jueves, 23 de mayo de 2019

Isidro Lángara: el vasco inolvidable

Por PABLO ARO GERALDES

Infinidad de veces los hinchas se preguntaron: si casi la mitad de los argentinos lleva un apellido español, si su inmigración se hizo de a millones y hoy su colectividad es de las más extensas, ¿por qué el Deportivo Español no es el equipo más popular del país? La respuesta es sencilla: llegó tarde al reparto de hinchas.

Cuando se fundó el club de la colectividad española, el 12 de octubre de 1956, los vascos, gallegos, asturianos, andaluces, etc que vivían en la Argentina (y sus descendientes) ya eran hinchas de San Lorenzo de Almagro.

Hacia fines de los años '30, miles de españoles encontraron refugio y brazos abiertos en la Argentina, escapando del horror de la Guerra Civil. Pero la explicación de esta identificación de los españoles con el equipo del barrio porteño de Boedo no es racional. Fue un amor a primera vista que se selló para siempre el 21 de mayo de 1939. Y el protagonista excluyente fue el vasco Isidro Lángara, un centrodelantero que llegaba desde México con laureles de goleador. Las noticias de su talento tenían un aval importante: en San Lorenzo ya jugaba el vasco Ángel Zubieta, quien lo había acompañado en la Selección de Euskadi que deslumbró en el exilio. Además, Guillermo Stábile lo había visto en Europa y le garantizó a los dirigentes sanlorencistas: "Con Lángara usted compra goles seguro".

Un barco lo traería desde México, donde había vivido unos años de su exilio, mientras su tierra vasca se desangraba por la Guerra Civil, acosada por la sombra asesina del 'Generalísimo' Francisco Franco, que quería imponer una España única, la suya, sin respetar las identidades nacionales de vascos, gallego, catalanes...

Ese domingo de otoño marcó a fuego la relación entre los hispanos y San Lorenzo. Por la 10ª fecha del campeonato, River Plate visitaba el Gasómetro de Avenida La Plata. Por la mañana recaló en el puerto de Buenos Aires el buque que traía a Lángara desde las costas aztecas, y a algún "desubicado" se le ocurrió proponerle jugar en un par de horas, sin tener en cuenta que venía de casi dos semanas de viaje. Pero el vasco, ansioso por reencontrarse con Zubieta, y orgulloso de ser un embajador deportivo de Euskal Herria, dijo que sí.

Los primeros 45 minutos fueron imborrables: Lángara marcó cuatro goles; a los 7', a los 13', a los 21' y a los 39'. La radio transmitía los goles de este grandote desconocido para el fútbol argentino. Nadie sabía quién era este nuevo ídolo que humillaba al poderoso River que tenía a jugadores de la talla de Minella, Moreno, Pedernera y Peucelle, un germen de lo que sería La Máquina.

No había marcha atrás, esa tarde todos los españoles, perseguidos o no, republicanos y falangistas, sintieron que Isidro Lángara era un motivo de orgullo nacional y se encariñaron para siempre con la camiseta roja y azul de San Lorenzo.

En total, el vasco hizo 110 goles para el equipo de Boedo, en 198 partidos hasta 1943. Es el séptimo goleador de la historia del club.
El Gasómetro revienta de gente, el fondo de River Plate no entiende nada: ¿de dónde salió este grandote? Es Isidro Lángara: del barco que lo trajo de México, directo al corazón de San Lorenzo de Almagro.
Su historia
Nacido en Pasaia, unos kilómetros al este de Donosti (Guipúzcoa), el 15 de mayo de 1912. Isidro Lángara brilló con toda su intensidad en el fútbol español de los años 30. Había comenzado en modestos equipos de su País Vasco natal, como el Siempre Adelante de Pasaia, el Andoain y, finalmente, el Tolosa CF. A los 18 años, en 1930, firmó para el Real Oviedo, con el que triunfaría hasta erigirse como uno de los jugadores más importantes de su historia. Fue Pichichi en las Ligas de 1934 (27 tantos), 1935 (26) y 1936 (27). Sus descollantes actuaciones con la casaca azul del Oviedo, lo llevaron a ser seleccionado para jugar el Mundial Italia 1934. Su promedio de gol con la Selección Española es impresionante: 17 en 11 partidos.

Su era dorada con Oviedo se cortó de manera dramática en julio de 1936, con el estallido de la Guerra Civil. En esa primera etapa con el Oviedo Lángara jugó 220 partidos oficiales y marcó 281 goles.

Durante el conflicto, Lángara combatió en el bando republicano. En 1937 se enroló en la Selección de Euskadi, el equipo nacional creado por el Gobierno Vasco para recaudar dinero en Europa para los refugiados vascos y realizar propaganda en favor del Gobierno Vasco y la República. En la Euskal Selekzioa coincidió con muchos de los mejores futbolistas vascos de la época como Luis Regueiro, Guillermo Gorostiza o Txato Iraragorri. El Euzkadi brilló en su gira europea, pero tras caer Bilbao en manos franquistas la Selección partió hacia América para proseguir su derrotero, pasando por Cuba, México y Argentina.

Finalmente esta Euskal Selekzioa se afincó en México, donde jugó la Liga Mayor de 1938/39 con el nombre de Club Deportivo Euzkadi. Fue la selección del torneo azteca y terminaron en el segundo puesto. En abril de 1939 finalizó la guerra con la derrota republicana y la Selección de Euzkadi se disolvió. Varios volvieron a Euskal Herria pero Lángara optó por seguir exiliado y buscar equipo en Argentina, donde su ex compañero y amigo Zubieta lo esperaba en San Lorenzo de Almagro
Isidro Lángara y Rinaldo Martino

En 1942 San Lorenzo viajó a México, donde disputó diez partidos. El equipo azulgrana marcó 42 goles, 23 de los cuales fueron del querido Lángara. Y se quedó. En 1943, año del comienzo de la Liga profesional mexicana, fue contratado por el Real Club España. Lángara hizo 27 goles en su primer temporada, el siguiente año marcó 38 goles y un año después 40. En México fue dos veces goleador (1944 y 1946) y ganó una Liga y una Copa.

En 1946 puso fin a su exilio y volvió a España, donde jugó nuevamente para el Real Oviedo. Fueron dos temporadas en las que vio acción en 29 partidos; marcó 23 goles.

Retornó a México, donde dejó el fútbol y se quedó a vivir allí. Entre 1950 y 1951 se dirigió a Unión Española de Chile y luego fue DT el Puebla (México), con el que conquistó la Copa México en 1953. En 1955 fue entrenador de San Lorenzo de Almagro. El 21 de agosto de 1992 murió Andoain, en su amado País Vasco.

A 80 años de su llegada victoriosa a la Argentina, el fútbol lo recuerda y San Lorenzo de Almagro lo tienen en su galería de futbolistas inolvidables.

domingo, 19 de mayo de 2019

Pichichi

Era sobrino de Miguel de Unamuno, pero a diferencia de su tío, él haría del gol su propia poesía. Se llamaba Rafael Moreno Aranzadi y había nacido en Bilbao, el 23 de mayo de 1892, pero desde que empezó a destacarse como puntero izquierdo todos lo conocieron como Pichichi.

Su único equipo fue el Athletic Club, con el que jugó entre 1913 y 1921. Debutó el 17 de marzo de 1913 con una victoria 3-0 sobre el Real Madrid. Llegó a disputar 17 partidos del campeonato de España, en los que marcó 10 goles, y 72 partidos del campeonato regional vizcaíno en los que anotó 68 (todavía no existía la liga española).

Con el equipo vasco conquistó cuatro Copas del Rey y cinco campeonatos regionales. Tuvo el grandísimo honor de ser el primer futbolista en marcar un gol en el estadio de San Mamés, durante el match inaugural, el 21 de agosto de 1913, en el triunfo del Athletic 2-1 sobre Racing de Irún.

Pichichi acostumbraba a jugar con un pañuelo blanco anudado en la cabeza. Se retiró a los 29 años para convertirse en árbitro de fútbol. Pero la muerte lo sorprendió un año más tarde, presumiblemente por un proceso tifoideo, luego de ingerir ostras en mal estado. Como reconocimiento a sus logros el diario Marca, junto al ya desaparecido Arriba, bautizó con su nombre al trofeo otorgado desde 1953 al goleador de la Liga. Hoy, Pichichi es sinónimo de goleador.


TODOS LOS PICHICHI
Temporada / jugador / equipo / goles
El busto de Pichichi,
en la salida del túnel
de San Mamés.
1928/29 Paco Bienzobas - Real Sociedad - 14
1929/30 Guillermo Gorostiza - Athletic Club 20
1930/31 Agustín Sauto, Bata - Athletic Club - 27
1931/32 Guillermo Gorostiza - Athletic Club - 12
1932/33 Manuel Olivares - Real Madrid - 16
1933/34 Isidro Lángara - Real Oviedo - 28
1934/35 Isidro Lángara - Real Oviedo - 27
1935/36 Isidro Lángara - Real Oviedo - 27
1939/40 Víctor Unamuno - Athletic Club - 20
1940/41 Pruden Sánchez - Atlético de Madrid - 30
1941/42 Edmundo Suárez, Mundo - Valencia - 27
1942/43 Mariano Martín - Barcelona - 32
1943/44 Edmundo Suárez, Mundo - Valencia - 27
1944/45 Telmo Zarra - Athletic Club - 19
1945/46 Telmo Zarra - Athletic Club - 24
1946/47 Telmo Zarra - Athletic Club - 34
1947/48 Manuel Fernández, Pahiño - Celta de Vigo 23
1948/49 César Rodríguez - Barcelona - 28
1949/50 Telmo Zarra - Athletic Club - 25
1950/51 Telmo Zarra - Athletic Club - 38
1951/52 Manuel Fernández, Pahiño - Real Madrid - 28
1952/53 Telmo Zarra - Athletic Club - 24
1953/54 Alfredo Di Stéfano - Real Madrid - 27
1954/55 Juan Arza - Sevilla - 28
1955/56 Alfredo Di Stéfano - Real Madrid - 24
1956/57 Alfredo Di Stéfano - Real Madrid - 31
1957/58 Ricardo Alós - Valencia - 19
1957/58 Manuel Badenes - Real Valladolid - 19
1957/58 Alfredo Di Stéfano - Real Madrid - 19
1958/59 Alfredo Di Stéfano - Real Madrid - 23
1959/60 Ferenc Puskás - Real Madrid - 26
1960/61 Ferenc Puskás - Real Madrid - 27
1961/62 Juan Seminario - Real Zaragoza 25
1962/63 Ferenc Puskás - Real Madrid - 26
1963/64 Ferenc Puskás - Real Madrid - 20
1964/65 Cayetano Ré - Barcelona - 25
1965/66 Luciano Sánchez, Vavá II - Elche - 19
1966/67 Waldo Machado - Valencia - 24
1967/68 Fidel Uriarte - Athletic Club - 22
1968/69 Amancio Amaro - Real Madrid - 14
1968/69 José Eulogio Gárate - Atlético de Madrid - 14
1969/70 Amancio Amaro - Real Madrid - 16
1969/70 Luis Aragonés - Atlético de Madrid - 16
1969/70 José Eulogio Gárate - Atlético de Madrid - 16
1970/71 José Eulogio Gárate - Atlético de Madrid - 17
1970/71 Carles Rexach - Barcelona - 17
1971/72 Enrique Porta - Granada - 20
1972/73 Mariano Arias, Marianín - Real Oviedo - 19
1973/74 Enrique Castro, Quini -  Sporting de Gijón - 20
1974/75 Carlos Ruiz - Athletic Club - 19
1975/76 Enrique Castro, Quini -  Sporting de Gijón - 18
1976/77 Mario Kempes - Valencia - 24
1977/78 Mario Kempes - Valencia - 28
1978/79 Hans Krankl - Barcelona - 29
1979/80 Enrique Castro, Quini -  Sporting de Gijón - 24
1980/81 Enrique Castro, Quini - Barcelona - 20
1981/82 Enrique Castro, Quini - Barcelona - 26
1982/83 Poli Rincón - Betis - 20
1983/84 Jorge da Silva - Real Valladolid - 17
1983/84 Juan Gómez, Juanito - Real Madrid - 17
1984/85 Hugo Sánchez - Atlético de Madrid -19
1985/86 Hugo Sánchez - Real Madrid - 22
1986/87 Hugo Sánchez - Real Madrid - 34
1987/88 Hugo Sánchez - Real Madrid - 29
1988/89 Baltazar - Atlético de Madrid - 35
1989/90 Hugo Sánchez - Real Madrid - 38
1990/91 Emilio Butragueño - Real Madrid - 19
1991/92 Manuel Sánchez, Manolo - Atlético de Madrid - 27
1992/93 Bebeto - Dep. La Coruña - 29
1993/94 Romário - Barcelona - 30
1994/95 Iván Zamorano - Real Madrid - 28
1995/96 Juan Antonio Pizzi - Tenerife - 31
1996/97 Ronaldo - Barcelona - 34
1997/98 Christian Vieri - Atlético de Madrid - 24
1998/99 Raúl González - Real Madrid - 25
1999/00 Salva Ballesta - Racing de Santander - 27
2000/01 Raúl González - Real Madrid - 24
2001/02 Diego Tristán - Dep. La Coruña - 21
2002/03 Roy Makaay - Dep. La Coruña - 29
2003/04 Ronaldo - Real Madrid - 24
2004/05 Diego Forlán - Villarreal - 25
2005/06 Samuel Eto'o - Barcelona - 26
2006/07 Ruud van Nistelrooy - Real Madrid - 25
2007/08 Dani Güiza - Mallorca - 27
2008/09 Diego Forlán - Atlético de Madrid - 32
2009/10 Lionel Messi - Barcelona - 34
2010/11 Cristiano Ronaldo - Real Madrid - 41
2011/12 Lionel Messi - Barcelona - 50
2012/13 Lionel Messi - Barcelona - 45
2013/14 Cristiano Ronaldo - Real Madrid - 31
2014/15 Cristiano Ronaldo - Real Madrid - 48
2015/16 Luis Suárez - Barcelona - 40
2016/17 Lionel Messi - Barcelona - 37
2017/18 Lionel Messi - Barcelona - 34
2018/19 Lionel Messi - Barcelona - 36

jueves, 16 de mayo de 2019

Todas las mascotas de las Eurocopas

La Eurocopa Italia 1980 se sumó a la costumbre que comenzó en la Copa del Mundo 1966, la de presentar una mascota en cada campeonato. La tradición no se interrumpió desde entonces. Con el muchacho que acompañará la Eurocopa 2020, repasemos esta historia que se escribe (o dibuja, mejor dicho) cada cuatro años y se transforma en una expresión cultural de cada país anfitrión.

Europa 2020 - Skillzy
La presentación de este muñeco despertó tanta decepción como indignación. "No podía ser más fea", fue el comentario generalizado tras su presentación... Con ropa de entrenamiento, capucha y pupilas dilatadas (vaya uno a saber por qué), más que encantar asustó a los pibes.

Francia 2016 - Super Victor
Excelente imagen la del francesito jugador y superheroe a la vez. Domina el balón siempre con una sonrisa, como los cracks de verdad.


Polonia-Ucrania 2012 - Slavek y Slavko
Otra vez la encargada fue la compañía Warner Bros. Estos mellizos habrán nacido exactamente en la frontera, porque uno es polaco y el otro ucraniano, un caso que merece un estudio complejo. Al igual que en 2008, sus camisetas juntas forman el año.


Austria-Suiza 2008 - Trix y Flix
Como las banderas de ambos países son rojas y blancas, la Warner Bros., no tuvo tanto problema para ilustrar a estos amigos jugadores de repetido peinado modernoso y actitud hiperquinética.


Portugal 2004 - Kinas
Su nombre deriva de "Quinas", que son los cinco pequeños escudetes azules que aparecen en el escudo luso y también dentro de la esfera armilar de su bandera. Se trata de un niño que viste el uniforme del equipo nacional anfitrión, conocido como la "Selecção das Quinas".


Bélgica-Holanda 2000 - Benelucky
La mezcla perfecta: un león holandés con cola y cuernos de diablo belga. El nombre Benelucky, es un acrónimo de "Benelux" (térnimo que define a la región de lgica, Holanda (Netherlands) y Luxemburgo, terminado en "lucky" (buena suerte). Su melena conforma los colores de las dos banderas.


Inglaterra 1996 - Goaliath
Con el mismo estilo del leoncito Willie de 1966, los ingleses volvieron a recurrir al felino que engalana el escudo de su camiseta nacional, junto a las rosas. Eso sí, tiene carita amigable.


Suecia 1992 - Rabbit
Los suecos tomaron la posta alemana y con 0% de creatividad presentaron el mismo conejo que había sido mascota cuatro años antes. Sólo le cambiaron el color y la indumentaria. Flojo...


Alemania Federal 1988 - Berni
Un típico conejo gris alemán vestido de futbolista, aunque no con el uniforme de la Nationalmannschaft sino con los colores de la bandera germana. La vincha y las muñequeras lo volvieron más canchero.


Francia 1984 - Péno
Los galos no podían elegir otra mascota que no fuera un gallito, símbolo nacional. Claro que esta vez lo vistieron con el tradicional atuendo tricolor y lo hicieron jugador de fútbol.


Italia 1980 - Pinocchio
Basado en el popular personaje infantil, se trata de un muñeco de madera con una larga nariz que para la ocasión fue pintada con los colores italianos. En su bonete lucía el nombre del campeonato.