jueves, 19 de marzo de 2009

Premier League: una de piratas

Estrellas de altísimo nivel. Estadios lujosos. Televisación impecable. Hooligans extinguidos. Valiosos derechos de imagen. Fútbol dinámico y apasionante. ¿Está todo bien en la Premier League inglesa?

Artículo publicado en El Enganche, en marzo de 2009.
Por PABLO ARO GERALDES


Los cimbronazos de la economía global también golpean a la libra esterlina, pero si se tiene en cuenta que la mitad de los equipos está en manos extranjeras, el abanico de la crisis se abre en diferentes direcciones. Grupos inversores rescatados por los Estados Unidos, millonarios rusos con negocios poco claros, ex gobernantes asiáticos y hasta un país entero ponen dinero (mucho dinero) en esta mesa de ruleta en la que se convirtió el campeonato inglés. Las ganancias pueden superar enormemente a las que se consigan en cualquier bolsa de valores del mundo… y las pérdidas pueden ser catastróficas. ¿Los hinchas? Bien, gracias.
En la temporada 2007/08 la Premier League redondeó números impactantes: los 20 clubes sumaron ingresos por 2.819 millones de dólares. A esta cifra, superior al presupuesto de la mayoría de los países del Tercer Mundo, falta sumarle los derechos de TV hacia el exterior (327 millones), el merchandising y las entradas, que son las más caras del planeta.
Las leyes británicas permiten que las empresas (los clubes lo son) se puedan vender a cualquiera que las pague. Con la plata en la mano, son pocos los que se preguntan por el origen del dinero que reciben. El gobierno le sugirió a la Asociación de Fútbol (FA) que endurezca las regulaciones sobre quién puede comprar un club. Pero el mismo David Triesman, presidente de la FA, tiró la pelota afuera: “No podemos discriminar a los inversores por su nacionalidad. Hay que distinguir entre los que ponen dinero y respetan los valores de un club y aquellos que solamente compran”.
El potencial de los clubes supera largamente a sus ingresos. “Eso es muy peligroso –dijo Arsene Wenger, DT del Arsenal–. Los sueldos subirán y clubes como el nuestro no van a poder pagarlos. Hay que regular esta situación”.
Los precios están inflados y arrastran a todo el fútbol europeo en un espiral de locura. El Manchester City anunció que pagaría 95 millones de dólares a Juventus para sumar a Gianluigi Buffon. Si lo hace, el italiano sería el arquero más caro de la historia. Esta carrera por la victoria a cualquier precio está cambiando al otrora conservador fútbol inglés: ahora se despiden técnicos, los futbolistas tienen varios dueños y se descuidan las divisiones inferiores.
De los clubes históricamente grandes solamente el Arsenal puede jactarse de no tener propietarios o capital extranjero. Mientras, los demás se endeudan vertiginosamente y, despilfarrando fortunas, inflan y desdibujan el mercado de pases. Pero hay un riesgo para los hinchas: si los negocios salen mal y los compromisos se vuelven impagables, estos magnates armarán las valijas y se volverán (si no tienen pedido de captura) a la tierra que los vio crecer. Tras la explosión, el club, fundido, quedará como triste testigo de una aventura económica con raíces que están lejos de ser futbolísticas.

CAPRICHOS DE UN MILLONARIO
El ruso Roman Abramovich tenía 37 años en 2003, cuando compró al Chelsea y canceló las deudas del club. Ya era conocido como uno de los nuevos oligarcas surgidos tras la caída de la Unión Soviética. Construyó su fortuna a comienzos de los 90, beneficiado por la política privatizadora del presidente Boris Yeltsin. Así fundó la compañía petrolera Sibneft.
Además de sacar rédito de la política, participó: en 1999 fue elegido representante en la Duma por la región de Chukotka, en el extremo oriente del país. En 2000 ganó las elecciones a gobernador y en 2005 el presidente Vladimir Putin lo nombró directamente para un nuevo mandato, gracias a un cambio en el sistema electivo.
En 2006 la Revista Forbes lo señaló como el ruso más rico y dueño de la undécima mayor fortuna del planeta. Quiere hacer del Chelsea el mejor equipo del mundo y va camino a eso a fuerza de dinero: por ahora ganó dos Premier League y perdió la final de la última Champions. Pero todas sus compras son a precios superiores a los valores de mercado, aunque no le importa. Pagó 48 millones de dólares por el ghanés Essien y 57 por el ucraniano Shevchenko.
Como si la plata le picase en los bolsillos, gasta, gasta y gasta. Además de los 890 millones de dólares que puso en el Chelsea desde que llegó, su empresa Sibneft es dueña del CSKA Moscú, por lo que la UEFA inició una investigación sobre un posible conflicto de intereses: las entidad prohíbe a un mismo propietario tener dos equipos en una misma competición europea. No le importó demasiado, como tampoco lo inmutaron las investigaciones en Brasil por sus vínculos con el Corinthians de su amigo iraní Kia Joorabchian y un posible lavado de dinero.
Como se ve, el club de Stamford Bridge no es el único casillero donde Abramovich pone sus fichas: su origen judío lo llevó a invertir en empresas en Israel y el año pasado pagó 60 millones de dólares por un castillo en Brasov, Rumania, donde habría vivido Vlad Tepes, más conocido como Drácula. O abonar 122 millones por un cuadro de Francis Bacon. Son sus gustos. Lo que no le debe haber agradado es tener que darle la mitad de su fortuna a su ex esposa Irina, de la que se divorció el año pasado. Pero ya retomó el camino del amor: en julio dejó el cargo de gobernador de Chukotka y tiene más tiempo para su novia Dasha, a la que le regaló 40 hectáreas de la Luna.

EL CLUB DE UN PAÍS
Si para Abramovich el Chelsea es su capricho de millonario, para Abu Dhabi el Manchester City es una inversión estratégica para que el emirato no dependa sólo del petróleo. El club pasó a ser una política de estado y el dinero no es un problema: el patrimonio de la familia real dubaití se calcula en 730 mil millones de dólares.
La Presidencia de los Emiratos Árabes Unidos nombró a un responsable del emirato de Abu Dhabi, Jaldun Bin Mubarak, como nuevo presidente del club celeste. El jeque Mansur destacó que desea que el City se meta entre los cuatro mejores de la Premier League y apunta a las copas europeas.
El consorcio emiratí Abu Dhabi United Group & Investment compró en septiembre al club por 313 millones de dólares y puso como abanderado de la nueva cara futbolística al brasileño Robinho. El dinero sobra y los hinchas parecen felices. Noel Gallagher, guitarrista de Oasis, es un fanático de los ‘Citizens’ y aprovechó para burlarse de sus rivales de toda la vida: “Está bueno tener a un jeque como dueño: de cada libra que un hincha del Manchester United gasta en gasolina, unos peniques son para que nosotros compremos al próximo jugador, je”.
Si detrás del City está el emirato de Abu Dhabi, el dueño anterior no era tan poderoso, pero algunos ahorritos tenía: Thaksin Shinawatra, ex primer ministro de Tailandia, derrocado el 19 de septiembre de 2006. Antes de meterse en política ya se había convertido en el tailandés más rico, aunque antes de ser Primer Ministro transfirió todas sus empresas a su familia. La Shinawatra Computer Company creció rápidamente gracias a contratos firmados con el Gobierno y el monopolio de la telefonía celular, la televisión por cable y hasta satélites de comunicaciones. A diferencia de Abramovich, no es un magnate cool: desprecia al periodismo e insulta a sus opositores. Lo derrocó un golpe de Estado perpetrado por el Ejército Tailandés y se exilió en Londres. Enseguida se aclimató a Inglaterra y siguió haciendo negocios. Hace un año desembolsó 150 millones de dólares para comprarse al Manchester City.
Acostumbrado a la autoridad, no le gusta que lo contradigan. Por eso no le importó qué pensaba el entonces técnico Sven-Goran Eriksson y fichó a tres juveniles tailandeses cuyo nivel sólo él conocía. Sí le hubiera gustado al sueco que cumpliera con su palabra de invertir 265 millones de dólares para esta temporada; hablaba de Messi, Ronaldinho y Kaká, nada menos.
Entre otros juicios, Shinawatra está acusado por conceder un préstamo por 170 millones de dólares a la Junta militar de Myanmar, actuando como primer ministro, para que el país vecino a Tailandia comprara la empresa Shin Satellite… de la familia de Shinawatra. En octubre la Justicia lo condenó a dos años de prisión por corrupción: en 2003 había comprado inmuebles a precios baratos en el centro de Bangkok y los enajenó a su esposa cuando tomó el gobierno. Nada que no se haya visto por estos pagos.

BUSCADOS
El tailandés no es el único prófugo de la Justicia. La otra historia empieza en Tel Aviv, donde reside la familia del empresario ruso Alexander Gaydamak. En una fiesta con 1.500 invitados, este muchacho de 29 años le compró al serbio Milan Mandaric la mitad del Portsmouth por 28 millones de dólares. Terminada la fiesta voló a Inglaterra y puso 15 millones más para comprar al zimbabweño Mwaruwari y al nigeriano-polaco Olisadebe.
El año pasado Gaydamak abonó el otro 50%. ¿Quién es este misterioso ruso, mucho menos conocido que Abramovich? La fortuna la tuvo desde la cuna, hijo del magnate Arkady Gaydamak, quien además tiene ciudadanía angoleña, israelí y francesa. ¿Raro? A sus cuatro pasaportes le suma un pedido de captura internacional ordenado por Francia por contrabando de armas a Angola. Gadymak padre es además un importante comerciante en diamantes y su empresa tiene, justamente, oficinas en el Edificio del Diamante, en Tel Aviv. Para completar su perfil extravagante, la familia tiene inversiones petroleras en Siberia, bodegueras en California y cuenta con varias empresas tecnológicas en Silicon Valley… y ya que no puede salir de Israel se compró al Beitar Jerusalem, el club más popular del campeonato hebreo, para entretenerse con el fútbol.
“Quiero aclarar que mi padre no tiene ningún nexo con mi negocio en el Portsmouth”, anticipó el joven Alexander a los voraces diarios británicos. Su contacto con el fútbol inglés llegó a través de Abramovich, quien le aconsejó invertir en el Portsmouth como agradecimiento a un contacto que los Gaydamak le hicieron con otro empresario en diamantes, quien se prestó a ser testaferro de Abramovich en la compra del 75% del Hapoel Tel Aviv. Las malas lenguas (y también varios fiscales) dicen que estos millonarios rusos invierten en clubes para lavar el dinero cuya ganancia no pueden justificar.

EL SUEÑO AMERICANO
Manchester United y Liverpool, dos de los equipos más tradicionales, están en manos estadounidenses. En Manchester hubo manifestaciones callejeras contra el arribo de Malcolm Glazer (ex dueño del Tampa Bay Buccaneers, del football americano), pero los títulos, entre ellos la última Champions League, aplacaron las protestas.
La camiseta del Manchester lleva la publicidad de AIG. Se trata del American International Group, una de las aseguradoras que estuvo a punto de quebrar por la reciente crisis de las hipotecas. AIG pagó 90 millones de dólares por cuatro años y si no se desmoronó a pedazos fue porque el Gobierno de George W. Bush empujó su nacionalización. Glazer y los seguidores del club respiraron aliviados por la intervención de la Reserva Federal.
Liverpool fue comprado por Tom Hicks y George Gillett, que llegaron con el antecedente de haber comandado a los Montreal Canadians, de la NHL, la liga más importante de hockey sobre hielo. La presencia americana se cierra con Randy Lerner, dueño del Aston Villa.
En West Ham United también apareció un curioso “mesías” al que los hinchas llaman Mr. Egg (señor Huevo). El apodo viene de su nombre: se llama Eggert Magnusson, es islandés y puso 145 millones de dólares para quedarse con el club del suburbio londinense.
Empresario y ex presidente de la Asociación de Fútbol de Islandia (KSI) con peso en el Comité Ejecutivo de la UEFA, Magnusson hizo su fortuna con la fabricación y exportación de panes y galletitas.

EL FARAÓN
Fulham es un club chico que tradicionalmente iba y venía por las divisiones de ascenso. Pero en 1997 el egipcio Mohamed Al-Fayed se hizo cargo y prometió desembolsar allí parte de su fortuna estimada en 830 millones de dólares. “Tenemos un equipo maravilloso a orillas del Támesis y jugamos en la mejor liga del mundo. Atraeremos a los mejores jugadores”, prometió. Y cumplió: el club sigue en la Premier League y recibió él desembolsó unos 380 millones.
Al-Fayed comenzó vendiendo refrescos en las calles de Alejandría, su ciudad natal, fue vendedor de máquinas de coser y hasta maestro. Claro que con estas actividades es difícil hacerse millonario.
Hoy, a los 75 años, es el dueño de las descomunales tiendas Harrods de Londres y el hotel Ritz de París, el summun de la elegancia. Su fortuna lo hizo conocido y frecuentó el Palacio de Buckingham, aunque nunca logró su objetivo: que le concedan la ciudadanía británica.
Desde 1985 está casado con la finlandesa Heini Wathén (miss vikinga 1973), con quien tiene cuatro hijos. Un quinto, de su primer matrimonio, Dodi, murió en un famoso accidente junto a Lady Di, la princesa de Gales. Esa unión anterior no era cualquiera: durante tres años estuvo con Samira, una hermana del traficante de armas saudí Adnan Khashoggi.
Los medios lo investigaron de arriba abajo. The Observer publicó durante meses que Al-Fayed había enmascarado sus orígenes y su riqueza, que operaba para el sultán de Brunei, quien supuestamente avanzaba el dinero de sus operaciones. El pleito determinó que se trataban de difamaciones, pero el Ministerio de Comercio e Industria concluyó que el egipcio había mentido y no era “digno de confianza”.
En silencio planeó su venganza. Volvió a ser tapa de los diarios como el artífice del escándalo de los “diputados alquilados”, a los que había pagado a cambio de que plantearan preguntas favorables a sus intereses en la Cámara de los Comunes. De todo esto había guardado pruebas para exhibirlas cuando hiciera falta. Lo mismo que conservó las facturas de la estancia de un ministro en su Hotel Ritz a cuenta de oscuros socios saudíes vendedores de armas. Aunque no logró derribar al Gobierno de John Major, le propició una bochornosa derrota en las elecciones generales.

ORO NEGRO O WINDOWS
Durante el año pasado la BBC informó que un consorcio nigeriano, cuya identidad no reveló, hizo una interesante oferta para comprar el Newcastle United, que desde hace años sufre una depresión económica. Mike Ashley, dueño del club, es uno de los 50 británicos más ricos gracias a la venta de mercadotecnia deportiva y adquirió la mayoría de las acciones hace dos años a cambio de 216 millones de dólares. De entrada lo puso en venta en unos 670 millones pero tuvo que bajar sus pretensiones a 400 millones. Pero a los nigerianos se les sumó el interés de otro millonario: Bill Gates. El pope mayor de la informática tampoco tiene problemas de efectivo y parece que ahora le gusta el fútbol.

domingo, 15 de marzo de 2009

Once delfines futboleros

Repasando escudos de clubes de todo el mundo encontré innumerables coincidencias. Aquí va una de ellas, estos once (habrá más, seguramente) tienen un extraño factor común: la presencia de delfines. Estos simpáticos cetáceos fueron asociados, por diferentes culturas, al amor, a la inteligencia, la fidelidad, la sabiduría y el carácter pacífico.
Cercanos a las costas de todos los continentes, sus ágiles siluetas fueron retratadas en los escudos de clubes de fútbol. Aquí propongo un nostálgico esquema de 2-3-5 para armar un equipo con delfines de todo el planeta: un arquero americano, dos defensores europeos, tres volantes africanos y cinco delanteros asiáticos:

Delfín SC (Ecuador): lo llaman 'el ídolo del puerto' de la ciudad de Manta y juega en la Segunda Categoría del fútbol de su país, el tercer escalón del fútbol nacional. Aspira a un lugar en la Serie B. Lo apodan también 'Los Cetáceos' y juegan en el estadio Elegolé. Su última participación en la elite fue en 2001.

FC Ashdod (Israel): (en hebreo: מועדון ספורט אשדוד‎) ubicado en la ciudad portuaria de Ashdod, se distingue por no portar un nombre ortodoxo (ni Hapoel, ni Maccabi, ni Beitar etc.). Surgió por la unión de los dos equipos rivales, Hapoel Ashdod y Maccabi Ironi Ashdod. Se presenta en el HaYud-Alef Stadium y participa en la Ligat ha'Al, la máxima categoría.

Pescara Calcio (Italia): fundado en 1936 en la costera ciudad de Pescara, Abruzzo. Jugó cinco temporadas en la Serie A, la última de ellas fue la de 1992/93, y hoy participa en la Lega Pro Prima Divisione, antes conocida como Serie C1. Es local en el Stadio Adriático y por sus filas pasaron históricos futbolistas como los brasileños Junior y Dunga.

AS Vita Club (Rep. Democrática del Congo): juega en el Stade des Martyrs, de Kinshasa, la capital. Tiene 19 títulos de su país (10 ligas y 9 copas) y en 1973 ganó la Copa de Campeones de África.

CA Bizertin (Túnez): en árabe النادي الرياضي البنزرتي‎, suele mencionárselo también por su sigla CAB. Histórico equipo fundado en 1928 en Bizerte, conquistó cuatro ligas tunecinas y a nivel continental su máximo logro fue la Copa de Ganadores de Copa, que alcanzó en 1988.

FC Nouadhibou (Mauritania): Nouadhibou es la segunda ciudad de Mauritania, después de la capital Nouakchott. Combina las arenas del Sahara con las olas del Atlántico y allí se creó el club, en 2000. El éxito no tardó en aparecer: ganó dos veces el Championnat national de 1ère division, en 2001 y 2002.

Ulsan Hyundai Mipo FC (Corea del Sur): su nombre completo es Ulsan Hyundai Mipo Dockyard Dolphin Football Club (울산현대미포조선 en coreano) y milita en la National League, de la que fue campeón en 2007 y 2008. Juega en el Ulsan Complex Stadium de la ciudad de Ulsan.

Esteghlal FC (Irán): fue fundado en 1945 como Taj (تاج, en persa), que significa 'Corona' y rebautizado en 1979 después de la Revolución Islámica. Participa en la IPL y es uno de los grandes del fútbol iraní y también de los clubes más populares de Asia. Juega en el estadio Azadi de Teherán, que con su aforo de 100 mil espectadores es -hoy por hoy- el más grande del mundo. Esteghlal (استقلال) fue dos veces campeón continental y ganó seis títulos nacionales.

Sengkang Punggol FC (Singapur): se creó en 2006 para competir en la S.League in 2006. Fue el resultado de la fusión de dos equipos: Paya Lebar Punggol FC y Sengkang Marine FC y juega en el mismo escenario que sus predecesores, el Hougang Stadium.

Kawasaki Frontale (Japón): los nipones lo pronuncian 'Kawasaki Furontāre' (川崎フロンターレ) y participa en la J. League, la división top del fútbol japonés. El club se encuentra en Kawasaki, al sur de Tokyo. Su casa es el Todoroki Athletics Stadium y entre otros hispanos, vistieron su camiseta el panameño Jorge Dely Valdés y el paraguayo Guido Alvarenga.

Pattaya United (Tailandia): antes llamado Coke-Bangpra Chonburi FC, en este 2009 fue rebautizado como Pattaya United (สโมสรฟุตบอลพัทยา ยูไนเต็ด, en lengua tailandesa) para participar en la Thai Premier League. Recibirá a sus adversarios en el Nongprue Municipality Football Field y tendrá especiales duelos contra Chonburi FC y Sriracha FC, sus rivales más cercanos.

Además, dos federaciones nacionales llevan a delfines en sus logos: Anguilla, en el Caribe, y las islas Niue, en Oceanía. Más curiosidades que hermanan a clubes de diferentes geografías.


jueves, 12 de marzo de 2009

Alberto García Aspe: "El fútbol mexicano necesita ochenta mil cambios"

El ex jugador del Tri es muy crítico de la actual situación del fútbol mexicano. La desorganización, los extranjeros y el América son algunos de los temas que conversó con la Revista Fox Sports.

Entrevista publicada en Fox Sports, en febrero de 2009.
Por PABLO ARO GERALDES


Alberto García Aspe jugó tres Mundiales con la Selección Mexicana (1994, 1998 y 2002) y fue su capitán. Jugó 104 partidos con la playera del Tri y, aunque era mediocampista, anotó 20 goles. Hoy se desempeña como comentarista de una cadena mexicana y es una de las voces más autorizadas para opinar sobre el presente del fútbol azteca.
–¿Hay entrenadores extranjeros que subestiman al medio mexicano?
–Creo que sí, hay muchos que piensan que es fácil llegar a México y cuando lo hacen se dan cuenta que es totalmente diferente, no es tan fácil como creían, que es un fútbol muy competitivo, que tienen equipos complicados para los que hace falta capacidad si se quiere ser el conductor. Si son capaces les va bien…
–¿Cree que el mensaje de Ramón Díaz, si es que lo tenía, no llegó al jugador del América?
–No, lo de Ramón Díaz hay que decirlo tajantemente: fue un fracaso total. Venía precedido de sus logros con River Plate, principalmente, pero en México fracasó desde que su llegada, en muchos aspectos. En el primer torneo llega tarde y se maneja que se fue de cacería antes de preocuparse por ir al draft donde se hacen las contrataciones. No apareció hasta después del draft, pensando que no iba a haber ningún problema. Allí arrancó mal su ciclo con el América. Además, estuvo siempre poniendo excusas, nunca puso la cara de frente para decir "el responsable fui yo", algo que molestó mucho en México. Siempre le echó la culpa a los arbitrajes, a los jugadores, algo que la directiva no soportó, porque los futbolistas estaban muy descontentos. América hizo una inversión que yo nunca había visto desde que estoy en el fútbol, así que el de Ramón Díaz fue un fracaso total.
–¿El ambiente del fútbol sabe distinguir este fracaso de Ramón Díaz de su nacionalidad o ponen a todos los argentinos en la misma bolsa?
–No, Argentina aportó muy buenos entrenadores… Tuve por muchos años a Roberto Saporiti y nos di muchas cosas. También estuvo aquí el Zurdo López y fue campeón con América, vino Gallego y fue campeón con Toluca, vino Pekerman y dejó cosas interesantes; no creo que la nacionalidad tenga que ver, sino la capacidad. En el caso de Ramón Díaz, yo lo tuve cuando jugué en River en los '90 y pensé que los títulos que consiguió lo habían hecho cambiar en el trato con el jugador, pero evidentemente sigue siendo el mismo.
–¿Qué diferencia ve entre los proyectos de Pachuca y América, por ejemplo?
–Son totalmente diferentes. Lo de Pachuca es un ejemplo de lo que deberían hacer todos los clubes. Con su universidad del fútbol, trabaja con los jóvenes, los estudios, que son vitales… También Toluca está trabajando bien, las Chivas… Pero América se está quedando. En América las instalaciones siguen siendo las mismas del '86. Se invirtió en muchas cosas pero se están dejando de lado otras importantísimas. Estuve muchos años allí y se han dejado de lado aspectos importantes: siendo el equipo más importante de México, pero si sigue con este paso el año próximo estará peleando el descenso.
–¿Los dirigentes tienen culpas cuando ponen tanto dinero en un entrenador y en pocos meses lo despiden? ¿Fracasaron ellos también?
–En un equipo de fútbol todos tienen responsabilidad: la directiva, el cuerpo técnico y los jugadores. Aquí lo criticamos mucho: es increíble, América contrató primero al entrenador y después al director deportivo, es algo de locos. La función del director deportivo es indicar a quién contratar como técnico y aquí se dio al revés.
–¿La urgencia de resultados le nubló la vista a los directivos?
–Creo que sí, además son directivos nuevos, entraron con mucha ilusión pero de inicio se equivocaron. Se casaron con Ramón Díaz; se les metió en la cabeza que él era la salvación y lo apoyaron en todo, pero tienen que conocer el perfil de quien van a traer y ellos nunca las vieron.
–¿Propondría cambios en el fútbol azteca?
–Uhhh, propondría ochenta mil cambios… Por empezar hay que bajar la situación de los extranjeros: cada año se habla de reducir el número y al final se incrementa. Ya pueden estar cinco en la cancha, ya pueden jugar los naturalizados aparte de ese cupo… al rato va a haber un equipo con once jugadores nacidos fuera de México. Y después nos quejamos en la Selección que ya no tenemos delanteros. Cambiamos de torneos largos a torneos cortos porque México no tenía competencia internacional, pero hoy los clubes juegan la Champions League de la Concacaf, la Libertadores, la Sudamericana, la Selección entra en la Copa América, y los jugadores se saturan, con viajes larguísimos. El torneo azteca tiene liguillas, que también desgastan mucho a los jugadores, pero los directivos no lo ven: Se ha caído en que todo es negocio, todo es dinero.

lunes, 9 de marzo de 2009

Vergüenza ajena

Volvió a pasar y si las autoridades no actúan con dureza va a seguir sucediendo: en el entretiempo del clásico que este domingo disputaron Independiente y Boca Juniors, la hinchada roja comenzó a flamear una gran cantidad de banderas de Bolivia y Paraguay con la inscripción "12" en el centro, en clara referencia a la parcialidad boquense llamada "La 12".
Es histórico el uso de los gentilicios "boliviano" y "paraguayo" como un intento de menospreciar a los hinchas de Boca Juniors, equipo que por décadas representó a las clases trabajadoras y más humildes de la Argentina, entre las que hay cientos de miles de inmigrantes de estos dos países.
Los mismos imbéciles que desplegaron esta actitud xenófoba retrucan que no es discriminatorio usar las banderas de las naciones hermanas y que quienes discriminan son los que ven un insulto en las palabras "boliviano" y "paraguayo". Pero el hecho repudiable es el uso que ellos hicieron, enarbolando las insignias de los países con la intención clara de que representen un símbolo de rechazo hacia el adversario. De hecho, acompañaron la exhibición de estos símbolos con un canto de carácter inconfundiblemente xenófobo: "Hay que saltar / hay que saltar / el que no salta es de Bolivia y Paraguay", al que remataron con "¡Argentina / Argentina!".
Tampoco es correcto encasillar el hecho con la etiqueta de "folklore futbolero". Las cosas por su nombre: todos los actos de xenofobia deben recibir el rechazo inmediato de todos los protagonistas del fútbol.
Pero el insulto que un grupo de hinchas de Independiente pretendió lanzar se le volvió en contra. Porque al utilizar la bandera paraguaya como señal de desprecio, mancharon parte de su propia historia, la que tiene al paraguayo Arsenio Erico y a sus 293 tantos como el máximo goleador de la historia del fútbol argentino.
El Instituto Nacional contra la Discriminación (INaDi) intervendrá por estos actos de xenofobia, a la vez que advertirá al elenco arbitral por omitir el hecho. María José Lubertino, titular del organismo manifestó: "Voy a pedir personalmente al Observatorio que intervenga ya y que pida a la Asociación del Fútbol Argentino las explicaciones sobre el tema. Estamos luchando contra estas cosas y si hubo una gran cantidad de banderas el árbitro o alguno de sus colaboradores los tendrían que haber visto. Pediremos que Sergio Pezzotta pida disculpas a las comunidades de Bolivia y Paraguay por haber omitido esta falta grave".
En 2001 el árbitro Ricardo Sugliani, que dirigía un partido entre Talleres de Remedios de Escalada y Atlanta (Primera B), suspendió en encuentro cuando los hinchas del primer equipo entonaron cantos antisemistas hacia Atlanta, club identificado con la comunidad judía de Buenos Aires.
En el caso de Independiente, la funcionaria Lubertino sentenció: "Queremos que se aplique el Reglamento (Artículo 88°) sancionando al club por estos hechos y advirtiendo al árbitro por la inacción que ha cometido. Nosotros vamos a enviar una nota al árbitro pidiendo a la AFA que le haga un llamado de atención".
Tristísimo espectáculo el de la hinchada de Independiente. Que una veintena de imbéciles agravie a millones de hermanos de los dos países merece una sanción que ponga fin a estas aberrantes demostraciones de desprecio.
Si Independiente no es un club xenófobo (estoy seguro que no lo es), Julio Comparada, su presidente, debería viajar personalmente a La Paz y a Asunción para pedir disculpas en nombre de la camiseta roja y de su rica historia en el fútbol sudamericano.

sábado, 7 de marzo de 2009

Hispanos en el fútbol israelí

Artículo publicado en Fox Sports, en febrero de 2009.
Por PABLO ARO GERALDES


Quince latinos cambiaron sus costumbres y aportan su fútbol a once de los doce equipos de la Ligat HaAl, la máxima división del fútbol de Israel.
La historia del fútbol israelí es errante: la Israel Football Association (בישראל‎ ההתאחדות לכדורגל, ‎HaHit'ahdut leKaduregel beIsrael, en hebreo) fue fundada en 1928, cuando la zona se encontraba bajo mandato británico, con el nombre de The Eretz Israel/Palestine Football Association y al año siguiente fue aceptada por la FIFA. Armó una selección con la que participó en la Eliminatoria para los mundiales Italia 1934 y Francia 1938. Constituido el Estado de Israel en 1948, el equipo nacional deambuló por distintas confederaciones: Asia, Oceanía y desde 1994 participa en la UEFA junto a los países europeos, lo que representó un crecimiento para su fútbol.
Después de salir segundo en 1956 y en 1960, en 1964 se coronó campeón de Asia. En 1970 jugó su único Mundial, el de México 1970, del que se despidió sin victorias. Israel es el único país del mundo que se rige por el calendario hebreo, y el día de descanso es el sábado (shabat), así que el fútbol debe adaptarse. Algunas de las fiestas más importantes que condicionan la competición son Pésaj, Rosh Hashaná, Yom Kipur, Sucot y Jánuca.
Tierra Santa para tres religiones, Israel es un país que a fuerza de brazos laboriosos de judíos de todo el mundo fue convirtiendo un desierto en una nación próspera… Y que vibra con el deporte rey. Estos son los 15 embajadores del fútbol latino:

COSTA RICA
Luis Marín (מכבי נתניה / Maccabi Netanya):
este ex capitán de la selección 'Tica' inició su carrera en 1992 con la playera de Carmelita. En 1993 pasó a Alajuelense, donde ganó seis títulos de campeón nacional hasta 2006. En el medio tuvo breves pasajes por Universidad San Carlos, de Guatemala (1998/99) y River Plate, de Montevideo (1999). Ganó tres copas interclubes de la Unión Centroamericana de Fútbol (UNCAF): 1996, 2002 y 2005. Su máximo trofeo fue la Copa de Campeones de la Concacaf, que levantó en 2004. Además, con 126 partidos ostenta el record de presencias con la Selección Costarricense, donde se destacan sus participaciones en los Mundiales 2002 y 2006. Desde 2006 es titular del Maccabi Netanya, donde lo eligieron "Mejor extranjero del año" en la temporada 2006/07. Tiene 34 años.

CHILE
Cristian Álvarez (בית"ר ירושלים / Beitar Jerusalem):
este oriundo de Curicó debutó en la Universidad Católica en 1997, cuando tenía 17 años, pero recién jugó su primer partido oficial dos años más tarde. Se destacó pronto como lateral derecho y lo convocaron a la Selección Chilena que conquistó la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos Sydney 2000. En 2002 fue campeón con la UC y se recuerda especialmente el partido ante la Universidad de Chile, cuando él tuvo que atajar por expulsión del arquero y le detuvo un penal a Pedro González. En 2005 pasó a River Plate de Argentina, donde no tuvo muchas oportunidades. En 2007 el 'Huaso' volvió a Santiago para vestir otra vez la camiseta 'Cruzada' y ese mismo año se marchó a la capital israelí para jugar en Beitar, el club más popular del país, identificado con organizaciones de derecha como el Likud.

ARGENTINA
Pedro Galván (בני יהודה תל אביב / Bnei Yehuda): su debut en el fútbol argentino fue con la camiseta de Gimnasia y Esgrima La Plata, en 2003. Como volante ofensivo se desempeño en ‘El Lobo' hasta su paso a San Martín de San Juan, en 2006. Al año siguiente fue traspasado al Olmedo, de Ecuador, donde obtuvo la titularidad y marcó 14 goles. En 2008 regresó a la ciudad de San Juan y tras el descenso de San Martín armó sus valijas y voló a Israel, donde es parte del once titular del Bnei Yehuda.

Pablo Bastianini (מכבי פתח תקווה‎ / Maccabi Petah Tikva): 'La Bestia', como lo apodan por su 1,89m de estatura, hizo inferiores en Argentinos Juniors e Independiente. En 2002 debutó como delantero de Defensores de Belgrano y un año más tarde pasó a Quilmes, en la Primera División argentina. En 2005 pasó a Inglaterra, al Yeovil Town de la Football League One y tras una temporada se marchó al Ionikos, de la Super Liga griega. La temporada 2007/08 lo encontró con la camiseta del Caracas FC de Venezuela y desde el segundo semestre de 2008 es delantero del Maccabi Petah Tikva israelí.

Darío Fernández (בית"ר ירושלים / Beitar Jerusalem): nacido hace 30 años en Punta Alta, su carrera como centrocampista es poco conocida. Se inició en el Sporting de su ciudad natal, en el sur de la Provincia de Buenos Aires y jugó después en Independiente Rivadavia, de Mendoza (2000/01), Olimpo, de Bahía Blanca (2001/02) y Quilmes (200/03). En 2004 pasó al fútbol chileno con la camiseta naranja de Cobreloa, pero tras unos meses volvió a la Argentina para jugar en Godoy Cruz Antonio Tomba. En 2005 formó parte del plantel de Chacarita Juniors y enseguida se marchó al Panionios griego, donde se afirmó como titular. Desde 2008 es jugador del Beitar Jerusalem.

Guillermo Israilevich (אביב
מכבי תל / Maccabi Tel Aviv):
santafesino de nacimiento, apareció en la Primera de Unión en 1999 y siguió en el club 'Tatengue' hasta 2002, cuando se marchó definitivamente a Israel. 'El Corto', como lo apodaron por su 1,60m de estatura, se integró al plantel del Maccabi Haifa, donde jugó un año antes de pasar a préstamo al Hapoel Nazarreth Illit (2003/06) y luego al Hapoel Kfar Saba (2006/08), un año a préstamo y otro ya como jugador del club. En octubre de 2006 fue convocado a la Selección Israelí en virtud de su doble nacionalidad, pero no pudo jugar ese partido ante Rusia porque la FIFA le advirtió a la Israel Football Association que Israilevich había jugado para la Selección Argentina en un torneo juvenil oficial. Desde mediados de 2008 se luce con la camiseta auriazul del Maccabi Tel Aviv, el club con más títulos en el fútbol israelí.


URUGUAY
Cristian González (מ.ס. אשדוד / FC Ashdod):
nacido en Atlántida, inició su carrera de defensor en Liverpool, de Montevideo, donde jugó entre 1998 y 1999. En 2000 pasó a Defensor Sporting, donde jugó casi un centenar de encuentros hasta 2004. Durante su contrato con los violetas había estado a préstamo en Deportivo Maldonado (jugó un solo partido) y Las Palmas, de España. En 2004 se incorporó al popular Peñarol a la par que redondeaba una decena de partidos con la Selección Uruguaya. En 2005 se marchó a Israel para jugar en Maccabi Tel Aviv y en 2006 ficho para el FC Ashdod, donde hoy juega tras un breve regreso (2007) a Defensor Sporting.

PANAMÁ
Alberto Blanco (מכבי נתניה / Maccabi Netanya): la trayectoria de este volante está ligada a los viajes. En 1998 debutó en San Francisco y dos años más tarde fue convocado a la Selección Panameña. En 2001 se marchó al Sheriff Tiraspol, de Moldavia, con el que ganó cuatro ligas consecutivas (2002, 2003, 2004 y 2005) además de la Copa Moldava en 2002. Su carrera siguió con un brevísimo paso por el Alania Vladikavkaz ruso y a mitad de 2005 pasó al Al Ain de los Emiratos Árabes Unidos. Tras una temporada se mudó a la vecina Arabia Saudita, donde defendió la divisa del Al Nasr de Ryhad. En 2007 regresó a su patria para jugar en Plaza Amador y luego de nuevo en San Francisco, al que regresó otra vez tras una corta experiencia en el Junior de Barranquilla, Colombia. A principios de este año es parte del Maccabi Netanya israelí, equipo dirigido por el alemán Lothar Matthäus, campeón mundial en 1990 como capitán de su selección.

Alberto Zapata (מכבי נתניה / Maccabi Netanya): con 30 años, este delantero tiene un largo recorrido en el fútbol de su país. Comenzó en 1999 en Real España y luego pasó por Tauro (2000/02), Alianza (2003), Chorrillo (2004), Olimpia de Paraguay (también en 2004), San Francisco (2005/06), Puerto Rico Islanders (2007) y de nuevo a San Francisco (2008). Pero aunque ya tenía experiencia en la Selección 'Canalera', este 2009 es el gran año de su carrera: participó del equipo nacional ganó la Copa UNCAF, el primer título del fútbol panameño, pero no llegó hasta el final del torneo porque se tuvo que incorporar al Maccabi Netanya, en su primera experiencia "europea".

PERÚ
Jair Céspedes (הפועל עירוני קרית שמונה‎ / Hapoel Ironi Kiryat Shmona):
surgido de Alianza Lima, debutó en 2003 y ese mismo año ganó el Campeonato Nacional. Siempre como defensor o volante por la izquierda, en 2004 pasó a Deportivo Municipal, en 2005 a Deportivo Aviación, en 2006 a Sport Boys y en 2008 a Universidad San Martín de Porres, con el que jugó la Copa Libertadores. En 2007 formó parte de las Selección Peruana en la Copa América disputada en Venezuela. Desde 2008 es jugador del Hapoel de la pequeña ciudad de Kiryat Simona.

Junior Viza (הפועל פתח תקווה / Hapoel Petah Tikva): apareció en Alianza Lima en 2003 y pronto mostró ser un volante con buen manejo y llegada al gol. Con el equipo ‘Grone' ganó tres campeonatos nacionales: 2003, 2004 y 2006. ‘Cucahara', como lo llaman tuvo un paso por la selección juvenil y en 2007 partió a Israel para sumarse al Hapoel Petah Tikva, con el que se coronó campeón de la Ligat ha'Al 2007/08.

Miguel Ángel Cevasco (הפועל עירוני קרית שמונה‎ / Hapoel Ironi Kiryat Shmona): mediocampista de 22 años que debutó en Universitario de Lima en 2004 luego de superar problemas de crecimiento (hoy mide 1,80m). Con el equipo Crema fue campeón del Torneo Apertura 2008 y acumula 8 partidos con la Selección Peruana. Desde este año vive su primera experiencia fuera de su país, con la casaca amarilla del Hapoel Ironi Kiryat Shmona.

COLOMBIA
John Culma (מכבי חיפה‎ / Maccabi Haifa):
la trayectoria de este caleño es extraña: a los 16 años formaba parte de las divisiones juveniles del Montpellier francés, a los 18 tuvo un escueto paso por Independiente de Argentina (1999/2000), sumó una veintena de presencias en selecciones juveniles y luego emprendió la ruta mexicana. Jugó en Cruz Azul (2001/03), en Cruz Azul Hidalgo (2004/06) antes de ir al Bnei Sakhnin de Israel (2006/08). Desde 2008 este volante defensivo juega en el Maccabi Haifa, los ‘Verdes del Carmel'.

Iván Garrido (בני יהודה תל אביב / Bnei Yehuda): defensor central santanderano que debutó en Atlético Bucaramanga y en 2006 pasó a Independiente Santa Fe, como uno de los refuerzos para la Copa Libertadores, y tras una temporada volvió a Bucaramanga en 2007. Este zurdo defensor llegó al fútbol israelí en 2009 para desempeñarse en Bnei Yehuda.

Sergio Novoa (איחוד בני סכנין / اتحاد أبناء سخنين‎ / Bnei Sakhnin): este talentoso volante zurdo nacido en Bucaramanga comenzó en la B con el Valledupar, pasó por Pasto (2005), Huila (2006), Real Cartagena (2007), y Alianza Petrolera de Barrancabemeja (2008). A mediados de 2008 estuvo a prueba en Chacarita Juniors (Argentina) y también registra pasos por Jaguares de Chiapas (México) y San José de Oruro (Bolivia). Desde este año es jugador del Beni Shaknin, el equipo árabe de Israel. Tiene 27 años.

martes, 3 de marzo de 2009

Nuestra Champions League

A imagen del máximo torneo europeo, la región de la Concacaf vibra con su propia Liga de Campeones. Una copa que promete elevar el nivel del fútbol de la zona.

Por PABLO ARO GERALDES
Artículo publicado en la edición Caribe de la revista Fox Sports, en marzo de 2009.

A comienzos de los ‘60, la Concacaf se decidió a imitar el éxito creciente que en Sudamérica estaba teniendo la Copa Libertadores y organizó un torneo para clubes de la región. Fue un tibio comienzo con ocho equipos, que al cabo de 14 partidos consagró a las Chivas de Guadalajara como ganador de la Copa de Campeones 1962.
Pero para llegar a esta fuerte Concacaf Champions League que disputa Puerto Rico Islanders pasaron años de incertidumbre, torneos interrumpidos, inconvenientes propios del amateurismo y desorganizaciones varias. Es un fuerte contraste con este nuevo formato que imita a la exitosa Champions League europea y entusiasma a toda la región.
Están por un lado los gigantes clubes mexicanos, históricos dominadores de esta competición, que ganaron 23 de las 44 ediciones. Los costarricenses, que este año se quedaron sin representantes, también son de peso en la zona y tienen en su palmarés 6 victorias. Y están las franquicias estadounidenses, que luego de consolidar la MLS, empezaron a demostrar su potencial en la región: DC United (1998) y Los Angeles Galaxy (2000) ya acariciaron el trofeo.
El futuro dibuja nuevos nombres, con Trinidad y Tobago creciendo a partir de su experiencia mundialista; con clubes de Honduras y Canadá que siempre dan pelea; con la sorprendente Panamá y su nuevo título de campeón centroamericano; con Nicaragua y su primera e histórica clasificación a la Gold Cup; con Jamaica, Grenada, Guadalupe y Cuba encabezando el pelotón caribeño… Y más. Sí, porque este 2009 retoma la acción con los cuartos de final y entre ellos está el nombre de los Islanders, toda una sorpresa si se repasa el historial que refleja una nula presencia puertorriqueña.
Pero que en su primera participación la Tropa Naranja esté metida entre los ocho mejores de la Concacaf no es sorpresa si se tiene en cuenta la seriedad del proyecto que los impulsa. El trabajo dirigencial es un ejemplo para las instituciones de todo el Caribe, y el equipo demuestra que la suma de garra y talento es un camino que tarde o temprano conduce a las metas deseadas. Los Islanders marcaron terreno desde el debut, cuando eliminaron al Alajuelense de Costa Rica (dos veces campeón de la Concacaf y que con 15 participaciones tiene el record de presencias en este torneo), un éxito histórico que le significó el boleto a la fase de grupos. Allí comenzaron venciendo 2-1 a Tauro, de Panamá, y redoblaron el entusiasmo de la fanaticada naranja cuando recibieron en el Estadio Juan Ramón Loubriel a Santos Laguna, que era el campeón mexicano, y le propinaron un inolvidable 3-1. La participación en el Grupo D se cerró con un empate 2-2 en Panamá.
Jorge Pierluisi, vicepresidente de los Islanders, brindó una de las claves del crecimiento futbolístico del equipo: “Respetamos la calidad del fútbol de los países que estamos enfrentando, particularmente México. Pero debemos tener presente que ésta es una competencia de clubes, no de selecciones nacionales, y nuestra plantilla tiene experiencia internacional y muchos deseos de mostrar al mundo nuestro potencial”.
Más allá del destino que deparen los cuartos de final frente a los hondureños de Marathon, la participación naranja en su primer torneo internacional de la Concacaf es un éxito; el comienzo de un camino que promete más alegrías. “No hay forma de medir el crecimiento que tuvimos, pero queremos que Puerto Rico llegue a ser una potencia en el fútbol. Hace cinco años nos decían que estábamos locos, pero probamos que podemos ser exitosos y queremos mejorar mucho más, lograr el mismo éxito que la isla tiene en el béisbol, el baloncesto, el voleibol y el boxeo”, expresó Andrés Guillemard, presidente de la institución.
Claro que más allá del gran presente de la Tropa Naranja hay clubes con peso e historia que siguen en carrera, entre ellos cuatro mexicanos: Atlante, Santos Laguna, UNAM y Cruz Azul. La lista se completa con Houston Dynamo, Impact de Montreal y Marathon, el escollo de los Islanders. Lo que seguirá es un enigma. La ilusión es grande, el premio también: quien levante la copa ganará también un lugar en el Mundial de Clubes de la FIFA, que se disputará en diciembre en Dubai. La Liga de Campeones de la Concacaf es nueva a los oídos boricuas, pero habrá que acostumbrarse a ella. Es nuestra Champions League.


Entre la UNAM y Cruz Azul ganaron 8 Copas de Campeones. De ellos saldrá el rival del ganador entre Islanders y Marathon.

TODOS LOS CAMPEONES
Éste es el historial completo de ganadores de la Copa de Campeones de la Concacaf.

1962 Guadalajara (México)
1963 Racing Club (Haití)
1964
– torneo abandonado –
1965
– torneo abandonado –
1966
– no se disputó –
1967 Alianza (El Salvador)
1968 Toluca (México)
1969 Cruz Azul (México)
1970 Cruz Azul (México)
1971 Cruz Azul (México)
1972 Olimpia (Honduras)
1973 Transvaal (Surinam)
1974 Municipal (Guatemala)
1975 Atlético Español (México)
1976 Águila (El Salvador)
1977 América (México)
1978* Univ. de Guadalajara (México), Comunicaciones (Guatemala) y Defence Force (Trinidad y Tobago)
1979 Deportivo F.A.S. (El Salvador)
1980 UNAM (México)
1981 Transvaal (Surinam)
1982 UNAM (México)
1983 Atlante (México)
1984 Violette (Haití)
1985 Defence Force (Trinidad y Tobago)
1986 Alajuelense (Costa Rica)
1987 América (México)
1988 Olimpia (Honduras)
1989 UNAM (México)
1990 América (México)
1991 Puebla (México)
1992 América (México)
1993 Saprissa (Costa Rica)
1994 Cartaginés (Costa Rica)
1995 Saprissa (Costa Rica)
1996 Cruz Azul (México)
1997 Cruz Azul (México)
1998 D.C. United (EE.UU.)
1999 Necaxa (México)
2000 Los Angeles Galaxy (EE.UU.)
2001
– torneo abandonado –
2002 Pachuca (México)
2002/03 Toluca (México)
2003/04 Alajuelense (Costa Rica)
2004/05 Saprissa (Costa Rica)
2005/06 América (México)
2006/07 Pachuca (México)
2007/08 Pachuca (México)


* La ronda final se suspendió por problemas administrativos y los tres ganadores regionales fueron declarados campeones.