sábado, 8 de marzo de 2014

Fútbol femenino, el récord de México 1971

Poca gente sabe que en 1971 se llevó a cabo en México el II Campeonato Mundial de Fútbol Femenino (o Femenil, como lo llaman allí), que no fue reconocido por la FIFA.
El dato a destacar es que a la final entre México y Dinamarca asistieron 110.000 personas al Estadio Azteca, un récord que prevalece hasta el día de hoy en el fútbol de mujeres.

Un poco de historia
Un año antes, en Italia, se había hecho el primer certamen, con las mexicanas como únicas representantes del continente americano. Obtuvieron el tercer puesto y luego jugaron partidos amistosos contra Italia, que tuvieron muy buena respuesta del público en tierras aztecas. Eso motivó que en diciembre de 1970, el Congreso de la Federación Internacional Europea de Futbol Femenil (FIEFF) en Torino, nombrara a México sede del II Campeonato Mundial.

Se creó una mascota oficial para el torneo: Xochitl 71, que en la lengua náhuatl significa “flor”. Una preselección mexicana realizó una gira de preparación por Sudamérica, donde enfrentó a Argentina (victoria albiceleste 2-1 en Buenos Aires) y Perú (triunfo azteca 3-2).

Aquel Mundial de México contó con la participación de seis selecciones: México, Argentina e Inglaterra en el Grupo A, con sede en el Estadio Azteca, mientras que Italia, Dinamarca y Francia jugaron en el Estadio Jalisco, de Guadalajara, por el Grupo B.

Fue un éxito inesperado. Se jugó ante un promedio de 20 mil espectadores pero cuando México salía a la cancha la cifra desbordaba toda expectativa. Los triunfos de México sobre Argentina e Inglaterra, dieron cita a aproximadamente 80 a 90 mil aficionados. Ese número se mantuvo en la semifinal contra Italia. El fútbol femenino estaba dando pingües ganancias, pero las jugadoras locales reclamaban el pago de los viáticos prometidos.

Estuvieron a punto de no presentarse al duelo por el título, pero una llamada del entonces regente de la Ciudad de México, Octavio Sentíes, hizo que las chicas cambiaran de opinión y jugaran la final ante Dinamarca.

Esa tarde, México perdió 3-0 ante 110.000 aficionados en el Coloso de Santa Úrsula, lo que representar la cifra más alta de aficionados en un partido de fútbol femenino.
Las once mexicanas que motivaron la asistencia récord.
Fuente: FutbolMujer

1 comentario:

Landy dijo...

Interesantísimo...