viernes, 4 de mayo de 2007

Hernán Darío Gómez: "Si Guatemala va al Mundial, me hacen una estatua"


Entrevista publicada en la revista Fox Sports, en noviembre de 2006.

Guatemala nunca llegó a una Copa del Mundo, pero con la contratación del colombiano Hernán Darío Gómez, la Federación intenta repetir el fructífero trabajo que él hizo en su país y Ecuador. El Bolillo contagia optimismo.

La palabra desafío no es nueva para el entrenador colombiano Hernán Darío Gómez. Cuando se hizo cargo de la Selección Ecuatoriana tenía como meta guiarla por primera vez a una Copa del Mundo. Podía parecer una locura, pero apostó a las condiciones de los fútbolistas locales, les inyectó una dosis importante de autoestima y los ordenó tácticamente. ¿El resultado? Ecuador vivió en 2002 su primer Mundial. Ahora El Bolillo, como lo apodan, aceptó el reto de conducir a Guatemala hasta Sudáfrica 2010.
–¿Cómo se siente desarrollando su trabajando en Guatemala?
–Muy bien, se me dio un respaldo total desde la directiva. El presidente Oscar Arroyo ha sido muy decidido en mi contratación. No hubo tripleta ni cuarteta. El tenía un solo nombre: el mío. Eso me dio la seguridad de que iba a respaldar mi trabajo. Encontré una federación ordenada, y estamos en un nuevo proceso donde hay un buen tiempo para preparar la Eliminatoria hacia el 2010.
–Es casi lo que todo entrenador desea…
–Sí. Uno tiene ofertas, y en casi todas uno integra una tripleta o un lote de hasta cinco técnicos. Uno entra en una comparación con entrenadores de mucha trayectoria, otros de menos, y a veces no hay respeto. Por eso, a la hora de decidirse por un país, uno tiene que preguntar quién preside la federación antes que ver quiénes son los jugadores. Aquí hay una persona definida que me dijo: “Yo lo estoy buscando a usted”. Me vino a buscar porque conoce mi trabajo y lo respeta. Quiere que haga en Guatemala un trabajo como el de Colombia y Ecuador.
–¿El primer desafío de su gestión es la Copa de Naciones?
–Trabajamos para eso, cada torneo que se presenta uno quiere ganarlo, pero estamos embarcados en un proceso de observación, de escogencias… Por el estilo de los torneos, los técnicos nos volvimos seleccionadores. Este certamen de febrero clasifica para la Copa de Oro, es importante. Pero ya le dije al presidente: “Va a ser muy duro, difícil. Yo le cambio cualquier derrota con tal de ir al Mundial”.
–Tienen claro el objetivo final…
–Eso, primero que todo. Uno quiere ganar todo lo que juega, pero si viene Dios y me propone “no van a ganar nada pero estarán en Sudáfrica 2010”, le firmo de una vez.
–A Reinaldo Merlo le hicieron una estatua por hacer campeón argentino a Racing después de 35 años… ¿Qué pasa en Guatemala si van al Mundial?
–Disfruté mucho con lo de Merlo, porque estuvo en Colombia con Atlético Nacional y dejó una base para el equipo que fue campeón. Si yo clasifico al Mundial, se verá el mismo amor que me tienen en Ecuador. Hay respeto, admiración. Al principio va a ser duro, porque nos cuesta ganar en este momento. Pero si meto a este equipo en el Mundial va a ser otra especie de Ecuador. Que venga la estatua, je je je...
–En el ‘98 clasificó Jamaica, ahora Trinidad y Tobago. ¿Es un incentivo para el futbolista guatemalteco ver que hay renovación, que no todo es México y Estados Unidos?
–Son como Argentina y Brasil, ellos trabajan la Eliminatoria pensando ya en el Mundial. Pero a Guatemala siempre le han faltado cinco centavos para el peso. Ha tenido la posibilidad, ha soñado y esa esperanza nunca se pierde.
–El lenguaje para hablarle al futbolista guatemalteco, ¿es similar o hay que inculcar toda una idea futbolística?
–En eso estoy, tratando de adaptarme a la idiosincrasia del guatemalteco, conociendo al país… Pero el lenguaje futbolístico es universal, los jugadores y los técnicos somos iguales en todo el mundo. Aquí hay equipos muy ordenaditos. El futbolista de Guatemala tiene buena técnica, es inteligente. Me da la impresión de que le puede estar faltando un poquito de talla y fuerza.
–Ruiz juega en los Estados Unidos, Pezzarossi en España. ¿Hay más jugadores en condiciones de trascender las fronteras?
–Todavía no, necesitan mucha más competencia. Pueden ir, pero deben hacerlo como los ecuatorianos. Cuando fuimos a Ecuador casi no había futbolistas afuera. Empezaron a salir, se fueron afianzando y ahora hay más. Los procesos eliminatorios los fortalecen. Uno ve a un Edison Méndez, un Tin Delgado, que se fueron abriendo camino… Vamos a ver si pasa lo mismo en Guatemala.
–¿En qué condiciones llegarán a la Copa de Naciones?
–Guatemala está en un comienzo. El profesor Maradiaga hizo un muy buen trabajo y dejó una muy buena base. Yo estoy conociendo al medio, metiendo y sacando sus jugadores. Es como una corrida de toros: sale
el toro enloquecido hasta que el torero lo recoge. Así estoy yo, empezando a recoger un equipo, haciendo una base.

2 comentarios:

Jorge Luis Mora Rocha dijo...

el "bolillo" gomez, gfran dt de la sel. colombia y el atl. nacional, y por supuesto de ecuador.
no creo que el tenga suficiente madera para llevar a guatemala a un mundial, aunque en el fútbol cualquier cosa se puede esperar.
talvez su arma más fuerte sea el orden en ese equipo, porque tiene mucho que trabajar allí y tiene que ponerlos a obrar como un reloj...

saludos...

David dijo...

Es cierto que hay un hueco en la zona CONCACAF para entrar al Mundial justo por detrás de EEUU y México. A ver quien lo aprovecha la próxima vez...