lunes, 25 de mayo de 2009

Entrevista a Ramón Ramírez

Por PABLO ARO GERALDES

Histórico mediocampista zurdo de las Chivas y con dos Mundiales ('94 y '98) en su hoja de vida, Ramón Ramírez es una palabra autorizada para analizar el regreso de Javier Aguirre al Tri, y las idas y vueltas de los dirigentes aztecas. Afincado en California, ayuda a los jóvenes mexicanos a continuar sus estudios en los Estados Unidos.
–¿Qué sensación te ha dejado la salida de Sven-Goran Eriksson?
–Me preocupa que los procesos de la selección estén llenos de turbulencias, con muchas piedras en el camino y presión negativa. No me agrada ver que de una manera tan simple se despidan técnicos, llámense La Volpe, Hugo Sánchez o ahora Eriksson. Los federativos deben organizar un plan de trabajo, una estrategia común entre todos para poder soportar este tipo de embates en los procesos, siempre que estén convencidos del rumbo. Porque si no, vamos a seguir tropezando contra la misma piedra.
–¿No hay un rumbo?
–Cuatro años con una identidad, luego viene otro entrenador durante cuatro años con otra idea... Se está perdiendo el hilo y hace falta definir un estilo propio de juego, no el que imponga el técnico de turno. Los directivos deberían entenderlo. Está bien, esta vez estaba en riesgo la clasificación al Mundial, pero no creo que el único responsable sea el sueco Eriksson.
–Tras el Mundial 2006 se viró 180 grados el perfil y se buscó a Hugo Sánchez. Luego a Eriksson. ¿Se está improvisando?
–El fútbol de La Volpe gustaba, no había por qué cortar ese trabajo. Y si él no iba a seguir, había que preparar a los posibles sucesores, pero después llegó la presión de la prensa y llamaron a Hugo, más como un acto publicitario. Es un gran entrenador, pero el objetivo y el perfil de una selección debería estar por encima de los técnicos. Porque de lo contrario el jugador se confunde: aquí, muchos confiesan que aún tienen el chip de La Volpe y quisieran que regresara ese estilo. Los directivos deberían establecer objetivos claros, más allá de lo mediático.
–¿Este fracaso de Eriksson le cierra las puertas a los entrenadores extranjeros?
–El directivo va a pensar dos veces antes de traer a un DT que no conozca la esencia del mexicano, la filosofía de nuestro fútbol. Lo ideal sería contratar a alguien que desde abajo empezara a formar entrenadores, y éstos se vinieran en cadena. Así no habría que caer en la contratación urgente, millonaria.
–¿Cómo ves el regreso de Aguirre?
–Es una decisión acertada: él viene a calmar las aguas y a poner disciplina, que dicen que no había. Su experiencia europea le va a ayudar, pero él sabe cómo es el medio mexicano, cómo debe enfrentar al jugador, a la prensa... La experiencia indica que esto debe mejorar, pero los rivales de la CONCACAF han crecido: la pelea del Vasco no será sólo con el medio sino con Honduras, con Costa Rica, con Estados Unidos…
–Hay más de cincuenta mexicanos jugando en el exterior. Eso eleva el nivel de la selección, pero ¿el dinero les quita hambre?
–Los jugadores nos alimentamos de competencia. Los que están en Europa, si no están a tope, si no tienen ritmo de partidos, cuando vienen les cuesta trabajo. No pierden el amor por la camiseta, pero sí pueden sentirse defraudados cuando no los tienen en cuenta. Eso presiona al cuerpo técnico, porque se sienten en la “obligación” de tener que ponerlos por el hecho de que están en un club europeo, aunque no estén en el mejor nivel.

–¿Te quedas en los Estados Unidos?
–Sí, desde Los Angeles, junto a Claudio Suárez, Martín Zúñiga y Javier Pérez abrimos este año ‘Club Deportivo Internacional’, una empresa en la que combinamos clínicas para niños y jóvenes con el fin de que terminen de establecerse en este país. También hay scouting, representación, para que cualquier niño pueda soñar con ser futbolista profesional.
–¿Echas de menos vivir en México?
–Lejos del país el sentimiento crece. Por eso apoyo el proyecto de José Cuervo para ayudar a la comunidad latina con becas, para que los adultos que viven fuera de México puedan estudiar. Es una campaña fabulosa: no se olvida de los paisanos que partieron lejos para progresar. Como dice el slogan, por más que estés lejos de la patria, “a México lo llevas puesto siempre”.

viernes, 8 de mayo de 2009

CFU Club Champions Cup 2009

Doce equipos disputaron en nueve países del Caribe la 'Club Champions Cup' de la Caribbean Football Union (CFU), la entidad que rige el fútbol en la región.
Anteriormente, solamente el campeón avanzaba a la Copa de Campeones de la CONCACAF, pero ahora, con la instauración de la CONCACAF Champions League, son los tres primeros los que ganan el derecho de representar al Caribe en el máximo torneo de clubes de la zona, con la posibilidad, incluso, de clasificarse posteriormente al Mundial de Clubes.
Inicialmente iban a competir 14 clubes, pero antes del puntapié inicial se retiraron Portmore United (Jamaica) y Racing Club de Aruba.
Este certamen se disputa desde 1997. De sus once ediciones, el trofeo viajó a Trinidad y Tobago en ocho oportunidades y a Jamaica en las otras tres. En 1999 y en 2008 la competencia no se realizó.
Aquí el fixture completo y los resultados que le dieron el título a W Connection, de Trinidad y Tobago.

Alpha United (Guyana) - Barber (Antillas Holandesas) - Bath Estate (Dominica) - Britannia (Aruba)
Cavaly Sportif (Haití) - GreenBay Hoppers (Antigua y Barbuda) - Inter Moengo Tapoe (Surinam) - Puerto Rico Islanders (PR)
San Juan Jabloteh (Trinidad y Tobago) - Sevilla Bayamón (Puerto Rico) - Tempête (Haití) - W Connection (Trinidad y Tobago)


PRIMERA RONDA
18/3 - Roseau: Bath Estate 0 - 5 W Connection
18/3 - Curaçao: Barber 1 - 3 Inter Moengo Tapoe
21/3 - Bayamón: Sevilla Bayamón 3 - 3 GreenBay Hoppers
21/3 - Georgetown: Alpha United 1 - 1 Tempête
22/3 - Port-au-Prince: Cavaly Sportif 5 - 0 Britannia

25/3 - Marabella: W Connection 12 - 1 Bath Estate
25/3 - Paramaribo: Inter Moengo Tapoe 0 - 1 Barber
29/3 - St John's: GreenBay Hoppers 2 - 0 Sevilla Bayamón
29/3 - Piedra Plat: Britannia 0 - 1 Cavaly Sportif
5/4 - Saint-Marc: Tempête 2 - 0 Alpha United


SEGUNDA RONDA
13/4 - Marabella: San Juan Jabloteh 2 - 1 Inter Moengo Tapoe
13/4 - St John's: GreenBay Hoppers 0 - 4 Tempête
20/4 - Marabella: W Connection 3 - 1 Cavaly Sportif

20/4 - Paramaribo: Inter Moengo Tapoe 1 - 3 San Juan Jabloteh
24/4 - Saint-Marc: Tempête 4 - 0 GreenBay Hoppers
1/5 - Port-au-Prince: Cavaly Sportif 0 - 1 W Connection


SEMIFINALES
15/5 - Macoya (TyT): Puerto Rico Islanders 2 - 0 Tempête
15/5 - Macoya (TyT): San Juan Jabloteh 1 - 2 W Connection


TERCER PUESTO
17/5 - Macoya (TyT): San Juan Jabloteh 2 - 1 Tempête


FINAL
17/5 - Macoya (TyT): W Connection 2 - 1 Puerto Rico Islanders


TODOS LOS CAMPEONES DE LA CFU CHAMPIONS CUP
1997 United Petrotrin (TyT)
1998 Joe Public (TyT)
2000 Joe Public (TyT)
2001 Defence Force (TyT)
2002 W Connection (TyT)
2003 San Juan Jabloteh (TyT)
2004 Harbour View (Jamaica)
2005 Portmore United (Jamaica)
2006 W Connection (TyT)
2007 Harbour View (Jamaica)
2009 W Connection (TyT)

Hughton Hector, del W Connection campeón, con cinco goles fue el máximo anotador de la edición 2009.

martes, 5 de mayo de 2009

Entrevista a Juan Pablo Ángel

Juan Pablo Ángel es la máxima figura latinoamericana de la MLS y un referente ineludible de la liga. El goleador colombiano, testigo y protagonista del crecimiento del fútbol en los Estados Unidos, sueña con un festejo grande de Red Bulls, el cuadro neoyorquino.
Artículo publicado en la revista Fox Sports en Español, en mayo de 2009.
Por PABLO ARO GERALDES


Por las calles de New York, el colombiano Juan Pablo Ángel camina tan a gusto como en su Medellín natal. El fútbol lo encuentra con la madurez de sus 33 años al servicio del gol con los Red Bulls: el resto es disfrute de la familia y crecimiento personal en la Gran Manzana.
El equipo taurino tuvo un tibio comienzo en la Conferencia Este de la MLS, pero el artillero sudamericano se despertó ante Chicago Fire y mostró todo lo que se puede esperar de él. Más allá de su exitosa trayectoria, el fútbol es una excelente excusa para vivir en una ciudad que ama.

–¿Cómo fue tu adaptación a la vida en los Estados Unidos?–Yo estoy muy cómodo y mi familia, muy feliz. New York es increíble, tuvo un efecto determinante en mi elección por la MLS. Todo lo que pueda decir de este país es bueno.–¿Qué lazos estableciste con el país?–En cada lugar al que uno va pone parte del corazón, se hacen amigos, los hijos tienen su grupo y uno se acostumbra. Ya llevo dos años aquí, adaptándome a la idiosincrasia norteamericana, y va todo bien. Será porque los colombianos tenemos mayor influencia de Estados Unidos que de Europa...–Venías de Argentina e Inglaterra, dos países campeones mundiales. ¿Llegar a la MLS no fue un retroceso en tu carrera?–No, para nada… El aficionado común de otros países menosprecia esta liga, pero es porque existe un gran desconocimiento. Es un torneo en constante crecimiento y a largo plazo va a explotar como liga. Por una cuestión de edad, a mí no me tocará ser parte de esa explosión, pero va a llegar, seguro. Aquí me siento importante, soy respetado y sé que la contribución que estoy haciendo en un futuro tendrá un significado especial.–¿Por qué piensas que no te va a tocar?–Porque faltan cosas por hacer, esto está en un proceso de crecimiento que lleva sus tiempos. Quienes critican, pretenden que la MLS sea ya como la Premier League inglesa o la Liga Española, pero lleva nada más que trece años de constituida, mientras algunas de las europeas tienen casi un siglo. La liga se ha tomado su tiempo para crecer y lo hizo de un modo muy estable. Financieramente tiene solidez y no corre peligro de colapsar. Eso da tranquilidad, porque está en manos de profesionales. Necesita mejorar todavía, claro: tiene 15 equipos y debería tener 18, se tendría que llegar a jugar con una sola tabla, que los partidos se realicen en estadios de fútbol y no en los de football americano… Cuando esos cambios se vayan dando será una liga completamente distinta.
–¿Crece entre los hispanos o también en el resto de la comunidad americana?
–Personalmente me sorprendo por la gran cantidad de gente que practica el fútbol: en las universidades, en los colegios… Todavía hay un vacío en cuanto a academias o potreros. Creo que es el deporte que más se juega en la adolescencia. Hay una transformación en la sociedad norteamericana, los hispanos tienen más protagonismo y ya hay una generación entera que creció viendo fútbol. Antes, cuando le preguntabas a los mayores por el fútbol no entendían de qué les estabas hablando. En esta generación que creció viendo fútbol por TV, con trece años de MLS, con la participación de los Estados Unidos en cinco Mundiales seguidos, todos saben qué significa. En un momento se dará esa transición en la que este deporte crecerá muchísimo. Se está produciendo despacio pero sólidamente.
–Con tu llegada, la de Cuauhtémoc Blanco y la de David Beckham, entre otros, apuntaron a acelerar ese proceso con golpes de efecto mediáticos…
–La llegada de Beckham generó un efecto mediático grandísimo. Él era la persona ideal para que la liga ganara repercusión, por todo lo que genera como futbolista, por lo que se habla de su vida privada… En todos lados se habló de la MLS por su llegada. En Europa ahora hasta pasan los goles, dan las estadísticas de la liga. Fue positivo. Los medios tienen un papel fundamental en el crecimiento de un deporte.
–Suele hablarse de la inclusión de equipos de la MLS en torneos sudamericanos. ¿Eso le daría un envión o podría ser contraproducente? ¿Están preparados?
–En cuanto a la competitividad, por ejemplo, Red Bull estaría preparado para jugar con cualquier otro equipo. Pero la estructura actual no permite afrontar la MLS, una copa de los Estados Unidos y al mismo tiempo una Copa Libertadores. Cada cosa se tiene que dar en el momento determinado. La MLS tiene que seguir creciendo y, una vez que la liga se estabilice, se podrá pensar en ese tipo de participaciones. Además, los viajes a varios países de Sudamérica son larguísimos.
–Tienes 33 años y contrato hasta 2010, ¿cuánto más seguirás en el fútbol activo?
–Desafortunadamente no hago planes a largo plazo, je. Vivo el día a día; hoy me siento en perfectas condiciones físicas, sigo rindiendo bien… Quizá volvamos a hablar en una semana y te diga que me retiro, jejeje. Fuera de bromas, pasa por un tema físico. El día en que no pueda correr la cancha como hoy, en que no logre moverme de la misma manera, ese día seguramente diré “se acabó”.
–En Nacional de Medellín y River Plate jugabas para ser campeón, Aston Villa se conformaba con ser un equipo de mitad de tabla. ¿Cuál es la motivación en los Red Bulls?
–¡Salir campeón! Por eso lo que conseguimos en 2008 fue algo único, la franquicia New York, en el mercado más difícil, la plaza más grande, nunca había sido campeón de conferencia ni había estado en una final de MLS. Fue un logro grandísimo para un equipo que apenas llevaba dos años desde que se estableció. Por la forma en que está formada la liga, cualquier franquicia puede aspirar al título. No hay grandes diferencias entre equipos grandes y equipos chicos, los presupuestos son parejos.

viernes, 1 de mayo de 2009

Irak, la nueva aventura de Bora Milutinovic

Artículo publicado en Fox Sports, en abril de 2009
Por PABLO ARO GERALDES


La noticia no sorprende: que el serbio Bora Milutinovic arme sus maletas y vaya a dirigir a un equipo de fútbol lejos de su casa en México, ya es casi una rutina.
Esta vez su destino es Bagdad, para comandar a la Selección de Irak, que disputará la Copa FIFA Confederaciones, del 14 al 28 de junio en Sudáfrica. La capital iraquí aún es testigo de la violencia que siguió a la invasión estadounidense de 2003. Sin embargo, esto no acobardó el espíritu de trotamundos de Milutinovic, quien ya había guiado a los equipos nacionales de México, Costa Rica, Estados Unidos, Nigeria, China, Honduras y Jamaica, además de clubes mexicanos, de Argentina, Italia y Arabia Saudita.
A los 64 años asume este compromiso con el objetivo inmediato de avanzar más allá del Grupo A de la Copa FIFA Confederaciones, en el que enfrentará a Sudáfrica, España y Nueva Zelanda.
¿Qué historia tiene detrás la Selección Iraquí? Su primera gran participación internacional se remonta a 1972, cuando jugó la Copa Asiática, en Tailandia y fue eliminada por Irán, su clásico adversario, y los locales.
Los aficionados iraquíes conocieron los festejos en 1979, cuando el equipo verde conquistó la Copa del Golfo, un éxito que repetiría en 1984 y 1988. Pero el delirio colectivo fue total cuando, en 1985, consiguió su única clasificación a una Copa del Mundo. En la eliminatoria para México ’86 dejó atrás a Líbano, Qatar, Jordania, Emiratos Árabes Unidos y Siria, con el peso de jugar sus partidos de local fuera de Irak. Ya en tierra azteca, perdió los tres partidos, frente a Paraguay, Bélgica y México.
Silenciados por el régimen opresor de Sadam Hussein, los futbolistas iraquíes siguieron con su lucha por la dignidad desde los campos de juego, pero la tiranía del dictador y sus hijos (Uday comandaba el comité olímpico y la federación de fútbol) había convertido al edificio del ministerio de deportes en una cámara de tortura para todos los atletas disidentes. En medio de la violencia generalizada, el fútbol quedaba en un segundo plano.
Luego del ahorcamiento de Sadam Hussein, el país comenzó un lento proceso hacia la normalización institucional. Y en ese marco volvió a rodar el balón con un torneo (llamado Dawri Al-Nokba) que tiene al Al-Zawra, de Bagdad, como el equipo más popular y exitoso.
Fanáticos del fútbol, los iraquíes volvieron a identificarse con su selección, a la que llaman Osood Al Rafidayn (Leones de los dos ríos, en referencia al Tigris y el Éufrates). Reconstruida con apoyo internacional, la Asociación Iraquí de Fútbol recobró fuerzas, armó una selección competitiva y en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 se quedó con el cuarto lugar, al perder la medalla de bronce frente a Italia.
Con esa generación de futbolistas, en 2007 se impuso en la Copa Asiática, cuando venció a Arabia Saudita en la final disputada en Jakarta, Indonesia. Este es su máximo éxito internacional y trascendió a lo deportivo: fue tomado como la victoria de todos los iraquíes, con un equipo conformado por jugadores sunitas, chiitas y kurdos, en un momento de especial dureza y violencia en el país.
Fuera de carrera ya por un lugar en Sudáfrica 2010, el trabajo de Bora se centrará en hacer un buen papel en la Copa FIFA Confederaciones: "Mi sueño es siempre ser campeón. Por eso quiero en esta Copa Confederaciones revivir el ambiente de 2007. Los iraquíes no han sido nunca tan felices como tras la victoria ante Arabia Saudita en la final de la Copa de Asia", señaló.
Para eso, ya tiene pautados dos amistosos preparatorios, ante Polonia y Egipto, a disputarse en Sudáfrica días antes del comienzo de la competición. El contrato de Milutinovic es de corta duración, solamente por la Copa Confederaciones, pero podría ser ampliado más allá de junio, dependiendo de los resultados.
Mientras escriba un nuevo capítulo en su rica historia como entrenador, afrontará el desafío de mantener al fútbol iraquí en lo más alto del continente asiático.