Libertadores se cruzaron 24 veces, con 10 victorias de Boca, 6 de River y 8 empates. En los arcos, Boca marcó 29 y River 19. No se enfrentaron por otro torneo internacional.
Por último, jugaron 107 amistosos (y a veces no tanto): Boca ganó 44, River 32 y salieron igualados en 31. En este ítem Boca también aventaja en el saldo goleador: 151-129.

El equipo de River Plate que ganó el primer clásico oficial, en 1913.

LOS RÉCORDS DEL SUPERCLÁSICO

Máximo goleador de Boca Juniors
Con 10 goles en 7 Superclásicos disputados entre 1960 y 1964, el brasileño Paulo Valentim tiene el honor de ser el jugador de Boca que más le marcó a River.
Le siguen en la lista: Martín Palermo (9), Hugo Curioni y Osvaldo Potente (7), Francisco Varallo, Alfredo Rojas y Diego Latorre (6).

Máximo goleador de River Plate
Con 16 tantos en Superclásicos jugados entre 1939 y 1956, Ángel Labruna sigue siendo el delantero de River con más anotaciones frente Boca y también el máximo artillero de la historia de este partido. Detrás de él aparecen: Oscar Mas (12 goles), Carlos Morete (9), Norberto Alonso y Félix Loustau (ambos con 6).

Récord de presencias con Boca Juniors
Con 37 Superclásicos entre 1960 y 1972, el lateral izquierdo Silvio Marzolini es quien más veces enfrentó a River con la camiseta azul y amarilla. En su saldo personal registra 14 victorias, 14 empates y 9 derrotas. No marcó goles.

Récord de presencias con River Plate
El volante central Reinaldo Merlo jugó 42 Superclásicos entre 1969 y 1983 y es quien que más veces enfrentó a Boca con la banda roja y quien registra mayor cantidad de presencias en la historia del clásico. Ganó 15, empató 14 y perdió 13. No hizo goles.

Récord de goles
El 15 de octubre de 1972, por la primera fecha del Torneo Nacional, River venció a Boca 5-4 en el Superclásico con más goles de la historia: nueve. River hizo de local en el estadio de Vélez Sarsfield. Los goles de River fueron de Ernesto Mastrangelo (1’), Oscar Mas (9’, 57’) y Carlos Morete (62’, 90’). Para Boca marcaron Hugo Curioni (24’), Ramón Mané Ponce (42’) y Osvaldo Potente (45’, 51’).

Máxima goleada xeneize
El 23 de diciembre de 1928, Boca superó a River 6-0 en su vieja cancha de madera, redondeando la mayor goleada de la historia del Superclásico. Los tantos los marcaron Domingo Tarasconi (3’, 40’), Esteban Kuko (30’, 55’) y Roberto Cherro (70’, 82’).

Máxima goleada millonaria
El 19 de octubre de 1941, River logró su mayor victoria sobre Boca, cuando lo venció 5-1. Los goles fueron obra de Ángel Labruna (11’), José Manuel Moreno (39’), Aristóbulo Deambrosi (43’, 56’) y Adolfo Pedernera (75’). Mario Boyé (89’) descontó para Boca.

El gol más rápido
El 5 de mayo de 2013, Manuel Lanzini marcó para River el gol más tempranero de la historia del Superclásico, cuando el cronómetro marcaba apenas 43 segundos de juego, en La Bombonera.

* Se computan partidos oficiales.

domingo, 23 de marzo de 2014

El fútbol de Kurdistán


Kurdistán (كوردستان en kurdo) es una región sin acceso al mar situada en el occidente de Asia, al norte de Oriente Medio y al sur de Transcaucasia. El territorio reclamado históricamente por el pueblo kurdo, la etnia sin estado que lo habita, actualmente se encuentra dividido en cuatro zonas cuya soberanía corresponde a Turquía, Irak, Irán y Siria, además de un pequeño enclave en Armenia.
En total, la población kurda se calcula entre 35 y 40 millones de personas, que hablan el idioma kurdo.
En 1970 el Kurdistán iraquí obtuvo cierta autonomía merced a un acuerdo con el gobierno de Irak. Este status fue reconfirmado en 2005 como una entidad autónoma dentro de Irak.
En su mayoría, los kurdos profesan el Islam, y existen diferentes minorías cristianas. Una de ellas es el yazidismo, una antigua religión, mezcla sincrética de las creencias zoroastrianas, judías, maniqueas, nestorianas e islámicas.

EL FÚTBOL KURDO
La Kurdistan Football Association fue establecida en 2006 y tiene su sede en Erbil, dentro de la región kurda de Irak.
La entidad es la organizadora de la Kurdistan Premier League, en la que compiten 14 equipos: Erbil, Suli Peshmarga, Alla, Zakho, Sherwana, Hallo, Nawroz, Hawler Peshmarga, Ararat, Kirkuk, Suleimaniya, Zeravani, Duhok y Handren. Los partidos se juegan los jueves y viernes.
Además, la KFA es responsable de la selección nacional, que hizo su debut internacional en la VIVA World Cup 2008. En esa ocasión terminó en el cuarto puesto. En las ediciones de 2009 y 2010 perdió las finales, en ambos casos ante Padania. Tuvo revancha en la edición 2012, cuando logró el título al vencer 2-1 a Chipre del Norte ante 22.000 espectadores.

La selección de Kurdistán, campeona de la VIVA World Cup 2012.
La próxima participación internacional de Kurdistán será en la ConIFA World Football Cup 2014, que se disputará entre el 1 y el 8 de junio en Östersund, en la Laponia sueca.