lunes, 20 de diciembre de 2010

La pelota más antigua del mundo

Por PABLO ARO GERALDES

La pelota de fútbol más antigua que se conserva en el mundo está en Montevideo, Uruguay, propiedad del coleccionista ecuatoriano Rony Almeida, quien la exhibió con orgullo, especialmente para esta nota (también publicada en El Gráfico) ya que no está expuesta públicamente, pese a las innumerables propuestas de muestras y museos.

Su datación comprobada científicamente es aproximadamente de 1880 y aunque hay en diferentes países otros balones más viejos, ninguno de ellos fue fabricado especialmente para la práctica del fútbol, como éste.

Lo consiguió en 1978: "Compré a la morocha (así le llama a su reliquia) en una casa de Carrasco, a unos ingleses cuyo abuelo había sido del British High School", relata Almeida. Ese histórico colegio inglés fue el que asentó el fútbol en el Río de la Plata y trajo a estas tierras las primeras pelotas desde las islas británicas.

En la ardua pesquisa para determinar su origen intervinieron desde periodistas, coleccionistas, el Centro de Investigación de la Historia del Fútbol (CIHF), el Museo Nacional de Historia Natural y Antropología (Uruguay), hasta especialistas en radioquímica en el laboratorio de Datación Carbono 14 de la Universidad de la República.

1 comentario:

CALIGULA dijo...

Enorme Pablo!!!