viernes, 13 de abril de 2007

¡Viven! - Argentinos que regresan desde México

Columna publicada en la revista mexicana SoccerManía, en abril de 2007.
Por PABLO ARO GERALDES

Los tiempos cambian y lo que hace años sería una alucinación propia del mundo del revés, hoy es una realidad incontestable.
Históricamente los jugadores argentinos cuyo nivel no alcanzaba para llegar al futbol europeo encontraban en México un refugio tapizado de dólares, sin las presiones y las exigencias de la altísima competencia, y donde solían ocupar un lugar destacado que en otras latitudes no hubieran hallado.
Sin embargo, el presente muestra que ya no cualquiera va al torneo mexicano “a robar la plata”, como se le dice en la Argentina a quien gana más de lo que sus méritos justifican. Claro, la participación en los certámenes de la Conmebol le dio a los futbolistas aztecas otro roce que era necesario buscar fuera de la zona de la Concacaf. La inclusión del Tri en la Copa América primero, y la presencia de los clubes en las copas Libertadores y Sudamericana después, abrieron nuevas perspectivas: en la actualidad para ir a jugar a México hay que tener buen nivel.
Seguirán cruzando desde el sur del continente futbolistas argentinos que buscan una aventura sin más compromiso que el de encontrar una buena paga. Pero la tendencia hoy se está revirtiendo: varios de quienes hoy están brillando en el futbol argentino vienen de malas experiencias –a lo sumo de la intrascendencia–en el balompié mexicano.
El caso de San Lorenzo de Almagro, resucitado después del estrepitoso fracaso de Óscar Ruggeri (otro más) en 2006, es elocuente. En enero llegó Ramón Díaz y metió su mano en el plantel: su gran capacidad motivadora, sumada a un mensaje simple y contundente provocó una revolución en el equipo, que hoy es el indiscutido líder del Torneo Clausura. Varias de las figuras de este San Lorenzo vienen de un paso sin brillo por las canchas de México.
El nuevo ídolo es Gastón Fernández, sí, la “Gata”, el mismo que vistió la camiseta de Monterrey. Lo secunda en la tarea del gol Andrés Silvera, aquel que hasta hace poco jugaba en Tigres. Pero hay más, una de las manijas del equipo es Christian Ledesma, aquel que en 2003 defendió los colores de los Rayados de Monterrey y a quien pocos aficionados recuerdan. Es tan importante y destacada su labor que Alfio Basile lo convocó a la Selección Argentina. Otro de los que hoy se lucen en San Lorenzo es Diego Rivero, el “Burrito”, que no vio la suya ni en Pachuca ni en Cruz Azul.
Hay más. El arquero revelación del campeonato es inesperadamente Mauricio Caranta. Prácticamente desconocido en la Argentina –jugaba en Instituto de Córdoba antes de emigrar-, llegó desde Torreón después de que Oswaldo Sánchez se adueñara del pórtico de Santos Laguna. Firmó para Boca Juniors sabiendo que debía ganarse un lugar desde cero. Sus actuaciones cada vez más sólidas convencieron al entrenador Miguel Ángel Russo y hoy, con atajadas espectaculares, nadie lo mueve del arco.
No es el único portero que pasa por un buen momento: Cristian Lucchetti, también ex Santos Laguna, vive en Banfield uno de sus mejores momentos, más allá de la imagen que se haya retenido en México tras el 4-0 que le propinó el América. Y es en Banfield donde el uruguayo Josemir Lujambio encontró la fuente de la juventud: a los 35 años sigue empecinado en transitar la senda del gol, con una producción muy superior a la que desarrolló en Querétaro y Celaya. Todos tienen el suficiente nivel como para destacarse en un futbol tan exigente como el argentino. A diferencia de nombres como La Volpe, Mohamed, Gaitán o “Chelito” Delgado, ninguno tocó el cielo en tierras mexicanas… Pero de regreso a las pampas recuperan su brillo. Algo está cambiando. Cruz Azul fue finalista de la Libertadores, Pachuca ya levantó la Copa Sudamericana, varios futbolistas vuelven de México para destacarse en la Argentina… ¿El próximo capítulo se escribirá en la Copa América de Venezuela?

1 comentario:

Juan dijo...

Hola Pablo!
Antes quise postear y no se si apareció, ahora me loguee en mi blog a ver si puedo. Hace bastante que no subo nada..pero bueno, ya volveré.
Me gustó mucho tu blog, está muy copado. Voy a entrar seguido, en un rato te pongo en los links del mio así te hago propaganda. Ja, ja.
Un abrazo!!!

Juan Abraham