martes, 27 de octubre de 2020

Brasil, ni verde ni amarelo: azul y oro


Texto del libro Un siglo de Copa América

En 1937 la camiseta brasileña todavía era blanca con vivos azules. Recién en 1954 estrenó la mundialmente conocida verdeamarela. Sin embargo en la Copa América 1937 (que empezó el 27 de diciembre de 1936) disputada en Buenos Aires la Seleçao se vestiría con colores argentinos.

Aquel Sudamericano de disputó integramente de noche. Para el debut contra Perú en el Gasómetro de Boedo, a la hora del comienzo el árbitro chileno Alfredo Vargas se encontró con un imprevisto: ambas selecciones vestían de blanco (los peruanos con una franja roja). Así jugaron los primeros 45 minutos, ante el descontento del público y la confusión de los propios protagonistas En una solución de emergencia, los peruanos aceptaron un juego de casacas de San Lorenzo de Almagro para jugar el complemento. Brasil ganó 3-2.

Siete días después, el 3 de enero, debían enfrentar a Chile, que también usaba camiseta blanca. Sabedores de antemano de las dificultades visuales que un partido nocturno le sumaba a dos equipos con la misma casaca,  y como era el único encuentro de esta edición pautado en la vieja cancha de Boca Juniors, para congraciarse con el público local aceptaron el ofrecimiento de lucir la histórica azul y oro. Les trajo suerte: aquella noche vencieron 6-4.

Brasil formó con Jurandir - Nariz, Jaú - Tunga, Brandão, Canalli (ST Afonsinho) - Roberto, Luizinho, Carvalho Leite (ST Niginho), Tim y Patesko.
Los goles "boquenses" los marcaron 1:0 Patesko (2' y 26'), Carvalho Leite (6'), Luizinho (30' y 35') y Roberto (68').

No hay comentarios.: