jueves, 23 de julio de 2009

Mauricio Baldivieso: debutar a los 12

Con solamente 12 años, Mauricio Baldivieso se convirtió el domingo pasado en el jugador más joven de la historia del fútbol boliviano, al debutar en el Aurora de Cochabamba, dirigido por su padre, Julio César Baldivieso.
Mauricio, que el miércoles 22 de julio cumplió 13 años, jugó los últimos 10 minutos del partido que Aurora perdió 1-0 en su visita a La Paz FC, en la primera fecha del torneo Clausura. El encuentro se disputó en el estadio Hernando Siles, a 3.600 metros de altura sobre el nivel del mar.
El chico lució la camiseta número 10, la misma que usaba su padre como volante de la Selección Boliviana y los diversos clubes de su país, Chile, Ecuador, Japón, Argentina, Qatar y Venezuela, donde militó. "En Bolivia estamos acostumbrados a considerar promesas de nuestro fútbol a jugadores de 25 años, y no es así, hay que archivar esa mentalidad. Para su tierna edad, Mauricio tiene talento y no desentonó en el partido. Creo que ha sorprendido a propios y a extraños no solo el hecho de que haya pisado el campo de juego, sino la forma en que toca el balón y la personalidad que tiene. Él está preparado y de a poco lo iré soltando. Estoy feliz por él y agradecido con el público, que lo trató muy bien", analizó su padre y entrenador.
¿Cómo enfrentar a la prensa a los 12 años? El niño, con su timidez evidente, se animó: "Mi papá me dijo que me iba a hacer debutar si íbamos ganando, pero las cosas se dieron de otra forma y me hizo ingresar. Sentí el apoyo de él y también del público", declaró ante los micrófonos.
Algunos sectores de la prensa criticaron el prematuro debut de Baldivieso por el riesgo al que estuvo expuesto por enfrentarse con jugadores más experimentados y fornidos, pero el DT aseguró que Mauricio tiene fuerza en los huesos porque desde muy pequeño practica karate y se entrena diariamente con el resto del equipo cochabambino. Además, por las mañanas cursa el séptimo grado de la escuela primaria en un colegio cristiano.

Mauricio contó que se sintió muy tranquilo en la cancha y que de él se podía esperar "mucho" para imitar la carrera de su padre Julio César.
"Cuando Julio César fichaba en un nuevo club, todos los miembros de su familia iban con él y entre ellos no podía faltar Mauricio quien era la mascotita de los equipos en los que jugaba su padre", le comentó Débora Ferrufino, su madre, a BBC Mundo.
Probablemente haya sido el futbolista profesional más joven del mundo, pero a su club no le hizo mucha gracia y ante las quejas, decidió prohibir al muchacho volver a jugar con el primer equipo, lo que ha generado una gran polémica y la salida inmediata del joven futbolista y su padre entrenador.

3 comentarios:

Ricky_cord dijo...

Durou pouco essa aventura...

Deperfilconocelo dijo...

Aro, yo trabajo para la producción de última vuelta en fox sports. También soy periodista deportivo. Me recibí en el 2008 en DeporTEA y teniendo en cuenta éstas casualidades y que me gustó mucho tu blog decidí comentar. Lo de la última nota me parece realmente nefasto. No sé que opinión te merezca vos al margen de lo periodístico.

Además tengo un modesto blog, si queres pasate. Hay perfiles de diferentes deportistas, entre ellos: Redondo, Fúnes, "Manteca" Martínez, Gustavo Eberto, Mirko Saric y también deportistas de otras disciplinas. Gaudio, Demiddi, "Pochola" Silva (Rugby), etc.


Gracias, Slds.


www.deperfilconocelo.blogspot.com

Estoja dijo...

A mí me parece que es demasiado joven para jugar en la máxima categoría. ¡¡Solo tiene 12 años!! Le deseo lo mejor en el futuro al jugador, pero es un debut muy prematuro.