miércoles, 8 de septiembre de 2010

Manolón, un futbolista en el altar


“El centrodelantero Manolón podría ser santo”, dice la noticia y no se trata de una posible incorporación a San Lorenzo de Almagro. El madrileño Manuel Garnica fue propuesto al Vaticano por la Conferencia Episcopal, y podría ser elevado a los altares.

Jugaba en el Athletic Club (sucursal capitalina del Athletic Club de Bilbao), pero dada la especial vinculación del conjunto madrileño con su "matriz" vasca, era usual la cesión de jugadores entre ambos equipos. Así, junto a sus compañeros Roque Allende, Pedro Mandiola, Luis Belaunde y Alejandro Smith formó parte del once del Athletic Club que ganó la Copa del Rey de 1911, 3-1 sobre el Español de Barcelona. Garnica marcó el último de los goles rojiblancos.

Luego de esa victoria siguió siendo ídolo hasta 1916, cuando dejó el fútbol para dedicarse a su profesión de abogado y comandar los campos que tenía en la provincia de Teruel. Allí fue detenido cuando estalló la Guerra Civil. Lo trasladaron a Barcelona y lo fusilaron en febrero de 1939, junto a otros 41 prisioneros, entre ellos el obispo de Teruel.

Según contaba el diario deportivo As, sus familiares lo describían como "un hombre de una fe inquebrantable en Dios, gran simpatía, amigo de diversiones y dotado de enormes facultades físicas".

Su caso está enmarcado en un proceso de beatificación de los llamados “Mártires de la cruzada”, víctimas de ese conflicto. Como al resto de los mártires, la Iglesia Católica no exige la comprobación de milagros para elevarlos a la categoría de beatos o santos.

Si el Vaticano da el OK, Manolón sería el primer futbolista en aparecer en estampitas.

4 comentarios:

Paolo Maldini dijo...

Que curioso, los futbolistas tambien pueden ser santos, me alegra mucho esa noticia.

Saludos y vas a mis links.

EDUARDO CANTARO dijo...

Excelente Pablo

El Picky® dijo...

Muy buen post Pablo, info que no aparece en casi ningún medio. Excelente.

Anónimo dijo...

Fixe!

João Moreira