viernes, 8 de agosto de 2014

Nuevos Torneos de la AFA - Manual de instrucciones

El fútbol argentino vuelve a modificar sus torneos, pero esta vez de un modo drástico y difícil de comprender. Esta es una guía para (intentar) entender los cambios que se vienen.

Artículo publicado en ESPN Magazine, en julio de 2014
Por PABLO ARO GERALDES

Aunque la FIFA sugiere reducir las ligas nacionales a 18 o 16 equipos para adecuarse al calendario internacional y que no se superpongan fechas con las copas continentales ni los compromisos de selecciones, Argentina pasará de un campeonato de 20 equipos a 30 en 2015. Y quizá a uno de 36 en 2016.
Mientras el formato sigue siendo una incógnita, algunos dirigentes apuestan por un certamen de dos ruedas, con el tradicional todos contra todos y en el que el equipo que obtenga más puntos se consagre campeón. Pero, claro, un torneo de 36 clubes redundaría en una liga de 70 jornadas, sería una locura. Pero a no alarmarse, la AFA encontró una solución: el año que viene habrá una tabla general de 30 equipos con 29 fechas en una única rueda más una jornada de revancha de clásicos. Una variante que se analiza es dividir en dos grupos de 15 equipos que jueguen a dos ruedas (serían 28 fechas) más un “cruce de clásicos”.
Es curioso –o ya no tanto– que luego de votar todos a puertas cerradas en Ezeiza por un nuevo sistema de disputa, nadie asegura cómo podría ser. Después un buen grupo de directivos se inclinó por una Liguilla, un formato similar al del torneo mexicano… ¿Cómo sería? Se jugaría una primera rueda con un formato a definir. Una de las opciones es dividir a los equipos en tres grupos de diez y que los mejores de cada zona pasen a jugar cruces por eliminación directa (o playoffs), con octavos de final, cuartos, etc… Los que no alcancen el puntaje para estos playoffs, pasarían a disputar los “playout”, otro invento made in Viamonte 1366. Esta última variante tiene el aval de Grondona.

MÁS FEDERAL
La B Nacional ya tiene un cuarto de siglo. Gracias a ella accedieron a Primera división equipos de diferentes provincias, todos por mérito deportivo. Belgrano, Mandiyú, Gimnasia de Jujuy, San Martín y Atlético Tucumán, Godoy Cruz, Atlético Rafaela, Huracán Corrientes, Olimpo, etc. llegaron por esta estructura más federal.
Este nuevo formato es una respuesta que la AFA da al reclamo de mayor participación. “En 1940 había 20 clubes. Hoy juega todo el país. Cómo se puede hacer un campeonato que una el país desde Jujuy hasta Ushuahia, es imposible”, se pregunda Grondona. Para que los diez ascensos tengan un equilibrio en el reparto de plazas entre clubes “metropolitanos” y provinciales, el Consejo Federal recomienda los diez ascensos se repartan, cinco y cinco, entre los afiliados directamente a AFA y los indirectamente afiliados.

¿CÓMO SE LLEGA A 30 EQUIPOS?
Para que el nuevo formato de marzo a diciembre (como el Brasileirão) comience el año próximo, tendrán que ascender 10 equipos desde la B Nacional. El torneo 2015 lo disputarán los 20 clubes de Primera y los que suban a fin de año. Para eso, la B Nacional jugará en este segundo semestre un certamen de “adecuación”: serán dos zonas (a dos ruedas de todos contra todos, es decir, 20 partidos). Los cinco primeros de cada zona ascenderán a la elite del fútbol argentino.
Mientras tanto, la Primera A se apresta a jugar su último torneo corto, un campeonato “de transición” que finalizará en diciembre. Además del título, pondrá en juego un cupo para la Copa Libertadores 2015. Algunos equipos tratarán de engrosar sus promedios y quedarán pocas emociones más, ya que no habrá descenso ni tampoco se aportarán puntos para clasificar a la Copa Sudamericana del año próximo.

ASCENSOS Y DESCENSOS
Desde 2015 habrá solamente dos descensos, que se seguirán definiendo por la tabla de los promedios. Mantener este sistema fue una decisión de Julio Grondona.
Aunque algunos dirigentes tenían diferencias en ciertos puntos (Vélez, Godoy Cruz, Estudiantes, Newell's y Olimpo) no tuvieron eco y finalmente la votación salió por unanimidad. Claro, ninguno quiere quedar como “disidente”, temiendo ser “castigados” por los arbitrajes. Solamente el presidente de Belgrano, Armando Pérez, sostuvo un intercambio de palabras con Grondona.
Si finalmente en 2016 se vuelve a aumentar el número de participantes, habrá más ascensos desde la B Nacional, pero esto es algo que aún debe estudiarse en profundidad.

RETORCER LO RETORCIDO
Si la sensatez invita a imaginar una liga como las europeas, con disputa de todos contra todos, el fútbol actual dista de eso: dos ruedas con un campeón cada una y una “Superfinal” que al principio era considerada oficial y luego quedó en un pase extra a la Copa Sudamericana. Tabla de promedios, tabla anual para las copas… ¿Será todo más simple en el futuro? Para nada. Es más, ya están pergeñando un nuevo Torneo de Campeones Argentinos cada dos años. Se trataría de una nueva “Supercopa” con todos los ex campeones, más Gimnasia y Esgrima La Plata, como ganador de la Copa Centenario (1993).
Todas estas reformas deben cobrar luz apenas finalizada la Copa del Mundo.

SE VAN DE COPAS
Ya hay que pensar en las clasificaciones para los torneos continentales de 2016. A la Libertadores irán el campeón del nuevo torneo, el ganador de la Copa Argentina, los dos mejores de la Liguilla Pre-Libertadores (se volverá al formato que funcionaba en los años 80) y el equipo argentino mejor posicionado en la Sudamericana 2015.
Por su parte, en la Sudamericana 2016 competirán el ganador de la Supercopa Argentina y los cinco equipos mejor escalonados en una nueva Liguilla Pre-Sudamericana, que aun nadie imagina cómo, ni cuándo, ni quiénes la disputarían.
Otra posición que podría imponerse es más simple y buscará un campeón, pero también los clasificados a los torneos internacionales. Los cinco primeros sacarán su pasaje a la Copa Libertadores 2015. Los que culminen entre el sexto y el décimo puesto se clasificarán para la Copa Sudamericana.

DIVISIONES DE ASCENSO
Con el nuevo formato, también se reacomodarán todas las categorías del fútbol argentino. Al ascender 10 clubes a la Primera División, la B Nacional deberá recibir 5 ascensos extra desde la Primera B Metropolitana y otros 5 extra desde el Torneo Argentino A. A su vez, estas “terceras divisiones” se tendrán que poblar con más equipos que suban desde Primera C y el Argentino B, y así sucesivamente. ¿Difícil de entender? ¿Qué pasaría entonces con la Primera D, el último escalón del fútbol nacional? Luego de 31 años, se reabrirá la afiliación directa a AFA, lo que resultará en alrededor de diez nuevos competidores.
Al respecto, el presidente de la AFA opinó: “Va a ser más tranquilo, más sereno. Se modifican las otras divisiones para que sea equitativamente deportivo. Para que nadie se vea beneficiado. Yo no quiero que nadie regale nada”.

DINERO GARANTIZADO
“A partir de 2015 la AFA va a considerar que los contratos de los clubes no pueden pasar de lo que reciben por la televisión. Si ellos firman otra cosa por afuera de AFA no va a ser responsabilidad nuestra”, adelanta Grondona. Y respecto al Fútbol para Todos, detalla: “es una sociedad. De lo que existe se saca, ni un peso más. Y no se preocupen por la plata, porque la plata está”. Actualmente el Estado aporta 825 millones de pesos anuales, pero los clubes reclaman más, especialmente Boca y River.
Una nueva fuente de efectivo sería el “ProDe bancado”, un nuevo concurso de apuestas online, supervisado por Lotería Nacional, que entraría en vigencia en agosto o, a más tardar, en febrero de 2015. Para Grondona, “hay que normalizar las apuestas deportivas y legalizarlas. Esa tiene que ser una fuente de dinero para el fútbol, no como ahora que es clandestino”.
De no generarse nuevos ingresos, no habrá ningún aumento en el dinero que reciben los clubes de Primera.

CUENTAS PENDIENTES
Los dirigentes de la AFA volvieron a aprobar controles más estrictos en las finanzas. Los contadores de la entidad deberán revisar con lupa los números de los clubes, algo que siempre se viene prometiendo. Una medida positiva es que se mantendrá la regla que impide incorporar jugadores a los clubes endeudados con sus planteles anteriores.
El punto sin visos de resolución es el de la violencia. Los operativos policiales siguen siendo un dolor de cabeza (por logística y por costos que pagan los clubes) aun cuando parece lejano el día en que los partidos puedan volver a disputarse con público visitante. La implementación del sistema biométrico de ingreso a los estadios sigue siendo una incógnita. El empadronamiento se hizo a medias y los hinchas que ya tienen su tarjeta AFA Plus siguen sin saber para qué perdieron tiempo y dinero.


TODO ES POSIBLE
Mientras hay equipos que llevan años en su lucha por llegar –o retornar– a Primera, otros están ante la posibilidad de subir dos escalones en apenas seis meses. Nueva Chicago y Santamarina, por ejemplo, que alcanzaron la B Nacional desde la B Metropolitana y el Argentino A, respectivamente, en diciembre podrían ganarse un lugar en el nuevo torneo de Primera.
Por el contrario Argentinos Juniors, All Boys y Colón, que descendieron en mayo pasado, pueden regresar a la elite tras el certamen de adecuación. Es todo tan complicado que hasta se da el caso de que a algún equipo le resultará ventajoso haber descendido. All Boys, por tomar un ejemplo, podría retornar en seis meses “limpiándose” el promedio, cosa que seguiría arrastrando de haberse salvado. Si eso ocurre, habrá sido “negocio” para el cuadro de Floresta.

2 comentarios:

Jorge Acosta dijo...

Gracias Pablo, aca si tuviste que aplicar un 80 % de docencia y 20 % de periodismo.abrazo

Junnior O M dijo...

Saludos desde Colombia, Es increíble como con esas medidas van en contra de lo logico! No por mas fechas habrá mas dinero. Pero créanme que acá en Colombia el FPC es peor, Saben de la liga de "grandes de la A" que se jugara en Enero? En definitiva excelente articulo!