lunes, 20 de abril de 2009

México: ídolos importados

La Revista Fox Sports consultó a sus lectores sobre cuál es el mejor futbolista extranjero del torneo mexicano. El gol fue determinante en la elección y, en ese terreno, el paraguayo Salvador Cabañas se impuso como el número uno, por delante de los chilenos Humberto Suazo y Héctor Mancilla.

Artículo publicado en la revista
Fox Sports en Español, en abril de 2009.
Por PABLO ARO GERALDES


Aunque criticados por su abundancia, la mayoría de los extranjeros que llegan al fútbol mexicano tiene una actuación destacada. El gol es la razón de ser de este deporte y por eso los delanteros representan la legión más numerosa entre quienes presentan sus pasaportes en el aeropuerto internacional Benito Juárez, puerta de entrada a la nación azteca.
A excepción del mexicano Omar Bravo, que con sus 11 gritos en las Chivas de Guadalajara se erigió goleador del Clausura 2007, los últimos 14 torneos tuvieron a sudamericanos como máximos artilleros. Se trata de los uruguayos Jorge Rodríguez (Irapuato) y Sebastián Abreu (Cruz Azul y Dorados), los paraguayos José Saturnino Cardozo (Toluca) y Salvador Cabañas (en Jaguares de Chiapas), el colombiano Luis Gabriel Rey (Atlante), el brasileño Kléber Boas (América), los argentinos Andrés Silvera (Tigres), Bruno Marioni (Pumas y Toluca), Guillermo Franco (Monterrey, nacionalizado mexicano), Matías Vuoso (Santos Laguna) y Walter Gaitán (Tigres), y los chilenos Humberto Suazo (Monterrey) y Héctor Mancilla (Toluca). Ellos fueron los que encabezaron la estadística de anotaciones en los últimos campeonatos.
La tabla de goleo actual vuelve a estar dominada por los romperredes foráneos: nueve de los diez máximos goleadores de este Torneo Clausura 2009 provienen allende las fronteras mexicanas.

Los goles vienen del Sur
Cuando Fox Sports en Español quiso saber cuál era el mejor, los lectores respondieron masivamente y los números de la votación fueron contundentes: el paraguayo Salvador Cabañas resultó ser el más valorado de todos los extranjeros que militan en el máximo certamen azteca. Sus cifras no paran de asombrar, toda su carrera transcurrió a través de una escalera ascendente: goleador en Paraguay, goleador en Chile, goleador en México… ¡Goleador!
Lo de este imparable guaraní no puede asociarse a rachas: marca en el Azteca y lejos de Santa Úrsula también; en el torneo local y en las copas internacionales; con el América y con la Selección paraguaya. Amigo de los silencios, Cabañas habla con sus botas: "Los clubes me contratan para que haga goles y eso es lo que trato de hacer", explica, como si fuera tan simple. Entre casi 20 mil votantes, el paraguayo del América recogió el 34% de las preferencias, lo que lo erige con holgura como el mejor futbolista foráneo en México.
Cabañas es el preferido de los aficionados (no solamente los del América) y su carácter implacable ante las porterías rivales disparó su cotización: su contrato con las Águilas estipula una cláusula de rescisión cercana a los 12 millones de dólares. Si algún club europeo se lo quiere llevar, primero tendrá que poner los billetes sobre el escritorio de Michel Bauer, presidente del club.
Los sudamericanos son la enorme mayoría entre los extranjeros. En este Clausura hay 91 jugadores nacidos fuera de México, de los cuales 86 llegaron desde Sudamérica. Son futbolistas que no solamente aportan su talento al balompié azteca: en muchos casos echan raíces y se quedan para siempre. Otros van más allá y se nacionalizan, como los argentinos Matías Vuoso, Guillermo Franco o Lucas Ayala, que visten con orgullo la playera del Tri.
El cariño de la afición es fundamental para la rápida adaptación. "México es mi segundo país, al que le estoy muy agradecido. Me trataron bien desde el primer día que llegué: me respetaron como persona. Y mi hija, mi princesa, es mexicana", le dijo el argentino Christian Giménez, del Pachuca, a esta revista cuando fue entrevistado en 2007. En el mismo sentido, el chileno Héctor Mancilla, máximo artillero del último Torneo Apertura, valoró: "Me quieren más en México que en mi propio país". Mancilla vive un momento dulce en el Toluca y fue considerado el tercer mejor extranjero, detrás de su compatriota Humberto Suazo, del Monterrey.
'Chupete' Suazo fue máximo goleador internacional en 2006 con Colo Colo (Chile), un dato que le abrió las puertas de México, donde prosiguió con su costumbre de romperredes. ¿Cuál es su "receta"? "Estar bien posicionado y tener la tranquilidad de, cuando me llega el balón, estar con la mente clara para tomar la decisión correcta y morir con esa decisión", le explicó a Fox Sports en Español.
La multitudinaria votación cerró un podio claramente definido por tres artilleros: Cabañas-Suazo-Mancilla. Los tres fueron goleadores de un torneo y los tres son los que –al cierre de esta edición– encabezaban la estadística de goleo. Quienes siguieron en el escrutinio también van por esa vía: el colombiano Luis Gabriel Rey (Atlante) y el uruguayo Álvaro González (Puebla) sumaron el 6% de los votos cada uno, siempre empujados por su presente goleador.
Rey no debe ser adepto a las supersticiones: éste es su campeonato número 13 en México y superó la marca de los 80 goles. Si mantiene su senda demoledora con los Potros, irá camino al centenar que ya marcó el paraguayo Cabañas.
La sexta ubicación de la compulsa fue para otro empedernido depredador del área, el argentino Bruno Marioni, quien siempre rinde, le pongan la playera que le pongan. Tiene más de sesenta goles en el fútbol mexicano y sigue anotando con la camiseta de Atlas. Atrás asoma una de las revelaciones de esta temporada, el brasileño Danilinho. A sus jóvenes 22 años le dio brillo a la playera naranja de Jaguares, iniciando el Clausura de forma impecable.
Para cerrar el 'Top Ten' aparecen el panameño Blas Pérez, que hace en Pachuca los mismos goles que suele marcar con la Selección canalera, campeona de Centroamérica; y los argentinos Alfredo Moreno (que, con el Necaxa, va rumbo a sus cien goles aztecas) y Claudio Graf (ha sorprendido con su rendimiento y es el goleador de los Tecos).

La legión extranjera
El país que más futbolistas aporta a México es Argentina, que con 33 embajadores suma el 39% de los extranjeros. Sin embargo, el mayor impacto del último período de transferencias lo causaron los paraguayos, quienes, envalentonados por el buen momento de su selección (cómoda líder en las Eliminatorias Sudamericanas) y el arrastre goleador de Cabañas, ya totalizan 17 futbolistas en tierras mexicanas, de los cuales doce son convocados habitualmente a la albirroja. El último en llegar fue Roberto Ovelar, contratado por el Cruz Azul.
Luego aparecen Uruguay, con 9 representantes, Brasil con 8, Colombia con 7 y Chile con 6. En tanto, Ecuador (3), Perú (2) y Venezuela (1) completan la procedencia de los futbolistas sudamericanos que iniciaron el Clausura.
Pero esta caravana de talentos sureños no es novedosa. Los estadios de México se deleitaron con grandes futbolistas que con su talento ayudaron a elevar el nivel deportivo de los torneos, lo que con los años terminó significando un crecimiento de todo el fútbol nacional: hoy tiene a una selección con un juego que se consolida y presencias en las últimas cuatro Copas del Mundo.
La historia del fútbol mexicano guarda en su memoria el paso de grandes jugadores argentinos como Miguel Marín, Héctor Zelada, Antonio Mohamed, Daniel Brailovsky, Norberto Outes y Rolando Cristante; paraguayos como José Saturnino Cardozo (ver recuadro) y Hugo Enrique Kiesse; o los chilenos Carlos Reynoso y Osvaldo 'Pata Bendita' Castro. También los brasileños Evanivaldo Castro ‘Cabinho' y Antonio Carlos Santos, el ecuatoriano Alex Aguinaga y el uruguayo Sebastián Abreu.
No hay lugar aquí para absurdas barreras migratorias. Los aficionados los aman por igual, sin importar dónde hayan nacido. Son ídolos importados.


Cardozo, un prócer
La marca de 289 goles que estableció el brasileño Evanivaldo Castro, más conocido como 'Cabinho', parece imposible de alcanzar. Pero la historia más reciente tiene al paraguayo José Saturnino Cardozo como símbolo del gol importado. Vistió la casaca de Toluca desde la temporada 1994/95 hasta 2005, ganó cuatro ligas e igual número de títulos de goleo. Anotó 249 tantos con los Diablos Rojos y se convirtió en el máximo goleador en la historia del club.
Tras su retiro se quedó a vivir en Toluca y se recibió de DT. Para él no es casualidad que Cabañas, otro guaraní, siga su rumbo: "Los paraguayos somos demasiado disciplinados y nos adaptamos a cualquier ambiente. Nos gustan los retos, tenemos hambre de triunfo. Estamos viviendo una de las mejores etapas de nuestra historia. El fútbol paraguayo está hoy a la altura del argentino y cualquiera en nuestro país quiere estar en México".

6 comentarios:

NoTe dijo...

Muy meritoria la nota. México es un país muy particular, donde han ido extranjeros de la talla de Leandro Romagnoli, campeón varias veces con San Lorenzo, y en su periplo por Veracruz la pasó muy mal. A su vez, Daniel Ludueña, casi relegado en River, en tierra azteca está consolidado como uno de los mejores baluartes del certamen. En fin, caso raro el de México. Saludos!

Esteban dijo...

pablo, muy cierto eso, pasa que en Mexico, por ej, televisa maneja 3 equipos y el américa es el mas grosso, y es un caso analogo al de rusia, que importan cientos de jugadores que solo pesetean y de fulbo, mejor no hablar ni pedir nada.

saludos

Silvestre dijo...

Y este es uno de los problemas mayores que enfrenta Mexico y su selección, es tan patética la producción de sus futbolistas que en los primeros 7 goleadores del torneo no aparecen por ninguna lado. Salvador Cabañas sin duda es el máximo exponente de una liga plagada de extranjeros naturalizados mexicanos, Buen artículo. Salu2:

Milagro en el Bernabeu, CRONICA

Jose David Lopez dijo...

Gran post. Estoy de acuerdo pero a mí particularmente me gusta más Suazo que Cabañas. También me parece muy bueno Benítez y los chicos jovenes de Chivas.

Un saludo desde ElEnganche

Jorge Morales dijo...

Salu2 mano, gran sitio, hay que voy a agregar tambien al directorio de mi blog guatezona.. ;)

Salu2 y que buen proyecto tenes ;)

Anónimo dijo...

Y no es para sorprenderse. En el mundial de Alemania Mexico hecho en falta a un delantero capaz de meter goles, ni siquiera uno de primer nivel, sino hasta de segunda linea. Personalmente Borgetti siempre me ha parecido un bluff que aprovecho un par de buenas rachas.