lunes, 24 de septiembre de 2018

Boca-River: Un siglo de Superclásicos

Un repaso a los hitos del derby argentino: récords de presencias, goles y nombres que están en la historia.

Artículo publicado en ESPN Magazine, en agosto de 2013. (Datos actualizados al 24 de septiembre de 2018)
Por PABLO ARO GERALDES

Numerosa concurrencia asistió ayer por la tarde a la cancha del Club Atlético Racing, en Avellaneda, a presenciar el partido oficial, que por el campeonato de primera división de la Asociación Argentina de Football, jugaron los primeros cuadros de los clubes River Plate y Boca Juniors”, comenzaba su crónica el diario La Prensa, reseñando el partido del 24 de agosto de 1913, sin informar el resultado. Nadie lo sabía, claro, pero era un acontecimiento histórico, que marcaría parte de la cultura del ser nacional.

Era la primera vez que se enfrentaban los vecinos de La Boca y River se impuso por 2-1, con goles de Cándido García y Antonio Ameal. Marcos Maier anotó para Boca Juniors. Al final, varios jugadores se tomaron a golpes de puño y una gresca entre hinchadas terminó con una bandera xeneize consumida por el fuego. Un violento bautismo que marcó para siempre la rivalidad. Quien ganara el clásico sería el “dueño” del barrio y algo más. Pronto el clásico trascendió a La Boca; se extendió por toda Buenos Aires y se conoció en toda la Argentina.

Un siglo transcurrió desde entonces. El historial marca 369 partidos, con 133 victorias para Boca, 122 para River y 116 empates. Aquel gol de Cándido García fue el primero de 445 gritos riverplatenses, hasta el último de Nicolás Scocco. De todos modos, la ventaja en este rubro es de los primos: 486 goles 486 azul y oro.

Durante el amateurismo se enfrentaron en 13 ocasiones, con 5 triunfos de River, 3 de Boca y 5 empates. Sin embargo, en ese período de 1913 a 1930, Boca marcó más goles: 18 a 16.
Desde que empezó la era profesional en la Argentina, en 1931, jugaron 202 partidos por torneos organizados por la AFA: Boca ganó 74, River 66 e igualaron 62. El saldo de goles es de 275-261 a favor de los xeneizes.

Por la Copa Libertadores se cruzaron 26 veces, con 10 victorias de Boca, 7 de River y 9 empates (uno de ellos, en 2015, suspendido antes de empezar el ST, iban 0-0). En los arcos, Boca marcó 29 y River 21. En la Copa Sudamericana se cruzaron en 2014, con un empate 0-0 y una victoria de River 1-0. Otra Copa oficial que los puso frente a frente fue la Supercopa Sudamericana 1994 con dos empates (0-0 y 1-1, Boca se impuso por penales para avanzar a semifinales).
Por último, jugaron 124 amistosos (y a veces no tanto): Boca ganó 46, River 41 y salieron igualados en 37. En este ítem Boca también aventaja en el saldo goleador: 163-145.

El equipo de River Plate que ganó el primer clásico oficial, en 1913.

LOS RÉCORDS DEL SUPERCLÁSICO

MÁXIMO GOLEADOR DE BOCA JUNIORS
Con 10 goles en 7 Superclásicos disputados entre 1960 y 1964, el brasileño Paulo Valentim tiene el honor de ser el jugador de Boca que más le marcó a River.
Le siguen en la lista: Martín Palermo (9), Hugo Curioni y Osvaldo Potente (7), Francisco Varallo, Alfredo Rojas y Diego Latorre (6).

MÁXIMO GOLEADOR DE RIVER PLATE
Con 16 tantos en Superclásicos jugados entre 1939 y 1956, Ángel Labruna sigue siendo el delantero de River con más anotaciones frente Boca y también el máximo artillero de la historia de este partido.
Detrás de él aparecen: Oscar Mas (12 goles), Carlos Morete (9), Norberto Alonso y Félix Loustau (ambos con 6).

RÉCORD DE PRESENCIAS CON BOCA JUNIORS
Con 37 Superclásicos disputados entre 1960 y 1972, el lateral izquierdo Silvio Marzolini es quien más veces enfrentó a River con la camiseta azul y amarilla.
En su saldo personal registra 14 victorias, 14 empates y 9 derrotas. No marcó goles.

RÉCORD DE PRESENCIAS CON RIVER PLATE
El volante central Reinaldo Merlo jugó 42 Superclásicos entre 1969 y 1983 y es quien que más veces enfrentó a Boca con la banda roja y quien registra mayor cantidad de presencias en la historia del clásico.
Ganó 15, empató 14 y perdió 13. No hizo goles.

RÉCORD DE GOLES
El 15 de octubre de 1972, por la primera fecha del Torneo Nacional, River venció a Boca 5-4 en el Superclásico con más goles de la historia: nueve. River hizo de local en el estadio de Vélez Sarsfield.
Los goles de River fueron de Ernesto Mastrangelo (1’), Oscar Mas (9’, 57’) y Carlos Morete (62’, 90’). Para Boca marcaron Hugo Curioni (24’), Ramón Mané Ponce (42’) y Osvaldo Potente (45’, 51’).

MÁXIMA GOLEADA XENEIZE
El 23 de diciembre de 1928, Boca superó a River 6-0 en su vieja cancha de madera, redondeando la mayor goleada de la historia del Superclásico.
Los tantos los marcaron Domingo Tarasconi (3’, 40’), Esteban Kuko (30’, 55’) y Roberto Cherro (70’, 82’).

MÁXIMA GOLEADA MILLONARIA
El 19 de octubre de 1941, River logró su mayor victoria sobre Boca, cuando lo venció 5-1.
Los goles fueron obra de Ángel Labruna (11’), José Manuel Moreno (39’), Aristóbulo Deambrosi (43’, 56’) y Adolfo Pedernera (75’). Mario Boyé (89’) descontó para Boca.

EL GOL MÁS RÁPIDO
El 5 de mayo de 2013, Manuel Lanzini marcó para River el gol más tempranero de la historia del Superclásico, cuando el cronómetro marcaba apenas 43 segundos de juego, en La Bombonera.
Superó al que el 15 de abril de 2007 había anotado Pablo Ledesma, a los 49 segundos.

* Se computan partidos oficiales.

viernes, 21 de septiembre de 2018

Pichichi

Era sobrino de Miguel de Unamuno, pero a diferencia de su tío, él haría del gol su propia poesía. Se llamaba Rafael Moreno Aranzadi y había nacido en Bilbao, el 23 de mayo de 1892, pero desde que empezó a destacarse como puntero izquierdo todos lo conocieron como Pichichi.

Su único equipo fue el Athletic Club, con el que jugó entre 1913 y 1921. Debutó el 17 de marzo de 1913 con una victoria 3-0 sobre el Real Madrid. Llegó a disputar 17 partidos del campeonato de España, en los que marcó 10 goles, y 72 partidos del campeonato regional vizcaíno en los que anotó 68 (todavía no existía la liga española).

Con el equipo vasco conquistó cuatro Copas del Rey y cinco campeonatos regionales. Tuvo el grandísimo honor de ser el primer futbolista en marcar un gol en el estadio de San Mamés, durante el match inaugural, el 21 de agosto de 1913, en el triunfo del Athletic 2-1 sobre Racing de Irún.

Pichichi acostumbraba a jugar con un pañuelo blanco anudado en la cabeza. Se retiró a los 29 años para convertirse en árbitro de fútbol. Pero la muerte lo sorprendió un año más tarde, presumiblemente por un proceso tifoideo, luego de ingerir ostras en mal estado. Como reconocimiento a sus logros el diario Marca, junto al ya desaparecido Arriba, bautizó con su nombre al trofeo otorgado desde 1953 al goleador de la Liga. Hoy, Pichichi es sinónimo de goleador.


TODOS LOS PICHICHI
Temporada / jugador / equipo / goles
El busto de Pichichi,
en la salida del túnel
de San Mamés.
1928/29 Paco Bienzobas - Real Sociedad - 14
1929/30 Guillermo Gorostiza - Athletic Club 20
1930/31 Agustín Sauto, Bata - Athletic Club - 27
1931/32 Guillermo Gorostiza - Athletic Club - 12
1932/33 Manuel Olivares - Real Madrid - 16
1933/34 Isidro Lángara - Real Oviedo - 28
1934/35 Isidro Lángara - Real Oviedo - 27
1935/36 Isidro Lángara - Real Oviedo - 27
1939/40 Víctor Unamuno - Athletic Club - 20
1940/41 Pruden Sánchez - Atlético de Madrid - 30
1941/42 Edmundo Suárez, Mundo - Valencia - 27
1942/43 Mariano Martín - Barcelona - 32
1943/44 Edmundo Suárez, Mundo - Valencia - 27
1944/45 Telmo Zarra - Athletic Club - 19
1945/46 Telmo Zarra - Athletic Club - 24
1946/47 Telmo Zarra - Athletic Club - 34
1947/48 Manuel Fernández, Pahiño - Celta de Vigo 23
1948/49 César Rodríguez - Barcelona - 28
1949/50 Telmo Zarra - Athletic Club - 25
1950/51 Telmo Zarra - Athletic Club - 38
1951/52 Manuel Fernández, Pahiño - Real Madrid - 28
1952/53 Telmo Zarra - Athletic Club - 24
1953/54 Alfredo Di Stéfano - Real Madrid - 27
1954/55 Juan Arza - Sevilla - 28
1955/56 Alfredo Di Stéfano - Real Madrid - 24
1956/57 Alfredo Di Stéfano - Real Madrid - 31
1957/58 Ricardo Alós - Valencia - 19
1957/58 Manuel Badenes - Real Valladolid - 19
1957/58 Alfredo Di Stéfano - Real Madrid - 19
1958/59 Alfredo Di Stéfano - Real Madrid - 23
1959/60 Ferenc Puskás - Real Madrid - 26
1960/61 Ferenc Puskás - Real Madrid - 27
1961/62 Juan Seminario - Real Zaragoza 25
1962/63 Ferenc Puskás - Real Madrid - 26
1963/64 Ferenc Puskás - Real Madrid - 20
1964/65 Cayetano Ré - Barcelona - 25
1965/66 Luciano Sánchez, Vavá II - Elche - 19
1966/67 Waldo Machado - Valencia - 24
1967/68 Fidel Uriarte - Athletic Club - 22
1968/69 Amancio Amaro - Real Madrid - 14
1968/69 José Eulogio Gárate - Atlético de Madrid - 14
1969/70 Amancio Amaro - Real Madrid - 16
1969/70 Luis Aragonés - Atlético de Madrid - 16
1969/70 José Eulogio Gárate - Atlético de Madrid - 16
1970/71 José Eulogio Gárate - Atlético de Madrid - 17
1970/71 Carles Rexach - Barcelona - 17
1971/72 Enrique Porta - Granada - 20
1972/73 Mariano Arias, Marianín - Real Oviedo - 19
1973/74 Enrique Castro, Quini -  Sporting de Gijón - 20
1974/75 Carlos Ruiz - Athletic Club - 19
1975/76 Enrique Castro, Quini -  Sporting de Gijón - 18
1976/77 Mario Kempes - Valencia - 24
1977/78 Mario Kempes - Valencia - 28
1978/79 Hans Krankl - Barcelona - 29
1979/80 Enrique Castro, Quini -  Sporting de Gijón - 24
1980/81 Enrique Castro, Quini - Barcelona - 20
1981/82 Enrique Castro, Quini - Barcelona - 26
1982/83 Poli Rincón - Betis - 20
1983/84 Jorge da Silva - Real Valladolid - 17
1983/84 Juan Gómez, Juanito - Real Madrid - 17
1984/85 Hugo Sánchez - Atlético de Madrid -19
1985/86 Hugo Sánchez - Real Madrid - 22
1986/87 Hugo Sánchez - Real Madrid - 34
1987/88 Hugo Sánchez - Real Madrid - 29
1988/89 Baltazar - Atlético de Madrid - 35
1989/90 Hugo Sánchez - Real Madrid - 38
1990/91 Emilio Butragueño - Real Madrid - 19
1991/92 Manuel Sánchez, Manolo - Atlético de Madrid - 27
1992/93 Bebeto - Dep. La Coruña - 29
1993/94 Romário - Barcelona - 30
1994/95 Iván Zamorano - Real Madrid - 28
1995/96 Juan Antonio Pizzi - Tenerife - 31
1996/97 Ronaldo - Barcelona - 34
1997/98 Christian Vieri - Atlético de Madrid - 24
1998/99 Raúl González - Real Madrid - 25
1999/00 Salva Ballesta - Racing de Santander - 27
2000/01 Raúl González - Real Madrid - 24
2001/02 Diego Tristán - Dep. La Coruña - 21
2002/03 Roy Makaay - Dep. La Coruña - 29
2003/04 Ronaldo - Real Madrid - 24
2004/05 Diego Forlán - Villarreal - 25
2005/06 Samuel Eto'o - Barcelona - 26
2006/07 Ruud van Nistelrooy - Real Madrid - 25
2007/08 Dani Güiza - Mallorca - 27
2008/09 Diego Forlán - Atlético de Madrid - 32
2009/10 Lionel Messi - Barcelona - 34
2010/11 Cristiano Ronaldo - Real Madrid - 41
2011/12 Lionel Messi - Barcelona - 50
2012/13 Lionel Messi - Barcelona - 45
2013/14 Cristiano Ronaldo - Real Madrid - 31
2014/15 Cristiano Ronaldo - Real Madrid - 48
2015/16 Luis Suárez - Barcelona - 40
2016/17 Lionel Messi - Barcelona - 37
2017/18 Lionel Messi - Barcelona - 34

martes, 18 de septiembre de 2018

Alcanzapelotas

Alcanzapelotas, recogebalones, recogepelotas o balonero según los diferentes países de habla hispana. O ball boy en inglés, raccattapalle en italiano, balle garçon en francés o Balljunge en alemán.

En todo el mundo los jóvenes de las divisiones menores actúan como alcanzapelotas en los partidos de la máxima división nacional y pueden ver de cerca a los ídolos mientras sueñan con ser compañeros dentro de unos pocos años.

Aquí el recuerdo de algunas estrellas del fútbol retratadas cuando niños, junto a grandes jugadores. Si tenés alguna, mandámela a este mail.
Argentinos Juniors junto a un muy pequeño Diego Maradona (con la pelota).
Marcelo Gallardo, junto a Gustavo Zapata.
Juan Román Riquelme y Carlos Tevez, en Boca Juniors.
Marco Van Basten posa junto a un sonriente Patrick Kluivert, en el Ajax.
Raúl González, futuro goleador del Real Madrid, era recogebalones del Atlético. Aquí junto a Manolo Sánchez Delgado (Pichichi de la Liga 1991/92).
Un jovencísimo Josep Guardiola, recogepelotas del Barcelona, sujetando del brazo a Víctor Muñoz, en 1985.
Napoli campeón y detrás de Diego Maradona aparece un jovencito raccattapalle llamado Fabio Cannavaro.
Otra imagen de la gran cantera del Ajax: Frank Rijkaard y el pequeño Wesley Sneijder.
Andrés D'Alessandro y Enzo Francescoli, en River Plate.
Antonio Cassano, alcanzapelotas del Bari, junto a Dejan Savićević, del Milan.


EN BRASIL, CON NOMBRE PROPIO
Puede llamar la atención que en Brasil a los niños encargado de alcanzar los balones se los llame "gandulla". Ese apelativo es en honor al argentino Bernardo Gandulla (Buenos Aires, 1 de marzo de 1916 - 7 de julio de 1999), quien se destacó como delantero en las décadas de 1930 y 1940.

Todo se originó en 1939, mientras jugaba para el Vasco da Gama; no tuvo allí grandes actuaciones pero quedaría en el recuerdo por su actitud caballeresca: cuando la pelota salía de la cancha, él corría a buscarla y la entregaba a quien tenía que sacar, sin importar si era un compañero o un adversario.

Al año siguiente continuó su carrera en Boca Juniors, pero dejó para siempre su recuerdo en el fútbol brasileño.


POR PRIMERA VEZ EN UNA COPA DEL MUNDO
En 1966 futbolistas en edad escolar de toda Inglaterra fueron escogidos para cumplir funciones en los 32 partidos de las 8 ciudades sede.

Fueron sorteados a razón de nueve muchachitos para cada encuentro, y Neil Rioch, a quien le tocó estar en la final de Wembley, recuerda medio siglo después: "En ese momento yo vivía en Luton y todos tomamos el tren a Londres la mañana del partido. En el estadio, los ball-boys teníamos nuestro propio vestuario, al lado de los equipos, y cuando se acercaba el comienzo, el ruido de la gran multitud era increíble. Salimos a la cancha junto a los jugadores y cuando empezó el partido, mi posición estaba frente al palco real, a un metro de la acción".
Los recuerdos de Rioch (en la foto, el quinto desde la izquierda), recogidos por el Sunday Express, son emocionantes: "Después de unos segundos de comenzado el partido, un jugador de Alemania Federal pateó la pelota afuera y yo la recogí. Puedo decir con toda sinceridad que fui el primer inglés en tocarla en la final de Mundial 1966. Creo que se la pasé a Martin Peters".

"Los alcanzapelotas teníamos instrucciones estrictas de no ingresar al campo de juego, pero al final del partido las reglas se fueron por la ventana. Sabía que nunca volvería a tener una oportunidad como esa y me uní a las celebraciones", dice Rioch, que llegó a tener una buena carrera en el fútbol, incluyendo jugar para el Aston Villa, "pero nada se acercó a la emoción de esa tarde en Wembley. Mis compañeros de clase estaban tan envidiosos... Probablemente fue la mejor experiencia de mi vida".