lunes, 9 de diciembre de 2013

Los grandes ausentes de Brasil 2014

Aunque la Copa del Mundo congrega a las máximas figuras, siempre hay estrellas que terminan mirándola por TV. Estos son los grandes a quienes se les desvaneció el sueño brasileño.

Artículo publicado en ESPN Magazine, en diciembre de 2012
Por PABLO ARO GERALDES

Siempre ocurre. A veces porque nacieron en un país “pequeño” en la escala futbolística y su talento queda reservado a su actuación en clubes. Otras, porque un sorteo desafortunado determinó que dos potencias se tengan que cruzar en el camino eliminatorio. Y algunas, porque la selección que integran no colmó las expectativas generadas en torno a su brillo personal.
Así, cada Copa del Mundo termina dejando afuera a grandes futbolistas.
Otros, en los casos más extremos, nunca llegaron a disputar un Mundial, como le ocurrió a Alfredo Di Stéfano (Argentina y España), Eric Cantona (Francia), George Best (Irlanda del Norte), Jari Litmanen (Finlandia), George Weah (Liberia) o Ryan Giggs (Gales). Se aprecian en estos nombres orígenes muy diferentes, desde países que son máximas potencias deportivas hasta naciones que solamente alimentaron sus esperanzas mundialistas en estos apellidos.
Las lesiones conspiran a veces con las figuras de los países clasificados, y durante el primer semestre de cada año mundialista las competencias locales o continentales con los clubes hacen que los aficionados recen por la integridad de sus figuras ante cada pelota disputada con rudeza. Pero más allá de estos casos, Brasil 2014 se privará de varias estrellas internacionales por la eliminación de sus selecciones.

ZLATAN IBRAHIMOVIC
El mediático delantero sueco hizo todo lo que pudo. Se destacó en el Paris Saint-Germain y con la selección marcó nada menos que 8 goles en la Eliminatoria, pero en el repechaje europeo la (mala) fortuna lo cruzó con Portugal y su implacable Cristiano Ronaldo. Uno de los dos se iba a quedar afuera y el acrobático Zlatan terminó aplaudiendo con resignación la clasificación lusitana en suelo escandinavo.
La última participación mundialista de Suecia fue en Alemania 2006, cuando fue eliminada por los locales en octavos de final. Por entonces, Ibrahimovic ya se destacaba como titular.

GARETH BALE
Fue la figura que acaparó la mayor atención durante el último mercado de pases, cuando a mitad de año pasó del Tottenham Hotspur inglés al Real Madrid, por la cifra récord de 100 millones de euros (132 millones de dólares). El galés, compañero de Cristiano Ronaldo en el ataque madridista, se despidió temprano de las ilusiones de volver a una Copa del Mundo después de 56 años, ya que la selección apenas cosechó 3 victorias y un empate en el Grupo A, ampliamente dominado por Bélgica. Él marcó 4 de los 9 goles de Gales, pero la defensa fue la más floja de la zona, con 20 tantos en contra.
Gales participó solamente en una Copa del Mundo: en 1958 empató los tres partidos de su grupo, con Hungría, México y Suiza, y accedió a octavos tras un desempate con los húngaros. En esa instancia se despidió con una digna derrota 1-0 ante Brasil, con el gol de un chico de 17 años que hacía su debut en la red: Pelé.

ROBERT LEWANDOWSKI
Tuvo un año magnífico con el Borussia Dortmund y acaparó todos los titulares del mundo cuando le marcó cuatro goles al Real Madrid en 45 minutos para dejar sentenciada la semifinal de la UEFA Champions League desde el partido de ida. Pero con la Selección de Polonia no pudo mantener el mismo ritmo arrollador. Los polacos finalizaron en el cuarto puesto del Grupo H, detrás de Inglaterra, Ucrania y Montenegro, con apenas 3 victorias (dos de ellas ante el modestísimo representativo de San Marino y una sobre Moldavia), muy poco para sostener una aspiración mundialista seria. Su producción personal en la Eliminatoria también fue magra: apenas 3 goles en 9 partidos.
Polonia participó por última vez en Alemania 2006, certamen del que se despidió en primera ronda, detrás de los anfitriones y de Ecuador, con una única victoria sobre Costa Rica.

PETR CECH
Que es uno de los mejores arqueros del mundo, no hay dudas, lo demuestra cada semana con el buzo del Chelsea, tanto en la Premier League como en la UEFA Champions League. Pero aunque el portero de las atajadas imposibles recibió 9 goles en el arco de la República Checa en 10 partidos del Grupo B de la Eliminatoria (la valla menos vencida de la zona), sus compañeros no aportaron la cuota goleadora necesaria para llegar, aunque sea, al repechaje. Terminaron terceros detrás de italianos y daneses. Después de tres ausencias consecutivas, los checos se clasificaron a Alemania 2006, su último Mundial, donde sorpresivamente quedaron eliminados en la fase de grupos, detrás de Italia y Ghana. Cech ya era el arquero titular, aunque por entonces no necesitaba su tan característico cabezal (comenzó a utilizarlo a partir de una lesión en octubre de ese año).

OTRAS AUSENCIAS
Con seis selecciones participando, la Copa del Mundo casi no lamentará ausencias de estrellas sudamericanas, más allá de las polémicas que pudiera arrojar alguna omisión en las convocatorias de los entrenadores. Podrían citarse al peruano Paolo Guerrero, goleador de la Copa América 2011 y campeón de la Libertadores 2012 con el Corinthians, o al venezolano Juan Arango y su magistral pegada, hoy al servicio del Borussia Mönchengladbach alemán.
Otros europeos que se pueden echar de menos son el delantero irlandés Robby Keane (Los Angeles Galaxy), el volante turco Arda Turan (Atlético de Madrid) o el goleador armenio Henrikh Mkhitaryan (Borussia Dortmund). ¿Más? Pueden ser los defensores serbios Branislav Ivanovic (Chelsea), Nemanja Vidic (Manchester United) y Aleksander Kolarov (Manchester City); el zaguero austríaco David Alaba (Bayern Munich) y el centrocampista galés Aaron Ramsey (Arsenal). El rumano Ciprian Marica (Getafe) y el turco Burak Yilmaz (Galatasaray) hubieran prometido una interesante cuota de gol, pero se quedaron en el camino.
Por la Concacaf no se sentirán grandes ausencias, aunque vale destacar la gran actuación del panameño Blas Pérez, con 10 goles en la Eliminatoria. Panamá estuvo a un minuto de llegar al repechaje con Nueva Zelanda, pero fue superada por los Estados Unidos en el partido decisivo.
Una figura casi desconocida es Deon McCaulay, de Belice. Su pequeño país fue eliminado en la segunda fase, pero él anotó 11 goles y aunque su último partido lo jugó hace dos años, terminó al tope de la Eliminatoria mundial, junto al holandés Robin van Persie y el uruguayo Luis Suárez.
Por último, en África se quedó el egipcio Mohamed Aboutrika, uno de los goleadores de la Eliminatoria continental (6 tantos) y que en noviembre se consagró pentacampeón de la Champions League africana con Al Ahly. Tendrá un consuelo: este mes jugará en Marruecos el Mundial… de Clubes.

No hay comentarios.: