miércoles, 19 de septiembre de 2007

10.000


¡10.000! No son los mercenarios griegos guiados de vuelta a casa por Jenofonte, luego de la derrota y muerte de Ciro. Perseguidos por Artajerjes II, pudieron retornar de Persia a Grecia siguiendo al discípulo de Sócrates que escribió en su obra Anábasis todo el periplo de cuatro mil kilómetros de retirada atravesando territorio hostil.
Bella historia, pero no se trata de ellos. Los 10.000 son ustedes, que pacientemente fueron sumando visitas y lecturas a este modesto blog que nació con la intención de oficiar, apenas, como archivo personal.
Aquí se narran historias más cercanas que aquellas de Asia Menor, hace 2.408 años. Los tiempos cambiaron y el fútbol es una excusa para ser felices: en la Atenas de Jenofonte se exhiben los laureles de campeón europeo; a orillas del Éufrates, dominios de Artajerjes II, emperador persa, celebra el flamante campeón asiático. Grecia e Irak ya no son lo que eran. Las crónicas de batalla tampoco, pero en un campo de 120 metros por 90 se pueden recrear tantas escenas épicas como las que narraban los escritos helénicos.

10.000 fueron los hombres que inspiraron a Jenofonte para una obra, un clásico que trascendió a los tiempos. 10.000 son apenas una mínima huella en el ciberespacio, pero son también un impulso para este humilde espacio periodístico. Gracias.
No hay caso... ¡Esto es fútbol!

2 comentarios:

Severino dijo...

Parodiando al Loco de la Colina: ¡Brishante!

Jonatan dijo...

Grosso Paul...felicitaciones...muy buena la relación de las 10000 visitas con la historia griega... Espero que estemos a orillas del Éufrates en julio del año que viene haciendo un balance de la Eurocopa disputada en la Vienna de Mozart...
Abrazo de try...de Nanni Corletto..
Abrazo de gol...de Pancho Varallo..
y de Conquista Persa de Alejandrito Magno