martes, 30 de diciembre de 2014

Argentina de luto

El 9 de julio de 2014 Argentina salió al campo de juego de la Arena Corinthians exhibiendo un brazalete negro para enfrentar a Holanda. Lo hizo en honor a Alfredo Di Stéfano, la estrella que brillara en el Real Madrid y falleciera dos días antes en la capital de España, a la edad de 88 años.
Así fue que antes de iniciar la segunda semifinal de la Copa del Mundo, se realizó un minuto de silencio dispuesto por la FIFA, con el acuerdo de la Asociación del Fútbol Argentino y el club español.
El partido terminó sin goles después de 12 minutos de juego intenso y se definió en la tanda de penales, en la que los argentinos se impusieron por 4-2 y consiguieron un lugar en la quinta final de su historia.
Argentina formó con Sergio Romero; Pablo Zabaleta, Martín Demichelis, Ezequiel Garay, Marcos Rojo; Lucas Biglia, Javier Mascherano; Rodrigo Palacio, Lionel Messi, Maxi Rodríguez y Sergio Agüero.
Los penales de Holanda: Vlaar (atajó Romero), Robben (gol), Sneijder (atajó Romero), Kuyt (gol). Los penales de Argentina: Messi (gol), Garay (gol), Agüero (gol), M. Rodríguez (gol).

Pero esta no fue la primera ocasión en la que los argentinos jugaron de luto en una Copa del Mundo. Cuarenta años antes, mientras se disputaba el Mundial en Alemania Federal, murió Juan Domingo Perón, presidente de la República Argentina. Dos días más tarde, la selección enfrentó a Alemania Democrática luciendo un brazalete negro.
Aquel 3 de julio de 1974, empataron 1-1 en el Parkstadion de Gelsenkirchen. Los goles los marcaron Joachim Strich (14') y René Houseman (21').
Argentina vistió camiseta azul y formó con: Ubaldo Fillol; Enrique Wolff, Ramón Heredia, Jorge Carrascosa, Ángel Bargas;  Roberto Telch, Mario Kempes, René Houseman, Carlos Babington; Miguel Ángel Brindisi y Rubén Ayala.

No hay comentarios.: